/ jueves 19 de octubre de 2023

Didi Gutiérrez retrata una cara distinta de la paternidad: hay padres que sí están presentes

La relación entre padre e hija, sus tentaciones, pero sobre todo sus alegrías, son los temas fundamentales de la nueva novela de la escritora mexicana Didí Gutiérrez, La alegría del padre

La relación entre padre e hija, sus tentaciones, pero sobre todo sus alegrías, son los temas fundamentales de la nueva novela de la escritora mexicana Didí Gutiérrez, La alegría del padre, que recientemente publicó bajo el selló de la editorial Alfaguara. En ella, se cuenta la historia de la joven Abigaíl, una joven de recién cumplidos 18 años, quien se entera que su padre está enfermo y que podría morir.

Puede interesarte: Fundación para las Letras Mexicanas revisa la literatura chilena a 50 años del golpe de Estado

“Con este libro me cuestioné qué tanto la idea del padre terrible, ausente y autoritario, como un Saturno que se come a sus hijos, estaba más bien conformada por una serie de constructos culturales, como películas y librosPedro Paramo, de Juan Rulfo; La muerte de Artemio Cruz, de Fuentes; Carta al padre, de Kafka― que han permeado en el imaginario de la gente.

“Pero la verdad es que las figuras paternas son más diversas, tal vez también porque hay varios padres que están en procesos de deconstrucción, pero no sólo eso. En este libro quise hablar de esos padres que sí están presentes”, explica Didí Gutiérrez, en entrevista con El Sol de México.

REALIDAD QUE SERÍA FICCIÓN

La autora relata que el germen de esta historia se encuentra en su propia experiencia, pues al enterarse de una enfermedad que padecía su padre comenzó a escribir una especie de bitácora que luego se serviría como base para la creación de las situaciones y los personajes de esta novela, que son completamente mente ficción, condición que se reafirma, cuenta Didí, en la marcada bondad, principalmente en del padre.

“En este mundo tan horrible y espantoso que hemos estado viviendo desde hace algunos siglos, parece que los seres sencillos, capacitados para el amor, tienen un espacio nulo. Lo que sucede es que todos estamos en un constante estado de defensa y prácticamente se ha terminado la ingenuidad y el candor. Nuestra forma de relacionarnos es a partir de la sensación de peligro. Yo por eso pienso que, a pesar de que me he basado en mi propia relación con mi padre, hablo de un personaje absolutamente ficticio, fuera de este tiempo.

“La literatura, creo que también está llena de absoluta desesperanza, violencia y dolor, cosa completamente entendible, porque es lo que estamos viviendo. Yo misma pensé que al principio lo que me movía a escribir era el dolor, pero me di cuenta de que, entre todo desasosiego que significa la vida contemporánea, también hay espacio para la risa, el amor, la empatía, el cuidado y la calma”, agrega.

LOS LIBROS SON CAMINOS

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes del suplemento

Aunque en general la novela habla de esta buena relación que se enfrenta a la idea de la muerte, Didí Gutiérrez, comenta que “como todo lo humano”, no todo es bueno ni todo es malo en la historia que decide contar. Ambos personajes ocultan ciertas cosas que pondrán en balanza. Además de que Abigail, al encontrarse aún en un proceso de crecimiento y búsqueda, de permanencia e identidad, tiene que aprender a madurar rápidamente.

Y sin embargo, la autora comenta que un tema esencial para comprender esa relación son los libros, a los que considera como “amuletos”, que más que evocar mundos, evocan presencias, “vínculos afectivos y caminos hacia la empatía, la gracia y la conexión entre los seres humanos”.

La relación entre padre e hija, sus tentaciones, pero sobre todo sus alegrías, son los temas fundamentales de la nueva novela de la escritora mexicana Didí Gutiérrez, La alegría del padre, que recientemente publicó bajo el selló de la editorial Alfaguara. En ella, se cuenta la historia de la joven Abigaíl, una joven de recién cumplidos 18 años, quien se entera que su padre está enfermo y que podría morir.

Puede interesarte: Fundación para las Letras Mexicanas revisa la literatura chilena a 50 años del golpe de Estado

“Con este libro me cuestioné qué tanto la idea del padre terrible, ausente y autoritario, como un Saturno que se come a sus hijos, estaba más bien conformada por una serie de constructos culturales, como películas y librosPedro Paramo, de Juan Rulfo; La muerte de Artemio Cruz, de Fuentes; Carta al padre, de Kafka― que han permeado en el imaginario de la gente.

“Pero la verdad es que las figuras paternas son más diversas, tal vez también porque hay varios padres que están en procesos de deconstrucción, pero no sólo eso. En este libro quise hablar de esos padres que sí están presentes”, explica Didí Gutiérrez, en entrevista con El Sol de México.

REALIDAD QUE SERÍA FICCIÓN

La autora relata que el germen de esta historia se encuentra en su propia experiencia, pues al enterarse de una enfermedad que padecía su padre comenzó a escribir una especie de bitácora que luego se serviría como base para la creación de las situaciones y los personajes de esta novela, que son completamente mente ficción, condición que se reafirma, cuenta Didí, en la marcada bondad, principalmente en del padre.

“En este mundo tan horrible y espantoso que hemos estado viviendo desde hace algunos siglos, parece que los seres sencillos, capacitados para el amor, tienen un espacio nulo. Lo que sucede es que todos estamos en un constante estado de defensa y prácticamente se ha terminado la ingenuidad y el candor. Nuestra forma de relacionarnos es a partir de la sensación de peligro. Yo por eso pienso que, a pesar de que me he basado en mi propia relación con mi padre, hablo de un personaje absolutamente ficticio, fuera de este tiempo.

“La literatura, creo que también está llena de absoluta desesperanza, violencia y dolor, cosa completamente entendible, porque es lo que estamos viviendo. Yo misma pensé que al principio lo que me movía a escribir era el dolor, pero me di cuenta de que, entre todo desasosiego que significa la vida contemporánea, también hay espacio para la risa, el amor, la empatía, el cuidado y la calma”, agrega.

LOS LIBROS SON CAMINOS

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes del suplemento

Aunque en general la novela habla de esta buena relación que se enfrenta a la idea de la muerte, Didí Gutiérrez, comenta que “como todo lo humano”, no todo es bueno ni todo es malo en la historia que decide contar. Ambos personajes ocultan ciertas cosas que pondrán en balanza. Además de que Abigail, al encontrarse aún en un proceso de crecimiento y búsqueda, de permanencia e identidad, tiene que aprender a madurar rápidamente.

Y sin embargo, la autora comenta que un tema esencial para comprender esa relación son los libros, a los que considera como “amuletos”, que más que evocar mundos, evocan presencias, “vínculos afectivos y caminos hacia la empatía, la gracia y la conexión entre los seres humanos”.

Local

Detectan sensores digitales 100 fugas de agua no visibles

Equipo utilizado fue donado desde Inglaterra por la empresa Microsoft

Local

Calor de 38 grados y lluvias, pronostica CEPCQ

Este martes y el viernes hay una probabilidad de lluvia del 60 por ciento

Elecciones 2024

Pide Dorantes el voto útil para Xóchitl

Señaló que durante la campaña ha visto un ánimo positivo y enfatizó que no bajará la guardia

Policiaca

Confiscan 48 kg de pirotecnia, en la capital queretana

Durante el pasado fin de semana, se aseguraron dos gruesas de cohetones en las festividades de la Santa Cruz en la delegación Santa Rosa Jáuregui

Teatro

Itatí Cantoral llega con ‘Testosterona’ a Querétaro

Escrita por Sabina Berman, desde el humor negro la obra aborda la desigualdad laboral entre hombres y mujeres y otras problemáticas como la sextorsión 

Elecciones 2024

Movimiento Ciudadano ya habla de posible “fraude”

Dicen que no vcalidarán ningún resultado con “usanzas de la vieja política”