/ domingo 7 de febrero de 2021

La mirada de Fernando Reyes|La casa mística

La casa había sido parcialmente rehabilitada en cuanto a limpieza de las habitaciones y de la basura que existían en el interior

En diciembre del año pasado la Asociación Civil José Guadalupe Ramírez Álvarez dio un paso importantísimo para cumplir la última voluntad de quien fue exrector de la UAQ y fundador de Diario de Querétaro.

La casa ubicada en la calle Escobedo, justo al lado de las antiguas instalaciones del Diario, paso a ser propiedad de la UAQ para su rescate y conversión en un espacio de estudios para toda la comunidad estudiantil.

En la fecha señalada, la casa había sido parcialmente rehabilitada en cuanto a limpieza de las habitaciones y de la basura que existían en el interior, otorgándole así nueva vida y un ambiente mucho más agradable y hogareño, sin embargo, lo que nos reúne en esta ocasión es el aspecto que la vivienda tuvo durante muchos años que permaneció abandonada; un entorno casi onírico donde imágenes de demonios y habitaciones abandonadas dieron lugar a extrañas y lúgubres vistas.

Para muestra... la biblioteca. Localizada justo frente al patio externo de la vivienda en el primer piso de la casa. Un lugar donde coloridas lámparas con formas florales colgaban del techo justo frente a los grandes ventanales y en cuyas paredes cientos de libros y diplomas del ex Director del Diario adornaban la estancia.

De ahí, un largo pasillo con libreros y sillones a los lados en cuyos muebles había cientos de fotografías y documentos además de una televisión antigua y los muebles de madera con acabados elegantes y todo esto, custodiado por pequeñas y escondidas pinturas y figuras de demonios en paredes y en rincones.

De mayor impacto visual, el estudio, lugar cuyas paredes adornadas con recortes de periódicos y lo que parecían ser boletos de lotería, complementaban la atmósfera del techo forrado con recortes de periódico y que al paso del tiempo fueron despegándose y quedando colgados, otorgando un ambiente tanto lúgubre como onírico.

Cada habitación es única, desde el baño con la tina y el espejo hasta la recamara con sus muebles y sillones, pasando por las escaleras en cuya parte inferior se encuentra pintado un demonio entre las llamas y allá, pasando los grandes árboles del patio, un amplio salón con más libreros en las paredes y rematado con un baño de elegantes acabados.

Se requerirían decenas de artículos y hojas de periódico para describir el misticismo de cada una de las habitaciones y de la casa en sí. Una vez que el inmueble sea abierto al público y a la comunidad estudiantil seguramente surgirán las leyendas y las conversaciones sobre este lugar que albergo a una de las grandes mentes del periodismo queretano; José Guadalupe Ramírez Álvarez.

En diciembre del año pasado la Asociación Civil José Guadalupe Ramírez Álvarez dio un paso importantísimo para cumplir la última voluntad de quien fue exrector de la UAQ y fundador de Diario de Querétaro.

La casa ubicada en la calle Escobedo, justo al lado de las antiguas instalaciones del Diario, paso a ser propiedad de la UAQ para su rescate y conversión en un espacio de estudios para toda la comunidad estudiantil.

En la fecha señalada, la casa había sido parcialmente rehabilitada en cuanto a limpieza de las habitaciones y de la basura que existían en el interior, otorgándole así nueva vida y un ambiente mucho más agradable y hogareño, sin embargo, lo que nos reúne en esta ocasión es el aspecto que la vivienda tuvo durante muchos años que permaneció abandonada; un entorno casi onírico donde imágenes de demonios y habitaciones abandonadas dieron lugar a extrañas y lúgubres vistas.

Para muestra... la biblioteca. Localizada justo frente al patio externo de la vivienda en el primer piso de la casa. Un lugar donde coloridas lámparas con formas florales colgaban del techo justo frente a los grandes ventanales y en cuyas paredes cientos de libros y diplomas del ex Director del Diario adornaban la estancia.

De ahí, un largo pasillo con libreros y sillones a los lados en cuyos muebles había cientos de fotografías y documentos además de una televisión antigua y los muebles de madera con acabados elegantes y todo esto, custodiado por pequeñas y escondidas pinturas y figuras de demonios en paredes y en rincones.

De mayor impacto visual, el estudio, lugar cuyas paredes adornadas con recortes de periódicos y lo que parecían ser boletos de lotería, complementaban la atmósfera del techo forrado con recortes de periódico y que al paso del tiempo fueron despegándose y quedando colgados, otorgando un ambiente tanto lúgubre como onírico.

Cada habitación es única, desde el baño con la tina y el espejo hasta la recamara con sus muebles y sillones, pasando por las escaleras en cuya parte inferior se encuentra pintado un demonio entre las llamas y allá, pasando los grandes árboles del patio, un amplio salón con más libreros en las paredes y rematado con un baño de elegantes acabados.

Se requerirían decenas de artículos y hojas de periódico para describir el misticismo de cada una de las habitaciones y de la casa en sí. Una vez que el inmueble sea abierto al público y a la comunidad estudiantil seguramente surgirán las leyendas y las conversaciones sobre este lugar que albergo a una de las grandes mentes del periodismo queretano; José Guadalupe Ramírez Álvarez.

Policiaca

Suman cuatro detenidos en Jalisco, entre ellos el líder de la porra del Club Atlas

La cuarta orden de aprehensión en contra de un sujeto presuntamente relacionado con los hechos ocurridos en el estadio La Corregidora

Local

Marchan en contra de las iniciativas de Ley de Aguas

Al grito de "Privatizaron el agua" y "Kuri, entiende, el agua no se vende", iniciaron el recorrido por avenida Zaragoza

Local

Colegio Médico de Querétaro rechaza contratación de médicos cubanos

Luego de que el presidente López Obrador lo informara bajo el supuesto de que en México hay una carencia de personal de salud

Gossip

¿Quién mató a Sara? Se devela el misterio en su última temporada

Un experimento psiquiátrico está detrás del enigma que plantea la exitosa serie ¿Quién mató a Sara?

Círculos

La Universidad Anáhuac crea alianzas con Fundación Monte Fénix

El doctor Cipriano Sánchez y el doctor Jorge Larrea firman la Cátedra Coorporativa en contra de las adicciones de jóvenes estudiantes y la sociedad

Gossip

Dos estrenos marcan la jornada en Cannes

En competencia se presentaron los largometrtajes Las ocho montañas y La mujer de Tchaikovsky, del cineasta disidente ruso Kirill Serebrennikov

Gossip

Hay nuevas secciones en SmartFilms, concurso de cortometrajes realizados con celular

El concurso de cortometrajes realizados con celular se acerca al género del melodrama y a la publicidad

Mundo

#SOY Aceptación hacia la comunidad se estanca

Países Bajos, que se caracterizaba por proteger los derechos LGBT+ al ser el primer país en legalizar el matrimonio igualitario en 2001, ahora mantiene una tendencia cada vez más reacia  a los gestos públicos de los miembros de esta comunidad

Mundo

#SOY Bajo Observación | La otra gran pandemia de nuestro tiempo

La otra gran pandemia de los últimos 50 años, la del SIDA, sigue activa