/ martes 30 de junio de 2020

Reparten mascarillas casa por casa en Miami

Miami, Estados Unidos | AFP.- Casa por casa, un grupo de trabajadores reparte mascarillas y sanitizadores en Miami, intentando convencer a los vecinos de que los usen en un esfuerzo de hormiga para combatir el mastodóntico avance del Covid-19 en Florida.

"¡Buenas!", gritan a los vecinos que se asoman a las puertas de sus casas. "¡Tenemos máscaras!".

Rafael Asencio, un dominicano de 71 años, se asoma y avanza hacia la calle. La suya es una casa sencilla en Allapatah, un vecindario de bajos recursos a medio camino entre la acaudalada bahía y el aeropuerto de Miami.

"¿Se está cuidando? ¿Dónde está su máscara?", le pregunta Cathy Burgos, la líder del equipo de extensión comunitaria que recorre el vecindario este martes.

Los seis trabajadores reparten bolsas azules con mascarillas, sanitizadores, guantes y un folleto informativo.

Asencio, un exobrero de la construcción, se pone la máscara.

"Así mismo", lo felicita Burgos, en español. "Entonces dígame, ¿qué otra prevención se puede hacer?".

"Lavarse las manos...", recita el hombre.

Luego de superar el pequeño interrogatorio, el vecino cuenta a la AFP que no sabe dónde están los puntos de distribución gratuita de estos suministros y agradece que hayan ido a su puerta.

Su barrio, cuyos residentes de clase trabajadora difícilmente pueden trabajar en línea, es uno de los "puntos calientes" de la covid-19 en Miami.

Y estos esfuerzos puerta a puerta son apreciados, pero lucen diminutos frente a la enormidad de la pandemia.

- Cifras récord en Florida -

Florida está registrando miles de nuevos casos de coronavirus al día. Este martes sumó más de 6.000, la cuarta cifra más alta desde que comenzó la crisis.

El sábado reportó un récord de 9.585 nuevos contagiados.

Fue entonces cuando el condado de Miami, la región más populosa de Florida, comenzó a despachar equipos de extensión comunitaria llamados "SURGE", por sus siglas en inglés.

"Todos han sido bastante receptivos", dice Burgos a la AFP. "Cuando les damos la máscara y los guantes me gusta verlos usándolos, para saber que los saben usar bien".

No existe una orden a nivel estatal de usar mascarillas y su regulación queda en manos de pequeñas jurisdicciones.

Muchos escépticos se niegan a llevarlas en nombre de sus libertades individuales y el gobernador republicano, Ron DeSantis, ha rechazado emitir esta medida impopular entre sus votantes, argumentando que es muy difícil de hacer cumplir.

"Puedes capturar más moscas con miel que con vinagre", dijo recientemente.

Pero las críticas aumentan y comienzan a evidenciarse escisiones en su partido, luego de que el alcalde republicano de Jacksonville, en el noreste, ordenara el lunes el uso obligatorio de mascarillas.

Fue un anuncio simbólico porque el presidente Donald Trump dará allí un discurso tras su nominación republicana a la presidencia dentro de dos meses, y quería hacerlo triunfalmente, sin mascarillas ni distanciamiento social.

Otras ciudades y condados han tomado medidas similares, algunas con multas.

También se anunció el cierre de todas las playas del sur de Florida durante el próximo fin de semana largo por el Día de la Independencia, para evitar un aluvión de turistas en un estado que necesita desesperadamente del turismo para subsistir.

lm/dga

© Agence France-Presse

Miami, Estados Unidos | AFP.- Casa por casa, un grupo de trabajadores reparte mascarillas y sanitizadores en Miami, intentando convencer a los vecinos de que los usen en un esfuerzo de hormiga para combatir el mastodóntico avance del Covid-19 en Florida.

"¡Buenas!", gritan a los vecinos que se asoman a las puertas de sus casas. "¡Tenemos máscaras!".

Rafael Asencio, un dominicano de 71 años, se asoma y avanza hacia la calle. La suya es una casa sencilla en Allapatah, un vecindario de bajos recursos a medio camino entre la acaudalada bahía y el aeropuerto de Miami.

"¿Se está cuidando? ¿Dónde está su máscara?", le pregunta Cathy Burgos, la líder del equipo de extensión comunitaria que recorre el vecindario este martes.

Los seis trabajadores reparten bolsas azules con mascarillas, sanitizadores, guantes y un folleto informativo.

Asencio, un exobrero de la construcción, se pone la máscara.

"Así mismo", lo felicita Burgos, en español. "Entonces dígame, ¿qué otra prevención se puede hacer?".

"Lavarse las manos...", recita el hombre.

Luego de superar el pequeño interrogatorio, el vecino cuenta a la AFP que no sabe dónde están los puntos de distribución gratuita de estos suministros y agradece que hayan ido a su puerta.

Su barrio, cuyos residentes de clase trabajadora difícilmente pueden trabajar en línea, es uno de los "puntos calientes" de la covid-19 en Miami.

Y estos esfuerzos puerta a puerta son apreciados, pero lucen diminutos frente a la enormidad de la pandemia.

- Cifras récord en Florida -

Florida está registrando miles de nuevos casos de coronavirus al día. Este martes sumó más de 6.000, la cuarta cifra más alta desde que comenzó la crisis.

El sábado reportó un récord de 9.585 nuevos contagiados.

Fue entonces cuando el condado de Miami, la región más populosa de Florida, comenzó a despachar equipos de extensión comunitaria llamados "SURGE", por sus siglas en inglés.

"Todos han sido bastante receptivos", dice Burgos a la AFP. "Cuando les damos la máscara y los guantes me gusta verlos usándolos, para saber que los saben usar bien".

No existe una orden a nivel estatal de usar mascarillas y su regulación queda en manos de pequeñas jurisdicciones.

Muchos escépticos se niegan a llevarlas en nombre de sus libertades individuales y el gobernador republicano, Ron DeSantis, ha rechazado emitir esta medida impopular entre sus votantes, argumentando que es muy difícil de hacer cumplir.

"Puedes capturar más moscas con miel que con vinagre", dijo recientemente.

Pero las críticas aumentan y comienzan a evidenciarse escisiones en su partido, luego de que el alcalde republicano de Jacksonville, en el noreste, ordenara el lunes el uso obligatorio de mascarillas.

Fue un anuncio simbólico porque el presidente Donald Trump dará allí un discurso tras su nominación republicana a la presidencia dentro de dos meses, y quería hacerlo triunfalmente, sin mascarillas ni distanciamiento social.

Otras ciudades y condados han tomado medidas similares, algunas con multas.

También se anunció el cierre de todas las playas del sur de Florida durante el próximo fin de semana largo por el Día de la Independencia, para evitar un aluvión de turistas en un estado que necesita desesperadamente del turismo para subsistir.

lm/dga

© Agence France-Presse

Local

Néstor Domínguez pide investigar a Jesús Murillo Karam

Por delitos cometidos contra la administración de justicia, durante las investigaciones a su cargo, en el caso de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa

Local

Despejan de drenes 2 mil 560 toneladas de desechos

Además se recolectaron más de 130 toneladas de basura de pozos de visita, cárcamos, rejillas y registros sanitarios en las siete delegaciones

Local

Se recuperan con éxito los menores con Covid-19

De los 23 menores, 20 ya se han recuperado de la enfermedad, y los demás se reportan como casos leves

Cine

CCC celebra 45 años con una selección de películas gratuitas

Son siete películas gratis a las que podrás acceder a través del portal FilminLatino

Sociedad

Semar reestructura jefaturas de Estado Mayor

Los movimientos son parte de la rotación permanente del personal

Gossip

Enrique Guzmán dará presentación en línea

Bajo el título “Concierto a la carta”, el cantante se acercará a las historias de sus seguidores para dedicarles la canción en vivo

En el ring

Muere el excampeón de lucha libre Nikolay Cheterev por Covid-19

El excampeón búlgaro en la categoría de 125 kilogramos, murió a los 33 años

Policiaca

Hombre intentaba suicidarse

Un hombre entre 35 y 40 años de edad, se subió a la Peña de Bernal con la intención de lanzarse al vació

Política

PAN llama a sus dirigentes estatales la unidad ante elecciones de 2021

"En el 2021 seremos la alternativa democrática de cambio", dijo el dirigente nacional Marko Cortés