/ miércoles 14 de febrero de 2024

La pista | Contraste políticos


El presidente López Obrador se despide de su mandato fiel a su estilo con la publicación de un libro que recopila sus logros, polémicas y ‘ataques’.

El testamento político de López Obrador, titulado "Gracias", expresa: "Ofrezco disculpas a mis adversarios. Nunca pensé en hacer daño, me retiro sin odiar a nadie". El mandatario anota en su nuevo libro los fundamentos de su pensamiento político, arremete contra los expresidentes y al final extiende una bandera de paz a sus adversarios. Además, lo presenta unos días antes de que inicien formalmente las campañas electorales.

En contraste, la semana pasada vimos al presidente chileno Gabriel Boric (de 38 años) hacer un reconocimiento público a un expresidente y rendirle honras fúnebres de estado, mostrando un ejemplo internacional de madurez. Boric inició sus palabras saludando a la familia Piñera Morel y a quienes antecedieron su discurso.

El mandatario chileno continuó asegurando que “despedimos a un político que desde sus convicciones e ideas sirvió con amor a la patria y trabajó tenazmente por verla crecer y progresar. Ya llegará el momento de las evaluaciones históricas, de ponderar las luces y las sombras que tuvo como todo hombre público, pero no es este el momento para ello”.

“Sebastián Piñera Echenique fue un líder político que abrió camino a lo largo de toda su trayectoria a una derecha moderna, democrática, liberal, abierta al diálogo y a los acuerdos por el bien superior de Chile”, siguió.

Y esa fotografía del presidente chileno con los expresidentes, rindiendo tributo en el féretro a otro ex presidente, da un claro mensaje de democracia y respeto político, situación que hoy en nuestro país, por la visión desde Palacio Nacional, es muy complicado.



El presidente López Obrador se despide de su mandato fiel a su estilo con la publicación de un libro que recopila sus logros, polémicas y ‘ataques’.

El testamento político de López Obrador, titulado "Gracias", expresa: "Ofrezco disculpas a mis adversarios. Nunca pensé en hacer daño, me retiro sin odiar a nadie". El mandatario anota en su nuevo libro los fundamentos de su pensamiento político, arremete contra los expresidentes y al final extiende una bandera de paz a sus adversarios. Además, lo presenta unos días antes de que inicien formalmente las campañas electorales.

En contraste, la semana pasada vimos al presidente chileno Gabriel Boric (de 38 años) hacer un reconocimiento público a un expresidente y rendirle honras fúnebres de estado, mostrando un ejemplo internacional de madurez. Boric inició sus palabras saludando a la familia Piñera Morel y a quienes antecedieron su discurso.

El mandatario chileno continuó asegurando que “despedimos a un político que desde sus convicciones e ideas sirvió con amor a la patria y trabajó tenazmente por verla crecer y progresar. Ya llegará el momento de las evaluaciones históricas, de ponderar las luces y las sombras que tuvo como todo hombre público, pero no es este el momento para ello”.

“Sebastián Piñera Echenique fue un líder político que abrió camino a lo largo de toda su trayectoria a una derecha moderna, democrática, liberal, abierta al diálogo y a los acuerdos por el bien superior de Chile”, siguió.

Y esa fotografía del presidente chileno con los expresidentes, rindiendo tributo en el féretro a otro ex presidente, da un claro mensaje de democracia y respeto político, situación que hoy en nuestro país, por la visión desde Palacio Nacional, es muy complicado.


ÚLTIMASCOLUMNAS