/ jueves 26 de abril de 2018

Surcoreanos, entre la esperanza e indiferencia por histórica cumbre Intercoreana

El pulso de la ciudadanía de cara a la cumbre también diverge entre diferentes generaciones, pero principalmente la de los jóvenes

SEÚL, Corea del Sur. Los surcoreanos aguardan la celebración de la cumbre de mañana entre Seúl y Pyongyang con opiniones que oscilan entre la esperanza y el recelo, mientras que los más jóvenes muestran una marcada indiferencia ante este evento histórico.

Estas son las opiniones predominantes en las calles de una capital surcoreana en la que la vida discurría hoy con total normalidad a sólo unos 45 kilómetros de la frontera con el Norte, donde se ultiman los preparativos para la primera reunión en once años entre mandatarios de estos países separados por la guerra.

“Creo que esto puede servir al menos para que Corea del Norte abandone la actitud tan agresiva que ha mostrado en los últimos años”, dice a Efe Choi A-reum, una oficinista de 27 años, sobre la cumbre que celebrarán el dictador norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente del Sur, Moon Jae-in. Nam Ok-mi, una ama de casa de 57 años, confía en que la reunión sirva para alcanzar una “paz duradera” en la península, mientras que Lim Myeong-soon, de 80 años y también ama de casa, se muestra “muy esperanzada” ante el actual clima de distensión, aunque no cree que “se vayan a conseguir demasiadas cosas” en el encuentro del viernes.

Muchos surcoreanos se muestran escépticos sobre las posibilidad de que la cumbre depare compromisos o acciones concretas hacia la desnuclearización del Norte, como Park Ji-yong, un desempleado que afirma que Pyongyang ha accedido a dialogar “sólo porque está sometida a demasiada presión” de la comunidad internacional.

“Corea del Norte tiene dos caras, por un lado dice lo que otros países quieren oír y por otro hace lo que más le interesa”, apunta Park, quien también afirma que “la historia se repite”, en alusión a las dos anteriores cumbres intercoreanas que se saldaron con acuerdos incumplidos para el diálogo y la desnuclearización.

“Es una cumbre peligrosa”, considera en el mismo sentido Kim Ho-jin, trabajador de una agencia gubernamental, quien señala no obstante que la reunión supone “el primer paso entre los muchos” que serán necesarios para poner fin a la tensión y a la división entre ambos países.

SEÚL, Corea del Sur. Los surcoreanos aguardan la celebración de la cumbre de mañana entre Seúl y Pyongyang con opiniones que oscilan entre la esperanza y el recelo, mientras que los más jóvenes muestran una marcada indiferencia ante este evento histórico.

Estas son las opiniones predominantes en las calles de una capital surcoreana en la que la vida discurría hoy con total normalidad a sólo unos 45 kilómetros de la frontera con el Norte, donde se ultiman los preparativos para la primera reunión en once años entre mandatarios de estos países separados por la guerra.

“Creo que esto puede servir al menos para que Corea del Norte abandone la actitud tan agresiva que ha mostrado en los últimos años”, dice a Efe Choi A-reum, una oficinista de 27 años, sobre la cumbre que celebrarán el dictador norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente del Sur, Moon Jae-in. Nam Ok-mi, una ama de casa de 57 años, confía en que la reunión sirva para alcanzar una “paz duradera” en la península, mientras que Lim Myeong-soon, de 80 años y también ama de casa, se muestra “muy esperanzada” ante el actual clima de distensión, aunque no cree que “se vayan a conseguir demasiadas cosas” en el encuentro del viernes.

Muchos surcoreanos se muestran escépticos sobre las posibilidad de que la cumbre depare compromisos o acciones concretas hacia la desnuclearización del Norte, como Park Ji-yong, un desempleado que afirma que Pyongyang ha accedido a dialogar “sólo porque está sometida a demasiada presión” de la comunidad internacional.

“Corea del Norte tiene dos caras, por un lado dice lo que otros países quieren oír y por otro hace lo que más le interesa”, apunta Park, quien también afirma que “la historia se repite”, en alusión a las dos anteriores cumbres intercoreanas que se saldaron con acuerdos incumplidos para el diálogo y la desnuclearización.

“Es una cumbre peligrosa”, considera en el mismo sentido Kim Ho-jin, trabajador de una agencia gubernamental, quien señala no obstante que la reunión supone “el primer paso entre los muchos” que serán necesarios para poner fin a la tensión y a la división entre ambos países.

Local

Incrementan 84.2% los casos Covid-19

Del 10 de octubre al 24 de octubre reportaron 2 mil 471 casos nuevos de Covid-19, que en promedio son 164.7 casos por día

Local

Con C4 recuperan más autos robados

El nuevo C4, ya brinda resultados en el marco de la estrategia integral que sigue el Municipio de Querétaro para seguir procurando la paz y tranquilidad de la ciudadanía

Local

Capital queretana con poca superficie de áreas verdes

La regidora Ivonne Olascoaga denunció que la actual administración agrava el problema al mantener su política de aceptar que se paguen las áreas verdes en efectivo

Mundo

Armenia y Azerbaiyán acuerdan nuevo alto el fuego

Azerbaiyán y Armenia han protagonizado un amargo conflicto sobre Karabaj desde que los separatistas armenios respaldados por Ereván tomaron el control del área en una guerra de la década de 1990

Mundo

La oposición bielorrusa anuncia huelgas pese a la presión de las autoridades

Svetlana Tijanóvskaya, anunció el inicio de un movimiento de huelga para exigir la salida del presidente Alexander Lukashenko

Mundo

Muere el número dos de Sadam Husein

Ninguno de los comunicados en los que se anunció la muerte del número dos del régimen precisó el lugar ni la causa de su deceso

Sociedad

Piden a diputados defender fondo para enfermedades catastróficas

Morena presentó una iniciativa para disponer de 33 mil millones de pesos del Fondo de Salud para el Bienestar

Mundo

OMS pide a Europa y EU "no bajar los brazos" ante segunda ola de Covid-19

"Aunque estamos de acuerdo con Trump de que es importante proteger a los más vulnerables, renunciar a controlar la pandemia es peligroso", declaró Tredos

Mundo

Las ceremonias de Navidad en el Vaticano se celebrarán sin fieles

Tras las ceremonias de Semana Santa sin público en el Vaticano, el papa Francisco también celebrará las misas de Adviento y Navidad sin la presencia de fieles