/ miércoles 7 de diciembre de 2022

Sandra Hernández busca mostrar la otra Cuba

La fotógrafa queretana ha comenzado un nuevo proyecto documental, en el que pretende mostrar la realidad oculta de esta isla caribeña en el discurso oficial y la otra cara de la romantización de la pobreza

¿Quién no ha visto una fotografía de Cuba? Existen miles y pareciera que fuese siempre la misma escena: gente fumando puros en el umbral de alguna puerta derruida por el tiempo. Calles y edificios que parecieran haberse congelado en la década de los 50 tras la revolución. Murales del Che Guevara y paisajes inimaginables con gente riendo y bailando en un carnaval eterno. Pero, ¿qué hay detrás de todas estas postales? se cuestiona la fotógrafa queretena Sandra Hernández, quien tras una visita a esta isla caribeña, decidió emprender un nuevo proyecto documental para mostrar la otra cara de la romantización de la pobreza.

Sandrá tomó un avión en verano para aterrizar en este país. Al llegar encontró calles enteras en penumbra. Vialidades sin coches a falta de combustible. Gente pidiendo paracetamol en las esquinas por la escasez de medicamentos, y largas filas humanas esperando las raciones de comida del día.

“Fue como llegar a un lugar en guerra”, lamenta la fotógrafa en entrevista. Pero cuenta que, pese a toda la carencia, también encontró abundancia de amabilidad y de puertas abiertas, donde la gente deja pasar a sus casas a propios y extraños. Así fue como Sandra conoció las historias de muchos cubanos que hoy se sienten “abandonados, olvidados y un botín político”.

De esta primera aproximación, Sandra trajo a Querétaro una serie de fotografías que ha puesto a la venta para financiar su proyecto. Su plan es visitar la isla a lo largo de cuatro años para adentrarse en las capas más profundas de esta realidad.

“Cuba era un sueño para mí, esta es la primera vez que voy. Muchos me decían, `Sandra, como fotógrafa tienes que ir a Cuba porque es un paraíso lleno de color y de arquitectura majestuosa, la gente es increíble´ y sí, tenían razón. Cuba es todo eso, pero al llegar también me encontré con otra realidad que no necesariamente es lo que vemos en las fotos, esos clichés de los autos antiguos y la gente sonriente y sensual. Entonces me cuestioné, ¿cuál es la historia que quiero contar realmente?”.

Es por ello que su proyecto lleva por nombre Dicotomía cubana, pues busca mostrar las dos caras de este país, poniendo especial énfasis en “la precariedad en la que vive su gente y la compleja realidad de un país sumido en una crisis que se ha acentuado con los años y que ha llegado a límites difíciles de asimilar y, por ende, de explicar”, dice.

Foto: Donna Oliveros | Diario de Querétaro

“Esta situación me ha sacudido de manera profunda y como fotógrafa tengo el compromiso de mostrar ese lado que pocos visitantes se acercan a ver y que, sin embargo, es la historia que urge contar para romper con los estereotipos ligados a esta isla caribeña y darle voz al pueblo cubano que se siente olvidado y abandonado a su suerte. La cámara es mi vehículo para ello”, agrega.

En Moser Café Kultur se encuentran las primeras doce fotografías de este proyecto, donde permanecerán expuestas todo diciembre. Cada una cuenta con solo 10 copias seriadas que estarán a la venta. Tienen un costo de 5 mil pesos y se entregan impresas sobre papel 100% algodón con tintas de pigmento de alta calidad y acompañadas por un certificado de autenticidad firmado y numerado por la autora.

Para mayor información, ver en la cuenta oficial de Facebook (@VitaFlumen1) o en la página https://vitaflumen.com/ donde también podrán encontrar el catálogo.

Fotógrafa de calle

Sandra Hernández es una arquitecta y fotógrafa que ha logrado generar una simbiosis entre ambas disciplinas. Con su cámara, y bajo el mote de Vita Flumen, ha recorrido países como Francia y la India, pero también las calles de México y Querétaro donde ha impulsado un movimiento en pro de la fotografía de calle.

Como resultado creó en 2019 Observadores urbanos, una plataforma de narrativa visual dedicada a mostrar las ciudades y sus historias a través de la también llamada street photography.

Desde su creación ha logrado cimentar una comunidad de fotógrafos de calle a través de caminatas fotográficas, talleres, charlas, concursos y publicaciones. De hecho, en pandemia abrió una convocatoria para crear el primer Anuario de Fotografía de Calle Mexicana, esto a falta de referencias bibliográficas que dieran cuentan de esta labor en el país.

Más de mil fotografías de cerca de 400 fotógrafos fueron inscritas, y Eléonore Simon, Ramón Cruz y Ricardo García Mainou, tres personalidades en la imagen de calle, fueron los encargados de elegir los trabajos, seleccionando al final 77 imágenes.

La versión digital del Anuario de Fotografía de Calle Mexicana se puede consultar en: https://observadoresurbanos.com/anuario-2021/, y muy pronto se presentará el formato en físico.

Foto: Cortesía | Sandra Hernández

Abriendo brecha a otras mujeres

Como integrante de las comunidades de Women Street Photographers, Women in the Street y Women photograph, Sandra ha logrado conocer la realidad de sus homólogas en diferentes partes del mundo. Todas, dice, coinciden en que hay poco espacio para ellas en las principales plataformas de difusión.

“Women photograph cada año saca estadísticas del porcentaje de mujeres que aparecen en las portadas de los grandes periódicos del mundo y la sorpresa es que el periódico que más mujeres publica en su portada apenas lo hace en un 40% de su material; Le Monde, por ejemplo, un medio francés considerado súper revolucionario, en sus portadas solo incluye quizás el 10 o 15% del trabajo de mujeres, las estadísticas para nada nos favorecen (…) El mayor reto es, sin duda, que nuestro trabajo sea reconocido y mostrado de manera equitativa como lo hacen con los hombres”.

En México, Sandra ha logrado visibilizar su trabajo en medios de comunicación nacionales como Reforma y en revistas como Gatopardo; es embajadora oficial de Fujifilm y fotógrafa de La Carrera Panamericana. Sin embargo, al igual que sus homólogas, asevera que en el país “todavía existe el estereotipo de que el hombre es más profesional, sabe más, está mejor preparado… ni siquiera sé por qué, pero sigue pasando; cada vez menos, pero todavía nos quedan varias batallas que librar”.

Actualmente cuenta con varios proyectos fotográficos, el más reciente se titula Mirrora, y lo impulsó a través del taller Feminist photographies impartido en 2021 por Laura Larson en el International Center of Photography.

A través de esta colección la autora explora la [crisis de] identidad y la otredad, entendida como aquella capacidad de tomar consciencia de la individualidad propia desde una perspectiva ajena.

“En las fotografías aparece una mujer con cabeza de espejos, parte de esta premisa de que todo lo que vemos en los demás es en realidad lo que somos nosotros, los otros son nuestro reflejo. La inserté en ambientes urbanos y lo que hice fue documentar cómo reaccionaba la gente; sigo haciendo experimentos con eso, ya llevo casi dos años”, detalla sobre este proyecto, que ha realizado en calles, mercados y espacios públicos principalmente de Querétaro.

Para ver este y otros trabajos, se puede consultar la página: https://vitaflumen.com/

Foto: Cortesía | Sandra Hernández


¿Quién no ha visto una fotografía de Cuba? Existen miles y pareciera que fuese siempre la misma escena: gente fumando puros en el umbral de alguna puerta derruida por el tiempo. Calles y edificios que parecieran haberse congelado en la década de los 50 tras la revolución. Murales del Che Guevara y paisajes inimaginables con gente riendo y bailando en un carnaval eterno. Pero, ¿qué hay detrás de todas estas postales? se cuestiona la fotógrafa queretena Sandra Hernández, quien tras una visita a esta isla caribeña, decidió emprender un nuevo proyecto documental para mostrar la otra cara de la romantización de la pobreza.

Sandrá tomó un avión en verano para aterrizar en este país. Al llegar encontró calles enteras en penumbra. Vialidades sin coches a falta de combustible. Gente pidiendo paracetamol en las esquinas por la escasez de medicamentos, y largas filas humanas esperando las raciones de comida del día.

“Fue como llegar a un lugar en guerra”, lamenta la fotógrafa en entrevista. Pero cuenta que, pese a toda la carencia, también encontró abundancia de amabilidad y de puertas abiertas, donde la gente deja pasar a sus casas a propios y extraños. Así fue como Sandra conoció las historias de muchos cubanos que hoy se sienten “abandonados, olvidados y un botín político”.

De esta primera aproximación, Sandra trajo a Querétaro una serie de fotografías que ha puesto a la venta para financiar su proyecto. Su plan es visitar la isla a lo largo de cuatro años para adentrarse en las capas más profundas de esta realidad.

“Cuba era un sueño para mí, esta es la primera vez que voy. Muchos me decían, `Sandra, como fotógrafa tienes que ir a Cuba porque es un paraíso lleno de color y de arquitectura majestuosa, la gente es increíble´ y sí, tenían razón. Cuba es todo eso, pero al llegar también me encontré con otra realidad que no necesariamente es lo que vemos en las fotos, esos clichés de los autos antiguos y la gente sonriente y sensual. Entonces me cuestioné, ¿cuál es la historia que quiero contar realmente?”.

Es por ello que su proyecto lleva por nombre Dicotomía cubana, pues busca mostrar las dos caras de este país, poniendo especial énfasis en “la precariedad en la que vive su gente y la compleja realidad de un país sumido en una crisis que se ha acentuado con los años y que ha llegado a límites difíciles de asimilar y, por ende, de explicar”, dice.

Foto: Donna Oliveros | Diario de Querétaro

“Esta situación me ha sacudido de manera profunda y como fotógrafa tengo el compromiso de mostrar ese lado que pocos visitantes se acercan a ver y que, sin embargo, es la historia que urge contar para romper con los estereotipos ligados a esta isla caribeña y darle voz al pueblo cubano que se siente olvidado y abandonado a su suerte. La cámara es mi vehículo para ello”, agrega.

En Moser Café Kultur se encuentran las primeras doce fotografías de este proyecto, donde permanecerán expuestas todo diciembre. Cada una cuenta con solo 10 copias seriadas que estarán a la venta. Tienen un costo de 5 mil pesos y se entregan impresas sobre papel 100% algodón con tintas de pigmento de alta calidad y acompañadas por un certificado de autenticidad firmado y numerado por la autora.

Para mayor información, ver en la cuenta oficial de Facebook (@VitaFlumen1) o en la página https://vitaflumen.com/ donde también podrán encontrar el catálogo.

Fotógrafa de calle

Sandra Hernández es una arquitecta y fotógrafa que ha logrado generar una simbiosis entre ambas disciplinas. Con su cámara, y bajo el mote de Vita Flumen, ha recorrido países como Francia y la India, pero también las calles de México y Querétaro donde ha impulsado un movimiento en pro de la fotografía de calle.

Como resultado creó en 2019 Observadores urbanos, una plataforma de narrativa visual dedicada a mostrar las ciudades y sus historias a través de la también llamada street photography.

Desde su creación ha logrado cimentar una comunidad de fotógrafos de calle a través de caminatas fotográficas, talleres, charlas, concursos y publicaciones. De hecho, en pandemia abrió una convocatoria para crear el primer Anuario de Fotografía de Calle Mexicana, esto a falta de referencias bibliográficas que dieran cuentan de esta labor en el país.

Más de mil fotografías de cerca de 400 fotógrafos fueron inscritas, y Eléonore Simon, Ramón Cruz y Ricardo García Mainou, tres personalidades en la imagen de calle, fueron los encargados de elegir los trabajos, seleccionando al final 77 imágenes.

La versión digital del Anuario de Fotografía de Calle Mexicana se puede consultar en: https://observadoresurbanos.com/anuario-2021/, y muy pronto se presentará el formato en físico.

Foto: Cortesía | Sandra Hernández

Abriendo brecha a otras mujeres

Como integrante de las comunidades de Women Street Photographers, Women in the Street y Women photograph, Sandra ha logrado conocer la realidad de sus homólogas en diferentes partes del mundo. Todas, dice, coinciden en que hay poco espacio para ellas en las principales plataformas de difusión.

“Women photograph cada año saca estadísticas del porcentaje de mujeres que aparecen en las portadas de los grandes periódicos del mundo y la sorpresa es que el periódico que más mujeres publica en su portada apenas lo hace en un 40% de su material; Le Monde, por ejemplo, un medio francés considerado súper revolucionario, en sus portadas solo incluye quizás el 10 o 15% del trabajo de mujeres, las estadísticas para nada nos favorecen (…) El mayor reto es, sin duda, que nuestro trabajo sea reconocido y mostrado de manera equitativa como lo hacen con los hombres”.

En México, Sandra ha logrado visibilizar su trabajo en medios de comunicación nacionales como Reforma y en revistas como Gatopardo; es embajadora oficial de Fujifilm y fotógrafa de La Carrera Panamericana. Sin embargo, al igual que sus homólogas, asevera que en el país “todavía existe el estereotipo de que el hombre es más profesional, sabe más, está mejor preparado… ni siquiera sé por qué, pero sigue pasando; cada vez menos, pero todavía nos quedan varias batallas que librar”.

Actualmente cuenta con varios proyectos fotográficos, el más reciente se titula Mirrora, y lo impulsó a través del taller Feminist photographies impartido en 2021 por Laura Larson en el International Center of Photography.

A través de esta colección la autora explora la [crisis de] identidad y la otredad, entendida como aquella capacidad de tomar consciencia de la individualidad propia desde una perspectiva ajena.

“En las fotografías aparece una mujer con cabeza de espejos, parte de esta premisa de que todo lo que vemos en los demás es en realidad lo que somos nosotros, los otros son nuestro reflejo. La inserté en ambientes urbanos y lo que hice fue documentar cómo reaccionaba la gente; sigo haciendo experimentos con eso, ya llevo casi dos años”, detalla sobre este proyecto, que ha realizado en calles, mercados y espacios públicos principalmente de Querétaro.

Para ver este y otros trabajos, se puede consultar la página: https://vitaflumen.com/

Foto: Cortesía | Sandra Hernández


Elecciones 2024

Buscará “Felifer” integrar a ciudadanos en programas de prevención

Propuso la entrega de sensores de movimiento para vivienda enlazados con el celular

Elecciones 2024

Promete Murguía Tarifa Especial de Verano en zona serrana

Destacó que la aplicación de dicha tarifa reduciría los costos a las familias ante el clima extremo que se registra

Local

Alfredo tenía 10 días en Florida

El queretano fallecido en EU no se enteró que iba a ser papá; familiares aseguran que no fueron avisados, ellos llamaron al Consulado tras perder comunicación

Elecciones 2024

Propone "Chema" conectar la ciudad con internet gratis

Indicó que se instalarían hotspost, que son puntos tecnológicos que comparten el internet y se ubicarán en diferentes calles de la ciudad

Cultura

Museos queretanos cobran vida como protagonistas de la noche

En un recorrido cultural con más de 60 actividades sensoriales, talleres, conferencias y más para todas las edades

Policiaca

Muere al chocar con un caballo en el norponiente

La unidad quedó incrustada en el muro de contención a la altura de la comunidad de Mompaní