/ domingo 1 de noviembre de 2020

Museo presenta a la muerte en la cultura

En San Juan del Río se gestó un espacio para mostrar prácticas ancestrales respecto al acto de morir

Ubicado en el Panteón de la Santa Veracruz, el Museo de la Muerte de San Juan del Río es un espacio único que abrió sus puertas hace 23 años para mostrar a la muerte, no sólo como un hecho ineludible, también como un fenómeno cultural de alto significado.

En el Museo de la Muerte, constituido en el antiguo panteón que data del Siglo XVIII, tiene como anfitrión al Templo del Calvario o de la Santa Veracruz, sagrado inmueble que se erige en su pesada construcción vertical al final de la costumbrista calle 2 de Abril, misma que señala el camino que lleva al sitio donde se exhiben las prácticas ancestrales que realizaban los pobladores de San Juan del Río, respecto al acto de morir.

Las tumbas enfrentan el paso del tiempo. / Monsetrrat García / El Sol de San Juan del Río.

En este histórico sitio se muestra la diversidad cultural e ideológica, con la serie de ritos y tratamientos que se han dado a un cadáver en diferentes épocas, así, es posible observar los tipos de entierros, como los que se hacían en la época prehispánica, el empetatado o bulto mortuorio, el cadáver puesto vasija, entierros durante el virreinato e incluso se puede conocer el tratamiento que se daba al cuerpo de una monja tras su muerte en la época colonial.

Algunas piezas expuestas fueron encontradas en la zona del Barrio de la Cruz o de la ribera del río San Juan. / Monsetrrat García / El Sol de San Juan del Río.

Además de la descripción de los ritos mortuorios, el Museo de la Muerte permite echar una mirada al último respiro como un acto que parece no ser el final para algunas religiones, sino el comienzo, lo que se puede apreciar en la pieza museográfica llamada Manta de Luto, que muestra cómo el arte era utilizado como instrumento de conquista espiritual, hacia el Siglo XVI, con la llegada de Hernán Cortés, quien se encargó de conquistar el territorio, pero los misioneros religiosos se encargaron de convertir al cristianismo a los indígenas, hablándoles de la existencia después de la muerte, es decir, del paraíso, del purgatorio y del infierno.

Capilla de paso o tránsito. / Monsetrrat García / El Sol de San Juan del Río.

Además de piezas arqueológicas y museográficas, en este lugar también es posible dar un paseo entre tumbas y al mismo tiempo tener una vista panorámica de la ciudad.

Afectan a la construcción la humedad y desgajamiento de algunas partes. / Monsetrrat García / El Sol de San Juan del Río.

El Museo de la Muerte se ha convertido en un referente del municipio de San Juan del Río, sin embargo, a pesar de su importancia, carece de mantenimiento, lo cual se puede identificar a simple vista en la humedad de sus muros, así como cuarteaduras y el desgajamiento de diversas partes de la construcción.

El Museo de la Muerte fue fundado en un cementerio. / Monsetrrat García / El Sol de San Juan del Río.

Víctima del tiempo y el deterioro, de forma irónica, este espacio dedicado a la muerte se mantiene vivo y conserva el interés de propios y extraños, quienes lo visitan, aún en tiempos de pandemia, pues permanece de puertas abiertas.

Ubicado en el Panteón de la Santa Veracruz, el Museo de la Muerte de San Juan del Río es un espacio único que abrió sus puertas hace 23 años para mostrar a la muerte, no sólo como un hecho ineludible, también como un fenómeno cultural de alto significado.

En el Museo de la Muerte, constituido en el antiguo panteón que data del Siglo XVIII, tiene como anfitrión al Templo del Calvario o de la Santa Veracruz, sagrado inmueble que se erige en su pesada construcción vertical al final de la costumbrista calle 2 de Abril, misma que señala el camino que lleva al sitio donde se exhiben las prácticas ancestrales que realizaban los pobladores de San Juan del Río, respecto al acto de morir.

Las tumbas enfrentan el paso del tiempo. / Monsetrrat García / El Sol de San Juan del Río.

En este histórico sitio se muestra la diversidad cultural e ideológica, con la serie de ritos y tratamientos que se han dado a un cadáver en diferentes épocas, así, es posible observar los tipos de entierros, como los que se hacían en la época prehispánica, el empetatado o bulto mortuorio, el cadáver puesto vasija, entierros durante el virreinato e incluso se puede conocer el tratamiento que se daba al cuerpo de una monja tras su muerte en la época colonial.

Algunas piezas expuestas fueron encontradas en la zona del Barrio de la Cruz o de la ribera del río San Juan. / Monsetrrat García / El Sol de San Juan del Río.

Además de la descripción de los ritos mortuorios, el Museo de la Muerte permite echar una mirada al último respiro como un acto que parece no ser el final para algunas religiones, sino el comienzo, lo que se puede apreciar en la pieza museográfica llamada Manta de Luto, que muestra cómo el arte era utilizado como instrumento de conquista espiritual, hacia el Siglo XVI, con la llegada de Hernán Cortés, quien se encargó de conquistar el territorio, pero los misioneros religiosos se encargaron de convertir al cristianismo a los indígenas, hablándoles de la existencia después de la muerte, es decir, del paraíso, del purgatorio y del infierno.

Capilla de paso o tránsito. / Monsetrrat García / El Sol de San Juan del Río.

Además de piezas arqueológicas y museográficas, en este lugar también es posible dar un paseo entre tumbas y al mismo tiempo tener una vista panorámica de la ciudad.

Afectan a la construcción la humedad y desgajamiento de algunas partes. / Monsetrrat García / El Sol de San Juan del Río.

El Museo de la Muerte se ha convertido en un referente del municipio de San Juan del Río, sin embargo, a pesar de su importancia, carece de mantenimiento, lo cual se puede identificar a simple vista en la humedad de sus muros, así como cuarteaduras y el desgajamiento de diversas partes de la construcción.

El Museo de la Muerte fue fundado en un cementerio. / Monsetrrat García / El Sol de San Juan del Río.

Víctima del tiempo y el deterioro, de forma irónica, este espacio dedicado a la muerte se mantiene vivo y conserva el interés de propios y extraños, quienes lo visitan, aún en tiempos de pandemia, pues permanece de puertas abiertas.

Local

Ambulantes amagan retomar Alameda Hidalgo

Dice Movimiento Francisco Villa que otros grupos ya tienen permiso para vender ahí

Local

Luis Nava, primer lugar nacional de alcaldes

Encuesta de la empresa Massive Caller en el mes de noviembre; presidente de Saltillo es segundo lugar

Local

Frenarán servicios de taxis colectivos

Aseveró que la Ley prohíbe esta operación y se pueden aplicar multas

Finanzas

Los millonarios de las tecnológicas engordan fortunas con venta de acciones

La venta de acciones se ha disparado en 2021 hasta niveles nunca vistos, con una recaudación conjunta de casi 69 mil millones

Local

Alrededor de 5% de los turistas tienen alguna discapacidad

Buscará hacer un diagnostico y un plan de trabajo para mejorar la accesibilidad para todos

Ciencia

Eclipse solar que oscurecerá la Antártica fascina a científicos y expertos

Al menos cinco equipos de científicos de Chile ya se encuentran instalados a 1.000 kilómetros del polo sur para observar este hito astronómico

Mundo

El papa reitera llamado a la fraternidad en una misa en Chipre

El pontífice argentino pidió "mantenerse siempre unidos" a los fieles congregados en el lugar, que ondeaban banderas libanesas, argentinas e, incluso, filipinas

Cine

Abre Festival de cine de La Habana entre pandemia y tensiones

Las dos fases de esta 42 edición del festival tienen lugar en medio de tensiones políticas en el campo de la cultura en la isla

Mundo

Variante ómicron del Covid-19 se propaga generando temor y nuevas medidas

En un mundo cansado por dos años de una pandemia que deja más de 5.2 millones de muertos