/ lunes 8 de abril de 2024

Aprovecharon el eclipse para aprender sobre cianotipia

Durante el taller, llevado a cabo en el Museo de Arte Contemporáneo, los asistentes pudieron registrar este histórico evento

Si bien no es necesario que suceda un eclipse para poner en práctica la cianotipia, eso no detuvo a los amantes de la fotografía que se reunieron esta mañana en el Museo de Arte Contemporáneo para aprender un poco más sobre esta técnica ancestral y sobre los eclipses.

Al menos 20 personas acudieron al llamado convocado por los talleristas Daniel Serrano e Ixcel Nava en el museo. Con motivo del eclipse se proyectaron videos respecto los mitos y leyendas de los eclipses, al igual de métodos para la observación segura del fenómeno. Sin embargo, la verdadera excusa para los reunidos fue la realización de su propia pieza de cianotipia.

La cianotipia es un proceso fotográfico monocromo que se consigue de una copia de un negativo y del color que se manifiesta es el cian -de ahí su nombre-. Se considera que Sir John Herschel, matemático y astrónomo británico, fue quien inventó la técnica de revelado; no obstante, la botánica inglesa Anna Atkins fue la pionera en experimentar con la técnica y sacarle jugo.

Actualmente es una de las técnicas que se encuentra en desuso, por lo que se han realizado diferentes esfuerzos por no perder esta forma de revelado ancestral. El interés de Daniel e Ixcel por generar este espacio de aprendizaje se originó por su propio gusto por la técnica y su interés porque más personas la utilicen.

La cianotipia es un proceso fotográfico monocromo. Foto: Hugo Arciniega / Diario de Querétaro

"En realidad quisimos aprovechar el fenómeno del eclipse para invitar al público a interesarse por la cianotipia y que pudieran realizar su propio experimento con el revelado a la vez que le agregan un valor simbólico", explicó Daniel Serrano, artista visual y uno de los talleristas del curso.

Debido al eclipse, el papel fabriano (popularmente conocido por ser el papel para las acuarelas) que había sido preparado con la mezcla de extracto de ferricianuro de potasio y citrato de amonio y hierro tardó más tiempo de lo habitual en "oxidarse". "Los rayos ultravioleta oxidan el papel, que es lo que provoca la impresión. Al estar expuesto al sol, el color amarillo cambia a uno entre verdoso y azul, lo que nos indica que está sucediendo la reacción química. Es importante que el papel esté seco para este momento, porque sino la impresión no quedaría bien definida y también ensuciaría el negativo. Y ya después lo limpiamos con agua pura y ya que se retire el exceso pasa a un baño de agua oxigenada, la cual potencializará el azul de la impresión", explicó el tallerista.

Los asistentes dejaron su pieza bajo el sol durante 15 minutos. Foto: Hugo Arciniega / Diario de Querétaro

➡️ Únete al canal de Diario de Querétaro en WhatsApp para no perderte la información más importante

En un día soleado, el proceso puede tomar unos cinco minutos en reaccionar ante los rayos de luz; sin embargo, durante el punto máximo del eclipse, los asistentes dejaron sus piezas reposar bajo la luz hasta 15 minutos. El resultado es una impresión de azul intenso con ciertos detalles blancos (que es el área que no fue expuesta al sol). Al menos hasta las 13:00 horas los amantes de la fotografía pudieron experimentar con el revelado tradicional.

El papel es preparado con la mezcla de extracto de ferricianuro de potasio y citrato de amonio y hierro. Foto: Hugo Arciniega / Diario de Querétaro

Si bien no es necesario que suceda un eclipse para poner en práctica la cianotipia, eso no detuvo a los amantes de la fotografía que se reunieron esta mañana en el Museo de Arte Contemporáneo para aprender un poco más sobre esta técnica ancestral y sobre los eclipses.

Al menos 20 personas acudieron al llamado convocado por los talleristas Daniel Serrano e Ixcel Nava en el museo. Con motivo del eclipse se proyectaron videos respecto los mitos y leyendas de los eclipses, al igual de métodos para la observación segura del fenómeno. Sin embargo, la verdadera excusa para los reunidos fue la realización de su propia pieza de cianotipia.

La cianotipia es un proceso fotográfico monocromo que se consigue de una copia de un negativo y del color que se manifiesta es el cian -de ahí su nombre-. Se considera que Sir John Herschel, matemático y astrónomo británico, fue quien inventó la técnica de revelado; no obstante, la botánica inglesa Anna Atkins fue la pionera en experimentar con la técnica y sacarle jugo.

Actualmente es una de las técnicas que se encuentra en desuso, por lo que se han realizado diferentes esfuerzos por no perder esta forma de revelado ancestral. El interés de Daniel e Ixcel por generar este espacio de aprendizaje se originó por su propio gusto por la técnica y su interés porque más personas la utilicen.

La cianotipia es un proceso fotográfico monocromo. Foto: Hugo Arciniega / Diario de Querétaro

"En realidad quisimos aprovechar el fenómeno del eclipse para invitar al público a interesarse por la cianotipia y que pudieran realizar su propio experimento con el revelado a la vez que le agregan un valor simbólico", explicó Daniel Serrano, artista visual y uno de los talleristas del curso.

Debido al eclipse, el papel fabriano (popularmente conocido por ser el papel para las acuarelas) que había sido preparado con la mezcla de extracto de ferricianuro de potasio y citrato de amonio y hierro tardó más tiempo de lo habitual en "oxidarse". "Los rayos ultravioleta oxidan el papel, que es lo que provoca la impresión. Al estar expuesto al sol, el color amarillo cambia a uno entre verdoso y azul, lo que nos indica que está sucediendo la reacción química. Es importante que el papel esté seco para este momento, porque sino la impresión no quedaría bien definida y también ensuciaría el negativo. Y ya después lo limpiamos con agua pura y ya que se retire el exceso pasa a un baño de agua oxigenada, la cual potencializará el azul de la impresión", explicó el tallerista.

Los asistentes dejaron su pieza bajo el sol durante 15 minutos. Foto: Hugo Arciniega / Diario de Querétaro

➡️ Únete al canal de Diario de Querétaro en WhatsApp para no perderte la información más importante

En un día soleado, el proceso puede tomar unos cinco minutos en reaccionar ante los rayos de luz; sin embargo, durante el punto máximo del eclipse, los asistentes dejaron sus piezas reposar bajo la luz hasta 15 minutos. El resultado es una impresión de azul intenso con ciertos detalles blancos (que es el área que no fue expuesta al sol). Al menos hasta las 13:00 horas los amantes de la fotografía pudieron experimentar con el revelado tradicional.

El papel es preparado con la mezcla de extracto de ferricianuro de potasio y citrato de amonio y hierro. Foto: Hugo Arciniega / Diario de Querétaro

Local

Al 100% de capacidad presa derivadora del Acueducto II

Garantizan un suministro constante de agua potable para la ciudad de Querétaro y la zona metropolitana

Local

Vecinos de Loma Dorada rechazan uso de suelo del 2018

Otra protesta por la gestión de Marcos Aguilar; el último día autorizó a la familia Cuanalo una torre de 48 metros 

Local

Diócesis de Querétaro catalogará obras de los templos

Buscan actuar de modo más eficiente luego de que sustrajeron la campaña de la colonia Insurgentes

Local

Van 67 casos positivos de dengue en Querétaro

Se han ejecutado acciones de control larvario al colocar abate en 27 mil 49 casas y 73 mil 398 depósitos

Local

Ofrecen Icateq, Cecati e Instituto de Artes y Oficios talleres para emprender

Buscan difundir la oferta con la que cuentan las instituciones de formación para el trabajo

Local

Historias peregrinas | Claudia Adriana cuida sus pies con 10 pares de tenis 

"Mientras esté el pie a gusto y sin ninguna ampolla todo está bien", mencionó Claudia, quien compartió que tiene 23 años de peregrinar