/ viernes 23 de junio de 2023

Danzan por la inclusión: Folclore se pinta de colores en Querétaro

La compañía de danza busca romper estereotipos, se integrada exclusivamente por hombres y sus espectáculos son de temática gay 


Con la fusión de folclore mexicano, teatro cabaret, pantomima y danza contemporánea, la compañía México de Colores participó en el 13° Encuentro de Diversidades, festival LGBTQ+ con sede en Querétaro.

Su espectáculo busca romper estereotipos, es integrado exclusivamente por hombres y es de temática gay con grandes dosis de comedia. Aunque retoman aspectos de la tradición del folclore mexicano en el vestuario y las coreografías, no son sino una apropiación cultural que hace del show una propuesta disidente. El resultado es una gran fiesta colorida en escena, donde los artistas celebran la danza, su origen cultural y orientación sexual.

México de Colores nació en 2011 bajo la dirección de Carlos Antúnez. Comenzó como un proyecto de una sola ocasión que por la demanda y recibimiento del público, evolucionó hasta convertirse en lo que es hoy en día: una de las compañías que han influenciado el folclore mexicano y que abre una conversación sobre la diversidad (sexual, racial y de género) dentro del ámbito artístico.

La compañía resalta porque, a diferencia del tradicional folclore mexicano donde los roles entre hombres y mujeres están definidos, ellos desafían las reglas heteronormativas y reducen las barreras de género al jugar con esas líneas que definen lo masculino de lo femenino para plasmar una expresión de género fluido en la que lo varonil sigue siendo varonil aún cuando se porte una falda.

Además de apostar por un espectáculo único en su clase, utilizan sus plataformas oficiales para la difusión de temas en relación con sus valores. En su canal de Youtube, México de Colores, comenzaron un estilo de miniserie titulado Colores TV, donde miembros de la compañía dialogan con bailarines invitados sobre su trayectoria dentro de la danza, sus experiencias dentro de éste arte y los retos que han tenido que enfrentar.

En su presentación en Querétaro, que tuvo como sede el Teatro de la Ciudad, un considerable número de asistentes se hicieron presentes. Entre ellos Samantha Flores, activista transexual reconocida en el país por dirigir la casa para adultos mayores Laetus Vitae, primera en su clase en ser un espacio seguro para la comunidad LGBTIQ+ de la tercera edad.

México de Colores presentó cuatro coreografías originales que marcaron el comienzo de la compañía, Alma jarocha, Marías llenas de gracia, La bruja y Secreto en el monte, al igual que otras que se han convertido en favoritas del público: La guayaba y la tostada, La otra lucha y Ni chulis, ni jurumellos.

➡️ Si quieres recibir las noticias en tu Whatsapp, envía la palabra ALTA

Sin pausas entre cada coreografía, apenas el público terminaba de procesar lo que acaba de ver cuando los artistas ya estaban de vuelta con nuevos colores, movimientos y ritmos.

Las risas se hicieron presentes con el número de La guayaba y la tostada, dúo icónico del cine mexicano que apareció por primera vez en la cinta Nosotros los Pobres de 1948.

Además, presentaron un número donde los bailarines simularon ser un batallón de Adelitas listas para la guerra, pero en vez de ondear la bandera de México, levantaron en alto la bandera transexual.

Bailarines simulan ser un batallón de Adelitas listas para la guerra, pero en lugar de ondear la bandera de México, levantan en alto la bandera transexual. Foto: Hugo Arciniega | Diario de Querétaro

Bailando por la inclusión

Carlos Antúnez asegura que el nacimiento de México de Colores fue “accidental”; la realidad es que su creación fue en respuesta a la necesidad de construir un espacio artístico inclusivo, que reivindicara las disidencias y promoviera la no discriminación.

“La discriminación por la que realmente lucha México de Colores es la más difícil de todas, la que tiene uno mismo”, explicó Antúnez para BARROCO. “Una de las principales luchas que inicié fue eso mismo. Yo tengo 35 años trabajando con el Ballet de Amalia[bailarina y coreógrafa, fundadora del Ballet Folklórico de México en 1952, mismo que es conocido por tener estrictos estándares respecto el físico de sus bailarines], y entonces en ese ballet buscamos ciertos tipos de cuerpos, ciertas estaturas, ciertos perfiles. Por supuesto, como en todas las compañías heteronormadas, buscamos charros mexicanos muy varoniles y mujeres muy femeninas, y el simple hecho de romper ese molde, no nada más en la práctica, sino en la realidad, creo que fue el reto principal para mí”, agregó.

México de Colores ha enfrentado numerosos obstáculos, no sólo por ser un proyecto cultural independiente en México, sino también por ser una propuesta cultural con la temática de la inclusión y diversidad sexual. Mediante sus coreografías ponen en la mesa discusiones importantes como la doble moral del mexicano ( en el baile Marías llenas de Gracia) o el error que se comete incluso dentro de la comunidad LGBTIQ+ al dejar de lado la lucha de las personas transexuales (baile La otra lucha). Además, su visión de inclusión va más allá de la orientación sexual o las identidades de género, es dar oportunidad a bailarines que “no cumplen los estándares” de otras compañías de danza en la república mexicana.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Para el coreógrafo, la compañía le ha permitido replantearse toda su percepción de lo que debe ser la danza folclórica y de cómo tienen que lucir los bailarines. Menciona que desde la compañía han buscado darle oportunidad a chicos que para otras compañías no cumplen con un perfil en específico, pero que poseen el talento y las ganas de bailar.

Sin embargo, Antúnez sugiere que ha sido gracias a la gente y a la aportación cultural que el proyecto les ha dado, que han podido permanecer pese los años: “A las personas les deja alegría, se dan cuenta que la orientación sexual sólo define la orientación sexual, no define si somos buenas o malas personas; es decir, nos damos cuenta que es mucho más lo que nos hace iguales que lo que nos hace diferentes”.

México de Colores presentó cuatro coreografías originales que marcaron el comienzo de la compañía. Foto: Hugo Arciniega | Diario de Querétaro




Con la fusión de folclore mexicano, teatro cabaret, pantomima y danza contemporánea, la compañía México de Colores participó en el 13° Encuentro de Diversidades, festival LGBTQ+ con sede en Querétaro.

Su espectáculo busca romper estereotipos, es integrado exclusivamente por hombres y es de temática gay con grandes dosis de comedia. Aunque retoman aspectos de la tradición del folclore mexicano en el vestuario y las coreografías, no son sino una apropiación cultural que hace del show una propuesta disidente. El resultado es una gran fiesta colorida en escena, donde los artistas celebran la danza, su origen cultural y orientación sexual.

México de Colores nació en 2011 bajo la dirección de Carlos Antúnez. Comenzó como un proyecto de una sola ocasión que por la demanda y recibimiento del público, evolucionó hasta convertirse en lo que es hoy en día: una de las compañías que han influenciado el folclore mexicano y que abre una conversación sobre la diversidad (sexual, racial y de género) dentro del ámbito artístico.

La compañía resalta porque, a diferencia del tradicional folclore mexicano donde los roles entre hombres y mujeres están definidos, ellos desafían las reglas heteronormativas y reducen las barreras de género al jugar con esas líneas que definen lo masculino de lo femenino para plasmar una expresión de género fluido en la que lo varonil sigue siendo varonil aún cuando se porte una falda.

Además de apostar por un espectáculo único en su clase, utilizan sus plataformas oficiales para la difusión de temas en relación con sus valores. En su canal de Youtube, México de Colores, comenzaron un estilo de miniserie titulado Colores TV, donde miembros de la compañía dialogan con bailarines invitados sobre su trayectoria dentro de la danza, sus experiencias dentro de éste arte y los retos que han tenido que enfrentar.

En su presentación en Querétaro, que tuvo como sede el Teatro de la Ciudad, un considerable número de asistentes se hicieron presentes. Entre ellos Samantha Flores, activista transexual reconocida en el país por dirigir la casa para adultos mayores Laetus Vitae, primera en su clase en ser un espacio seguro para la comunidad LGBTIQ+ de la tercera edad.

México de Colores presentó cuatro coreografías originales que marcaron el comienzo de la compañía, Alma jarocha, Marías llenas de gracia, La bruja y Secreto en el monte, al igual que otras que se han convertido en favoritas del público: La guayaba y la tostada, La otra lucha y Ni chulis, ni jurumellos.

➡️ Si quieres recibir las noticias en tu Whatsapp, envía la palabra ALTA

Sin pausas entre cada coreografía, apenas el público terminaba de procesar lo que acaba de ver cuando los artistas ya estaban de vuelta con nuevos colores, movimientos y ritmos.

Las risas se hicieron presentes con el número de La guayaba y la tostada, dúo icónico del cine mexicano que apareció por primera vez en la cinta Nosotros los Pobres de 1948.

Además, presentaron un número donde los bailarines simularon ser un batallón de Adelitas listas para la guerra, pero en vez de ondear la bandera de México, levantaron en alto la bandera transexual.

Bailarines simulan ser un batallón de Adelitas listas para la guerra, pero en lugar de ondear la bandera de México, levantan en alto la bandera transexual. Foto: Hugo Arciniega | Diario de Querétaro

Bailando por la inclusión

Carlos Antúnez asegura que el nacimiento de México de Colores fue “accidental”; la realidad es que su creación fue en respuesta a la necesidad de construir un espacio artístico inclusivo, que reivindicara las disidencias y promoviera la no discriminación.

“La discriminación por la que realmente lucha México de Colores es la más difícil de todas, la que tiene uno mismo”, explicó Antúnez para BARROCO. “Una de las principales luchas que inicié fue eso mismo. Yo tengo 35 años trabajando con el Ballet de Amalia[bailarina y coreógrafa, fundadora del Ballet Folklórico de México en 1952, mismo que es conocido por tener estrictos estándares respecto el físico de sus bailarines], y entonces en ese ballet buscamos ciertos tipos de cuerpos, ciertas estaturas, ciertos perfiles. Por supuesto, como en todas las compañías heteronormadas, buscamos charros mexicanos muy varoniles y mujeres muy femeninas, y el simple hecho de romper ese molde, no nada más en la práctica, sino en la realidad, creo que fue el reto principal para mí”, agregó.

México de Colores ha enfrentado numerosos obstáculos, no sólo por ser un proyecto cultural independiente en México, sino también por ser una propuesta cultural con la temática de la inclusión y diversidad sexual. Mediante sus coreografías ponen en la mesa discusiones importantes como la doble moral del mexicano ( en el baile Marías llenas de Gracia) o el error que se comete incluso dentro de la comunidad LGBTIQ+ al dejar de lado la lucha de las personas transexuales (baile La otra lucha). Además, su visión de inclusión va más allá de la orientación sexual o las identidades de género, es dar oportunidad a bailarines que “no cumplen los estándares” de otras compañías de danza en la república mexicana.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Para el coreógrafo, la compañía le ha permitido replantearse toda su percepción de lo que debe ser la danza folclórica y de cómo tienen que lucir los bailarines. Menciona que desde la compañía han buscado darle oportunidad a chicos que para otras compañías no cumplen con un perfil en específico, pero que poseen el talento y las ganas de bailar.

Sin embargo, Antúnez sugiere que ha sido gracias a la gente y a la aportación cultural que el proyecto les ha dado, que han podido permanecer pese los años: “A las personas les deja alegría, se dan cuenta que la orientación sexual sólo define la orientación sexual, no define si somos buenas o malas personas; es decir, nos damos cuenta que es mucho más lo que nos hace iguales que lo que nos hace diferentes”.

México de Colores presentó cuatro coreografías originales que marcaron el comienzo de la compañía. Foto: Hugo Arciniega | Diario de Querétaro



Elecciones 2024

Asegura "Felifer" que eliminará el graffiti de la ciudad

Dice que, de ganar, buscará que haya sanciones más severas contra quien dañe las propiedades

Elecciones 2024

Mueren en la sierra mil 400 cabezas de ganado

La situación se ha agravado en la temporada de estiaje, afirmó el alcalde de Jalpan con licencia, Efraín Muñoz "Payín"

Elecciones 2024

Promete "Chema" acabar con el cártel del agua

Señaló que de ganar la contienda, municipalizará el servicio de agua y la Conagua tomará posesión de los pozos de agua del municipio

Policiaca

Moto se estrella con auto en la libre a Celaya

Impactó en la puerta trasera del costado derecho del automóvil que era conducido por una mujer

En el ring

El Hijo del Santo se despedirá de la afición queretana

El 5 de octubre llegará el “enmascarado de plata” para protagonizar su última función, la cual se realizará en el Auditorio José María Arteaga

Celebridades

Fans defienden a Nelly Furtado tras críticas sobre su físico

Coincidiendo que a “sus 45 años luce espectacular” y lamentan que el body shaming continúe en pleno siglo XXI