/ jueves 2 de diciembre de 2021

El papa llega a Chipre en una visita centrada en la migración

Se trata de la segunda visita de un papa a Chipre, una isla poblada especialmente por cristianos ortodoxos, tras la realizada por Benedicto XVI en 2010

El papa Francisco llegó este jueves a Chipre, primera etapa de un viaje de cinco días que incluirá también a Grecia, países en los que abogará por una acogida humanitaria de los migrantes y por el diálogo entre las diferentes iglesias.

Se trata de la segunda visita de un papa a Chipre, una isla poblada especialmente por cristianos ortodoxos, tras la realizada por Benedicto XVI en 2010.

El avión del pontífice argentino, de 84 años, aterrizó a las 14H52 local (12H52 GMT) en el aeropuerto de Larnaca, al sur de Chipre.

Durante el viaje, uno de los periodistas que le acompañan le entregó trozos enmarcados de las telas de las tiendas de campaña que usan los migrantes en Calais (norte de Francia), donde muchos aguardan para cruzar el canal de la Mancha y llegar al Reino Unido. "Es terrible", respondió visiblemente emocionado el pontífice.

A su llegada al aeropuerto, las autoridades chipriotas recibieron al papa Francisco con una banda de música y la alfombra roja desplegada bajo un sol resplandeciente.

"Bienvenido a Chipre", "Le queremos, papa Francisco", cantaba un grupo de niños, uno de ellos con una bandera libanesa. "Recen por el Líbano", gritaban.

El sumo pontífice se dirigió justo después a la catedral maronita de Nuestra Señora de la Gracia, en Nicosia, donde se reunió con el patriarca de esta iglesia católica oriental (que representa a menos del 1% de la población chipriota, pero está presente en Siria y Líbano), el cardenal Béchara Rai.

Francisco pronunciará dos discursos en Nicosia, dividida desde 1974 entre la República de Chipre, miembro de la Unión Europea y la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre (TRNC), reconocida sólo por Turquía.

"Con su ayuda, pueden pasar cosas, es nuestra esperanza", confiaba Moncia Despoti, una maronita de 55 años que esperaba la llegada del papa.

"El centro del mundo está hoy en Chipre, esperamos que eso ayude (...) con el problema político", añadía la hermana franciscana Antonia Piripitsi.

"Acercarse a la humanidad herida"

El viernes, el papa celebrará en Nicosia una misa en un estadio, frente a 7.000 fieles y una oración ecuménica con los migrantes, cerca a la "línea verde", la zona desmilitarizada administrada por la ONU que divide la ciudad y la isla en dos partes, un gesto considerado particularmente simbólico.

La misa será el único evento en el que participará la comunidad católica de Chipre, compuesta por unas 25.000 personas (entre 5.000 y 7.000 maronitas), sobre una población de un millón, la mayoría de religión ortodoxa.

"Será un viaje a las fuentes de la fe apostólica y de la fraternidad entre los cristianos de diversas denominaciones", adelantó el papa en la audiencia general del miércoles. Con este, Francisco ha realizado 35 viajes al extranjero, desde su elección en 2013.

El diálogo con los ortodoxos, que se separaron de la Iglesia católica en 1054 durante el gran cisma entre Oriente y Occidente, es una de las prioridades del pontificado de Francisco.

Jerzy Kraj, arzobispo de la iglesia de la Santa Cruz, que pertenece al Patriarcado latino de Jerusalén, declaró a la AFP que este viaje a Chipre y Grecia, estará impregnado de un mensaje de "diálogo abierto".

También será la ocasión de "acercarse a la humanidad herida" y tantos migrantes que buscan esperanza", dijo el papa el miércoles.

"Hacia los más vulnerables"

Francisco "va ante todo hacia los más vulnerables y los más marginados. Hoy, esas personas son los migrantes que se han visto obligados a salir de sus países en medio del dolor y de la ilegalidad", dijo a la AFP el arzobispo de Chipre para los maronitas, Selim Sfeir.

Según el gobierno chipriota, se están llevando a cabo negociaciones con el Vaticano para trasladar a varias familias de migrantes a Italia, como ocurrió en 2016 durante su primera visita a la isla griega de Lesbos, cuando llevó a Roma a tres familias sirias.

Las autoridades de Chipre aseguran que reciben el mayor número de solicitudes de asilo de la Unión Europea en comparación con su población.

Calculan que llegaron unos 10.000 migrantes en situación irregular durante los 10 primeros meses del año.

El papa Francisco llegó este jueves a Chipre, primera etapa de un viaje de cinco días que incluirá también a Grecia, países en los que abogará por una acogida humanitaria de los migrantes y por el diálogo entre las diferentes iglesias.

Se trata de la segunda visita de un papa a Chipre, una isla poblada especialmente por cristianos ortodoxos, tras la realizada por Benedicto XVI en 2010.

El avión del pontífice argentino, de 84 años, aterrizó a las 14H52 local (12H52 GMT) en el aeropuerto de Larnaca, al sur de Chipre.

Durante el viaje, uno de los periodistas que le acompañan le entregó trozos enmarcados de las telas de las tiendas de campaña que usan los migrantes en Calais (norte de Francia), donde muchos aguardan para cruzar el canal de la Mancha y llegar al Reino Unido. "Es terrible", respondió visiblemente emocionado el pontífice.

A su llegada al aeropuerto, las autoridades chipriotas recibieron al papa Francisco con una banda de música y la alfombra roja desplegada bajo un sol resplandeciente.

"Bienvenido a Chipre", "Le queremos, papa Francisco", cantaba un grupo de niños, uno de ellos con una bandera libanesa. "Recen por el Líbano", gritaban.

El sumo pontífice se dirigió justo después a la catedral maronita de Nuestra Señora de la Gracia, en Nicosia, donde se reunió con el patriarca de esta iglesia católica oriental (que representa a menos del 1% de la población chipriota, pero está presente en Siria y Líbano), el cardenal Béchara Rai.

Francisco pronunciará dos discursos en Nicosia, dividida desde 1974 entre la República de Chipre, miembro de la Unión Europea y la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre (TRNC), reconocida sólo por Turquía.

"Con su ayuda, pueden pasar cosas, es nuestra esperanza", confiaba Moncia Despoti, una maronita de 55 años que esperaba la llegada del papa.

"El centro del mundo está hoy en Chipre, esperamos que eso ayude (...) con el problema político", añadía la hermana franciscana Antonia Piripitsi.

"Acercarse a la humanidad herida"

El viernes, el papa celebrará en Nicosia una misa en un estadio, frente a 7.000 fieles y una oración ecuménica con los migrantes, cerca a la "línea verde", la zona desmilitarizada administrada por la ONU que divide la ciudad y la isla en dos partes, un gesto considerado particularmente simbólico.

La misa será el único evento en el que participará la comunidad católica de Chipre, compuesta por unas 25.000 personas (entre 5.000 y 7.000 maronitas), sobre una población de un millón, la mayoría de religión ortodoxa.

"Será un viaje a las fuentes de la fe apostólica y de la fraternidad entre los cristianos de diversas denominaciones", adelantó el papa en la audiencia general del miércoles. Con este, Francisco ha realizado 35 viajes al extranjero, desde su elección en 2013.

El diálogo con los ortodoxos, que se separaron de la Iglesia católica en 1054 durante el gran cisma entre Oriente y Occidente, es una de las prioridades del pontificado de Francisco.

Jerzy Kraj, arzobispo de la iglesia de la Santa Cruz, que pertenece al Patriarcado latino de Jerusalén, declaró a la AFP que este viaje a Chipre y Grecia, estará impregnado de un mensaje de "diálogo abierto".

También será la ocasión de "acercarse a la humanidad herida" y tantos migrantes que buscan esperanza", dijo el papa el miércoles.

"Hacia los más vulnerables"

Francisco "va ante todo hacia los más vulnerables y los más marginados. Hoy, esas personas son los migrantes que se han visto obligados a salir de sus países en medio del dolor y de la ilegalidad", dijo a la AFP el arzobispo de Chipre para los maronitas, Selim Sfeir.

Según el gobierno chipriota, se están llevando a cabo negociaciones con el Vaticano para trasladar a varias familias de migrantes a Italia, como ocurrió en 2016 durante su primera visita a la isla griega de Lesbos, cuando llevó a Roma a tres familias sirias.

Las autoridades de Chipre aseguran que reciben el mayor número de solicitudes de asilo de la Unión Europea en comparación con su población.

Calculan que llegaron unos 10.000 migrantes en situación irregular durante los 10 primeros meses del año.

Local

Querétaro registra 449.96 hectáreas dañadas por incendios forestales

Desde el primero de enero hasta el 4 de agosto del presente año, se han generado 26 incendios en territorio queretano

Local

Contigo Prevenimos mejorará el tejido social: Bouchot Beltrán

Atenderá las conductas y situaciones que la pandemia aumento el estado crítico de las mismas

Local

Recibe Querétaro calificación AAA

Consideran que la entidad mantendrá métricas sólidas de deuda gracias a la posición de liquidez robusta y su desempeño del ingreso

Mundo

Ucrania y Rusia se acusan mutuamente de nuevos ataques

Se acusan de haber atacado la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, ocupada por tropas de Moscú

Cine

Película brasileña "Regra 34" gana el Leopardo de Oro en Locarno

La protagonista de este film, es una estudiante interesada en la violencia contra las mujeres en Brasil.

Ecología

Cambio climático amenaza fauna, flora y glaciares de los Pirineos

El desmán o el rebeco, también están peligro por el calentamiento global, afirman los expertos

Mundo

Vuelos cancelados y demorados en Ecuador por ceniza de volcán

Hasta el momento se registran retrasos para la salida de dos vuelos a Ciudad de Panamá y otros dos a Bogotá

Mundo

Lluvias en Guatemala dejan 28 muertos y más de dos millones de afectados

Entre los fallecidos por aludes figuran una madre y sus seis hijos, así como otros tres hermanos menores en dos regiones de población indígena

Policiaca

Tractocamión volcó en Circuito Universidades

Presuntamente el chofer tomó la incorporación a exceso de velocidad y perdió el control