/ jueves 23 de septiembre de 2021

Las crisis se multiplican para Biden, que intenta sostener sus grandes proyectos

Afganistán, submarinos, pandemia, refugiados haitianos: Joe Biden, que busca ser el arquitecto de Estados Unidos para el siglo XXI

Afganistán, submarinos, pandemia, refugiados haitianos: Joe Biden, que busca ser el arquitecto de Estados Unidos para el siglo XXI, apaga incendios mientras trata de salvar sus reformas de un naufragio parlamentario.

El mandatario debe hacer frente a un escenario complejo con una cota de popularidad a la baja.

El presidente demócrata de 78 años se ubicaba en enero por encima de 50% de aprobación, un nivel al que su antecesor, Donald Trump, jamás llegó.

Pero comenzó a caer a mediados de agosto, cuando el retiro de las tropas estadounidenses de Afganistán se convirtió en un sálvese quien pueda.

Ahora, después de un período tormentoso, el sitio FiveThirtyEight le da 46,3% de opiniones favorables.

Biden se autopercibe como un gran reformador, arquitecto de la transformación económica y social de Estados Unidos y constructor de alianzas para hacer frente a China.

Pero desde la caída de Kabul, su gran visión se ve erosionada por una sucesión de crisis.

Para ejemplo, el viernes 17 de septiembre.

El presidente deja temprano la Casa Blanca, donde no se encuentra cómodo, y se dirige a su casa de playa, a 200 km de Washington.

Pero apenas llega, las malas noticias comienzan a llover.

En una hora, el Pentágono reconoce haber matado por error a civiles en un ataque dirigido contra un yihadista en Kabul. Francia, furioso desde que Estados Unidos y Australia concluyeron a sus espaldas un acuerdo sobre submarinos, llama a consultas a su embajador en Estados Unidos. Y las autoridades sanitarias cuestionan la campaña de refuerzo de vacunas contra el covid anunciada por la Casa Blanca.

- Migrantes haitianos -

Biden se encuentra entonces fragilizado en relación a tres promesas esenciales de campaña, que hubieran marcado la ruptura con la era Trump: serenar las relaciones internacionales, humanismo en cuestiones de seguridad y competencia en la respuesta a la pandemia.

Esta semana, el escenario se repite.

El presidente estadounidense se congratula de un "regreso a la normalidad" luego de una llamada con su par francés, Emmanuel Macron. Anuncia donaciones históricas de vacunas contra el coronavirus a los países pobres, y se prepara para recibir a los primeros ministros de India, Australia y Japón para consolidar su política exterior.

Pero la crisis migratoria en la frontera sur hace descarrilar su programa.

El miércoles, el emisario estadounidense en Haití, Daniel Foote, renuncia ruidosamente para denunciar las expulsiones "inhumanas" de miles de inmigrantes por parte de Estados Unidos.

Las imágenes de los haitianos en la frontera de Texas dieron la vuelta al mundo y desataron una ola de críticas contra la administración Biden: la izquierda le reprocha su brutalidad en el trato a los migranes, y la derecha más conspicua denuncia su supuesta laxitud.

Además el gran plan de reformas de Biden, compuesto de inversión en infraestructura y gastos sociales, también está amenazado.

Los acuerdos legislativos sobre este proyecto, que totaliza unos 5 billones de dólares sobre varios años de inversión, son extremadamente complicados.

El ala más a la izquierda del Congreso quiere votar al mismo tiempo sobre puentes y salud, sobre redes eléctricas y cuidado de niños.

Los demócratas de centro quieren disociar los dos aspectos, el social y el económico, votando primero el plan de infraestructura menos costoso, por 1,2 billones de dólares y que reúne más consenso.

El miércoles, Biden recibió por separado a representantes de cada tendencia, para jugar su papel favorito: el del viejo senador pragmático y conciliador, que comienza cada una de sus intervenciones con un comprometido "Escuchen, muchachos" ("Listen, folks").

- Peligros financieros -

¿Pero será suficiente, cuando la oposición republicana alista sus armas para las elecciones parlamentarias de 2022, en las que el presidente se jugará su exigua mayoría en el Congreso?

Los republicanos ya hicieron saber que los demócratas deberán arreglárselas solos ante dos amenazas financieras: la posibilidad de un default de Estados Unidos si no se aumenta o suspende el tope de endeudameinto, y una parálisis del gobierno federal si no recibe fondos presupuestales.

Estos asuntos implican maniobras con el presupuesto para las cuales, en años pasados, demócratas y republicanos encontraron, bien o mal, un terreno de entendimiento.

Pero hoy, el escenario político no es propicio para ese esfuerzo conjunto, en particular cuando la influencia de Trump en el lado conservador se extiende.

"He visto problemas, crisis y guerras, pero todo esto es el más grande embrollo desde que estoy aquí", dijo Peter DeFazio, veterano del Congreso y representante demócrata por el estado de Oregón, a la cadena NBC.

Afganistán, submarinos, pandemia, refugiados haitianos: Joe Biden, que busca ser el arquitecto de Estados Unidos para el siglo XXI, apaga incendios mientras trata de salvar sus reformas de un naufragio parlamentario.

El mandatario debe hacer frente a un escenario complejo con una cota de popularidad a la baja.

El presidente demócrata de 78 años se ubicaba en enero por encima de 50% de aprobación, un nivel al que su antecesor, Donald Trump, jamás llegó.

Pero comenzó a caer a mediados de agosto, cuando el retiro de las tropas estadounidenses de Afganistán se convirtió en un sálvese quien pueda.

Ahora, después de un período tormentoso, el sitio FiveThirtyEight le da 46,3% de opiniones favorables.

Biden se autopercibe como un gran reformador, arquitecto de la transformación económica y social de Estados Unidos y constructor de alianzas para hacer frente a China.

Pero desde la caída de Kabul, su gran visión se ve erosionada por una sucesión de crisis.

Para ejemplo, el viernes 17 de septiembre.

El presidente deja temprano la Casa Blanca, donde no se encuentra cómodo, y se dirige a su casa de playa, a 200 km de Washington.

Pero apenas llega, las malas noticias comienzan a llover.

En una hora, el Pentágono reconoce haber matado por error a civiles en un ataque dirigido contra un yihadista en Kabul. Francia, furioso desde que Estados Unidos y Australia concluyeron a sus espaldas un acuerdo sobre submarinos, llama a consultas a su embajador en Estados Unidos. Y las autoridades sanitarias cuestionan la campaña de refuerzo de vacunas contra el covid anunciada por la Casa Blanca.

- Migrantes haitianos -

Biden se encuentra entonces fragilizado en relación a tres promesas esenciales de campaña, que hubieran marcado la ruptura con la era Trump: serenar las relaciones internacionales, humanismo en cuestiones de seguridad y competencia en la respuesta a la pandemia.

Esta semana, el escenario se repite.

El presidente estadounidense se congratula de un "regreso a la normalidad" luego de una llamada con su par francés, Emmanuel Macron. Anuncia donaciones históricas de vacunas contra el coronavirus a los países pobres, y se prepara para recibir a los primeros ministros de India, Australia y Japón para consolidar su política exterior.

Pero la crisis migratoria en la frontera sur hace descarrilar su programa.

El miércoles, el emisario estadounidense en Haití, Daniel Foote, renuncia ruidosamente para denunciar las expulsiones "inhumanas" de miles de inmigrantes por parte de Estados Unidos.

Las imágenes de los haitianos en la frontera de Texas dieron la vuelta al mundo y desataron una ola de críticas contra la administración Biden: la izquierda le reprocha su brutalidad en el trato a los migranes, y la derecha más conspicua denuncia su supuesta laxitud.

Además el gran plan de reformas de Biden, compuesto de inversión en infraestructura y gastos sociales, también está amenazado.

Los acuerdos legislativos sobre este proyecto, que totaliza unos 5 billones de dólares sobre varios años de inversión, son extremadamente complicados.

El ala más a la izquierda del Congreso quiere votar al mismo tiempo sobre puentes y salud, sobre redes eléctricas y cuidado de niños.

Los demócratas de centro quieren disociar los dos aspectos, el social y el económico, votando primero el plan de infraestructura menos costoso, por 1,2 billones de dólares y que reúne más consenso.

El miércoles, Biden recibió por separado a representantes de cada tendencia, para jugar su papel favorito: el del viejo senador pragmático y conciliador, que comienza cada una de sus intervenciones con un comprometido "Escuchen, muchachos" ("Listen, folks").

- Peligros financieros -

¿Pero será suficiente, cuando la oposición republicana alista sus armas para las elecciones parlamentarias de 2022, en las que el presidente se jugará su exigua mayoría en el Congreso?

Los republicanos ya hicieron saber que los demócratas deberán arreglárselas solos ante dos amenazas financieras: la posibilidad de un default de Estados Unidos si no se aumenta o suspende el tope de endeudameinto, y una parálisis del gobierno federal si no recibe fondos presupuestales.

Estos asuntos implican maniobras con el presupuesto para las cuales, en años pasados, demócratas y republicanos encontraron, bien o mal, un terreno de entendimiento.

Pero hoy, el escenario político no es propicio para ese esfuerzo conjunto, en particular cuando la influencia de Trump en el lado conservador se extiende.

"He visto problemas, crisis y guerras, pero todo esto es el más grande embrollo desde que estoy aquí", dijo Peter DeFazio, veterano del Congreso y representante demócrata por el estado de Oregón, a la cadena NBC.

Local

El “Michelin Chef Meets Qro atraerá inversiones y turismo

Bernardo Aguilar Calvo señaló que la iniciativa privada y las autoridades pueden compaginar, impulsar proyectos importantes y dar buenos resultados para la sociedad

Local

Preparan iniciativa por el derecho a la identidad de género

La iniciativa contempla los derechos de las infancias trans, a diferencia de las anteriores que solo incluían a las personas mayores de edad

Local

Reconoce Felifer que le gustaría contender para alcalde

Aseguró que aún tiene que acreditar resultados en su periodo legislativo, pero llegado el momento pensará en un cargo

Policiaca

Lo impactan por alcance y termina volcado en el Libramiento Surponiente

Policía estatal tomo conocimiento y resguardo el sitio cerrando la circulación de carriles centrales en dirección a Centro Cívico

Finanzas

Viva Aerobus reinicia vuelos en el Aeropuerto Internacional de Toluca

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes destaca que el AIT no ha sido aprovechado al máximo ya que la cantidad de usuarios para los que la obra fue proyectada no ha sido alcanzada en los últimos 15 años

Policiaca

Camión salió del camino y chocó contra árboles

Presuntamente el chofer realizó una maniobra para quitar la unidad de carriles de alta

Local

Nava Guerrero entregó obras en la segunda y tercera sección de la colonia Cimatario

La rehabilitación de calles e infraestructura de la colonia Cimatario requirió una inversión de 63 millones 542 mil 306 pesos

Local

Premio Estatal al Desempeño Profesional Docente 2022

“Tenemos una gran deuda con todo el magisterio, y de corazón todos los días es el Día del Maestro", Kuri González

Local

DIF Estatal y Asociación ALE celebran a pacientes

La 13ra Fiesta de Pacientes fue en las instalaciones del Centro Gerontológico Plan Vida