/ lunes 11 de octubre de 2021

Alerta por amenaza de seguridad en hoteles de Kabul

Un día después del primer encuentro entre representantes estadounidenses y talibanes

El fantasma de los atentados recobró fuerza este lunes con una alerta para los hoteles de Kabul, un día después del primer encuentro entre representantes estadounidenses y talibanes desde mediados de agosto, en el que se trataron temas de seguridad.

Estadounidenses y británicos advirtieron el lunes a sus ciudadanos del riesgo de atentados en los grandes hoteles de Kabul, como el Serena, un establecimiento de lujo situado en pleno centro de la capital.

"A causa de la amenaza a la seguridad, recomendamos a los ciudadanos estadounidenses que eviten alojarse [allí] y eviten la zona", indicó en su página web el Departamento de Estado, aludiendo a ese hotel, que fue atacado varias veces en los últimos años.

El 20 de marzo de 2014, un comando armado talibán asaltó ese hotel y mató a nueve personas, incluyendo un periodista de la AFP y su familia.

También fue atacado en enero de 2008 por un kamikaze cuando el ministro noruego de Relaciones Exteriores se encontraba allí. Seis personas murieron en el ataque, entre ellas un estadounidense y un periodista noruego.

En los hoteles de alta gama de Kabul suelen alojarse tanto extranjeros que están de paso por la ciudad, como periodistas, trabajadores humanitarios y talibanes con puestos de responsabilidad, que organizan allí reuniones de trabajo.

Los talibanes regresaron al poder el 15 de agosto y, desde entonces, han hecho de la seguridad su prioridad, después de veinte años de guerra. Sin embargo, se están viendo confrontados a una ola de sangrientos atentados, reivindicados por la rama local de la organización Estado Islámico (EI), el grupo Estado Islámico del Khorasan (EI-K).

El viernes, el EI-K reivindicó un atentado contra una mezquita chiita de Kunduz, en el noreste del país, que dejó al menos 60 muertos. Se trata del ataque más mortífero perpetrado desde que las tropas estadounidenses abandonaran el país, el 30 de agosto.

"Juzgados por sus acciones"

La advertencia sobre los hoteles de la capital llegó horas después del primer encuentro oficial, en Catar, entre altos cargos estadounidenses y talibanes desde que los norteamericanos salieran del país.

Según el Departamento de Estado, las conversaciones fueron "francas y profesionales" y los estadounidenses reiteraron que juzgarían a los talibanes "por sus acciones, no solo por sus palabras".

El debate se centró en "las preocupaciones sobre seguridad y terrorismo, el tránsito seguro de estadounidenses, de otros extranjeros y nuestros socios afganos", precisó Ned Price, portavoz de la diplomacia estadounidense.

Otros temas de interés fueron "los derechos humanos, incluyendo la participación significativa de mujeres y niñas en todos los aspectos de la sociedad afgana", dijo Price.

De momento, ningún país ha reconocido el nuevo régimen talibán. Pero Pakistán, China o Catar, por ejemplo, dieron señales de apertura.

Por su parte los talibanes afirmaron en un comunicado que Estados Unidos aceptó enviar ayuda a Afganistán.

En cambio Washington indicó que ese tema no se trató y repitió que cualquier ayuda iría destinada al pueblo afgano y no al gobierno talibán.

El fantasma de los atentados recobró fuerza este lunes con una alerta para los hoteles de Kabul, un día después del primer encuentro entre representantes estadounidenses y talibanes desde mediados de agosto, en el que se trataron temas de seguridad.

Estadounidenses y británicos advirtieron el lunes a sus ciudadanos del riesgo de atentados en los grandes hoteles de Kabul, como el Serena, un establecimiento de lujo situado en pleno centro de la capital.

"A causa de la amenaza a la seguridad, recomendamos a los ciudadanos estadounidenses que eviten alojarse [allí] y eviten la zona", indicó en su página web el Departamento de Estado, aludiendo a ese hotel, que fue atacado varias veces en los últimos años.

El 20 de marzo de 2014, un comando armado talibán asaltó ese hotel y mató a nueve personas, incluyendo un periodista de la AFP y su familia.

También fue atacado en enero de 2008 por un kamikaze cuando el ministro noruego de Relaciones Exteriores se encontraba allí. Seis personas murieron en el ataque, entre ellas un estadounidense y un periodista noruego.

En los hoteles de alta gama de Kabul suelen alojarse tanto extranjeros que están de paso por la ciudad, como periodistas, trabajadores humanitarios y talibanes con puestos de responsabilidad, que organizan allí reuniones de trabajo.

Los talibanes regresaron al poder el 15 de agosto y, desde entonces, han hecho de la seguridad su prioridad, después de veinte años de guerra. Sin embargo, se están viendo confrontados a una ola de sangrientos atentados, reivindicados por la rama local de la organización Estado Islámico (EI), el grupo Estado Islámico del Khorasan (EI-K).

El viernes, el EI-K reivindicó un atentado contra una mezquita chiita de Kunduz, en el noreste del país, que dejó al menos 60 muertos. Se trata del ataque más mortífero perpetrado desde que las tropas estadounidenses abandonaran el país, el 30 de agosto.

"Juzgados por sus acciones"

La advertencia sobre los hoteles de la capital llegó horas después del primer encuentro oficial, en Catar, entre altos cargos estadounidenses y talibanes desde que los norteamericanos salieran del país.

Según el Departamento de Estado, las conversaciones fueron "francas y profesionales" y los estadounidenses reiteraron que juzgarían a los talibanes "por sus acciones, no solo por sus palabras".

El debate se centró en "las preocupaciones sobre seguridad y terrorismo, el tránsito seguro de estadounidenses, de otros extranjeros y nuestros socios afganos", precisó Ned Price, portavoz de la diplomacia estadounidense.

Otros temas de interés fueron "los derechos humanos, incluyendo la participación significativa de mujeres y niñas en todos los aspectos de la sociedad afgana", dijo Price.

De momento, ningún país ha reconocido el nuevo régimen talibán. Pero Pakistán, China o Catar, por ejemplo, dieron señales de apertura.

Por su parte los talibanes afirmaron en un comunicado que Estados Unidos aceptó enviar ayuda a Afganistán.

En cambio Washington indicó que ese tema no se trató y repitió que cualquier ayuda iría destinada al pueblo afgano y no al gobierno talibán.

Local

Querétaro registra 449.96 hectáreas dañadas por incendios forestales

Desde el primero de enero hasta el 4 de agosto del presente año, se han generado 26 incendios en territorio queretano

Local

Contigo Prevenimos mejorará el tejido social: Bouchot Beltrán

Atenderá las conductas y situaciones que la pandemia aumento el estado crítico de las mismas

Local

Recibe Querétaro calificación AAA

Consideran que la entidad mantendrá métricas sólidas de deuda gracias a la posición de liquidez robusta y su desempeño del ingreso

Moda

Moda sustentable: ¿qué es un armario cápsula y cómo crearlo?

Hoy en día son cada vez más las personas que buscan tener un clóset sostenible y práctico

Mundo

Ucrania y Rusia se acusan mutuamente de nuevos ataques

Se acusan de haber atacado la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, ocupada por tropas de Moscú

Cine

Película brasileña "Regra 34" gana el Leopardo de Oro en Locarno

La protagonista de este film, es una estudiante interesada en la violencia contra las mujeres en Brasil.

Ecología

Cambio climático amenaza fauna, flora y glaciares de los Pirineos

El desmán o el rebeco, también están peligro por el calentamiento global, afirman los expertos

Mundo

Vuelos cancelados y demorados en Ecuador por ceniza de volcán

Hasta el momento se registran retrasos para la salida de dos vuelos a Ciudad de Panamá y otros dos a Bogotá

Mundo

Lluvias en Guatemala dejan 28 muertos y más de dos millones de afectados

Entre los fallecidos por aludes figuran una madre y sus seis hijos, así como otros tres hermanos menores en dos regiones de población indígena