imagotipo

Cataluña común destino

  • Redacción
  • en Mundo

México, 8 Nov (Notimex).- Decía José Ortega y Gasset en las Cortes republicanas en mayo de 1932 que el problema catalán “es un problema que no se puede resolver, que sólo se puede conllevar”. Para el filósofo se trataba de un problema irresoluble ante el que únicamente cabían soluciones parciales, como la autonomía: “Llevamos muchos siglos juntos los unos con los otros, dolidamente, no lo discuto; pero eso, el conllevarnos dolidamente, es común destino”.

La Edad Moderna es el tercero de los periodos históricos en los que se divide convencionalmente la historia universal, comprendido entre los siglos XV y el XVIII. Cronológicamente marca un periodo cuyo inicio puede fijarse en la caída de Constantinopla (1453) o en el descubrimiento de América (1492), y cuyo final puede situarse en la Revolución francesa (1789).

Durante la Edad Moderna no existía la nación española, ni la catalana, sino una monarquía hispánica de estructura horizontal, formada por reinos que conservaban sus propias leyes, instituciones, lenguas y costumbres.

En el siglo XVIII los Borbones construyeron un Estado centralista, pero con una concepción patrimonial de sus reinos. Hay que esperar a la ocupación francesa de 1808, a la oportunidad política de las Cortes de Cádiz, para encontrarnos con una identidad nacional.

Cataluña mantuvo, desde el siglo XVIII, viva la idea de una comunidad lingüística y cultural distinta, con tradiciones y raíces históricas propias. Esa identidad colectiva creció económica e industrialmente cuando en 1882 Valentí Almirall creó el Centre Català.

Pocos años después, en 1891 creció con la fundación de la Unió Catalanista. Al terminar el siglo 19 una parte creciente de la burguesía industrial y comercial catalana se distanció de los partidos dinásticos y buscó un espacio político propio, la Lliga Regionalista, impulsada en 1901 por dirigentes como Enric Prat de la Riba y Francesc Cambó.

A partir de 1905, el nacionalismo catalán adquirió una nueva dimensión cuando las protestas por asaltos militares a los periódicos catalanes crearon la Solidaritat Catalana, una coalición interclasista que consiguió un éxito impresionante en las elecciones generales de 1907, o sea el 67 por ciento de los votos, es decir 41 de los 44 diputados en juego.

El nacionalismo catalán demostraba así la fuerza de un movimiento moderno de masas, bien arropado por unos símbolos perfectamente identificados y cada vez más populares: la bandera de cuatro barras, el himno Els Segadors y la celebración del 11 de septiembre como la Diada Nacional.

En abril de 1914 se tuvo la primera experiencia de autogobierno al crearse la Mancomunitat de Catalunya, presidida por Prat de la Riba y dominada por la Lliga hasta 1923. También se fundaron otros partidos como Acció Catalana, de ideología liberal, o el independentista de Estat Català, liderado por Francesc Macià.

Todos ellos fueron perseguidos por el militar Miguel Primo de Rivera y Orbaneja quien no ocultaba que uno de los motivos de su golpe de Estado era terminar con la amenaza del separatismo catalán. Y Primo de Rivera fue Presidente del Consejo de Ministros de España de diciembre de 1925 a enero de 1930, fecha de su fallecimiento.

En las elecciones municipales de abril de 1931 triunfaron con claridad las candidaturas catalanas, republicanas y de izquierdas, abanderadas por Acció Catalana y Esquerra Republicana.

Entre 1931 y 1934 una serie de dilaciones y debates parlamentarios, así como la caída del gobierno del político y escritor español Manuel Azaña Díaz provocaron el inicio de unas relaciones cada vez más tirantes entre Madrid y Barcelona.

Las tensiones entre los gobiernos republicano-radicales, sostenidos por la CEDA (que fue la Confederación Española de Derechas Autónomas, coalición española de partidos católicos y de derechas) y la Generalitat, dominada por Esquerra Republicana, fueron creciendo a lo largo de 1934.

El 6 de octubre, en medio del desafío revolucionario lanzado por los socialistas, Lluís Companys proclamó, en nombre de la Generalitat, el “Estat Catalá de la República Federal Espanyola”.

Lo que vino después es bien conocido. El procesamiento de Companys y sus consellers, la suspensión de la autonomía y varios miles de detenciones. En febrero de 1936, triunfó el Front d’Esquerras; llegó la amnistía de los presos y el restablecimiento de la Generalitat.

Pero unos meses más tarde irrumpió el golpe de Estado militar que fragmentó al país en dos mitades y provocó una larga y sangrienta guerra civil. Al final, el triunfo aplastante del ejército de Francisco Franco fue también el del ultranacionalismo español.

Companys, entregado por los nazis, fue fusilado en octubre de 1940 en un paredón del castillo de Montjuic. La imagen más clara de un régimen dictatorial sanguinario que cimentó sus bases ideológicas, además del anticomunismo y el catolicismo, fue la idea incuestionable de la unidad de España.

Invierten 620 mdp para 10 mil empleos

Invierten 620 mdp para 10 mil empleos

Pone Pancho Domínguez primera piedra del parque industrial ATeQ

Eduardo Hernández

local

Celebra Pancho décimo aniversario de la UNAQ

Celebra Pancho décimo aniversario de la UNAQ

Reconoce talento y creatividad de los estudiantes y pasión de docentes

Invierno pega “a la baja”

Invierno pega “a la baja”

Dio inicio la temporada en la que la gente tiende a deprimirse

Francia cerca de Querétaro

Francia cerca de Querétaro

Gobernador se reúne con empresas galas para fortalecer economía

Se suman municipios al protocolo Alba

Se suman municipios al protocolo Alba

Búsqueda y localización inmediata de niñas, adolescentes y mujeres

Se deslindan concheros de declaratoria

Se deslindan concheros de declaratoria

“Que beneficie a otros”, dicen

destacados

Videgaray aclara que no ‘destapó’ a Meade

Videgaray aclara que no ‘destapó’ a Meade

'No hay que confundir eso con otra cosa. Las decisiones políticas se tomarán dónde deben tomarse', dijo el canciller en Twitter

Comunidad LGBTTTI exige al PRI disculpa pública por grito ”eehh p&%o’

Comunidad LGBTTTI exige al PRI disculpa pública por grito ”eehh p&%o’

Las manifestantes clausuraron simbólicamente la entrada del Comité Ejecutivo Nacional del partido

Argentina reporta posible explosión en zona donde desapareció el submarino

Argentina reporta posible explosión en zona donde desapareció el submarino

A pesar de ello, se va a continuar con el esfuerzo de búsqueda

Eduardo Ferrer Mac-Gregor, elegido presidente de la CorteIDH

Eduardo Ferrer Mac-Gregor, elegido presidente de la CorteIDH

El presidente saliente, el brasileño Roberto Caldas, expresó su agradecimiento por el apoyo recibido durante su gestión

Suspenden al diputado Ivan Lewis entre acusaciones de acoso sexual

Suspenden al diputado Ivan Lewis entre acusaciones de acoso sexual

Lewis pasa a ser de momento un diputado independiente en la Cámara de los Comunes