/ domingo 16 de octubre de 2016

Miguel Ruiz Moncada, queretano de honor

El cine silente de principios del siglo XX y el naciente cinesonoro le deben mucho a Miguel Ruiz Moncada, quien nació enQuerétaro y recorrió centro América llevando las novedadesfílmicas de la época, pero también documentó el periodorevolucionario en Querétaro y dedicó grandes esfuerzos y toda sueconomía a producir películas cuando en México no existía unaindustria cinematográfica. Es por ello que el pasado mes deseptiembre, el cabildo queretano decidió honrar su memoria ytrasladar sus restos al Panteón de las Personas Ilustres, juntocon el fundador de Diario de Querétaro y rector de la UAQ JoséGuadalupe Ramírez Álvarez y el doctor Juan García Ramos.

Nacido en Querétaro en 1879, Miguel Ruiz Moncada fundó laprimera productora cinematográfica de esta ciudad luego de haberrecorrido parte del país y del continente, donde pudo observar larealidad de los pueblos. El investigador y doctor en Historia porla UNAM Francisco Peredo Castro, resume la contribución de MiguelRuiz Moncada en la gestación de una precursora industria fílmicanacional gracias a “sus empeños en la distribución del cineeuropeo en el Caribe, sus inclusiones en la Compañía India–fundada en Querétaro-, o sus intervenciones en el primer cinemudo mexicano de ficción. “No sería hasta la llegada del cinesonoro cuando se posibilitó la emergencia de genuinos cinesnacionales donde no existieron en la etapa muda, cuando RuizMoncada tuvo suerte (…) hasta su crucial participación en cuandomenos dos obras fundamentales de la historiografía fílmicamexicana: El prisionero 13 de Fernando de Fuentes en 1933 y Lamancha de sangre de Adolfo Best, de 1937,” señala Peredo en ellibro Miguel Ruiz Moncada. El rescate de una historia para lacultura fílmica nacional, publicado por Gobierno del Estado deQuerétaro en 2012 y escrito por su nieta, Gloria Reyna OchoaRuiz.

SU ENCUENTRO CON EL CINE

Miguel Ruiz Moncada estudió la carrera de Química, pero sealejó de su profesión para trabajar en la compañíaferrocarrilera Querétaro. Trabajando ahí con apenas 23 años,narra Gloria Reyna Ochoa, “incrementa sus nexos con el mundo,extiende su marco de comunicación al arribo de interesantespersonajes que lo motivan para entender la vida misma. Ávidolector, Inclusive revistas y periódicos, paulatina yconstantemente enriquece su visión del mundo. En esta etapa de suvida, en busca de respuestas, es invitado A iniciarse en el grupoFrancmasón de Querétaro. En el momento en el que ingresa a lalogia, se aclaran más sus ideas, amplía su capacidad parainterpretar los fenómenos sociales y cotidianos, aquí toda estapreparación es un exordio de su objetividad en el cine”.

Ya casado y en búsqueda de mejores oportunidades viajo aVeracruz y después a Cuba inmediatamente después de el periodoconocido como la Decena Trágica, en 1913; después de tocar muchaspuertas, obtuvo la representación de una empresa distribuidora depelículas denominada Santos y Artigas, donde va a encontrar suverdadera vocación: el cine. Cuenta Gloria Reina Ochoa que graciasa las películas que distribuyeren es que se entusiasmó poraprender esta nueva forma de comunicación. Cuba conoció latradición fílmica y, particularmente, la filosofía del pionerodel cine en dicha isla Enrique Díaz Quesada: no tomar el cine comomedio de vida más bien como una razón de existencia.

En México sería el periodo más violento de la revolución.Durante las proyecciones, estando en Cuba aún Miguel Ruiz incluíanoticieros cuyos tendenciosos comentarios, en intertítulos eimágenes de eventos importantes sobre la propuesta mexicana, eranrealizados en su mayoría por estadounidenses. Estas tergiversadasobservaciones motivarían a y Miguel Ruiz a filmar la verdad y nola de otros, continúa narrando su nieta Gloria Ochoa Ruiz.

DE REGRESO A QUERÉTARO

Ochoa Ruiz describe en el capítulo “El cine comoideología” que su abuelo Miguel Ruiz regresó a México en 1914para establecerse en Querétaro y abrir una oficina de negocioscinematográficos que distribuía producciones tanto de EstadosUnidos como de Europa. Ocupaba la gubernatura del estado un antiguoamigo suyo, Federico Montes, quien lo invita a ser camarógrafooficial.

En febrero de 1916, Federico Montes, Miguel Ruiz y otras 21personas más fundaron la Compañía Cinematográfica QueretanaS.A. India cuyo objetivo principal fue la producción depelículas, la explotación artística de teatro y salones deespectáculo, dentro y fuera de la ciudad de Querétaro, y todoslos demás negocios similares compatibles. Se ubicaba en la callePasteur número 6 actualmente número 45.

“El objeto de la compañía cinematográfica fue bueno para sutiempo” dice Reyna Ochoa, sin embargo “Miguel Ruiz es el únicosocio que tenía ideas muy claras de lo que pretendía hacerdespués de haber adquirido experiencia con Santos y Artigas (…)pero el informe de las actividades desarrolladas por la gerenciaadministrativa a su cargo señala a los socios algunos de losmotivos que llevaron a su extinción”. Miguel Ruiz se vioafectado por las condiciones desfavorables del país y el dineroaportado por los socios no era suficiente para la manutención ydesarrollo de la compañía. Ésta estrenó Reconstrucciónnacional en marzo de 1917 y los socios empezaron a solicitar ladevolución de su inversión; la compañía desapareció justodespués de que terminara el congreso constituyente en Querétaro.Sin embargo Ruiz Moncada trabajó para otras empres como QuetzalFilms donde se desprender la película La Obsesión, de 1917.También en ese periodo trabajo en los periódicos Excélsior, Elimparcial, El Heraldo, Nueva Era y en la Revista México; otrasproducciones son Juan Soldado y El precio de la gloria ambas confotografía de Miguel Ruiz.

https://storage.googleapis.com/static.elsoldemexico.com.mx/diariodequeretaro/2016/10/Miguel5-300x200.png

EL CINE SONORO Y EL BOOM

En el capítulo titulado “Boom cinematográfico” Ochoa narracómo luego de la convulsión sufrida en el país por losasesinatos de Carranza y Zapata, el arte cinematográfico entró enla etapa sonora y Ruiz Moncada se diversificó al ser no sólofotógrafo sino guionista, argumentista y actor. Entre sus guionesinéditos se cuentan Esclavos, Historia de un perseguido, Moneda dehijas y El que a hierro mata…

Prisionero 13 de 1933 y La Urraca, que se estrenó con eltítulo de La mancha de sangre en 1937, se conserva el argumentooriginal, ambos del queretano.

https://storage.googleapis.com/static.elsoldemexico.com.mx/diariodequeretaro/2016/10/Miguel-4-300x200.png

Gracias a Prisionero 13, Miguel Ruiz fue reconocido por elpúblico como el mejor argumentista de 1934, a través de uncertamen organizado por el semanario ilustrado Cine Gráfico.

“Lo que el cine mexicano tenía de falso y postizo desapareceen la cinta El prisionero 13 que da una impresión profunda desinceridad” abunda Reyna Ochoa. Esta película fue la primeracuyo sonido fue realizado completamente por José B. Carles,constructor del primer aparato de sonido en México y fue tanexitoso con El prisionero 13 que a ésta le siguieron Corazones enderrota, Rebelión, La mujer del puerto y La sangre manda.

La prensa y el público esperaban con gran interés el siguienteargumento de Miguel Ruiz, el cual fue El que a hierro mata…, unacontinuación de El prisionero 13. Después, el queretano hizo sudebut como actor en las películas La Calandria de 1933 yNostradamus, 1936.

https://storage.googleapis.com/static.elsoldemexico.com.mx/diariodequeretaro/2016/10/Miguel3-300x200.png

Y de ahí, a la dirección y guión con Carrera del gran premio,en 1934. Pero fue en 1936 que Miguel Ruiz concibió su últimapelícula y, a decir de su nieta Reyna Ochoa, la más importante:La mancha de sangre, la cual generó censura y mitos luego de lamuerte del autor en 1939.

https://storage.googleapis.com/static.elsoldemexico.com.mx/diariodequeretaro/2016/10/Miguel6-300x200.png

Esta película, de acuerdo a lo dicho por Reyna Ochoa, no sepudo exhibir por la censura impuesta desde el gobierno de LázaroCárdenas, quien ya había intervenido en El prisionero 13 para quese cambiara el final y no se desprestigiara a la clase militar.

Eduardo de la Vega Alfaro, citado por Ochoa, explica: “Lamancha de sangre retrataba al México marginal y oculto de losaños 30. La presencia de Stella Inda, sobre quien gira toda lapelícula, no tendría fuerza sin esa muchedumbre que la rodea, laenmarca, la realza, le da réplica o le sirve de espejo; sin esasprostitutas proletarias, (…) sin la participación del boleto deoverol, el vendedor de toques eléctricos, la anciana queproporciona esencias aromáticas a tanto golpe de atomizador, latortera, los pachucos y sus peculiares atavíos, y toda esa canallafeliz y embragada que juega rayuela, se hace dar grasa, bailadanzones hasta desquiciarse, le pide a los tríos la canción quemás le llega, requiere de amores efímeros de las prostitutas,consume modestos ponches, anises y algunas cervezas”.

La película, continúa Ochoa, se rebelaba contra los cánonesestablecidos sobre la censura del gobierno. Actualmente no secuenta con una versión completa de la película pero el expedientede la Cineteca Nacional se menciona el contenido de los dosprimeros rollos con detalles que pudieron ser en su momentocensurados.

LA MANCHA DE SANGRE Y UNA MUERTE INESPERADA

Miguel Ruiz Moncada murió de una falla renal inesperadamente el9 de marzo de 1939, mientras esperaba la autorizacióngubernamental para exhibir su película La mancha de sangre.Finalmente fue exhibida en 1943 y tuvo un camino tortuoso. Mientrasque la Liga de la Decencia la calificó de morbosa y repugnante,“El cine gráfico” destacó su importante mensaje social y ladescribió como “la vida real transportada a la pantalla tal comoes, descubriendo un mundo de dolor y de miseria con todos susmotivos de crimen, pretensiones bastardas, de ingenuidades, decrueldad e ignorancia en una descripción que no es moral, niinmoral sino simplemente exacta”.

https://storage.googleapis.com/static.elsoldemexico.com.mx/diariodequeretaro/2016/10/Miguel7-300x200.png

Por último, Ochoa Ruiz concluye “Es necesario decir que Lamancha de sangre se realizó dentro de una corrientecinematográfica que viene caminando desde los años veinte, bajola preocupación de resaltar algunas de las imágenes de la ciudadde México y otros lugares. Se había dejado de sentir el fervorrevolucionario para luego ser parte de una crisis y una serie derelaciones cotidianas cuyo alimento se daba por los usos ycostumbres de cada lugar”.

Aunque La macha de sangre pasó a la clandestinidad y debiódestruirse, abrió camino a nuevos temas que se considerabanprohibidos. Desde entonces, se filmaron películas como Ay,Jalisco, no te rajes y otras que 70 años después siguenproyectándose por televisión y vendiéndose sus DVDs.

https://storage.googleapis.com/static.elsoldemexico.com.mx/diariodequeretaro/2016/10/Miguel-2-300x200.png

El cine silente de principios del siglo XX y el naciente cinesonoro le deben mucho a Miguel Ruiz Moncada, quien nació enQuerétaro y recorrió centro América llevando las novedadesfílmicas de la época, pero también documentó el periodorevolucionario en Querétaro y dedicó grandes esfuerzos y toda sueconomía a producir películas cuando en México no existía unaindustria cinematográfica. Es por ello que el pasado mes deseptiembre, el cabildo queretano decidió honrar su memoria ytrasladar sus restos al Panteón de las Personas Ilustres, juntocon el fundador de Diario de Querétaro y rector de la UAQ JoséGuadalupe Ramírez Álvarez y el doctor Juan García Ramos.

Nacido en Querétaro en 1879, Miguel Ruiz Moncada fundó laprimera productora cinematográfica de esta ciudad luego de haberrecorrido parte del país y del continente, donde pudo observar larealidad de los pueblos. El investigador y doctor en Historia porla UNAM Francisco Peredo Castro, resume la contribución de MiguelRuiz Moncada en la gestación de una precursora industria fílmicanacional gracias a “sus empeños en la distribución del cineeuropeo en el Caribe, sus inclusiones en la Compañía India–fundada en Querétaro-, o sus intervenciones en el primer cinemudo mexicano de ficción. “No sería hasta la llegada del cinesonoro cuando se posibilitó la emergencia de genuinos cinesnacionales donde no existieron en la etapa muda, cuando RuizMoncada tuvo suerte (…) hasta su crucial participación en cuandomenos dos obras fundamentales de la historiografía fílmicamexicana: El prisionero 13 de Fernando de Fuentes en 1933 y Lamancha de sangre de Adolfo Best, de 1937,” señala Peredo en ellibro Miguel Ruiz Moncada. El rescate de una historia para lacultura fílmica nacional, publicado por Gobierno del Estado deQuerétaro en 2012 y escrito por su nieta, Gloria Reyna OchoaRuiz.

SU ENCUENTRO CON EL CINE

Miguel Ruiz Moncada estudió la carrera de Química, pero sealejó de su profesión para trabajar en la compañíaferrocarrilera Querétaro. Trabajando ahí con apenas 23 años,narra Gloria Reyna Ochoa, “incrementa sus nexos con el mundo,extiende su marco de comunicación al arribo de interesantespersonajes que lo motivan para entender la vida misma. Ávidolector, Inclusive revistas y periódicos, paulatina yconstantemente enriquece su visión del mundo. En esta etapa de suvida, en busca de respuestas, es invitado A iniciarse en el grupoFrancmasón de Querétaro. En el momento en el que ingresa a lalogia, se aclaran más sus ideas, amplía su capacidad parainterpretar los fenómenos sociales y cotidianos, aquí toda estapreparación es un exordio de su objetividad en el cine”.

Ya casado y en búsqueda de mejores oportunidades viajo aVeracruz y después a Cuba inmediatamente después de el periodoconocido como la Decena Trágica, en 1913; después de tocar muchaspuertas, obtuvo la representación de una empresa distribuidora depelículas denominada Santos y Artigas, donde va a encontrar suverdadera vocación: el cine. Cuenta Gloria Reina Ochoa que graciasa las películas que distribuyeren es que se entusiasmó poraprender esta nueva forma de comunicación. Cuba conoció latradición fílmica y, particularmente, la filosofía del pionerodel cine en dicha isla Enrique Díaz Quesada: no tomar el cine comomedio de vida más bien como una razón de existencia.

En México sería el periodo más violento de la revolución.Durante las proyecciones, estando en Cuba aún Miguel Ruiz incluíanoticieros cuyos tendenciosos comentarios, en intertítulos eimágenes de eventos importantes sobre la propuesta mexicana, eranrealizados en su mayoría por estadounidenses. Estas tergiversadasobservaciones motivarían a y Miguel Ruiz a filmar la verdad y nola de otros, continúa narrando su nieta Gloria Ochoa Ruiz.

DE REGRESO A QUERÉTARO

Ochoa Ruiz describe en el capítulo “El cine comoideología” que su abuelo Miguel Ruiz regresó a México en 1914para establecerse en Querétaro y abrir una oficina de negocioscinematográficos que distribuía producciones tanto de EstadosUnidos como de Europa. Ocupaba la gubernatura del estado un antiguoamigo suyo, Federico Montes, quien lo invita a ser camarógrafooficial.

En febrero de 1916, Federico Montes, Miguel Ruiz y otras 21personas más fundaron la Compañía Cinematográfica QueretanaS.A. India cuyo objetivo principal fue la producción depelículas, la explotación artística de teatro y salones deespectáculo, dentro y fuera de la ciudad de Querétaro, y todoslos demás negocios similares compatibles. Se ubicaba en la callePasteur número 6 actualmente número 45.

“El objeto de la compañía cinematográfica fue bueno para sutiempo” dice Reyna Ochoa, sin embargo “Miguel Ruiz es el únicosocio que tenía ideas muy claras de lo que pretendía hacerdespués de haber adquirido experiencia con Santos y Artigas (…)pero el informe de las actividades desarrolladas por la gerenciaadministrativa a su cargo señala a los socios algunos de losmotivos que llevaron a su extinción”. Miguel Ruiz se vioafectado por las condiciones desfavorables del país y el dineroaportado por los socios no era suficiente para la manutención ydesarrollo de la compañía. Ésta estrenó Reconstrucciónnacional en marzo de 1917 y los socios empezaron a solicitar ladevolución de su inversión; la compañía desapareció justodespués de que terminara el congreso constituyente en Querétaro.Sin embargo Ruiz Moncada trabajó para otras empres como QuetzalFilms donde se desprender la película La Obsesión, de 1917.También en ese periodo trabajo en los periódicos Excélsior, Elimparcial, El Heraldo, Nueva Era y en la Revista México; otrasproducciones son Juan Soldado y El precio de la gloria ambas confotografía de Miguel Ruiz.

https://storage.googleapis.com/static.elsoldemexico.com.mx/diariodequeretaro/2016/10/Miguel5-300x200.png

EL CINE SONORO Y EL BOOM

En el capítulo titulado “Boom cinematográfico” Ochoa narracómo luego de la convulsión sufrida en el país por losasesinatos de Carranza y Zapata, el arte cinematográfico entró enla etapa sonora y Ruiz Moncada se diversificó al ser no sólofotógrafo sino guionista, argumentista y actor. Entre sus guionesinéditos se cuentan Esclavos, Historia de un perseguido, Moneda dehijas y El que a hierro mata…

Prisionero 13 de 1933 y La Urraca, que se estrenó con eltítulo de La mancha de sangre en 1937, se conserva el argumentooriginal, ambos del queretano.

https://storage.googleapis.com/static.elsoldemexico.com.mx/diariodequeretaro/2016/10/Miguel-4-300x200.png

Gracias a Prisionero 13, Miguel Ruiz fue reconocido por elpúblico como el mejor argumentista de 1934, a través de uncertamen organizado por el semanario ilustrado Cine Gráfico.

“Lo que el cine mexicano tenía de falso y postizo desapareceen la cinta El prisionero 13 que da una impresión profunda desinceridad” abunda Reyna Ochoa. Esta película fue la primeracuyo sonido fue realizado completamente por José B. Carles,constructor del primer aparato de sonido en México y fue tanexitoso con El prisionero 13 que a ésta le siguieron Corazones enderrota, Rebelión, La mujer del puerto y La sangre manda.

La prensa y el público esperaban con gran interés el siguienteargumento de Miguel Ruiz, el cual fue El que a hierro mata…, unacontinuación de El prisionero 13. Después, el queretano hizo sudebut como actor en las películas La Calandria de 1933 yNostradamus, 1936.

https://storage.googleapis.com/static.elsoldemexico.com.mx/diariodequeretaro/2016/10/Miguel3-300x200.png

Y de ahí, a la dirección y guión con Carrera del gran premio,en 1934. Pero fue en 1936 que Miguel Ruiz concibió su últimapelícula y, a decir de su nieta Reyna Ochoa, la más importante:La mancha de sangre, la cual generó censura y mitos luego de lamuerte del autor en 1939.

https://storage.googleapis.com/static.elsoldemexico.com.mx/diariodequeretaro/2016/10/Miguel6-300x200.png

Esta película, de acuerdo a lo dicho por Reyna Ochoa, no sepudo exhibir por la censura impuesta desde el gobierno de LázaroCárdenas, quien ya había intervenido en El prisionero 13 para quese cambiara el final y no se desprestigiara a la clase militar.

Eduardo de la Vega Alfaro, citado por Ochoa, explica: “Lamancha de sangre retrataba al México marginal y oculto de losaños 30. La presencia de Stella Inda, sobre quien gira toda lapelícula, no tendría fuerza sin esa muchedumbre que la rodea, laenmarca, la realza, le da réplica o le sirve de espejo; sin esasprostitutas proletarias, (…) sin la participación del boleto deoverol, el vendedor de toques eléctricos, la anciana queproporciona esencias aromáticas a tanto golpe de atomizador, latortera, los pachucos y sus peculiares atavíos, y toda esa canallafeliz y embragada que juega rayuela, se hace dar grasa, bailadanzones hasta desquiciarse, le pide a los tríos la canción quemás le llega, requiere de amores efímeros de las prostitutas,consume modestos ponches, anises y algunas cervezas”.

La película, continúa Ochoa, se rebelaba contra los cánonesestablecidos sobre la censura del gobierno. Actualmente no secuenta con una versión completa de la película pero el expedientede la Cineteca Nacional se menciona el contenido de los dosprimeros rollos con detalles que pudieron ser en su momentocensurados.

LA MANCHA DE SANGRE Y UNA MUERTE INESPERADA

Miguel Ruiz Moncada murió de una falla renal inesperadamente el9 de marzo de 1939, mientras esperaba la autorizacióngubernamental para exhibir su película La mancha de sangre.Finalmente fue exhibida en 1943 y tuvo un camino tortuoso. Mientrasque la Liga de la Decencia la calificó de morbosa y repugnante,“El cine gráfico” destacó su importante mensaje social y ladescribió como “la vida real transportada a la pantalla tal comoes, descubriendo un mundo de dolor y de miseria con todos susmotivos de crimen, pretensiones bastardas, de ingenuidades, decrueldad e ignorancia en una descripción que no es moral, niinmoral sino simplemente exacta”.

https://storage.googleapis.com/static.elsoldemexico.com.mx/diariodequeretaro/2016/10/Miguel7-300x200.png

Por último, Ochoa Ruiz concluye “Es necesario decir que Lamancha de sangre se realizó dentro de una corrientecinematográfica que viene caminando desde los años veinte, bajola preocupación de resaltar algunas de las imágenes de la ciudadde México y otros lugares. Se había dejado de sentir el fervorrevolucionario para luego ser parte de una crisis y una serie derelaciones cotidianas cuyo alimento se daba por los usos ycostumbres de cada lugar”.

Aunque La macha de sangre pasó a la clandestinidad y debiódestruirse, abrió camino a nuevos temas que se considerabanprohibidos. Desde entonces, se filmaron películas como Ay,Jalisco, no te rajes y otras que 70 años después siguenproyectándose por televisión y vendiéndose sus DVDs.

https://storage.googleapis.com/static.elsoldemexico.com.mx/diariodequeretaro/2016/10/Miguel-2-300x200.png

Local

Separa de su cargo a docente por presunto abuso sexual

Tras la denuncia en contra del docente la USEBEQ inició un proceso de investigación administrativa en el Órgano Interno de Control

Local

Obra afectará ventas en seis gasolineras

Representará un impacto en las ventas de hasta un 50%, dio a conocer Enrique Arroyo Enzástiga, gerente de la Uesqro

Local

Sin datos de cuántos queretanos fallecieron en tráiler de Texas

La secretaria de Gobierno señaló que no han logrado tener contacto con el cónsul de México en San Antonio Texas, Rubén Minutti, para solicitarle los detalles

Gossip

Thunder: La frescura de seguir siendo heavy

La banda inglesa de hard rock habla de su nuevo disco, el número 14 de su carrera, y de cómo han llegado hasta aquí después de tantos años juntos, haciendo lo que más les gusta

Exposiciones

Objetos inusuales de comunicación

La exposición "Comunicación curiosa" que se exhibe en el El Museo de la Comunicación de Berlín, incluye desde un coco con sellos postales hasta radios del tamaño de una cáscara de nuez

Gossip

Cuestionario Proust: Nadia

La cantante y conductora se sometió a nuestro interrogatorio... Mira lo que nos dijo

Tecnología

Cualquiera puede ser el próximo “hackeado”

A propósito del Día Mundial de las Redes Sociales, profesionales en ciberseguridad advierten que uno de cada cinco usuarios de estas plataformas será atacado en las próximas 24 horas

Realeza

Hoy la princesa Diana cumpliría 61 años, aquí sus momentos más icónicos

A casi 25 años de su fallecimiento (31 de agosto), su figura sigue siendo recordada y admirada por el mundo

Gossip

Siempre tuvo una actitud positiva: así recuerdan colegas a Fernando del Solar

Por su sonrisa y la fortaleza con la que encaró el cáncer que le arrebató la vida, permanecerá en la memoria de quienes lo conocieron