/ martes 10 de noviembre de 2020

Nueva York refuerza vigilancia en aeropuertos para prevenir Covid

El gobierno neoyorquino pidió incrementar la presencia de elementos de la Guardia Nacional previo a las fiestas de fin de año

NUEVA YORK. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que reforzará la presencia de la Guardia Nacional en los aeropuertos del estado con el objetivo de implementar nuevas medidas de control de acceso a la región y evitar la llegada de personas contagiadas con el coronavirus de cara a los festejos navideños.

"Quiero que la gente sepa que esto es en serio", dijo el gobernador Cuomo en una llamada con la prensa, en la que explicó que los efectivos tendrán la misión de comprobar que todo aquel que llegue a un aeropuerto de Nueva York ha dado negativo en una prueba de coronavirus, la cual los pasajeros deberán hacerse antes de viajar hacia la zona.

"La gente no debería aterrizar aquí si no tiene una prueba al llegar de que ha dado negativo en un test", aseveró.

Se trata de un cambio de rumbo en las medidas implementadas en Nueva York para tratar de impedir que lleguen a la zona personas infectadas, ya que hasta hace una semana el estado simplemente requería a los viajeros internacionales y a los procedentes de la gran mayoría de los estados del país que se confinaran durante 14 días después de su llegada.

Ahora, no solo deberán presentar pruebas negativas de coronavirus al aterrizar, sino que tendrán que hacerse otro test 4 días después de llegar a Nueva York.

Cuomo afirmó que todo aquel que no cumpla con las normas deberá obligatoriamente permanecer en cuarentena, y subrayó que tanto las autoridades de los aeropuertos como las aerolíneas ayudarán en la implementación de las medidas.

El anuncio del gobernador neoyorquino se produce después de un constante aumento de casos de coronavirus en el estado de Nueva York en el último mes, y la localización en los últimos días de nuevas zonas de brotes en barrios de la Gran Manzana, especialmente en Staten Island.

"Obviamente estamos en una fase distinta con la pandemia de Covid", afirmó Cuomo este viernes. "Hemos estado hablando de ello durante semanas pero ahora tenemos que admitirlo. Las cifras están cambiando por todo el mundo, por todo el país. El reto para nuestro estado es gestionar el aumento", agregó.

El sábado, la ciudad que nunca duerme tuvo el reporte de tres mil 700 nuevos casos de coronavirus, el número diario más elevado desde hace meses.

En la ciudad de Nueva York, esa cifra se situó en 700, por encima de la barrera de los 550 establecida por el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, para dar la voz de alarma ante la pandemia.

En la Gran Manzana, el porcentaje medio de la última semana de casos positivos es de 1.93 por ciento, por lo que De Blasio ha afirmado que, de alcanzar dos por ciento, se plantea suspender el permiso que tienen los bares y restaurantes de recibir a clientes en el interior de los establecimientos a 25 por ciento de la capacidad establecida.

"Ahora realmente nos amenaza una segunda ola en la ciudad de Nueva York", dijo a los medios locales el alcalde, que un día antes había subrayado dos áreas de Staten Island que ya se consideran zonas de nuevos brotes.

Estados Unidos se convirtió en el primer país en el mundo en rebasar los 10 millones de casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y la de 238 mil fallecidos por la pandemia de Covid-19, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

RESTRICCIONES A ESTADOS VECINOS

La mayoría de las personas que lleguen al estado de Nueva York deberán hacer cuarentena por al menos tres días y luego demostrar que dan negativo en las pruebas de coronavirus antes de circular libremente, anunció Andrew Cuomo.

El requisito no se aplicará a los residentes de los estados vecinos de Connecticut, Pennsylvania y Nueva Jersey, y habrá diferentes reglas para los neoyorquinos que salgan del estado por menos de 24 horas. También se requerirá a las personas que den negativo en pruebas tres días antes de dirigirse a Nueva York, añadió.

Si la segunda prueba realizada al menos cuatro días después de la llegada también es negativa, la persona estará "libre para hacer sus cosas con normalidad", dijo Cuomo. Si es positivo, la persona deberá seguir en cuarentena.

Los neoyorquinos que regresen al estado a las 24 horas de salir deben realizar una prueba dentro de los cuatro días de su retorno, dijo Cuomo. Si salen del estado más de 24 horas, entonces se aplicarán las reglas generales.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

NUEVA YORK. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que reforzará la presencia de la Guardia Nacional en los aeropuertos del estado con el objetivo de implementar nuevas medidas de control de acceso a la región y evitar la llegada de personas contagiadas con el coronavirus de cara a los festejos navideños.

"Quiero que la gente sepa que esto es en serio", dijo el gobernador Cuomo en una llamada con la prensa, en la que explicó que los efectivos tendrán la misión de comprobar que todo aquel que llegue a un aeropuerto de Nueva York ha dado negativo en una prueba de coronavirus, la cual los pasajeros deberán hacerse antes de viajar hacia la zona.

"La gente no debería aterrizar aquí si no tiene una prueba al llegar de que ha dado negativo en un test", aseveró.

Se trata de un cambio de rumbo en las medidas implementadas en Nueva York para tratar de impedir que lleguen a la zona personas infectadas, ya que hasta hace una semana el estado simplemente requería a los viajeros internacionales y a los procedentes de la gran mayoría de los estados del país que se confinaran durante 14 días después de su llegada.

Ahora, no solo deberán presentar pruebas negativas de coronavirus al aterrizar, sino que tendrán que hacerse otro test 4 días después de llegar a Nueva York.

Cuomo afirmó que todo aquel que no cumpla con las normas deberá obligatoriamente permanecer en cuarentena, y subrayó que tanto las autoridades de los aeropuertos como las aerolíneas ayudarán en la implementación de las medidas.

El anuncio del gobernador neoyorquino se produce después de un constante aumento de casos de coronavirus en el estado de Nueva York en el último mes, y la localización en los últimos días de nuevas zonas de brotes en barrios de la Gran Manzana, especialmente en Staten Island.

"Obviamente estamos en una fase distinta con la pandemia de Covid", afirmó Cuomo este viernes. "Hemos estado hablando de ello durante semanas pero ahora tenemos que admitirlo. Las cifras están cambiando por todo el mundo, por todo el país. El reto para nuestro estado es gestionar el aumento", agregó.

El sábado, la ciudad que nunca duerme tuvo el reporte de tres mil 700 nuevos casos de coronavirus, el número diario más elevado desde hace meses.

En la ciudad de Nueva York, esa cifra se situó en 700, por encima de la barrera de los 550 establecida por el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, para dar la voz de alarma ante la pandemia.

En la Gran Manzana, el porcentaje medio de la última semana de casos positivos es de 1.93 por ciento, por lo que De Blasio ha afirmado que, de alcanzar dos por ciento, se plantea suspender el permiso que tienen los bares y restaurantes de recibir a clientes en el interior de los establecimientos a 25 por ciento de la capacidad establecida.

"Ahora realmente nos amenaza una segunda ola en la ciudad de Nueva York", dijo a los medios locales el alcalde, que un día antes había subrayado dos áreas de Staten Island que ya se consideran zonas de nuevos brotes.

Estados Unidos se convirtió en el primer país en el mundo en rebasar los 10 millones de casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y la de 238 mil fallecidos por la pandemia de Covid-19, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

RESTRICCIONES A ESTADOS VECINOS

La mayoría de las personas que lleguen al estado de Nueva York deberán hacer cuarentena por al menos tres días y luego demostrar que dan negativo en las pruebas de coronavirus antes de circular libremente, anunció Andrew Cuomo.

El requisito no se aplicará a los residentes de los estados vecinos de Connecticut, Pennsylvania y Nueva Jersey, y habrá diferentes reglas para los neoyorquinos que salgan del estado por menos de 24 horas. También se requerirá a las personas que den negativo en pruebas tres días antes de dirigirse a Nueva York, añadió.

Si la segunda prueba realizada al menos cuatro días después de la llegada también es negativa, la persona estará "libre para hacer sus cosas con normalidad", dijo Cuomo. Si es positivo, la persona deberá seguir en cuarentena.

Los neoyorquinos que regresen al estado a las 24 horas de salir deben realizar una prueba dentro de los cuatro días de su retorno, dijo Cuomo. Si salen del estado más de 24 horas, entonces se aplicarán las reglas generales.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Local

Realizarán encuestas para optimizar frecuencias de rutas Qrobús

“Los resultados que tengamos nos permitirán aportar para corregir el problema de regularidad en las frecuencias"

Local

Durante 2021 no hubo cierre de empresas afiliadas a Coparmex

El líder empresarial afirmó que a nivel local tuvieron un cierre de año fuerte gracias al trabajo conjunto de la triple hélice

Local

UAQ si acepta incapacidad de más instituciones

La universidad precisó que el IMSS no será la única instancia de seguridad para solicitarla

Mundo

Boris Johnson intenta recuperar su imagen tras escándalo del "Partygate"

Una alta funcionaria, Sue Gray, está investigando una serie de episodios festivos revelados por los medios de comunicación

Mundo

Médicos protestan en Sudán contra la violencia tras el golpe

La Organización Mundial de la Salud ha registrado 11 ataques contra instalaciones sanitarias desde noviembre

Celebridades

Líder surcoreano celebra impacto del K-pop en viaje a Oriente Medio

Las estrellas del K-pop han "hechizado al mundo", dijo el presidente surcoreano en la Expo de Dubái

Mundo

La vacunación anticovid será obligatoria en Austria a partir de febrero

Durante toda la semana, la cuestión ha sido objeto de encendidos debates en el Parlamento pero también entre la población

Policiaca

Intento de robo a oficinas en Bernardo Quintana

Pretendían llevarse más de 300 mil pesos en efectivo varias computadoras y teléfonos celulares