/ domingo 3 de mayo de 2020

Ambulante en casa

Realidad de los adultos mayores de la comunidad gay es lamentable, ya que muchos deben regresar al clóset para ser aceptados

El adulto mayor heterosexual es olvidado, abandonado y excluido de todos sus derechos, pero el adulto mayor LGBTTTI+ es invisibilizado, denuncia la activista transgénero de 84 años, Samantha Flores, cuya vida inspiró el corto documental “La felicidad en la que vivo”; una producción del cineasta mexicano, Carlos Morales, que será transmitido mañana, a través de la plataforma del festival de documentales Ambulante en casa.

Más que centrar el argumento en la discriminación y la violencia que sufre este sector, el realizador afirma en entrevista con DIARIO DE QUERÉTARO, que buscó visibilizar la historia y la felicidad de esta mujer, que a lo largo de más de dos décadas ha dedicado su vida a la defensa de los derechos de la comunidad lésbico, gay, bisexual y transexual en México, y en los últimos años, a mejorar las condiciones de vida de las y los adultos mayores pertenecientes a este sector.

Tan solo en el 2012, Samantha fundó en la Ciudad de México “Laetus Vitae A.C. (Vida Alegre, en español)”, la primera casa de día para adultos mayores LGBTTTI+ en el país, que ha sido diseñada para convertirse a la postre en un albergue gratuito para esta comunidad.

“Resulta de pronto muy esperanzador ver a una mujer como Samantha llegando a esa edad con esa vitalidad y esa alegría; representa una esperanza para otras mujeres que están empezando su transformación”, dice el realizador, tomando en cuenta que, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el promedio de vida de una mujer trans en América Latina es de 35 años, debido principalmente a las condiciones de pobreza en las que la mayoría vive, la violencia transfóbica, la falta de trabajo y el acceso a la salud.

Para el proyecto, Morales siguió durante un día la cotidianidad de Samantha, quien abrió las puertas de su casa para compartir su actualidad y viejas memorias. Mientras se arregla con mucho esmero, y recorre las habitaciones de su hogar, la mujer habla de cuando decidió ser ella misma y de cómo ha sido su vida desde entonces. Lo hace saltando de metáfora en metáfora, dejando entrever algunos sinsabores y pasajes felices sobre el amor.

En el documental “ella nos permite asomarnos a unos momentos de su vida, nos platica un poco del amor, de cómo su familia aceptó su forma de ser, su naturaleza, lo que ella quería ser; habla sobre su padre amoroso, sobre su madre muy generosa… y así nos va haciendo algunos guiños de sus memorias, nos va aproximando un poco a su historia desde la comodidad de su casa”.

-“¿Por qué decidiste usar como escenario la misma casa de Samantha?”, inquiere su interlocutora.

“Samantha tiene un discurso que me parece muy fuerte. Ella dice que los homosexuales, las personas gay adultos mayores se ven obligados a regresar al clóset cuando llegan a la tercera edad para ser aceptados por la sociedad. Me parece sumamente fuerte, peligroso, lamentable, y en ese sentido quisimos construir una metáfora de ese gran clóset, aunque Samantha no está en ese clóset… por eso todo el documental ocurre al interior de su casa, además de Bellas Artes donde le encanta escuchar ópera y música clásica”.

Además de visibilizar esta problemática y de generar otro acercamiento hacia la vida de las mujeres trans, a través de este documental, Carlos asevera que busca evocar una reflexión sobre la situación actual de los adultos mayores en México, y de llevar a la mesa un debate sobre la creación de “políticas públicas distintas para los adultos mayores. Somos una generación que en tres décadas formaremos parte de ese sector y llegaremos sin garantías, y seremos muchos, muchos muy pobres”, lamenta.

Sobre el director

Carlos Morales estudió Guion Cinematográfico en el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC). A través de su primer corto documental “Sinfonía de un mar triste”, que habla sobre la migración forzada en México a causa de la violencia, recibió el galardón como Mejor Cortometraje Documental en los premios Ariel 2019.

Quienes deseen formar parte de la función virtual, deberán acceder a la página encasa.ambulante.org e inscribirse. Solo las primeras mil personas que lo hagan podrán ver este corto documental de manera gratuita.

El adulto mayor heterosexual es olvidado, abandonado y excluido de todos sus derechos, pero el adulto mayor LGBTTTI+ es invisibilizado, denuncia la activista transgénero de 84 años, Samantha Flores, cuya vida inspiró el corto documental “La felicidad en la que vivo”; una producción del cineasta mexicano, Carlos Morales, que será transmitido mañana, a través de la plataforma del festival de documentales Ambulante en casa.

Más que centrar el argumento en la discriminación y la violencia que sufre este sector, el realizador afirma en entrevista con DIARIO DE QUERÉTARO, que buscó visibilizar la historia y la felicidad de esta mujer, que a lo largo de más de dos décadas ha dedicado su vida a la defensa de los derechos de la comunidad lésbico, gay, bisexual y transexual en México, y en los últimos años, a mejorar las condiciones de vida de las y los adultos mayores pertenecientes a este sector.

Tan solo en el 2012, Samantha fundó en la Ciudad de México “Laetus Vitae A.C. (Vida Alegre, en español)”, la primera casa de día para adultos mayores LGBTTTI+ en el país, que ha sido diseñada para convertirse a la postre en un albergue gratuito para esta comunidad.

“Resulta de pronto muy esperanzador ver a una mujer como Samantha llegando a esa edad con esa vitalidad y esa alegría; representa una esperanza para otras mujeres que están empezando su transformación”, dice el realizador, tomando en cuenta que, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el promedio de vida de una mujer trans en América Latina es de 35 años, debido principalmente a las condiciones de pobreza en las que la mayoría vive, la violencia transfóbica, la falta de trabajo y el acceso a la salud.

Para el proyecto, Morales siguió durante un día la cotidianidad de Samantha, quien abrió las puertas de su casa para compartir su actualidad y viejas memorias. Mientras se arregla con mucho esmero, y recorre las habitaciones de su hogar, la mujer habla de cuando decidió ser ella misma y de cómo ha sido su vida desde entonces. Lo hace saltando de metáfora en metáfora, dejando entrever algunos sinsabores y pasajes felices sobre el amor.

En el documental “ella nos permite asomarnos a unos momentos de su vida, nos platica un poco del amor, de cómo su familia aceptó su forma de ser, su naturaleza, lo que ella quería ser; habla sobre su padre amoroso, sobre su madre muy generosa… y así nos va haciendo algunos guiños de sus memorias, nos va aproximando un poco a su historia desde la comodidad de su casa”.

-“¿Por qué decidiste usar como escenario la misma casa de Samantha?”, inquiere su interlocutora.

“Samantha tiene un discurso que me parece muy fuerte. Ella dice que los homosexuales, las personas gay adultos mayores se ven obligados a regresar al clóset cuando llegan a la tercera edad para ser aceptados por la sociedad. Me parece sumamente fuerte, peligroso, lamentable, y en ese sentido quisimos construir una metáfora de ese gran clóset, aunque Samantha no está en ese clóset… por eso todo el documental ocurre al interior de su casa, además de Bellas Artes donde le encanta escuchar ópera y música clásica”.

Además de visibilizar esta problemática y de generar otro acercamiento hacia la vida de las mujeres trans, a través de este documental, Carlos asevera que busca evocar una reflexión sobre la situación actual de los adultos mayores en México, y de llevar a la mesa un debate sobre la creación de “políticas públicas distintas para los adultos mayores. Somos una generación que en tres décadas formaremos parte de ese sector y llegaremos sin garantías, y seremos muchos, muchos muy pobres”, lamenta.

Sobre el director

Carlos Morales estudió Guion Cinematográfico en el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC). A través de su primer corto documental “Sinfonía de un mar triste”, que habla sobre la migración forzada en México a causa de la violencia, recibió el galardón como Mejor Cortometraje Documental en los premios Ariel 2019.

Quienes deseen formar parte de la función virtual, deberán acceder a la página encasa.ambulante.org e inscribirse. Solo las primeras mil personas que lo hagan podrán ver este corto documental de manera gratuita.

Local

Kuri condena la reforma eléctrica

Empresas pierden competitividad y se complicarán negociaciones

Local

Mantienen los precios de pescados y mariscos

En el Mercado Escobedo, locatarios y comerciantes decidieron no arriesgarse a la pérdida de clientela

Local

Gasto administrativo estable en Querétaro

Gobierno estatal es sexto lugar entre los de menor alza en ese rubro durante 2019

Local

Municipio de Querétaro recolectará llantas

La Secretaría de Servicios Públicos del Municipio de Querétaro convocó a la ciudadanía a participar en la jornada “RespiraQro y recicla tus llantas”

Local

Cambia vida de gente en situación de calle

El campamento que había sido adecuado en el parque, sería retirado a más tardar este jueves

Local

Enrique Vega entregó obras en El Marqués

En estas obras destinaron un monto de 33 millones 564 mil 626 pesos de recurso propio

Local

Buscan asegurar tratamiento profesional para autistas

Con la intención de asegurar tratamientos profesionales para las personas con autismo

Local

Buscan evitar deserción escolar con becas

Becas Benito Juárez en Querétaro ha adelantado la entrega de pagos a los beneficiarios

Local

Conmemoran el Día de la Bandera

El país requiere de unidad sobre los intereses y bienes comunes para garantizar la igualdad que otorga la ley