/ domingo 31 de diciembre de 2017

Coco es apenas el comienzo: Luis Ángel Gómez, que le dio voz a Miguel

El Gallito de Oro comenta cómo es su vida antes y después de la taquillera cinta de Disney

“Lo soñé y lo imaginé, pero nunca pensé que fuera tan bonito”...

Con esa frase, Luis Ángel Gómez Jaramillo, el pequeño guanajuatense que es conocido como El Gallito de Oro y quien diera su voz para el personaje de Miguel, en la exitosa película de Disney Pixar, Coco, describe cómo 2017 marcó el inicio del camino para cumplir el sueño que persigue desde que tenía cinco años: convertirse en cantante profesional y seguir los pasos de su máximo ídolo, Pedro Infante.

Las entrevistas, las cámaras fotográficas o de televisión parecieran ser el ambiente ideal para que El Gallito de Oro pueda desenvolverse.

En entrevista con Organización Editorial Mexicana, Luis Ángel Gómez Jaramillo relata cómo su vida puede describirse antes y después del fenómeno cinematográfico que significó Coco durante 2017.

“Hay un Luis Ángel antes y después de Coco, eso no hay duda. No creí que todo esto sería tan grande, tan bonito. Lo soñé y lo imaginé, pero nunca pensé que fuera tan bonito. Hoy creo que llegué a donde quería llegar, a ser reconocido por mi trabajo y esto es el comienzo para buscar cumplir mi sueño de ser un cantante profesional”.

Cuanto te toca, aunque te quites

Apenas el pasado 6 de noviembre, Luis Ángel cumplió 13 años y a esa edad es un creyente de que las cosas pasan porque así están destinadas a suceder.

“Dicen que cuanto te toca, aunque te quites. Yo audicioné para varias cosas, para La Voz Kids, para La Academia Kids y en algunas ocasiones me quedaba en la orilla y eso no me desanimó.

“En La Voz Kids participé y salí a la segunda ronda, pero aprendí muchísimo al trabajar al lado de Emmanuel y Mijares. Pero de repente me dicen que Disney Pixar vio el video de mi audición, vieron donde digo 'callen a ese perro' y les atrajo eso y por eso me hablaron, tal vez si hubieran editado esa parte que me salió de forma espontánea, yo no habría llegado a donde estoy. Por eso esto ya estaba destinado para mí y lo viví, lo aproveché y ahora a trabajar más duro para que vean que no soy un artista de un momento”.

Yo me veía en el cine

Desde que tenía cuatro años, Luis Ángel, originario del municipio de San Francisco del Rincón, hacía sus primeros “pininos” en el canto. Recuerda que le gustaba cantar a dúo con su abuelita, Flor Jaramillo canciones como “Sabor a mí” y “Si nos dejan” .

A los cinco años, su madre, Blanca Érika, pensó que si realmente a Luis Ángel le gustaba cantar, lo mejor era potenciar ese don que ella le vio y lo inscribió en clases de canto en la Casa de la Cultura del municipio de Purísima del Rincón.

Tiempo después, su mamá lo inscribió en un taller de actuación impartido por el primer actor Luis Felipe Tovar y ahí Luis Ángel supo cómo modular su voz, a dar entonaciones según las circunstancias que lo ameritaran y a saber cómo desenvolverse, porque la interpretación de canciones también requiere de actuación.

“Yo me veía en el cine, yo quería estar en la pantalla grande. Cuando vi la película, pues sí, era Miguel el que estaba en la pantalla, pero sabía que también era yo. Detrás de esa animación está mi voz y también hay actuación, hay toda una formación y me gustó estar ahí y no será la primera ocasión que yo esté en la pantalla grande”.

Coco es apenas el comienzo

A Luis Ángel nunca le ha gustado ser conformista y de eso da testimonio su madre, Blanca Érika.

“Voy a seguir viviendo en Guanajuato, voy a seguir viviendo mi vida normal, pero también preparándome”, dice muy seguro.

“Tengo presentaciones en diferentes partes de la República para el próximo año y tengo que cumplir con todo eso. Coco me abrirá muchas puertas, sí, pero tengo que trabajar para que se abran otras más y las que ya están abiertas no se cierren”.

Para Luis Ángel, la enseñanza más grande que le dejó participar en Coco es que la familia es el pilar más importante de la sociedad.

“Una película basada en las tradiciones mexicanas vino a enseñar al mundo que la familia es lo mejor que nos puede pasar y que aunque la muerte es algo que todos tienen seguro, tampoco eso es motivo para separar a una familia. Me dio mucho gusto y orgullo participar en esta película y voy por más, de eso estén seguros”.

“Lo soñé y lo imaginé, pero nunca pensé que fuera tan bonito”...

Con esa frase, Luis Ángel Gómez Jaramillo, el pequeño guanajuatense que es conocido como El Gallito de Oro y quien diera su voz para el personaje de Miguel, en la exitosa película de Disney Pixar, Coco, describe cómo 2017 marcó el inicio del camino para cumplir el sueño que persigue desde que tenía cinco años: convertirse en cantante profesional y seguir los pasos de su máximo ídolo, Pedro Infante.

Las entrevistas, las cámaras fotográficas o de televisión parecieran ser el ambiente ideal para que El Gallito de Oro pueda desenvolverse.

En entrevista con Organización Editorial Mexicana, Luis Ángel Gómez Jaramillo relata cómo su vida puede describirse antes y después del fenómeno cinematográfico que significó Coco durante 2017.

“Hay un Luis Ángel antes y después de Coco, eso no hay duda. No creí que todo esto sería tan grande, tan bonito. Lo soñé y lo imaginé, pero nunca pensé que fuera tan bonito. Hoy creo que llegué a donde quería llegar, a ser reconocido por mi trabajo y esto es el comienzo para buscar cumplir mi sueño de ser un cantante profesional”.

Cuanto te toca, aunque te quites

Apenas el pasado 6 de noviembre, Luis Ángel cumplió 13 años y a esa edad es un creyente de que las cosas pasan porque así están destinadas a suceder.

“Dicen que cuanto te toca, aunque te quites. Yo audicioné para varias cosas, para La Voz Kids, para La Academia Kids y en algunas ocasiones me quedaba en la orilla y eso no me desanimó.

“En La Voz Kids participé y salí a la segunda ronda, pero aprendí muchísimo al trabajar al lado de Emmanuel y Mijares. Pero de repente me dicen que Disney Pixar vio el video de mi audición, vieron donde digo 'callen a ese perro' y les atrajo eso y por eso me hablaron, tal vez si hubieran editado esa parte que me salió de forma espontánea, yo no habría llegado a donde estoy. Por eso esto ya estaba destinado para mí y lo viví, lo aproveché y ahora a trabajar más duro para que vean que no soy un artista de un momento”.

Yo me veía en el cine

Desde que tenía cuatro años, Luis Ángel, originario del municipio de San Francisco del Rincón, hacía sus primeros “pininos” en el canto. Recuerda que le gustaba cantar a dúo con su abuelita, Flor Jaramillo canciones como “Sabor a mí” y “Si nos dejan” .

A los cinco años, su madre, Blanca Érika, pensó que si realmente a Luis Ángel le gustaba cantar, lo mejor era potenciar ese don que ella le vio y lo inscribió en clases de canto en la Casa de la Cultura del municipio de Purísima del Rincón.

Tiempo después, su mamá lo inscribió en un taller de actuación impartido por el primer actor Luis Felipe Tovar y ahí Luis Ángel supo cómo modular su voz, a dar entonaciones según las circunstancias que lo ameritaran y a saber cómo desenvolverse, porque la interpretación de canciones también requiere de actuación.

“Yo me veía en el cine, yo quería estar en la pantalla grande. Cuando vi la película, pues sí, era Miguel el que estaba en la pantalla, pero sabía que también era yo. Detrás de esa animación está mi voz y también hay actuación, hay toda una formación y me gustó estar ahí y no será la primera ocasión que yo esté en la pantalla grande”.

Coco es apenas el comienzo

A Luis Ángel nunca le ha gustado ser conformista y de eso da testimonio su madre, Blanca Érika.

“Voy a seguir viviendo en Guanajuato, voy a seguir viviendo mi vida normal, pero también preparándome”, dice muy seguro.

“Tengo presentaciones en diferentes partes de la República para el próximo año y tengo que cumplir con todo eso. Coco me abrirá muchas puertas, sí, pero tengo que trabajar para que se abran otras más y las que ya están abiertas no se cierren”.

Para Luis Ángel, la enseñanza más grande que le dejó participar en Coco es que la familia es el pilar más importante de la sociedad.

“Una película basada en las tradiciones mexicanas vino a enseñar al mundo que la familia es lo mejor que nos puede pasar y que aunque la muerte es algo que todos tienen seguro, tampoco eso es motivo para separar a una familia. Me dio mucho gusto y orgullo participar en esta película y voy por más, de eso estén seguros”.

Local

Encabeza Kuri entrega del distintivo Sin Brechas

A 39 empresas que implementan acciones encaminadas a promover la igualdad laboral y el empoderamiento de las mujeres

Local

Anuncian Primer Encuentro de Negocios con el Sector Turismo

Será los días 29 y 30 de noviembre en el Querétaro Centro de Congresos y permitirá vincular a proveedores locales con empresas turísticas

Local

Entregan uniformes deportivos a 850 niños y jóvenes de El Marqués

Forman parte de las academias y torneos de futbol del Instituto del Deporte y Cultura (INDECU)

Política

Acabar con el tráfico de personas en las fronteras, pide AMLO a gobernadores

Alejandro Murat declaró, al salir de la reunión en Palacio Nacional, que se habló de la problemática migratoria y de los avances que hay en las diferentes entidades del país

Mundo

Más de 3.000 civiles evacuados del este de Ucrania en una semana

Kiev presiona desde hace meses a los civiles para que abandonen el área

Ecología

Investigadores estudian impacto ambiental de productos vendidos en supermercados

Los investigadores, que esperan que su estudio pueda ayudar a los consumidores a comprar de manera más sostenible

Ecología

Julio de 2022 fue uno de los más cálidos jamás registrados (ONU)

En general, la temperatura registrada en el último mes superó la registrada en el mes julio durante el período de referencia 1991-2020 en 0,4°C

Mundo

Francia prepara "delicado" rescate de una beluga extraviada en el Sena

Las belugas son una especie protegida que no puede sobrevivir mucho tiempo en agua dulce

Ecología

Tiburones y rayas en peligro en zonas protegidas en el Mediterráneo (estudio)

El equipo utilizó modelos estadísticos para demostrar que las capturas de esas tres clases de peces se están produciendo sobre todo en áreas parcialmente protegidas