/ miércoles 13 de abril de 2022

Biden, el acusador en jefe que llama a Putin "carnicero" culpable de "genocidio"

Las tropas rusas son acusadas de crímenes de guerra desde el inicio de la invasión el 24 de febrero

Joe Biden tacha al presidente ruso Vladimir Putin de "criminal de guerra" y "carnicero" que no debería "permanecer en el poder", y además ahora lo considera culpable de "genocidio", unos calificativos cada vez más duros que pilla desprevenidos a sus aliados y colaboradores.

Cuando el presidente de Estados Unidos se dirigió el martes hacia donde estaban los periodistas que lo esperaban antes de su regreso a Washington, tras una visita al estado rural de Iowa, surgió una pregunta: ¿cree que Vladimir Putin comete un "genocidio" en Ucrania?

Un poco antes, casi de pasada, durante un discurso sobre inflación y biocombustibles, el comandante en jefe de Estados Unidos usó por primera vez el término de genocidio.

"El presupuesto de tu familia, tu capacidad para llenar el depósito, nada de eso debería depender de que un dictador declare la guerra y cometa genocidio al otro lado del mundo", dijo.

Rápidamente la Casa Blanca avisó a los periodistas que habría una aclaración. Pero más tarde Joe Biden lo mantuvo: "Sí, lo llamé genocidio".

Aclaró, eso sí, que "los abogados, a nivel internacional" decidirán sobre la calificación de genocidio, que el derecho internacional define como un "crimen cometido con la intención de destruir en todo o en parte a un grupo nacional, étnico, racial o religioso".

Pero justo antes de embarcar insiste: "A mí, me lo parece".

Hasta hace pocos días los funcionarios estadounidenses aseguraban que sería "muy difícil" calificar a nivel legal de "genocidio" las "atrocidades" atribuidas a las tropas rusas.

Cuando la AFP preguntó al Departamento de Estado estadounidense si había llegado a la conclusión formal de que se está cometiendo un genocidio en Ucrania, este se negó a pronunciarse al respecto.

Así que fue el presidente estadounidense, una vez más, quien se alzó como el principal acusador de su homólogo ruso.

Las tropas rusas son acusadas de crímenes de guerra desde el inicio de la invasión el 24 de febrero, especialmente tras el reciente hallazgo de cientos de civiles supuestamente asesinados en Bucha, una ciudad cercana a Kiev reconquistada por el ejército ucraniano.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, elogió en Twitter las "palabras verdaderas de un verdadero líder", pero la reacción fue totalmente distinta en el Kremlin, que juzgó este miércoles "inaceptable cualquier intento de distorsionar la situación de esa forma".

- "Su indignación" -

El 16 de marzo Biden llamó "criminal de guerra" a Vladimir Putin y días después, "carnicero", cada una de las veces en comentarios breves y espontáneos a la prensa.

Biden también tomó por sorpresa a su equipo y a los aliados de Washington cuando dijo en Varsovia el 26 de marzo que Putin "no puede permanecer en el poder".

Mientras su convoy se dirigía hacia el aeropuerto de la capital polaca, la Casa Blanca improvisó una aclaración que se apresuró a distribuir entre los periodistas para asegurar que no, Washington no estaba pidiendo un cambio de régimen en Rusia.

Más tarde el propio Biden explicó que con sus palabras "expresaba su indignación".

Sobre el uso de los términos "criminal de guerra" y "genocidio", incide en lo mismo: el presidente de 79 años dice que expresa su sensación y deja las conclusiones legales a otros.

No es de extrañar viniendo de Biden, que en varios temas, no solo internacionales, "habla desde el corazón" y da rienda suelta a su temperamento emotivo.

Aunque eso suponga desestabilizar a sus aliados. El presidente francés, Emmanuel Macron, quien ya había criticado sin rodeos el uso del término "carnicero", se negó a adoptar el término "genocidio".

"Lo que ocurre es una locura, es increíblemente brutal", pero "al mismo tiempo miro los hechos y quiero intentar, en la medida de lo posible, continuar siendo capaz de detener esta guerra y reconstruir la paz. No estoy seguro de que las escaladas verbales ayuden", dijo.

El canciller alemán Olaf Scholz también se desmarcó, diciendo que era "una guerra terrible" en la que se cometen "crímenes de guerra".

Por el contrario al primer ministro canadiense Justin Trudeau le pareció "correcto" hablar de genocidio.

Con estas reacciones que indignan a Moscú el presidente estadounidense también intenta "responder" a la "presión" del Congreso estadounidense que lo empuja a incrementar su apoyo a Ucrania y endurecer el tono con Vladimir Putin, estima un diplomático europeo.

Como Joe Biden ya descartó enviar soldados a Ucrania, solo le quedan los envíos masivos de armas a Kiev. Y las palabras.

Joe Biden tacha al presidente ruso Vladimir Putin de "criminal de guerra" y "carnicero" que no debería "permanecer en el poder", y además ahora lo considera culpable de "genocidio", unos calificativos cada vez más duros que pilla desprevenidos a sus aliados y colaboradores.

Cuando el presidente de Estados Unidos se dirigió el martes hacia donde estaban los periodistas que lo esperaban antes de su regreso a Washington, tras una visita al estado rural de Iowa, surgió una pregunta: ¿cree que Vladimir Putin comete un "genocidio" en Ucrania?

Un poco antes, casi de pasada, durante un discurso sobre inflación y biocombustibles, el comandante en jefe de Estados Unidos usó por primera vez el término de genocidio.

"El presupuesto de tu familia, tu capacidad para llenar el depósito, nada de eso debería depender de que un dictador declare la guerra y cometa genocidio al otro lado del mundo", dijo.

Rápidamente la Casa Blanca avisó a los periodistas que habría una aclaración. Pero más tarde Joe Biden lo mantuvo: "Sí, lo llamé genocidio".

Aclaró, eso sí, que "los abogados, a nivel internacional" decidirán sobre la calificación de genocidio, que el derecho internacional define como un "crimen cometido con la intención de destruir en todo o en parte a un grupo nacional, étnico, racial o religioso".

Pero justo antes de embarcar insiste: "A mí, me lo parece".

Hasta hace pocos días los funcionarios estadounidenses aseguraban que sería "muy difícil" calificar a nivel legal de "genocidio" las "atrocidades" atribuidas a las tropas rusas.

Cuando la AFP preguntó al Departamento de Estado estadounidense si había llegado a la conclusión formal de que se está cometiendo un genocidio en Ucrania, este se negó a pronunciarse al respecto.

Así que fue el presidente estadounidense, una vez más, quien se alzó como el principal acusador de su homólogo ruso.

Las tropas rusas son acusadas de crímenes de guerra desde el inicio de la invasión el 24 de febrero, especialmente tras el reciente hallazgo de cientos de civiles supuestamente asesinados en Bucha, una ciudad cercana a Kiev reconquistada por el ejército ucraniano.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, elogió en Twitter las "palabras verdaderas de un verdadero líder", pero la reacción fue totalmente distinta en el Kremlin, que juzgó este miércoles "inaceptable cualquier intento de distorsionar la situación de esa forma".

- "Su indignación" -

El 16 de marzo Biden llamó "criminal de guerra" a Vladimir Putin y días después, "carnicero", cada una de las veces en comentarios breves y espontáneos a la prensa.

Biden también tomó por sorpresa a su equipo y a los aliados de Washington cuando dijo en Varsovia el 26 de marzo que Putin "no puede permanecer en el poder".

Mientras su convoy se dirigía hacia el aeropuerto de la capital polaca, la Casa Blanca improvisó una aclaración que se apresuró a distribuir entre los periodistas para asegurar que no, Washington no estaba pidiendo un cambio de régimen en Rusia.

Más tarde el propio Biden explicó que con sus palabras "expresaba su indignación".

Sobre el uso de los términos "criminal de guerra" y "genocidio", incide en lo mismo: el presidente de 79 años dice que expresa su sensación y deja las conclusiones legales a otros.

No es de extrañar viniendo de Biden, que en varios temas, no solo internacionales, "habla desde el corazón" y da rienda suelta a su temperamento emotivo.

Aunque eso suponga desestabilizar a sus aliados. El presidente francés, Emmanuel Macron, quien ya había criticado sin rodeos el uso del término "carnicero", se negó a adoptar el término "genocidio".

"Lo que ocurre es una locura, es increíblemente brutal", pero "al mismo tiempo miro los hechos y quiero intentar, en la medida de lo posible, continuar siendo capaz de detener esta guerra y reconstruir la paz. No estoy seguro de que las escaladas verbales ayuden", dijo.

El canciller alemán Olaf Scholz también se desmarcó, diciendo que era "una guerra terrible" en la que se cometen "crímenes de guerra".

Por el contrario al primer ministro canadiense Justin Trudeau le pareció "correcto" hablar de genocidio.

Con estas reacciones que indignan a Moscú el presidente estadounidense también intenta "responder" a la "presión" del Congreso estadounidense que lo empuja a incrementar su apoyo a Ucrania y endurecer el tono con Vladimir Putin, estima un diplomático europeo.

Como Joe Biden ya descartó enviar soldados a Ucrania, solo le quedan los envíos masivos de armas a Kiev. Y las palabras.

Local

Han votado 200 militantes para elegir al nuevo comité municipal del PRI en Querétaro

Las dos plantillas que compiten son la de Jorge Cevallos y la de Rosa Martha Pacheco

Local

Ciudadanos participan en la la clase de zumba "Muévete con tu Ejército Mexicano"

Se prevé una nueva para el siguiente domingo en las instalaciones de la 17a Zona Militar

Policiaca

Atropellan a hombre de la tercera edad en la colonia Satélite

Policías municipales tomaron conocimiento del accidente y abanderaron el lugar mientras se brindaba los primeros auxilios

Sociedad

Violencia se expande a Michoacán y Colima

Tras el “jueves negro” en Ciudad Juárez, la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, anunció que se tomará unos días para someterse a una operación quirúrgica

Doble Vía

Tamagotchi y otros juguetes que fueron la sensación en los años 90’s

Es momento de ponerse melancólico y recordar algunos juguetes de los años 90s que marcaron a toda una generación, lo que resulta casi imposibles de olvidar

Mundo

El Jardín del Edén en Irak, ahora es un desierto por la sequía

Los pantanales del sur de Irak fueron declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2016, tanto por su biodiversidad como por su historia

Sociedad

Suspenden exportación de aguacate a EU por inseguridad en Uruapan, Michoacán

La APEAM aseguró que la decisión se tomó debido a la fuerte presencia de miembros de la delincuencia organizada

Policiaca

Auto vuelca en camellón de Prolongación Tecnológico

El automovilista perdió el control del volante y terminó volcado sobre el camellón central

Justicia

Prisión preventiva a supuesto responsable de incendiar un camión en Ciudad Juárez, Chihuahua

La Fiscalía General del Estado le formuló imputación a Jorge Antonio C. B., por su presunta participación en el incendio intencional a un camión de transporte