/ domingo 11 de noviembre de 2018

Muere adolescente en brutal accidente

Era la mañana de un sábado como cualquier otro, el joven Gustavo Balderas había salido de su hogar a bordo de su camioneta para cumplir con un mandado, sus familiares jamás imaginaron que ese momento, sería el último que lo verían con vida.

Gustavo, de 17 años de edad, oriundo de la comunidad de La Barreta en Santa Rosa Jáuregui, regresaba de La comunidad de La Monja con rumbo a Buenavista, transitaba por el kilómetro 4 de la Carretera Querétaro- San Miguel de Allende.

Era un tramo descendente, con una pronunciada curva, el cual se torna peligroso para los conductores por la velocidad que desarrollan los automóviles sobre la carretera, de no tener la pericia suficiente el vehículo puede jalonearse, ladearse y provocar una salida del camino o volcadura.

El adolescente quiso evitar estas situaciones y para ello, trató de moderar su velocidad en el descenso de la carretera, pero la pendiente hizo lo suyo haciendo incontrolable por momentos la Nissan Pick Up la cual dio diversas vueltas en zig-zag invadiendo zonas del carril contrario.

En una de esas frenéticas vueltas tratando de moderar la velocidad y procurando reincorporarse a su carril, la camioneta del joven Gustavo se encontró con el conductor de un Chrysler PT Cruiser, el cual se dirigía hacia San Miguel de Allende en Guanajuato, ante esta situación ya no pudo esquivar el inevitable golpe frontal.

El brutal impacto provocó que el tablero de la Nissan prensara el cuerpo del joven Gustavo, asimismo la cabeza del joven se incrustó en el volante asestándole una lesión mortal de la que ya no pudo reponerse.

Mientras que el conductor del PT Cruiser también presentaba diversos traumatismos en tórax y cabeza luego del incidente.

Pedazos de los motores, cofres, defensas, de los parabrisas y hasta una puerta quedaron esparcidos por ambos lados de la carretera.

Los habitantes de La Monja y otras comunidades cercanas al lugar del accidente se acercaron para tratar de socorres a las víctimas del percance, el joven conductor del Nissan quedó esparcido en un charco de sangre al interior de la Pick Up, mientras que el automovilista a bordo del automóvil compacto, notaron que todavía presentaba signos de vida, por lo que solicitaron el apoyo de los cuerpos de rescate.

Bomberos de Querétaro, así como personal de Protección Civil Municipal llegaron para atender a los involucrados en el choque; por el joven Gustavo ya no hubo nada que hacer, los golpes que sufrió tras ser prensado, le provocaron lesiones que dañaron órganos internos, los cuales dejaron de funcionar, acabando de inmediato con su existencia.

Mientras que el otro conductor fue rescatado aún con vida, pues a pesar de las lesiones que sufrió, pulso y respiración se encontraban intactos, por lo que inmediatamente fue subido a una ambulancia de Urgencias Avanzadas con el propósito de darle la máxima atención, fue enviado al Hospital General de Querétaro.

Entre los vecinos de la zona se esparció la noticia de la muerte del joven Gustavo, como coloquialmente se da en estos casos, el conocido, del conocido del conocido, difundió la noticia que llegó hasta oídos de sus familiares, quienes rápidamente fueron llegando a la zona del accidente para conocer de primera mano la funesta noticia.

La dramática escena hizo pedazos las esperanzas de los familiares de Gustavo, pues al ser enterados de la muerte de su consanguíneo por integrantes de los servicios de emergencias, su madre, tías, primas y primos empezaron a desvanecerse uno por uno, envueltos en un mar de lágrimas y lamentos por la pérdida del ser querido.

El aparatoso percance provocó por algunos lapsos la interrupción del tráfico vehicular en cada uno de los cuerpos de la carretera, personal de la Policía Federal brindó vialidad, así como protección al cuerpo del adolescente, en espera de la llegada de los integrantes de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Peritos en Tránsito Terrestre realizaron sus actividades de campo para aperturar la investigación en torno a la muerte del joven automovilista, elementos de la Policía de Investigación del Delito recabaron datos de identificación del menor por parte de sus familiares, así como ordenar a los elementos federales dar espacio a los investigadores para realizar sus trabajos ante el cúmulo de familiares, vecinos y mirones en torno al accidente.

Una vez concluidos los trabajos de los especialistas, el personal del Servicio Médico Forense (SEMEFO) se abrió paso entre la multitud para resguardar el cadáver de la víctima, solicitando el apoyo de los bomberos, quienes contaban con las quijadas de la vida fue cortada la puerta del lado del conductor de la camioneta, para poder liberar el cuerpo sin vida de Gustavo.

Una vez liberado fue puesto en la canastilla forense, mostrando todo el horror de la tragedia, la ola de sufrimiento, lágrimas y gritos de desesperación llegaron al extremo, al ver a Gustavo sin vida, muchos de sus familiares cayeron desvanecidos por el dolor.

Finalmente el cuerpo del joven fue subido a la camioneta y llevado a las instalaciones del SEMEFO, donde se resguardó para practicarle la necropsia de ley.

Era la mañana de un sábado como cualquier otro, el joven Gustavo Balderas había salido de su hogar a bordo de su camioneta para cumplir con un mandado, sus familiares jamás imaginaron que ese momento, sería el último que lo verían con vida.

Gustavo, de 17 años de edad, oriundo de la comunidad de La Barreta en Santa Rosa Jáuregui, regresaba de La comunidad de La Monja con rumbo a Buenavista, transitaba por el kilómetro 4 de la Carretera Querétaro- San Miguel de Allende.

Era un tramo descendente, con una pronunciada curva, el cual se torna peligroso para los conductores por la velocidad que desarrollan los automóviles sobre la carretera, de no tener la pericia suficiente el vehículo puede jalonearse, ladearse y provocar una salida del camino o volcadura.

El adolescente quiso evitar estas situaciones y para ello, trató de moderar su velocidad en el descenso de la carretera, pero la pendiente hizo lo suyo haciendo incontrolable por momentos la Nissan Pick Up la cual dio diversas vueltas en zig-zag invadiendo zonas del carril contrario.

En una de esas frenéticas vueltas tratando de moderar la velocidad y procurando reincorporarse a su carril, la camioneta del joven Gustavo se encontró con el conductor de un Chrysler PT Cruiser, el cual se dirigía hacia San Miguel de Allende en Guanajuato, ante esta situación ya no pudo esquivar el inevitable golpe frontal.

El brutal impacto provocó que el tablero de la Nissan prensara el cuerpo del joven Gustavo, asimismo la cabeza del joven se incrustó en el volante asestándole una lesión mortal de la que ya no pudo reponerse.

Mientras que el conductor del PT Cruiser también presentaba diversos traumatismos en tórax y cabeza luego del incidente.

Pedazos de los motores, cofres, defensas, de los parabrisas y hasta una puerta quedaron esparcidos por ambos lados de la carretera.

Los habitantes de La Monja y otras comunidades cercanas al lugar del accidente se acercaron para tratar de socorres a las víctimas del percance, el joven conductor del Nissan quedó esparcido en un charco de sangre al interior de la Pick Up, mientras que el automovilista a bordo del automóvil compacto, notaron que todavía presentaba signos de vida, por lo que solicitaron el apoyo de los cuerpos de rescate.

Bomberos de Querétaro, así como personal de Protección Civil Municipal llegaron para atender a los involucrados en el choque; por el joven Gustavo ya no hubo nada que hacer, los golpes que sufrió tras ser prensado, le provocaron lesiones que dañaron órganos internos, los cuales dejaron de funcionar, acabando de inmediato con su existencia.

Mientras que el otro conductor fue rescatado aún con vida, pues a pesar de las lesiones que sufrió, pulso y respiración se encontraban intactos, por lo que inmediatamente fue subido a una ambulancia de Urgencias Avanzadas con el propósito de darle la máxima atención, fue enviado al Hospital General de Querétaro.

Entre los vecinos de la zona se esparció la noticia de la muerte del joven Gustavo, como coloquialmente se da en estos casos, el conocido, del conocido del conocido, difundió la noticia que llegó hasta oídos de sus familiares, quienes rápidamente fueron llegando a la zona del accidente para conocer de primera mano la funesta noticia.

La dramática escena hizo pedazos las esperanzas de los familiares de Gustavo, pues al ser enterados de la muerte de su consanguíneo por integrantes de los servicios de emergencias, su madre, tías, primas y primos empezaron a desvanecerse uno por uno, envueltos en un mar de lágrimas y lamentos por la pérdida del ser querido.

El aparatoso percance provocó por algunos lapsos la interrupción del tráfico vehicular en cada uno de los cuerpos de la carretera, personal de la Policía Federal brindó vialidad, así como protección al cuerpo del adolescente, en espera de la llegada de los integrantes de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Peritos en Tránsito Terrestre realizaron sus actividades de campo para aperturar la investigación en torno a la muerte del joven automovilista, elementos de la Policía de Investigación del Delito recabaron datos de identificación del menor por parte de sus familiares, así como ordenar a los elementos federales dar espacio a los investigadores para realizar sus trabajos ante el cúmulo de familiares, vecinos y mirones en torno al accidente.

Una vez concluidos los trabajos de los especialistas, el personal del Servicio Médico Forense (SEMEFO) se abrió paso entre la multitud para resguardar el cadáver de la víctima, solicitando el apoyo de los bomberos, quienes contaban con las quijadas de la vida fue cortada la puerta del lado del conductor de la camioneta, para poder liberar el cuerpo sin vida de Gustavo.

Una vez liberado fue puesto en la canastilla forense, mostrando todo el horror de la tragedia, la ola de sufrimiento, lágrimas y gritos de desesperación llegaron al extremo, al ver a Gustavo sin vida, muchos de sus familiares cayeron desvanecidos por el dolor.

Finalmente el cuerpo del joven fue subido a la camioneta y llevado a las instalaciones del SEMEFO, donde se resguardó para practicarle la necropsia de ley.

Local

Claudia Mijangos deberá estar seis meses en vigilancia médica

La esquizofrenia es una enfermedad crónica que no tiene cura y va más allá de la voluntad, de los valores y de la fortaleza de la persona, señala especialista

Local

Atraerán turismo de origen chino

Estiman casi dos millones de turistas al año y más de 11 mil millones de pesos de derrama económica

Local

Cuartel de la Guardia Nacional estaría en la 57 o en el AIQ

Buscan que el espacio cubra las necesidades en materia de infraestructura y conectividad que los cuerpos de seguridad federales necesitan

Local

Reciclarán 20 toneladas de papelería electoral del INE

Será recogida en las sedes distritales por la Comisión de Libros de Texto Gratuito el 13 y 14 de mayo

Sociedad

López Obrador defiende recursos económicos del programa para jóvenes

AMLO no está de acuerdo en que se pongan “candados” a los tres mil 600 pesos mensuales que se otorga a los jóvenes

Local

Empresas caen con capacitadores de PC sin certificación

Autoridades de El Marqués invitan a denunciar el fraude por este servicio

Local

Prisión preventiva a detenidos por el caso San Javier

Por los delitos de homicidios calificado, robo a casa habitación y robo a lugar cerrado

New Articles

Empresas sanjuanenses limpian espacios públicos

“La empresa Finsol organiza brigadas para ayudar al medio ambiente en las comunidades en las que estamos, esta vez nos dio la indicación de limpiar los lugares aledaños a la sucursal”.

Local

Queda excluído el seguro catastrófico para el campo: Sedea

“No hay seguro catastrófico y tendrá que ser canalizado a través del fondo de aseguramiento que se va a estar manejando a través de la Confederación Nacional Ganadera" Dobler Mehner