/ martes 9 de junio de 2020

"La piel me sigue doliendo": María Elena, saxofonista que sufrió ataque con ácido

Denuncia que por la pandemia suspendieron su tratamiento tras sufrir un ataque con ácido

La piel aún le duele, le molesta. Se siente incómoda y eso le recuerda constantemente la agresión que una expareja tramó por haber terminado la relación. María Elena Ríos Ortiz cumplió 27 años en febrero pasado. Han pasado nueve meses de aquella tarde negra en la que fue rociada con el ácido sulfúrico que borró parte de su cuerpo y de su rostro. Habla desde su casa en Huajuapan de León, Oaxaca.

“La piel me sigue doliendo, me sigue molestando, me sigue irritando, no estoy cómoda. Es como tener una memoria, pero te incorporas a un cuerpo que no era tuyo”, detalla en entrevista.

Para Melena, como le dicen de cariño, “es difícil vivir el día a día”, pero en medio de la depresión trata de reponerse. “Tengo ánimo de seguir adelante reconstruyendo y recogiendo cada pedazo que quedó de mi… no queda de otra…”, dice con la voz entrecortada.

Habla porque no quiere que olviden su caso y necesita que las autoridades sanitarias no descuiden su tratamiento.

La joven oaxaqueña estudió comunicación social y saxofón en el Conservatorio de Música de Puebla. En 2017 se postuló para ocupar en Oaxaca por una vacante en el área de prensa del entonces diputado Juan Vera Carrizal, del PRI, con quien inició una relación sentimental y hoy es imputado como autor intelectual del ataque a la joven mixteca ocurrido el 9 de septiembre de 2019.

“Uno de los autores intelectuales sigue prófugo. Anda suelto, anda libre y es una de las razones por las cuales no le puedo dar prioridad a futuros proyectos”, comenta la saxofonista.

La Fiscalía del Estado de Oaxaca hizo la detención primaria de los agresores materiales, posteriormente capturó a un tercer agresor y hace dos meses el exdiputado se entregó, pero aún queda pendiente la aprehensión de su hijo, quien también habría urdido el plan para lastimar a la joven. Una de las hipótesis de su abogado defensor es que Juan Antonio N. se entregó para negociar la libertad de su hijo, con el mismo nombre, pero hasta ahora no se sabe de ningún avance acerca de su búsqueda. Los que le arrojaron el ácido están en la cárcel, no tienen una sentencia, ya que el proceso apenas inicia, y se prevé un proceso largo y suntuoso.

Con la voz entrecortada comenta: “No quiero que se mal interprete, el hecho de que camine, que ya pueda hablar con claridad no significa que esté bien. Yo vivo con mucho dolor físico y mental”.

Continúa relatando que “el daño que me hicieron es irreversible, nadie me va a regresar el rostro, la piel, habilidades y sobre todo mi estabilidad emocional. Mi vida nunca va a ser nada igual, las repercusiones por las quemaduras no sólo son físicas, también psicológicas”.

La joven saxofonista, que el pasado 18 de febrero cumplió 27 años, piensa que a la autoridad se le olvidó su caso. Si bien comprende que por la emergencia sanitaria se paralizaron actividades en las dependencias federales y estatales. Después de dos meses la última orden de aprehensión no ha sido ejecutada.

-En tu opinión, ¿cómo ha sido el actuar de las autoridades de Oaxaca?

“No hay sentencia contra mis agresores, están en la cárcel de manera provisional, en lo que comienzan las audiencias. Es un proceso largo donde capturaron a cuatro, pero eso no significa que se vayan a quedar en la cárcel, por ahora es incierto que se queden en prisión”.

SU TRATAMIENTO MÉDICO SE ENCUENTRA SUSPENDIDO

La joven mixteca, quien desde los ocho años practicaba el saxofón y ha sido seleccionada en la convocatoria CurArteOaxaca para hablar de música, platica que está preocupada por su salud.

“Estoy en la incertidumbre, porque mi tratamiento está atrasado desde el inicio de la cuarentena; temo por mi salud, ya que por parte de la Secretaría de Salud del Estado de Oaxaca se siente una evidente ausencia”, expone.

En mi caso, agrega, mi tratamiento debe tener seguimiento todos los días, “en cuanto a terapias y rehabilitación. Me estoy atrasando porque la cicatrización es un proceso, al cual se le debe dar seguimiento continuamente para que no quedes tan mal”, detalla.

Ríos Ortiz recupera sus habilidades con el saxofón, con el cual, dice, es la mejor fisioterapia que tiene hasta el momento, la única que puede optar, sin embargo, con un nudo en la garganta finaliza: “Mi situación no es fácil, caigo en depresión… es muy difícil olvidar… yo sigo teniendo flash back, es una seria de sensaciones….muchas veces no se pueden describir, es complejo vivirlas. La mejor terapia que puedo tener, indudablemente el apoyo de mi familia”.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

La piel aún le duele, le molesta. Se siente incómoda y eso le recuerda constantemente la agresión que una expareja tramó por haber terminado la relación. María Elena Ríos Ortiz cumplió 27 años en febrero pasado. Han pasado nueve meses de aquella tarde negra en la que fue rociada con el ácido sulfúrico que borró parte de su cuerpo y de su rostro. Habla desde su casa en Huajuapan de León, Oaxaca.

“La piel me sigue doliendo, me sigue molestando, me sigue irritando, no estoy cómoda. Es como tener una memoria, pero te incorporas a un cuerpo que no era tuyo”, detalla en entrevista.

Para Melena, como le dicen de cariño, “es difícil vivir el día a día”, pero en medio de la depresión trata de reponerse. “Tengo ánimo de seguir adelante reconstruyendo y recogiendo cada pedazo que quedó de mi… no queda de otra…”, dice con la voz entrecortada.

Habla porque no quiere que olviden su caso y necesita que las autoridades sanitarias no descuiden su tratamiento.

La joven oaxaqueña estudió comunicación social y saxofón en el Conservatorio de Música de Puebla. En 2017 se postuló para ocupar en Oaxaca por una vacante en el área de prensa del entonces diputado Juan Vera Carrizal, del PRI, con quien inició una relación sentimental y hoy es imputado como autor intelectual del ataque a la joven mixteca ocurrido el 9 de septiembre de 2019.

“Uno de los autores intelectuales sigue prófugo. Anda suelto, anda libre y es una de las razones por las cuales no le puedo dar prioridad a futuros proyectos”, comenta la saxofonista.

La Fiscalía del Estado de Oaxaca hizo la detención primaria de los agresores materiales, posteriormente capturó a un tercer agresor y hace dos meses el exdiputado se entregó, pero aún queda pendiente la aprehensión de su hijo, quien también habría urdido el plan para lastimar a la joven. Una de las hipótesis de su abogado defensor es que Juan Antonio N. se entregó para negociar la libertad de su hijo, con el mismo nombre, pero hasta ahora no se sabe de ningún avance acerca de su búsqueda. Los que le arrojaron el ácido están en la cárcel, no tienen una sentencia, ya que el proceso apenas inicia, y se prevé un proceso largo y suntuoso.

Con la voz entrecortada comenta: “No quiero que se mal interprete, el hecho de que camine, que ya pueda hablar con claridad no significa que esté bien. Yo vivo con mucho dolor físico y mental”.

Continúa relatando que “el daño que me hicieron es irreversible, nadie me va a regresar el rostro, la piel, habilidades y sobre todo mi estabilidad emocional. Mi vida nunca va a ser nada igual, las repercusiones por las quemaduras no sólo son físicas, también psicológicas”.

La joven saxofonista, que el pasado 18 de febrero cumplió 27 años, piensa que a la autoridad se le olvidó su caso. Si bien comprende que por la emergencia sanitaria se paralizaron actividades en las dependencias federales y estatales. Después de dos meses la última orden de aprehensión no ha sido ejecutada.

-En tu opinión, ¿cómo ha sido el actuar de las autoridades de Oaxaca?

“No hay sentencia contra mis agresores, están en la cárcel de manera provisional, en lo que comienzan las audiencias. Es un proceso largo donde capturaron a cuatro, pero eso no significa que se vayan a quedar en la cárcel, por ahora es incierto que se queden en prisión”.

SU TRATAMIENTO MÉDICO SE ENCUENTRA SUSPENDIDO

La joven mixteca, quien desde los ocho años practicaba el saxofón y ha sido seleccionada en la convocatoria CurArteOaxaca para hablar de música, platica que está preocupada por su salud.

“Estoy en la incertidumbre, porque mi tratamiento está atrasado desde el inicio de la cuarentena; temo por mi salud, ya que por parte de la Secretaría de Salud del Estado de Oaxaca se siente una evidente ausencia”, expone.

En mi caso, agrega, mi tratamiento debe tener seguimiento todos los días, “en cuanto a terapias y rehabilitación. Me estoy atrasando porque la cicatrización es un proceso, al cual se le debe dar seguimiento continuamente para que no quedes tan mal”, detalla.

Ríos Ortiz recupera sus habilidades con el saxofón, con el cual, dice, es la mejor fisioterapia que tiene hasta el momento, la única que puede optar, sin embargo, con un nudo en la garganta finaliza: “Mi situación no es fácil, caigo en depresión… es muy difícil olvidar… yo sigo teniendo flash back, es una seria de sensaciones….muchas veces no se pueden describir, es complejo vivirlas. La mejor terapia que puedo tener, indudablemente el apoyo de mi familia”.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Local

Jóvenes hospitalizados en Querétaro tienen factor común viajes a Mazatlán y Cancún

Recalcan que la vacuna contra el Covid-19 no exenta a la población de que vuelva a contagiarse, además que entre más movilidad hay más posibilidad hay de contagio

Local

Sin respuesta plan de vacunar en la IP

El presidente de la Coparmex, Jorge Camacho Ortega, dijo que el sector espera tener ya una resolución

Local

Congelada la Ley del aborto 

La diputada Laura Polo, estimó que este tema se seguirá atrasando en Querétaro, debido a que en la siguiente Legislatura habrá mayoría panista 

Sociedad

Ocultan en tiraderos de Cancún toneladas de sargazo

Los empresarios admiten que los tiraderos clandestinos son un problema real, pues faltan estaciones para el tratamiento de miles de toneladas

Gossip

Rosita Pelayo comparte cómo ser feliz aun con las desgracias

Rosita Pelayo presenta su conferencia en la reapertura de El Círculo Teatral

Cultura

La literatura, el refugio de Mayra Santos-Febres

La novela evoca los momentos de mayor miedo y crisis que la población de Puerto Rico

Gossip

Arath de la Torre vuelve como Don Juan en El Tenorio Cómico

Con más de 30 años de carrera, Arath de la Torre piensa diversificarse en la dirección de escena y como productor

Cultura

María Dueñas, referente literario con sensibilidad femenina

Con más de 70 ediciones y traducida a 40 idiomas, la primera novela de María Dueñas la convirtió en un referente literario

Sociedad

Chigmecatitlán, único municipio de Puebla sin Covid-19

El municipio de Puebla es el único del estado sin casos sospechosos, ni defunciones por el coronavirus