/ jueves 28 de marzo de 2024

Julio Buenrostro, un exponente local de la fotografía de conciertos

De todos los géneros musicales, solo le falta cubrir el regional mexicano, y asevera que la fotografía de conciertos no debería enfocarse en un solo tipo de música


Seguramente todos los han visto. Van sigilosos con sus cámaras arriba de los escenarios o debajo de ellos, moviéndose entre cables y luces, escapando de la mirada de los espectadores. Se abren paso en los conciertos para crear mitos con sus instantáneas, que luego se convierten en documentos visuales que quedan para las próximas generaciones de melómanos.

Ellos son los fotógrafos de conciertos, una especie de tres ojos de los que pocos hablan, pero cuyas fotografías se viralizan en las redes sociales.

En la larga lista de nombres aparecen Jim Marshall, mejor conocido por sus fotografías de Woodstock, y Ross Halfin, por sus retratos de The Clash, The Jam, Metallica, The Sex Pistols, entre otros. En México figuran Fernando Aceves y Lulú Urdapilleta, y en Querétaro destaca el trabajo de Julio Buenrostro, un fotógrafo de 39 años que desde 2017 se ha abierto paso en los mejores conciertos de Querétaro y todo el país.

Lo mismo ha estado en festivales locales como Pulso GNP y Festival City, como en Vive Latino, Tecate Bajío y Hell and Heaven.

Se ha ido de tour con bandas como LNG SHT, y ha recibido el llamado directo de agrupaciones como Allison cuando andan de gira por la ciudad. También ha trabajado directamente para División Minúscula, Memphis May Fire, Testament, Kill Aniston, Hello Seahorse!, Insite, Cala Vento, Ely Guerra, Disidente, La Gusana Ciega, Bratty, Sputnik , Dromedarios Mágicos, Qbo y Fermín IV.

Sin embargo, en su Instagram oficial, que hoy suma más de cinco mil seguidores, encontramos las fotografías de innumerables artistas y bandas de todos los géneros. Desde instantáneas de los músicos en backstage y escenarios, como fotografías entre el público y panorámicas de las sedes.

Evanescence, Crown the Empire, Maná, Drake Bell, Gorillaz, Hombres G, Porter, Capital Cities, Molchat Doma, Ximena Sariñana, Cartel de Santa, The Flaming Lips, Love of lesbian, Los Bunkers, Pantera, Chetes, Fobia, Los Auténticos Decadentes, Zoé, The Cardigans, Siddhartha, se encuentran en un primer “scroll” a la cuenta; pero también aparecen los rostros de exponentes más nuevos como DanyLux, Ivana, Barbie Chola!, Bellakath, Dani Flow, The Warning, Tino el Pingüino, Pedro y El Lobo, Millonario, Charles Ans, Bruses y Kenia Os.

Foto: Cortesía / Julio Buenrostro

En entrevista con DIARIO DE QUERÉTARO, Julio cuenta que antes de dedicarse a esta labor, trabajó mucho tiempo en la televisión como camarógrafo e incluso llegó a producir su propio programa; el proyecto se titulaba RockCasterTV y estaba dedicado a la escena local.

Esta labor la aprendió de manera autodidacta, de la misma manera que de más joven aprendió a tocar la guitarra y la batería, y más tarde fotografía.

“Nunca tomé clases de fotografía, me fui a Youtube a aprender y me compré una cámara vieja, en mal estado y con un lente que medio funcionaba”, recuerda.

Su pasión por la música, el video y la fotografía se fusionaron en RockCasterTV, y el programa fue el que lo acercó por primera vez a documentar un concierto.

Foto: Cortesía / Julio Buenrostro

La primera banda que fotografió fue a Molotov, en 2014, en el Eco Centro Expositor, “la única foto que me salió ese día fue una de Randy”, dice entre risas. “Es que yo pensé que funcionaba como en la televisión, que todo se hace en 1/30 de velocidad… me salieron puras fotos horribles y movidas”, añadió.

Fue en 2017 cuando de nuevo decidió documentar un concierto en la ciudad, esa vez se trataba de un show de Kill Aniston en La Glotonería. A diferencia del concierto de Molotov, el resultado fue diferente, y desde entonces Julio comenzó a acudir religiosamente a todo los foros de la ciudad para acrecentar su acervo.

No pasó mucho tiempo para que el fotógrafo queretano pasara de tocar las puertas de foros y festivales, a ser invitado directamente por los artistas a sus presentaciones, por lo que ya es conocido en el sector.

Su estilo tampoco pasa inadvertido, y es que Julio ha llevado el movimiento del video a la imagen, y reconoce que su firma está en la postproducción, en la que utiliza una paleta de color más cargada a los azules.

➡️ Únete al canal de Diario de Querétaro en WhatsApp para no perderte la información más importante

Define a su concepto como “cinematográfico”, y asegura que su conocimiento sobre música también le ha ayudado a hacer su trabajo, los beats a veces le permiten predecir una acción que él luego “cacha” con la cámara.

Confiesa que no siempre conoce a las bandas que va a documentar, pero asegura que eso ya no es un problema; porque también se ha dedicado a fotografiar todo lo que ocurre en un concierto, y la afición también es protagonista de sus tomas. Le interesa plasmar la humanidad de los artistas y desmitificarlos, conocer qué hay en ellos que hace que el público enloquezca o conecte con su música.

Comparte que de todos los géneros musicales, solo le falta cubrir el regional mexicano, y asevera que la fotografía de conciertos no debería enfocarse en un solo tipo de música.

“Yo no estoy casado con ningún género y siento que la fotografía de conciertos no debería de hacerlo, quien se dedique a esto debe documentarlos todos”, asiente.

Para conocer más sobre la propuesta del fotógrafo, ver en la cuenta de Instagram: @soyeljulius. Todas las fotografías se encuentran en venta en formato impreso, con envíos a todo el país; los interesados sólo deberán enviar un mensaje directo a la misma página.


Seguramente todos los han visto. Van sigilosos con sus cámaras arriba de los escenarios o debajo de ellos, moviéndose entre cables y luces, escapando de la mirada de los espectadores. Se abren paso en los conciertos para crear mitos con sus instantáneas, que luego se convierten en documentos visuales que quedan para las próximas generaciones de melómanos.

Ellos son los fotógrafos de conciertos, una especie de tres ojos de los que pocos hablan, pero cuyas fotografías se viralizan en las redes sociales.

En la larga lista de nombres aparecen Jim Marshall, mejor conocido por sus fotografías de Woodstock, y Ross Halfin, por sus retratos de The Clash, The Jam, Metallica, The Sex Pistols, entre otros. En México figuran Fernando Aceves y Lulú Urdapilleta, y en Querétaro destaca el trabajo de Julio Buenrostro, un fotógrafo de 39 años que desde 2017 se ha abierto paso en los mejores conciertos de Querétaro y todo el país.

Lo mismo ha estado en festivales locales como Pulso GNP y Festival City, como en Vive Latino, Tecate Bajío y Hell and Heaven.

Se ha ido de tour con bandas como LNG SHT, y ha recibido el llamado directo de agrupaciones como Allison cuando andan de gira por la ciudad. También ha trabajado directamente para División Minúscula, Memphis May Fire, Testament, Kill Aniston, Hello Seahorse!, Insite, Cala Vento, Ely Guerra, Disidente, La Gusana Ciega, Bratty, Sputnik , Dromedarios Mágicos, Qbo y Fermín IV.

Sin embargo, en su Instagram oficial, que hoy suma más de cinco mil seguidores, encontramos las fotografías de innumerables artistas y bandas de todos los géneros. Desde instantáneas de los músicos en backstage y escenarios, como fotografías entre el público y panorámicas de las sedes.

Evanescence, Crown the Empire, Maná, Drake Bell, Gorillaz, Hombres G, Porter, Capital Cities, Molchat Doma, Ximena Sariñana, Cartel de Santa, The Flaming Lips, Love of lesbian, Los Bunkers, Pantera, Chetes, Fobia, Los Auténticos Decadentes, Zoé, The Cardigans, Siddhartha, se encuentran en un primer “scroll” a la cuenta; pero también aparecen los rostros de exponentes más nuevos como DanyLux, Ivana, Barbie Chola!, Bellakath, Dani Flow, The Warning, Tino el Pingüino, Pedro y El Lobo, Millonario, Charles Ans, Bruses y Kenia Os.

Foto: Cortesía / Julio Buenrostro

En entrevista con DIARIO DE QUERÉTARO, Julio cuenta que antes de dedicarse a esta labor, trabajó mucho tiempo en la televisión como camarógrafo e incluso llegó a producir su propio programa; el proyecto se titulaba RockCasterTV y estaba dedicado a la escena local.

Esta labor la aprendió de manera autodidacta, de la misma manera que de más joven aprendió a tocar la guitarra y la batería, y más tarde fotografía.

“Nunca tomé clases de fotografía, me fui a Youtube a aprender y me compré una cámara vieja, en mal estado y con un lente que medio funcionaba”, recuerda.

Su pasión por la música, el video y la fotografía se fusionaron en RockCasterTV, y el programa fue el que lo acercó por primera vez a documentar un concierto.

Foto: Cortesía / Julio Buenrostro

La primera banda que fotografió fue a Molotov, en 2014, en el Eco Centro Expositor, “la única foto que me salió ese día fue una de Randy”, dice entre risas. “Es que yo pensé que funcionaba como en la televisión, que todo se hace en 1/30 de velocidad… me salieron puras fotos horribles y movidas”, añadió.

Fue en 2017 cuando de nuevo decidió documentar un concierto en la ciudad, esa vez se trataba de un show de Kill Aniston en La Glotonería. A diferencia del concierto de Molotov, el resultado fue diferente, y desde entonces Julio comenzó a acudir religiosamente a todo los foros de la ciudad para acrecentar su acervo.

No pasó mucho tiempo para que el fotógrafo queretano pasara de tocar las puertas de foros y festivales, a ser invitado directamente por los artistas a sus presentaciones, por lo que ya es conocido en el sector.

Su estilo tampoco pasa inadvertido, y es que Julio ha llevado el movimiento del video a la imagen, y reconoce que su firma está en la postproducción, en la que utiliza una paleta de color más cargada a los azules.

➡️ Únete al canal de Diario de Querétaro en WhatsApp para no perderte la información más importante

Define a su concepto como “cinematográfico”, y asegura que su conocimiento sobre música también le ha ayudado a hacer su trabajo, los beats a veces le permiten predecir una acción que él luego “cacha” con la cámara.

Confiesa que no siempre conoce a las bandas que va a documentar, pero asegura que eso ya no es un problema; porque también se ha dedicado a fotografiar todo lo que ocurre en un concierto, y la afición también es protagonista de sus tomas. Le interesa plasmar la humanidad de los artistas y desmitificarlos, conocer qué hay en ellos que hace que el público enloquezca o conecte con su música.

Comparte que de todos los géneros musicales, solo le falta cubrir el regional mexicano, y asevera que la fotografía de conciertos no debería enfocarse en un solo tipo de música.

“Yo no estoy casado con ningún género y siento que la fotografía de conciertos no debería de hacerlo, quien se dedique a esto debe documentarlos todos”, asiente.

Para conocer más sobre la propuesta del fotógrafo, ver en la cuenta de Instagram: @soyeljulius. Todas las fotografías se encuentran en venta en formato impreso, con envíos a todo el país; los interesados sólo deberán enviar un mensaje directo a la misma página.

Policiaca

En prisión 17 ligados a desaparición forzada, en San José el Alto

Resultado de la audiencia inicial en la que se expusieron los datos de prueba se obtuvo como resultado su vinculación a proceso

Local

Sin casos de mascotas con golpes de calor en la capital queretana

Advierten sobre los riesgos por la ola de calor y emiten recomendaciones para identificarlos y prevenirlos

Elecciones 2024

¿Ya ubicaste la casilla que te corresponde para votar?

El INE habilitó la página "Ubica Tu Casilla" donde podrás identificar la que te corresponde de las tres mil 138 que instalará en todo el estado

Elecciones 2024

Propone “Chepe” Guerrero municipio próspero

Aseveró que trabajará para que haya más obra social que garantice resolver el día a día de todos los habitantes

Elecciones 2024

Promete Murguía regresar el Seguro Popular

Aseveró que no abandonarán a los pacientes con cáncer ni a ninguna otra persona enferma,

Policiaca

Ejecutan a criminal en cantina de 5 de Febrero

En el ataque directo, un hombre que transitaba por la zona, resultó lesionado por impacto de bala