/ martes 8 de septiembre de 2020

Bielorrusia extiende el acoso a opositores

Arrestan a más de 600; la UE exige saber donde está Maria Kolesnikova

MINSK. Las autoridades bielorrusas, alentadas por el apoyo de Moscú, endurecieron el acoso a la oposición con el secuestro de su dirigente más carismática, María Kolésnikova, en paradero desconocido tras ser asaltada por desconocidos en Minsk.

“Las autoridades practican el terror. Esto no se puede llamar de otra manera”, denunció la líder de la oposición bielorrusa en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya, que se considera ganadora de las elecciones presidenciales del pasado 9 agosto.

El objeto de las iras del presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, son los miembros del Consejo Coordinador Opositor para el traspaso pacífico del poder, plataforma de diálogo reconocida por Occidente, pero hostigada por Minsk, que la considera anticonstitucional.

Kolésnikova, de 38 años y representante del encarcelado exbanquero Víctor Babariko, que se perfilaba como el principal rival de Lukashenko en las elecciones antes de su detención, fue interceptada en el centro de Minsk por enmascarados que la subieron a un microbús y fue llevada en dirección desconocida. La Policía de Minsk inmediatamente declaró que no había sido detenida por sus agentes.

Kolésnikova es la única de las tres mujeres que se enfrentaron a Lukashenko que permanece en Bielorrusia. Tijanóvskaya está exiliada en Lituania y también Verónika Tsepkalo, que gestionaba la campaña de su esposo, Valeri Tsepkalo, abandonó el país, como su marido.

El Consejo Coordinador también ha perdido la comunicación con dos otros miembros de su dirección -Antón Rodnenkov e Iván Kravtsov-, a los que sitúa en “paradero desconocido”.

El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, afirmó en un mensaje de su cuenta de Twitter que “detenciones arbitrarias y secuestros por motivos políticos en Bielorrusia (...) son inaceptables”.

De los siete miembros del presídium únicamente el jurista Maxim Znak no ha sido perseguido aún y ayer dijo a la agencia Interfax que no dejará Bielorrusia.

La escritora Svetlana Alexiévich, premio Nobel de literatura, fue llamada a declarar en el caso criminal abierto contra el consejo, pero las autoridades no se han atrevido a adoptar medidas legales contra la mayor crítica de Lukashenko.

Además, una de las principales colaboradoras de Tijanóvskaya en Minsk, Olga Kovalkova, fue trasladada a Polonia contra su voluntad y Pável Latushko, exministro de Cultura y uno de los líderes del Consejo Coordinador, también ha abandonado el país por las presiones ejercidas contra él por el KGB.

La ciudadanía y la oposición mantienen la presión sobre Lukashenko, cuyas fuerzas de seguridad han vuelto a aumentar las detenciones el fin de semana y a recurrir a la violencia contra manifestantes pacíficos que volvieron a salir en masa a las calles de Minsk y otras ciudades para exigir la renuncia del líder autoritario, en el poder desde hace 26 años.

Sólo el domingo fueron detenidas 633 personas en todo el país, cifra que se suma a 30 arrestos del día anterior, según reconoció ayer el Ministerio del Interior.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

MINSK. Las autoridades bielorrusas, alentadas por el apoyo de Moscú, endurecieron el acoso a la oposición con el secuestro de su dirigente más carismática, María Kolésnikova, en paradero desconocido tras ser asaltada por desconocidos en Minsk.

“Las autoridades practican el terror. Esto no se puede llamar de otra manera”, denunció la líder de la oposición bielorrusa en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya, que se considera ganadora de las elecciones presidenciales del pasado 9 agosto.

El objeto de las iras del presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, son los miembros del Consejo Coordinador Opositor para el traspaso pacífico del poder, plataforma de diálogo reconocida por Occidente, pero hostigada por Minsk, que la considera anticonstitucional.

Kolésnikova, de 38 años y representante del encarcelado exbanquero Víctor Babariko, que se perfilaba como el principal rival de Lukashenko en las elecciones antes de su detención, fue interceptada en el centro de Minsk por enmascarados que la subieron a un microbús y fue llevada en dirección desconocida. La Policía de Minsk inmediatamente declaró que no había sido detenida por sus agentes.

Kolésnikova es la única de las tres mujeres que se enfrentaron a Lukashenko que permanece en Bielorrusia. Tijanóvskaya está exiliada en Lituania y también Verónika Tsepkalo, que gestionaba la campaña de su esposo, Valeri Tsepkalo, abandonó el país, como su marido.

El Consejo Coordinador también ha perdido la comunicación con dos otros miembros de su dirección -Antón Rodnenkov e Iván Kravtsov-, a los que sitúa en “paradero desconocido”.

El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, afirmó en un mensaje de su cuenta de Twitter que “detenciones arbitrarias y secuestros por motivos políticos en Bielorrusia (...) son inaceptables”.

De los siete miembros del presídium únicamente el jurista Maxim Znak no ha sido perseguido aún y ayer dijo a la agencia Interfax que no dejará Bielorrusia.

La escritora Svetlana Alexiévich, premio Nobel de literatura, fue llamada a declarar en el caso criminal abierto contra el consejo, pero las autoridades no se han atrevido a adoptar medidas legales contra la mayor crítica de Lukashenko.

Además, una de las principales colaboradoras de Tijanóvskaya en Minsk, Olga Kovalkova, fue trasladada a Polonia contra su voluntad y Pável Latushko, exministro de Cultura y uno de los líderes del Consejo Coordinador, también ha abandonado el país por las presiones ejercidas contra él por el KGB.

La ciudadanía y la oposición mantienen la presión sobre Lukashenko, cuyas fuerzas de seguridad han vuelto a aumentar las detenciones el fin de semana y a recurrir a la violencia contra manifestantes pacíficos que volvieron a salir en masa a las calles de Minsk y otras ciudades para exigir la renuncia del líder autoritario, en el poder desde hace 26 años.

Sólo el domingo fueron detenidas 633 personas en todo el país, cifra que se suma a 30 arrestos del día anterior, según reconoció ayer el Ministerio del Interior.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Local

“Dramático” para el sector comercio si se regresa al Escenario C

Una nueva reducción de horarios provocaría otra oleada de cierres y despidos, alerta la Canaco

Local

Anuncia Luis Nava obras en Félix Osores y Felipe Carrillo Puerto

Alcalde capitalino presentó a vecinos de la capital plan de rehabilitación y renovación de alumbrado

Local

Judicializan sólo seis casos de feminicidio

Reportan diez investigaciones iniciadas por este delito, con lo que el estado se coloca en el lugar 26

Local

Municipio de Querétaro ha prestado 92 concentradores de oxígeno

Ya no es requisito que el paciente haya sido tratado en el sector público, ahora también los pacientes de médicos privados especialistas pueden solicitar el apoyo

Deportes

Querétaro visita a Rayados que vive su mejor momento

El equipo ha venido más a menos en lo que va del torneo y ahora tienen un rival muy complicado enfrente

Local

Pandemia de quiebras; tronaron 2 mil pequeños comercios en Querétaro

Es de los sectores más devastados por el Covid-19; hay otros 700 negocios en peligro, alerta Canacope

Local

“Dramático” para el sector comercio si se regresa al Escenario C

Una nueva reducción de horarios provocaría otra oleada de cierres y despidos, alerta la Canaco

Local

Anuncia Luis Nava obras en Félix Osores y Felipe Carrillo Puerto

Alcalde capitalino presentó a vecinos de la capital plan de rehabilitación y renovación de alumbrado

Gossip

De estreno, la queretana Viviann Baeza dice “No” a la infidelidad

Se trata del tercer sencillo de la cantante queretana, quien además de este nuevo lanzamiento, se abre paso en el mundo de la conducción a través de Deezer Live de Azteca Uno