/ martes 23 de abril de 2024

En México, comprar un libro cuesta el sueldo de un día

En promedio un ejemplar vale 263 pesos, equivalente a un día de trabajo tomando en cuenta el salario mínimo

Para 2023, el precio promedio de venta de un libro fue de 263 pesos, equivalente casi a un día de trabajo, tomando en cuenta el salario mínimo vigente en el país.

Los costos más altos fueron de ediciones de no ficción con 309 pesos y los más bajos los libros infantiles y juveniles con 203 pesos, según los Indicadores del Sector Editorial Privado en México 2022-2023, publicado a finales del año pasado por la Cámara de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), misma que calculó que en 2022 el incremento en los precios de venta al público fue de 3.8 por ciento.

Sobre este incremento de los libros, Hugo Setzer, presidente de la Caniem, explica en entrevista con El Sol de México que la competitividad dentro del mercado editorial, los costos de producción de libros y la inflación han sido determinantes para la fijación de precios, siendo el papel uno de los insumos que más han influido en ello.

“El tema de las materias primas tiene un efecto muy importante, el papel tuvo un incremento muy fuerte, del 40 por ciento, durante la pandemia. Ya se está estabilizando, ya disminuyó un poco. Pero estas son cosas que en verdad nos impactan. Sin embargo, yo no sé de alguna editorial que haya subido sus precios en ese porcentaje, lo que hicieron fue absorber ese gasto”, explicó.

“Creo que el incremento de precios ha sido básicamente inflacionario y los márgenes (de ganancia) de la industria, que durante la pandemia disminuyeron, ya se están recuperando”, explica el ingeniero Setzer, quien también puntualiza que no existen acuerdos dentro de la Caniem que regulen los precios de todas las editoriales, porque eso va en contra de la Ley Federal de Competencia Económica.

Donde sí puede haber algún tipo de acuerdos para determinar precios, menciona Setzer es entre las editoriales y las librerías, las cuales según los indicadores consultados se colocan como el principal canal de comercialización, en cuanto a la facturación, al aportar 32% del valor de venta y 19% de los ejemplares vendidos.

Libros digitales y audiolibros, opciones para los lectores

Setzer destaca que, gracias a la tecnología, actualmente las editoriales cuentan con al menos otras dos formas de poner sus materiales en el mercado, a través de los libros en formatos digitales y en audiolibro. Sin embargo, advierte que, aunque no se paga por su exhibición física, sí se paga a las plataformas digitales que los distribuyen.

Estos formatos son una oportunidad y un complemento para ofrecer nuestros contenidos. La versión digital cuesta un poco menos, dependiendo del tipo del libro. Lo importante es que tenemos más formatos para cubrir cualquier tipo de necesidad de los lectores

El titular de la Caniem explica que, además del costo de la materia primas, para que un libro llegue al punto de venta, existen largos procedimientos en los que las editoriales involucran un gran número de trabajadores –desde editores hasta traductores y distribuidores–, que en 2022 significaron nueve mil 798 empleos, directos e indirectos.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

La industria editorial generó en 2022 unos 24 mil 968 millones de pesos, que equivale a 3.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del sector cultural del país.

Para 2023, el precio promedio de venta de un libro fue de 263 pesos, equivalente casi a un día de trabajo, tomando en cuenta el salario mínimo vigente en el país.

Los costos más altos fueron de ediciones de no ficción con 309 pesos y los más bajos los libros infantiles y juveniles con 203 pesos, según los Indicadores del Sector Editorial Privado en México 2022-2023, publicado a finales del año pasado por la Cámara de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), misma que calculó que en 2022 el incremento en los precios de venta al público fue de 3.8 por ciento.

Sobre este incremento de los libros, Hugo Setzer, presidente de la Caniem, explica en entrevista con El Sol de México que la competitividad dentro del mercado editorial, los costos de producción de libros y la inflación han sido determinantes para la fijación de precios, siendo el papel uno de los insumos que más han influido en ello.

“El tema de las materias primas tiene un efecto muy importante, el papel tuvo un incremento muy fuerte, del 40 por ciento, durante la pandemia. Ya se está estabilizando, ya disminuyó un poco. Pero estas son cosas que en verdad nos impactan. Sin embargo, yo no sé de alguna editorial que haya subido sus precios en ese porcentaje, lo que hicieron fue absorber ese gasto”, explicó.

“Creo que el incremento de precios ha sido básicamente inflacionario y los márgenes (de ganancia) de la industria, que durante la pandemia disminuyeron, ya se están recuperando”, explica el ingeniero Setzer, quien también puntualiza que no existen acuerdos dentro de la Caniem que regulen los precios de todas las editoriales, porque eso va en contra de la Ley Federal de Competencia Económica.

Donde sí puede haber algún tipo de acuerdos para determinar precios, menciona Setzer es entre las editoriales y las librerías, las cuales según los indicadores consultados se colocan como el principal canal de comercialización, en cuanto a la facturación, al aportar 32% del valor de venta y 19% de los ejemplares vendidos.

Libros digitales y audiolibros, opciones para los lectores

Setzer destaca que, gracias a la tecnología, actualmente las editoriales cuentan con al menos otras dos formas de poner sus materiales en el mercado, a través de los libros en formatos digitales y en audiolibro. Sin embargo, advierte que, aunque no se paga por su exhibición física, sí se paga a las plataformas digitales que los distribuyen.

Estos formatos son una oportunidad y un complemento para ofrecer nuestros contenidos. La versión digital cuesta un poco menos, dependiendo del tipo del libro. Lo importante es que tenemos más formatos para cubrir cualquier tipo de necesidad de los lectores

El titular de la Caniem explica que, además del costo de la materia primas, para que un libro llegue al punto de venta, existen largos procedimientos en los que las editoriales involucran un gran número de trabajadores –desde editores hasta traductores y distribuidores–, que en 2022 significaron nueve mil 798 empleos, directos e indirectos.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

La industria editorial generó en 2022 unos 24 mil 968 millones de pesos, que equivale a 3.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del sector cultural del país.

Local

Arredondo dice que sí podría dejar la dirigencia del PRI

Tras señalamientos de priistas de que debe dejar la dirigencia del tricolor una vez que rinda protesta como diputada federal

Local

Celebran aniversario 96 de creación de Policía Federal de Caminos

Oficiales en retiro constituyen una asociación para mantener "viva" la institución

Local

Autoridades del CBTIS 118 se pronuncian ante el presunto fraude 

Eduardo Ortega, director del plantel escribió un post desde su página oficial en Facebook para fijar la postura del centro educativo 

Local

Promueven una tenencia responsable de mascotas, en El Marqués

Propietarios tuvieron la oportunidad de resolver dudas y recibir orientación sobre el manejo adecuado de sus animales

Cine

¡No te quedes fuera del concurso de pitching de DOQUMENTA!

La convocatoria del concurso está dirigido a creadores de cine originarios o residentes de Querétaro y estará abierta hasta el 15 de julio

Policiaca

Conductor lesionado tras choque en la 500

Un camión de transporte de personal se vio involucrado en el percance y también presentó daños