/ martes 18 de agosto de 2020

Crece huelga contra el presidente de Bielorrusia

Europa aumenta la presión contra el presidente de Bielorrusia; Reino Unido desconoce las elecciones

MINSK. Miles de opositores en Bielorrusia se congregaron en una nueva manifestación tras una tensa jornada para el presidente Alexandre Lukashenko, abucheado por obreros en una fábrica y confrontado a un movimiento huelguístico que se amplía.

Al menos 5 mil personas manifestaron en la noche en Minsk, gritando "¡Vete!" al jefe de Estado en el poder desde 1994 y reelegido para un sexto mandato con 80% de los votos en una muy cuestionada elección presidencial.

Más temprano, Lukashenko protagonizó un tenso cara a cara con obreros en huelga, el día después de una gigantesca manifestación para pedir su salida.

Ayer, miles de manifestantes se congregaron ante la fábrica de vehículos pesados (MZKT) y la planta de tractores (MTZ) de Minsk, así como en la sede de la televisión gubernamental bielorrusa, ondeando banderas blancas y rojas de la oposición y lanzando consignas.

La visita del presidente a la fábrica MZKT, adonde llegó en helicóptero, provocó un encontronazo con obreros que le gritaban "¡Vete!", mientras daba su discurso y respondía a sus preguntas. "Gracias, ya he dicho todo lo que quería decir. Podéis decir 'vete'", aseguró Lukashenko en la conclusión de su discurso, enfadado.

El presidente insistió en que no abandonaría el poder. "Nunca haré algo bajo presión", declaró. "Hasta que no me matéis, no habrá elecciones", dijo desafiante.

Sin embargo, luego matizó que estaba listo a organizar nuevas elecciones pero tras la adopción de una nueva Constitución, sin dar más detalles.

Empleados de la emblemática fábrica de tractores MTZ, cuya producción se exporta a toda la ex Unión Soviética, indicaron que miles de ellos hicieron huelga.

En Occidente las reacciones se suceden. En Reino Unido, el ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, anunció que su país "no acepta los resultados" de las presidenciales y piensa "sancionar a los responsables" de la represión.

Los líderes europeos celebrarán por su parte una cumbre extraordinaria para abordar la crisis en Bielorrusia.

Estonia instó a celebrar una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, mientras el presidente de EU, Donald Trump, afirmó que seguía "muy de cerca" la situación en el país.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

MINSK. Miles de opositores en Bielorrusia se congregaron en una nueva manifestación tras una tensa jornada para el presidente Alexandre Lukashenko, abucheado por obreros en una fábrica y confrontado a un movimiento huelguístico que se amplía.

Al menos 5 mil personas manifestaron en la noche en Minsk, gritando "¡Vete!" al jefe de Estado en el poder desde 1994 y reelegido para un sexto mandato con 80% de los votos en una muy cuestionada elección presidencial.

Más temprano, Lukashenko protagonizó un tenso cara a cara con obreros en huelga, el día después de una gigantesca manifestación para pedir su salida.

Ayer, miles de manifestantes se congregaron ante la fábrica de vehículos pesados (MZKT) y la planta de tractores (MTZ) de Minsk, así como en la sede de la televisión gubernamental bielorrusa, ondeando banderas blancas y rojas de la oposición y lanzando consignas.

La visita del presidente a la fábrica MZKT, adonde llegó en helicóptero, provocó un encontronazo con obreros que le gritaban "¡Vete!", mientras daba su discurso y respondía a sus preguntas. "Gracias, ya he dicho todo lo que quería decir. Podéis decir 'vete'", aseguró Lukashenko en la conclusión de su discurso, enfadado.

El presidente insistió en que no abandonaría el poder. "Nunca haré algo bajo presión", declaró. "Hasta que no me matéis, no habrá elecciones", dijo desafiante.

Sin embargo, luego matizó que estaba listo a organizar nuevas elecciones pero tras la adopción de una nueva Constitución, sin dar más detalles.

Empleados de la emblemática fábrica de tractores MTZ, cuya producción se exporta a toda la ex Unión Soviética, indicaron que miles de ellos hicieron huelga.

En Occidente las reacciones se suceden. En Reino Unido, el ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, anunció que su país "no acepta los resultados" de las presidenciales y piensa "sancionar a los responsables" de la represión.

Los líderes europeos celebrarán por su parte una cumbre extraordinaria para abordar la crisis en Bielorrusia.

Estonia instó a celebrar una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, mientras el presidente de EU, Donald Trump, afirmó que seguía "muy de cerca" la situación en el país.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Local

Cooperativas de ahorro en crecimiento

“Se dio a las personas un nuevo plazo para que empezaran a pagar, pagos de gracia o ampliación a meses, para que pudieran tener esa elasticidad en tanto se controlaba algo la pandemia”,  José Manuel Cruz Contreras, presidente Concamex

Local

Municipalizar la 57, a revisión

“Muy importante” hacer un convenio para administrar el tramo, insiste Luis Nava

Local

Buscan amparos para menores

Ante el Poder Judicial presentaron nueve; van por 48 en el primer bloque

Local

Paola López Birlain respalda elección de Enrique Bolaño

Analizarán exhorto a Sedeq presentado por Paul Ospital en torno a este tema

Sociedad

Anuncia AMLO incremento gradual de pensión Bienestar para adultos mayores

La subsecretaria del Bienestar explicó que se tiene la meta de incrementar la pensión de adultos mayores de 3 mil 100 pesos a 6 mil pesos en el 2024

Local

Hay presencia de diferentes variantes del coronavirus

Debido a que en noviembre se llevará a cabo el Buen Fin, se ha previsto una mayor movilidad de la población

Local

Los del PRI “nos hemos perdido”: Paul Ospital

Paul Ospital señala crisis “grave” en su partido, pero “brutal” en Morena pese a ser el del poder

Policiaca

Olor a humo moviliza a bomberos

Se trató de una fumigación para control de plagas que habían realizado con anterioridad

Local

Habrá 344 puestos en la vía pública

Se colocará solo el 50% de los puestos que se autorizaban antes de la pandemia