/ jueves 12 de septiembre de 2019

El Tricolor vuelve a territorio nacional tras la ridícula actuación contra Argentina

El grupo rompió la concentración en San Antonio y cada jugador se desplazó a su respectivo destino

En pedazos, así como quedó México tras enfrentar a Argentina, volvió el Tricolor a territorio nacional.

El grupo rompió la concentración en San Antonio y cada jugador se desplazó a su respectivo destino.

Fueron pocos elementos los que volaron al aeropuerto Benito Juárez, la mayoría cruzó al otro lado del charco.

Los azulcremas Guillermo Ochoa y Jorge Sánchez, los cementeros Orbelín Pineda y Roberto Alvarado y el necaxista Hugo González, fueron los jugadores que volaron a la capital. Hirving Lozano, de sorpresa, también estuvo en el grupo, pero apenas pisó suelo azteca, realizó su conexión a Ámsterdam. La espera, por parte de los medios de comunicación, fue larga, el vuelo se retrasó y eso provocó desesperación.

Sin Messi, Argentina golea 4-0 a México en partido amistoso

El aterrizaje estuvo previsto a las 12 horas, sin embargo, fue hasta casi las 14:00 que los seleccionados se vieron a través de los cristales.

Los reporteros, fotógrafos y camarógrafos vigilaron las dos puertas de salida de vuelos internacionales, pero la incertidumbre estuvo presente. Luego de esperar varios minutos y de ver salir a los utileros, se presentó el caos.

Jorge Sánchez tomó valor y fue el primero en aparecer, los medios de comunicación se acercaron a él, le solicitaron declaraciones, pero fue en vano.

Enseguida, sin que muchos lo vieran, Orbelín Pineda fue el siguiente en salir, el volante de Cruz Azul fue recibido por su pareja. Hugo González, casi detrás del “Maguito”, también se asomó. Las cámaras los captaron, los rodearon, pero el resultado fue el mismo, ningún comentario.

Luego de algunos minutos y de observar al resto de la utilería, vino otro alboroto, el más intenso.

Guillermo Ochoa, reconocible a varios metros de distancia, tomó su equipaje, caminó a paso lento y atravesó la salida.

Los presentes, medios y seguidores, lo encerraron y le impidieron caminar con facilidad. El portero del América, como pudo, atendió a algunos fanáticos y entre decenas de empujones, logró salir de la terminal aérea. Palabras, tampoco hubo. En ese instante de caos, Roberto Alvarado salió sin ser visto por muchos.

En cuestión de minutos el contingente salió, Gerardo Torrado, fue el último que se vio en el sitio, pero las palabras, también las guardó. El “Tata” y “Chucky”, vistos de lejos, salieron por puertas alternas y esquivaron el choque con los medios de comunicación.

En pedazos, así como quedó México tras enfrentar a Argentina, volvió el Tricolor a territorio nacional.

El grupo rompió la concentración en San Antonio y cada jugador se desplazó a su respectivo destino.

Fueron pocos elementos los que volaron al aeropuerto Benito Juárez, la mayoría cruzó al otro lado del charco.

Los azulcremas Guillermo Ochoa y Jorge Sánchez, los cementeros Orbelín Pineda y Roberto Alvarado y el necaxista Hugo González, fueron los jugadores que volaron a la capital. Hirving Lozano, de sorpresa, también estuvo en el grupo, pero apenas pisó suelo azteca, realizó su conexión a Ámsterdam. La espera, por parte de los medios de comunicación, fue larga, el vuelo se retrasó y eso provocó desesperación.

Sin Messi, Argentina golea 4-0 a México en partido amistoso

El aterrizaje estuvo previsto a las 12 horas, sin embargo, fue hasta casi las 14:00 que los seleccionados se vieron a través de los cristales.

Los reporteros, fotógrafos y camarógrafos vigilaron las dos puertas de salida de vuelos internacionales, pero la incertidumbre estuvo presente. Luego de esperar varios minutos y de ver salir a los utileros, se presentó el caos.

Jorge Sánchez tomó valor y fue el primero en aparecer, los medios de comunicación se acercaron a él, le solicitaron declaraciones, pero fue en vano.

Enseguida, sin que muchos lo vieran, Orbelín Pineda fue el siguiente en salir, el volante de Cruz Azul fue recibido por su pareja. Hugo González, casi detrás del “Maguito”, también se asomó. Las cámaras los captaron, los rodearon, pero el resultado fue el mismo, ningún comentario.

Luego de algunos minutos y de observar al resto de la utilería, vino otro alboroto, el más intenso.

Guillermo Ochoa, reconocible a varios metros de distancia, tomó su equipaje, caminó a paso lento y atravesó la salida.

Los presentes, medios y seguidores, lo encerraron y le impidieron caminar con facilidad. El portero del América, como pudo, atendió a algunos fanáticos y entre decenas de empujones, logró salir de la terminal aérea. Palabras, tampoco hubo. En ese instante de caos, Roberto Alvarado salió sin ser visto por muchos.

En cuestión de minutos el contingente salió, Gerardo Torrado, fue el último que se vio en el sitio, pero las palabras, también las guardó. El “Tata” y “Chucky”, vistos de lejos, salieron por puertas alternas y esquivaron el choque con los medios de comunicación.

Local

El Papa nombra a Faustino Armendáriz, arzobispo de Durango

El próximo miércoles se tendrá que reportar Monseñor Armendariz Jiménez en su nuevo encargo

Local

Confirmará la FGR si baleado en Pueblo Nuevo era “el apá”: FDS

“Otra vez se vuelve a demostrar que cuando hay un evento de este tipo son gente que viene de fuera, y otra vez se vuelve a demostrar que fue gente de Michoacán”, afirmó.

Local

Afirman jubilados que UAQ les debe 50 mdp

Expresaron su preocupación por la falta de respuesta del Tribunal Colegiado luego de que emitió un laudo a favor de los docentes

Mundo

Incidentes y arrestos en París por manifestaciones

137 personas han sido arrestadas y 174, multadas por manifestarse en zonas prohibidas

Círculos

Grupo Vida Actual celebró su noche mexicana

Personas de la tercera edad se reúnen con la finalidad de socializar

Sociedad

Violencia no cesa, registran más de 3 mil homicidios en agosto

Con esta cifra, agosto se convierte en el tercer mes consecutivo con más de tres mil homicidios y feminicidios registrados

Gossip

Enjambre muestra su ángulo más rockero en Querétaro

La banda se desprende de los sonidos nostálgicos para subirle a las guitarras en sus sencillos “Relámpago” y “Secuaz”

Cultura

Líneas reflexivas y textos prestados (y apretados)

Su profunda humanidad, intensamente encarnada en sus palabras, podría inspirarnos a habitar este país —mientras nos toque hacerlo— con más fluidez y sin rendirnos. Con más acción y menos dolor. (*)