/ miércoles 31 de marzo de 2021

Más allá del género: Artistas trans transgreden límites

El Día Internacional de la Visibilidad Transgénero se conmemora cada 31 de marzo y abre página a una polifonía de voces que exponen el sentir de una comunidad que busca hacer frente a la discriminación, transformar el imaginario y su contexto social a partir del performance, la poesía, la música y otras expresiones artísticas

Cabellera rizada, sonrisa inmensa, mirada templada; ímpetu en el alma. Piel canela, ojos infinitos, lucha franca. Ella es Lía García, conocida como “La Novia Sirena”; una pedagoga, poeta y artista del performance, quien también es reconocida por su activismo y por ser defensora de los derechos humanos de las personas trans.

Es considerada una de las exponentes más importantes de la escena trans en el país, por el alcance y alto impacto de sus expresiones artísticas, específicamente a través del performance; herramienta de la que se ha valido para construir puentes afectivos entre la experiencia trans y la sociedad, personificando la lucha constante desde su individualidad, para generar consciencia colectiva sobre el despojo cultural, social e histórico que ha habido hacia la comunidad transgénero.

“Siempre hemos existido, siempre hemos estado presentes, no somos creaciones, no somos invento; somos vida histórica que antes de la colonización estábamos entendiendo el mundo desde otra forma hasta que se instauró un sistema sexo-género binario y nos borraron”, asevera en entrevista con Suplemento Barroco, a propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Visibilidad Transgénero.

Autodefinida como “artivista” por la interrelación tácita de su arte con su activismo político, Lía afirma que el arte no se puede desvincular de su lucha, porque atraviesa hebras muy íntimas, resaltando la importancia del arte como un puente que permita una traducción afectiva de lo que está pasando en la política pública y en las leyes, en donde no llegan estos conocimientos. Además, asegura que ningún cambio en la política pública ni en la actualización de layes garantiza un cambio en lo cultural del día a día, y es ahí, donde el arte traduce eso que no llega a lo social.

Su apuesta retórica germina en torno a las violencias de su rededor, exponiendo la lucha enraizada a partir de su auto reconocimiento y de la iniciativa de hacerse justicia a sí misma.

“Siempre habité una identidad trans y simplemente emergí de las profundidades como la sirena que soy para poder gritarle al mundo que esta es mi vida, que esta es mi piel y que yo encarno la resistencia, la ternura y el afecto y que todos los días lucho por recuperar ese mundo que nos quitaron”.

Con una intensa labor en diferentes espacios desde cárceles, escuelas, hasta mercados y barrios, Lía comparte a través de su trabajo, una traducción afectiva desde y hacia lo trans, para generar un vínculo, conciencia y empatía con lo diverso.

Respecto a su metamorfosis discursiva a través del performance comparte que cuando empezó “me interesó mucho hacerme justicia a mí misma vistiéndome de novia, de quinceañera, de alumna y recientemente de cucaracha que es mi insecto favorito; esto para mí no son personajes, son una extensión de mi identidad que yo porto en la piel para comunicarme afectivamente y desde la ternura radical presentes en mi activismo”.

Desde su pedagogía del afecto y de la ternura radical, es como ha logrado alzar la voz; pues ha tomado el arte del performance como un método detonador, que invita y que seduce visualizando a las personas trans como cuerpos pedagógicos que movilizan las estructuras patriarcales y a partir de ahí, se crean nuevas posibilidades de imaginar un mundo en el que los afectos sean abiertos; porque hablar de una pedagogía trans, se centra en el cuerpo y lo trasciende.

Transcentralidad

Lía define la trascestralidad como una acción política de transformación que tiene que ver con la posibilidad de encarnar la historia.

“No somos producto de la posmodernidad como nos llama el feminismo radical, y con esta acción, recuperamos la memoria histórica de nuestras ancestras”.

Este interesante concepto dilucida la posibilidad de rehabitar el mundo libremente, y mirar políticamente hacia el pasado para reconectar con los linajes y la historia, dando visibilidad y memoria.

Respecto al legado en construcción a través de su arte y su diálogo homologado con voces hermanas, la Novia Sirena plasma en su testimonio la claridad de exaltar que todo lo que hacen es histórico, desde despertar y resistir, hasta crear, proponer y sobrevivir, siendo México el segundo país con más transfeminicidios.

Foto: Cortesía | Lechedevirgen Trimegisto

De música y deconstrucción

La Bruja de Texcoco es otra destacada exponente trans, que mueve su arte desde la música tradicional mexicana. Su estampa, es una regia representación de México en el alma, en la piel, en su colorido maquillaje que revela unos unos profundos ojos negros; una barba como elemento de folcklor; mas no de género y una feminidad ataviada de seda, rebozos, collares y cuerdas.

Ha sido embajadora cultural de México en múltiples encuentros internacionales; participó en el “Vive Latino” 2020 y dio alrededor de 14 conciertos en países europeos antes de la pandemia por Covid-19.

Su trabajo es un fiel reflejo de su amor y admiración por la magia y belleza del folklor y su vida, es constante testimonio de una transición acompasada de su música, sus composiciones y un sentir que tiene voz profunda y con gran significación.

Nacimiento de la Bruja de Texcoco, entre lo místico y lo onírico

“Yo era músico y me consideraba gay, con lo cual, hoy en día, no me identifica en absoluto; pero un día fui a tocar a una fiesta con unos curanderos que tocan con la concha de armadillo y ahí el brujo líder, cuando me recibió, me dijo que me estaba esperando, que yo era una mujer: `mira tus manos, eres una mujer y no eres cualquier mujer, eres una bruja´”, recuerda que le dijo el brujo al mirarle.

Fue a partir de ese momento, cuenta, que quedó decidió virar su camina. Se dio al cuenta que en cualquier rincón del país se puede encontrar un momento tan surrealista como el que vivió y que hay una línea muy delgada entre la magia, la tradición y las costumbres mexicanas, donde las personas pueden ser lo que quieran ser. Ella eligió ser una mujer, dando vida la Bruja de Texcoco.

A partir de sus vivencias, es como ha logrado canalizar toda su magia a través de la música y la ruptura con todos los paradigmas y etiquetas sociales.

Como parte de su exploración, considera que retoma elementos de lo no binario, de lo queer, y gusta de estar en diferentes lugares donde se sienta cómoda en su proceso.

Octavio Mendoza es también parte de la Bruja, y en su transición hacia lo femenino, trata siempre de que ambas identidades se fusionen y tengan la libertad de ser la Bruja y Octavio, sin tener que definirse en los lugares como uno u otro, porque al final, son la misma persona y son un todo; lo cual no es fácil, pero es justamente parte de los procesos de transición y cada proceso es distinto, asevera.

¿Es el arte es un sitio de privilegio?

Sobre su experiencia en el campo artístico, La Bruja de Texcoco afirma sentirse afortunada de poder transmitir sus sentires a través de la música, sobre todo, por el hecho de verse reflejada en todas las personas que conectan consigo, lo cual describe como algo increíble.

“Lamentablemente en México, el poderte expresar, el poderte dedicar al arte es un privilegio, no cualquiera tiene esta opción en su vida; entonces yo que lo tengo, quiero aprovecharlo”, dice.

En contraste, la Novia Sirena considera que el arte para las personas trans no es un privilegio: “Nosotras hemos estado borradas de la historia del arte, entonces, las violencias que enfrentamos dentro del campo del arte son otras”.

Además, subraya que es importante y fundamental que las personas trans tengan la oportunidad de tener acceso a los espacios desde donde se pueda generar transformación, porque nunca han estado ahí y ya es momento de estarlo; así que, mientras no exista esa apertura, el arte no es un privilegio sino una trinchera de lucha constante.

Foto: Cortesía | Lechedevirgen Trimegisto

¿Qué hay del arte trans en Querétaro?

Felipe Osornio, reconocido artísticamente en el estado como Lechedevirgen Trimegisto, es investigador y catedrático de la maestría en Estudios de Género de la Universidad Autónoma de Querétaro y como artista comparte su perspectiva respecto a lo artístico-trans en la escena queretana:

“En Querétaro creo que aún hay miedo a abrir espacios a ese tipo de expresiones, y ni siquiera de expresiones que tengan que ver directamente con lo trans; sino simplemente arte realizado por personas transgénero, o personas no binarias o que se identifican como género no fluido o queer, o todas las comunidades que no forman parte del discurso oficial”.

Refirió que existe una constante censura institucional que ha privado a la comunidad trans de tener alcance en los espacios públicos que de pronto, no son tan públicos. Estas acciones, considera, han propiciado que sean pocos quienes obtengan apoyos oficiales y ha empujado a muchos a lo “underground”: una red de apoyo mucho más solidaria, en donde se gestan alternativas fuera del circuito oficial del arte y que son auto gestionadas. Estos espacios, afirma, han fecundado nuevos movimientos y creado una contracultura en Querétaro.

Por otro lado, precisó que las identidades trans y el resto de identidades que no se ajustan a la heterosexualidad normativa, han estado siempre presentes en la historia, pero han sido excluidas de distintos espacios incluyendo el artístico. El problema de lo anterior, muchas veces radica en la falta de representación y visibilidad de estas comunidades y de sus expresiones en lo social.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Visibilidad Transgénero, a celebrarse el próximo 31 de marzo, Lechedevirgen a través de la Secretaría de Extensión y Cultura de la UAQ y de la coordinación de Arte y Género, presentará “Voces Trans”; una muestra online que reunirá el trabajo de artistas trans que desafían los límites de las dicotomías genéricas en múltiples sentidos y que usan la voz como instrumento de cambio social. Este encuentro contará con la participación de la Novia Sirena, la Bruja de Texcoco, Daniel Nizcub, Zemmoa, entre otras personalidades de la escena trans.

Las actividades se desarrollarán de las 10:00 a 20:00 horas a través de las redes de la UAQ, la Coordinación de Arte y Género (@UAQarteygenero) y Conexión UAQ (@comexionuaq).

Ese día, la comunidad podrá sumarse a la conmemoración a través de hashtags como #somosvisibles y #visibilidadtrans

Trangeneración: la apuesta de una sociedad inclusiva

El 31 de marzo se celebre el Día Internacional de la Visibilidad Transgénero, dicha conmemoración se le acuña a la activista estadounidense Rachel Crandall y fue a partir del 2014 que la iniciativa fue adoptada por activistas del resto del mundo, para poner de manifiesto la necesidad de garantizar los derechos de las personas trans.

Ha sido el aspecto cultural y artístico lo que ha permitido que representantes de este sector, logren romper esquemas, alzar la voz y traspasar fronteras de todas las voces silenciadas.

Cabellera rizada, sonrisa inmensa, mirada templada; ímpetu en el alma. Piel canela, ojos infinitos, lucha franca. Ella es Lía García, conocida como “La Novia Sirena”; una pedagoga, poeta y artista del performance, quien también es reconocida por su activismo y por ser defensora de los derechos humanos de las personas trans.

Es considerada una de las exponentes más importantes de la escena trans en el país, por el alcance y alto impacto de sus expresiones artísticas, específicamente a través del performance; herramienta de la que se ha valido para construir puentes afectivos entre la experiencia trans y la sociedad, personificando la lucha constante desde su individualidad, para generar consciencia colectiva sobre el despojo cultural, social e histórico que ha habido hacia la comunidad transgénero.

“Siempre hemos existido, siempre hemos estado presentes, no somos creaciones, no somos invento; somos vida histórica que antes de la colonización estábamos entendiendo el mundo desde otra forma hasta que se instauró un sistema sexo-género binario y nos borraron”, asevera en entrevista con Suplemento Barroco, a propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Visibilidad Transgénero.

Autodefinida como “artivista” por la interrelación tácita de su arte con su activismo político, Lía afirma que el arte no se puede desvincular de su lucha, porque atraviesa hebras muy íntimas, resaltando la importancia del arte como un puente que permita una traducción afectiva de lo que está pasando en la política pública y en las leyes, en donde no llegan estos conocimientos. Además, asegura que ningún cambio en la política pública ni en la actualización de layes garantiza un cambio en lo cultural del día a día, y es ahí, donde el arte traduce eso que no llega a lo social.

Su apuesta retórica germina en torno a las violencias de su rededor, exponiendo la lucha enraizada a partir de su auto reconocimiento y de la iniciativa de hacerse justicia a sí misma.

“Siempre habité una identidad trans y simplemente emergí de las profundidades como la sirena que soy para poder gritarle al mundo que esta es mi vida, que esta es mi piel y que yo encarno la resistencia, la ternura y el afecto y que todos los días lucho por recuperar ese mundo que nos quitaron”.

Con una intensa labor en diferentes espacios desde cárceles, escuelas, hasta mercados y barrios, Lía comparte a través de su trabajo, una traducción afectiva desde y hacia lo trans, para generar un vínculo, conciencia y empatía con lo diverso.

Respecto a su metamorfosis discursiva a través del performance comparte que cuando empezó “me interesó mucho hacerme justicia a mí misma vistiéndome de novia, de quinceañera, de alumna y recientemente de cucaracha que es mi insecto favorito; esto para mí no son personajes, son una extensión de mi identidad que yo porto en la piel para comunicarme afectivamente y desde la ternura radical presentes en mi activismo”.

Desde su pedagogía del afecto y de la ternura radical, es como ha logrado alzar la voz; pues ha tomado el arte del performance como un método detonador, que invita y que seduce visualizando a las personas trans como cuerpos pedagógicos que movilizan las estructuras patriarcales y a partir de ahí, se crean nuevas posibilidades de imaginar un mundo en el que los afectos sean abiertos; porque hablar de una pedagogía trans, se centra en el cuerpo y lo trasciende.

Transcentralidad

Lía define la trascestralidad como una acción política de transformación que tiene que ver con la posibilidad de encarnar la historia.

“No somos producto de la posmodernidad como nos llama el feminismo radical, y con esta acción, recuperamos la memoria histórica de nuestras ancestras”.

Este interesante concepto dilucida la posibilidad de rehabitar el mundo libremente, y mirar políticamente hacia el pasado para reconectar con los linajes y la historia, dando visibilidad y memoria.

Respecto al legado en construcción a través de su arte y su diálogo homologado con voces hermanas, la Novia Sirena plasma en su testimonio la claridad de exaltar que todo lo que hacen es histórico, desde despertar y resistir, hasta crear, proponer y sobrevivir, siendo México el segundo país con más transfeminicidios.

Foto: Cortesía | Lechedevirgen Trimegisto

De música y deconstrucción

La Bruja de Texcoco es otra destacada exponente trans, que mueve su arte desde la música tradicional mexicana. Su estampa, es una regia representación de México en el alma, en la piel, en su colorido maquillaje que revela unos unos profundos ojos negros; una barba como elemento de folcklor; mas no de género y una feminidad ataviada de seda, rebozos, collares y cuerdas.

Ha sido embajadora cultural de México en múltiples encuentros internacionales; participó en el “Vive Latino” 2020 y dio alrededor de 14 conciertos en países europeos antes de la pandemia por Covid-19.

Su trabajo es un fiel reflejo de su amor y admiración por la magia y belleza del folklor y su vida, es constante testimonio de una transición acompasada de su música, sus composiciones y un sentir que tiene voz profunda y con gran significación.

Nacimiento de la Bruja de Texcoco, entre lo místico y lo onírico

“Yo era músico y me consideraba gay, con lo cual, hoy en día, no me identifica en absoluto; pero un día fui a tocar a una fiesta con unos curanderos que tocan con la concha de armadillo y ahí el brujo líder, cuando me recibió, me dijo que me estaba esperando, que yo era una mujer: `mira tus manos, eres una mujer y no eres cualquier mujer, eres una bruja´”, recuerda que le dijo el brujo al mirarle.

Fue a partir de ese momento, cuenta, que quedó decidió virar su camina. Se dio al cuenta que en cualquier rincón del país se puede encontrar un momento tan surrealista como el que vivió y que hay una línea muy delgada entre la magia, la tradición y las costumbres mexicanas, donde las personas pueden ser lo que quieran ser. Ella eligió ser una mujer, dando vida la Bruja de Texcoco.

A partir de sus vivencias, es como ha logrado canalizar toda su magia a través de la música y la ruptura con todos los paradigmas y etiquetas sociales.

Como parte de su exploración, considera que retoma elementos de lo no binario, de lo queer, y gusta de estar en diferentes lugares donde se sienta cómoda en su proceso.

Octavio Mendoza es también parte de la Bruja, y en su transición hacia lo femenino, trata siempre de que ambas identidades se fusionen y tengan la libertad de ser la Bruja y Octavio, sin tener que definirse en los lugares como uno u otro, porque al final, son la misma persona y son un todo; lo cual no es fácil, pero es justamente parte de los procesos de transición y cada proceso es distinto, asevera.

¿Es el arte es un sitio de privilegio?

Sobre su experiencia en el campo artístico, La Bruja de Texcoco afirma sentirse afortunada de poder transmitir sus sentires a través de la música, sobre todo, por el hecho de verse reflejada en todas las personas que conectan consigo, lo cual describe como algo increíble.

“Lamentablemente en México, el poderte expresar, el poderte dedicar al arte es un privilegio, no cualquiera tiene esta opción en su vida; entonces yo que lo tengo, quiero aprovecharlo”, dice.

En contraste, la Novia Sirena considera que el arte para las personas trans no es un privilegio: “Nosotras hemos estado borradas de la historia del arte, entonces, las violencias que enfrentamos dentro del campo del arte son otras”.

Además, subraya que es importante y fundamental que las personas trans tengan la oportunidad de tener acceso a los espacios desde donde se pueda generar transformación, porque nunca han estado ahí y ya es momento de estarlo; así que, mientras no exista esa apertura, el arte no es un privilegio sino una trinchera de lucha constante.

Foto: Cortesía | Lechedevirgen Trimegisto

¿Qué hay del arte trans en Querétaro?

Felipe Osornio, reconocido artísticamente en el estado como Lechedevirgen Trimegisto, es investigador y catedrático de la maestría en Estudios de Género de la Universidad Autónoma de Querétaro y como artista comparte su perspectiva respecto a lo artístico-trans en la escena queretana:

“En Querétaro creo que aún hay miedo a abrir espacios a ese tipo de expresiones, y ni siquiera de expresiones que tengan que ver directamente con lo trans; sino simplemente arte realizado por personas transgénero, o personas no binarias o que se identifican como género no fluido o queer, o todas las comunidades que no forman parte del discurso oficial”.

Refirió que existe una constante censura institucional que ha privado a la comunidad trans de tener alcance en los espacios públicos que de pronto, no son tan públicos. Estas acciones, considera, han propiciado que sean pocos quienes obtengan apoyos oficiales y ha empujado a muchos a lo “underground”: una red de apoyo mucho más solidaria, en donde se gestan alternativas fuera del circuito oficial del arte y que son auto gestionadas. Estos espacios, afirma, han fecundado nuevos movimientos y creado una contracultura en Querétaro.

Por otro lado, precisó que las identidades trans y el resto de identidades que no se ajustan a la heterosexualidad normativa, han estado siempre presentes en la historia, pero han sido excluidas de distintos espacios incluyendo el artístico. El problema de lo anterior, muchas veces radica en la falta de representación y visibilidad de estas comunidades y de sus expresiones en lo social.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Visibilidad Transgénero, a celebrarse el próximo 31 de marzo, Lechedevirgen a través de la Secretaría de Extensión y Cultura de la UAQ y de la coordinación de Arte y Género, presentará “Voces Trans”; una muestra online que reunirá el trabajo de artistas trans que desafían los límites de las dicotomías genéricas en múltiples sentidos y que usan la voz como instrumento de cambio social. Este encuentro contará con la participación de la Novia Sirena, la Bruja de Texcoco, Daniel Nizcub, Zemmoa, entre otras personalidades de la escena trans.

Las actividades se desarrollarán de las 10:00 a 20:00 horas a través de las redes de la UAQ, la Coordinación de Arte y Género (@UAQarteygenero) y Conexión UAQ (@comexionuaq).

Ese día, la comunidad podrá sumarse a la conmemoración a través de hashtags como #somosvisibles y #visibilidadtrans

Trangeneración: la apuesta de una sociedad inclusiva

El 31 de marzo se celebre el Día Internacional de la Visibilidad Transgénero, dicha conmemoración se le acuña a la activista estadounidense Rachel Crandall y fue a partir del 2014 que la iniciativa fue adoptada por activistas del resto del mundo, para poner de manifiesto la necesidad de garantizar los derechos de las personas trans.

Ha sido el aspecto cultural y artístico lo que ha permitido que representantes de este sector, logren romper esquemas, alzar la voz y traspasar fronteras de todas las voces silenciadas.

Elecciones 2024

Marea Rosa se congrega en Plaza de Armas

La marcha se realizó con el propósito de exigir justicia, defender la democracia y velar por la libertad en el país

Elecciones 2024

Llegan al estado más cuatro millones de boletas y documentación para elecciones

En la llegada de la documentación estuvieron presentes representantes de partidos políticos

Finanzas

Artículos de moda, casa y jardín, los de mayor demanda por queretanos en Hot Sale

El ticket promedio de compra es de 846.15 pesos, lo que reporta un crecimiento del 22% en comparación con el 2023

Finanzas

El “súper peso” podría tener retroceso frente al dólar

Factores como las elecciones en México y Estados Unidos, así como las políticas de comercio exterior, definirán las proyecciones del año

Gossip

Carín León regresa al escenario queretano

El cantante se presentará en el Estadio de Béisbol Conspiradores el próximo 26 de octubre

Policiaca

Indigente muere atropellado en Bernardo Quintana

El conductor permaneció en el lugar para pedir apoyo de los servicios de emergencia y fue detenido