/ martes 27 de febrero de 2018

Expediente Q - Criminal

Era una familia como muchas en Querétaro y como pocas practican con fervor su catolicismo, ayer después de asistir a un sorteo para ocupar un lugar en la columna de peregrinos de Querétaro al Tepeyac, fueron embestidos en el vehículo que viajaban rumbo a su casa.

La familia originaria de San Isidro Miranda no esperaba lo que iba a suceder, una camioneta a exceso de velocidad brincó de carriles y los embistió en su vehículo de frente; de los cinco integrantes de la familia cuatro murieron de manera instantánea y solamente uno se salvó, se encuentra al parecer fuera de peligro físico pero con un inimaginable daño emocional por delante.

Una camioneta conducida presuntamente de manera imprudente y presumiblemente en estado de ebriedad por un chofer que nunca tuvo conciencia de lo que hizo, ya que fue detenido hoy por la mañana cuando llegaba a su domicilio todavía con resaca por el día anterior.

Es casi una lamentable costumbre que una vez por año haya accidentes de alto impacto por el número de víctimas que resultan de los encontronazos y lo peor del asunto es que el alcohol está involucrado en la mayoría de los hechos de tránsito violentos; pedirle a la autoridad más medidas no creo que sea una solución concreta a la problemática y es que esto tiene que ver con una cultura y educación de cada persona para tomar decisiones tan irresponsables.

Los ebrios que conducen todos los fines de semana y principalmente los domingos en la zona metropolitana son un peligro para decenas de familias que salen a la calle a divertirse de manera sana y sin esperar este tipo de contratiempos que quitan la vida y enlutan familias y comunidades enteras.

Las leyes y mucho menos el nuevo sistema de justicia penal no pueden, ni deben permitir la libertad de una persona que en estado de ebriedad acabe con la vida de una familia, aunque no exista la premeditación, ni la intención del homicidio pero existen otras consideraciones que un juez debe de tomar en cuenta.

Una tragedia nuevamente en las calles por consecuencia de una actitud criminal y una irresponsabilidad de un sujeto que truncó sueños e historias.

De Rebote

Braulio Guerra se queda en el PRI, será institucional y no descarte que podamos verlo nuevamente en una posición de elección popular porque esto aún no termina. Los partidos todavía pueden modificar muchas cosas.

contacto@adanolvera.com

@aolverar

Era una familia como muchas en Querétaro y como pocas practican con fervor su catolicismo, ayer después de asistir a un sorteo para ocupar un lugar en la columna de peregrinos de Querétaro al Tepeyac, fueron embestidos en el vehículo que viajaban rumbo a su casa.

La familia originaria de San Isidro Miranda no esperaba lo que iba a suceder, una camioneta a exceso de velocidad brincó de carriles y los embistió en su vehículo de frente; de los cinco integrantes de la familia cuatro murieron de manera instantánea y solamente uno se salvó, se encuentra al parecer fuera de peligro físico pero con un inimaginable daño emocional por delante.

Una camioneta conducida presuntamente de manera imprudente y presumiblemente en estado de ebriedad por un chofer que nunca tuvo conciencia de lo que hizo, ya que fue detenido hoy por la mañana cuando llegaba a su domicilio todavía con resaca por el día anterior.

Es casi una lamentable costumbre que una vez por año haya accidentes de alto impacto por el número de víctimas que resultan de los encontronazos y lo peor del asunto es que el alcohol está involucrado en la mayoría de los hechos de tránsito violentos; pedirle a la autoridad más medidas no creo que sea una solución concreta a la problemática y es que esto tiene que ver con una cultura y educación de cada persona para tomar decisiones tan irresponsables.

Los ebrios que conducen todos los fines de semana y principalmente los domingos en la zona metropolitana son un peligro para decenas de familias que salen a la calle a divertirse de manera sana y sin esperar este tipo de contratiempos que quitan la vida y enlutan familias y comunidades enteras.

Las leyes y mucho menos el nuevo sistema de justicia penal no pueden, ni deben permitir la libertad de una persona que en estado de ebriedad acabe con la vida de una familia, aunque no exista la premeditación, ni la intención del homicidio pero existen otras consideraciones que un juez debe de tomar en cuenta.

Una tragedia nuevamente en las calles por consecuencia de una actitud criminal y una irresponsabilidad de un sujeto que truncó sueños e historias.

De Rebote

Braulio Guerra se queda en el PRI, será institucional y no descarte que podamos verlo nuevamente en una posición de elección popular porque esto aún no termina. Los partidos todavía pueden modificar muchas cosas.

contacto@adanolvera.com

@aolverar

jueves 20 de septiembre de 2018

Expediente Q

miércoles 19 de septiembre de 2018

Expediente Q

martes 18 de septiembre de 2018

Expediente Q

viernes 14 de septiembre de 2018

Expediente Q - Capital

miércoles 12 de septiembre de 2018

Expediente Q - Pensar

martes 11 de septiembre de 2018

Expediente Q

viernes 07 de septiembre de 2018

Expediente Q

jueves 06 de septiembre de 2018

Expediente Q

miércoles 05 de septiembre de 2018

Expediente Q

martes 04 de septiembre de 2018

Expediente Q

Cargar Más