/ sábado 13 de enero de 2018

La gestación subrogada debe regularse

México, (Notimex). - La maternidad subrogada significa que una mujer presta, renta o comercializa su útero para que alguien más pueda tener un bebé, y su práctica supone retos para la medicina y el derecho, coincidieron especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

De igual forma, resaltaron que debe existir una normatividad marcada por la idea de autonomía y justicia, y que evite abusos.

Germán Fajardo Dolci, director de la Facultad de Medicina de la UNAM, refirió que se trata de un tema importante, polémico y con varias aristas, pues en algunos casos quienes buscan la subrogación son parejas del mismo sexo “y eso complica aún más la situación”.

Alicia Hamui Sutton, secretaria de Educación Médica de la FM, expuso que es mejor la regulación que la prohibición o la libertad absoluta del mercado; no se debe negar que es una práctica con beneficios a ciertas personas, pero es preciso prevenir el abuso o la explotación.

La académica señaló que “la ley debe garantizar el bienestar de las partes; las libertades de género, creencia, religión y todas las que se consagran en la Constitución, se deben hacer valer”. Además, los procedimientos deben realizarse en condiciones sanitarias.

A su vez, Luz Helena Orozco y Villa, secretaria de Estudio y Cuenta en  la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), explicó que la gestación subrogada puede tener fines comerciales, pues la gestante es compensada más allá de los gastos médicos; puede ser altruista sin obtener una ganancia financiera.

Resaltó que entre los países que prohíben totalmente esa práctica se encuentran Alemania, Francia, Italia y China.

Mientras que los que permiten acuerdos altruistas, pero prohíben los comerciales, son Gran Bretaña, Canadá, Australia y Sudáfrica; y los que permiten la subrogación comercial: India, Rusia y Ucrania.

La maternidad subrogada, que trae muchos problemas éticos e interrogantes, debe contar con una legislación que parta de la autonomía, las libertades, y cuyo único límite sean los derechos de terceros.

Las tres salvaguardas para garantizar procesos éticos en la regulación de la gestación subrogada son: el consentimiento informado, previsión de eventualidades y la confidencialidad, finalizó la experta de la SCJN.

México, (Notimex). - La maternidad subrogada significa que una mujer presta, renta o comercializa su útero para que alguien más pueda tener un bebé, y su práctica supone retos para la medicina y el derecho, coincidieron especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

De igual forma, resaltaron que debe existir una normatividad marcada por la idea de autonomía y justicia, y que evite abusos.

Germán Fajardo Dolci, director de la Facultad de Medicina de la UNAM, refirió que se trata de un tema importante, polémico y con varias aristas, pues en algunos casos quienes buscan la subrogación son parejas del mismo sexo “y eso complica aún más la situación”.

Alicia Hamui Sutton, secretaria de Educación Médica de la FM, expuso que es mejor la regulación que la prohibición o la libertad absoluta del mercado; no se debe negar que es una práctica con beneficios a ciertas personas, pero es preciso prevenir el abuso o la explotación.

La académica señaló que “la ley debe garantizar el bienestar de las partes; las libertades de género, creencia, religión y todas las que se consagran en la Constitución, se deben hacer valer”. Además, los procedimientos deben realizarse en condiciones sanitarias.

A su vez, Luz Helena Orozco y Villa, secretaria de Estudio y Cuenta en  la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), explicó que la gestación subrogada puede tener fines comerciales, pues la gestante es compensada más allá de los gastos médicos; puede ser altruista sin obtener una ganancia financiera.

Resaltó que entre los países que prohíben totalmente esa práctica se encuentran Alemania, Francia, Italia y China.

Mientras que los que permiten acuerdos altruistas, pero prohíben los comerciales, son Gran Bretaña, Canadá, Australia y Sudáfrica; y los que permiten la subrogación comercial: India, Rusia y Ucrania.

La maternidad subrogada, que trae muchos problemas éticos e interrogantes, debe contar con una legislación que parta de la autonomía, las libertades, y cuyo único límite sean los derechos de terceros.

Las tres salvaguardas para garantizar procesos éticos en la regulación de la gestación subrogada son: el consentimiento informado, previsión de eventualidades y la confidencialidad, finalizó la experta de la SCJN.

Local

Continuarán 32 jóvenes su formación en Francia; son beneficiarios del programa MEXPROTEC

Son alumnos de las universidades Aeronáutica en Querétaro, la Tecnológica de San Juan del Río y la Tecnológica de Querétaro

Local

Con drones vigilan ductos de hidrocarburos

Mandan señal al C4 en tiempo real permitiendo que los elementos de seguridad actúen inmediatamente si se detecta alguna irregularidad

Local

Destinan 12 mdp en rehabilitación de la unidad de El Pueblito

Obra registra avance del 60 por ciento; se espera que en agosto quede concluido el trabajo

Política

En octubre, consulta nacional para definir situación de nuevo aeropuerto: Jiménez Spriú

La próxima semana se reunirá con el actual titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, para elegir a los integrantes de los cuatro o cinco grupos de trabajo que analizarán la construcción del NAICM

Futbol

Necaxa, campeón de la Supercopa MX

En un duelo entre Rayados y los Rayos de Monterrey, los equipos mexicanos se disputaron título en Estados Unidos

Mundo

Trump considera a la UE como enemigo económico de Estados Unidos

En los últimos meses ha argumentado que sus políticas hacen las cosas más difíciles a los exportadores estadounidenses

OMG!

No me puedes dejar así, Luis Miguel… Hoy termina la primera temporada de la serie de Netflix

Hay dudas que necesitamos que sean resueltas: ¿sabremos el destino que tuvo Marcela, la madre del cantante? ¿Cómo murió Luisito Rey? ¿Lo perdonó Luis Miguel?

Mundo

Al menos 10 muertos en operación policial en Nicaragua

Seis de los muertos son civiles, entre ellos dos menores de edad, y cuatro policías antimotines, según un informe preliminar de La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos