/ lunes 10 de agosto de 2020

Pandemia no cesa la música, Marimbero alegra las calles de Querétaro

Al ritmo de boleros, danzones y norteñas, Juan Alberto Girón continua con su labor

"Si la gente no va a la música, la música va a la gente", dice un marimbero chiapaneco tras culminar con su repertorio en una colonia aledaña al Centro Histórico. Ante la imposibilidad de continuar con su labor en restaurantes y eventos privados por la pandemia, el músico decidió salir de casa con su instrumento, para alegrar con su música las calles de Querétaro, San Juan del Río y El Marqués a cambio de una cooperación voluntaria.

Su nombre es Juan Alberto Girón, y es originario de Huixtla, Chiapas. Hace 13 años emigró al municipio de San Juan del Río, Querétaro para probar suerte con su música, una labor que ha permanecido en su familia por más de cinco generaciones.

Antes de la pandemia, Juan Alberto formaba parte de una agrupación de marimberos, quienes se dedicaban a amenizar las tardes de aquellos comensales que decidían degustar un poco del sur del país, desde las mesas del restaurante Zandunga.

Sin embargo, tras declararse la contingencia sanitaria, y luego de suspenderse todas las actividades públicas en apego a los lineamientos de la Secretaría de Salud, Juan Alberto decidió viajar a su tierra natal, para conseguir su propia marimba con lauderos locales y trabajar de manera independiente por las calles de Querétaro.

Hacerlo no ha sido tarea fácil, confiesa el músico, pues tan solo el instrumento pesa entre 45 y 60 kilos, y su estructura es muy delicada; se tiene que trasladar con movimientos suaves y protegerse de la lluvia, pues el contacto directo con el agua podría provocar la hinchazón de las maderas y su subsecuente desafinación. Así que en plena temporada de lluvias, el marimbero carga con bolsas, hules espuma y demás aditamentos para proteger su marimba durante el trayecto.

“Cuido mucho que no se moje el instrumento, porque si llegara a pasar, la madera se va desafinando poco a poco y con el tiempo hay que renovarla. Y no es cualquier madera, es hormiguillo natural, se da allá por Chiapas, Veracruz, Oaxaca, Tabasco…”, explica, detallando que el precio de una marimba renovada oscila entre 15 y 17 mil pesos, y nueva entre 25 y 30 mil pesos.

Para alivianar la jornada, desde hace tres meses hace mancuerna con Adrián Valerio Aguilar, quien además de ayudarle a mover la marimba y a pasar el bote de monedas por ventanas y puertas, interpreta el güiro al ritmo de los boleros, danzones, cumbias, norteñas y chachachás que Juan Alberto interpreta con gran maestría.

La dupla que se hace llamar "Marimba estrella de Chiapas", llega todos los días a las 10:00 horas a la central de Querétaro, y de ahí se dirige al último punto recorrido para retomar su camino.

Por la fragilidad y peso de la marimba, al terminar su jornada los músicos encargan el instrumento de percusión en alguna de las casas visitadas.

“Como no traemos carro pues lo vamos encargando. Claro que primero verificamos que a la gente le gusta esta música, y si es así, les preguntamos si tienen un lugarcito, si la marimba se puede quedar una noche”, relata.

Afortunadamente, dice, a mucha gente le sigue gustando la música de marimba. Basta con que Juan Alberto toque los primeros acordes de una canción para que los vecinos se asomen por sus ventanas con cara de asombro. Los menos tímidos incluso se animan a salir de sus casas para cantar y bailar al ritmo del Al son de la marimba, Las chiapanecas, La llorona, Dios nunca muere y algunos otros clásicos.

Con tapabocas y guardando sana distancia, los músicos atienden amablemente a todas las peticiones de su público, quien con monedas e incluso despensa, agradece a los artistas por traer un pedacito del sur al Bajío, por su concierto itinerante y sus acordes al pasado.

“Si les gusta nuestra música, nuestro arte, no dejen de apoyarnos con lo que puedan, lo que sea: despensa o de manera monetaria. Nosotros con gusto le tocamos la música”, expresa el marimbero con una sonrisa, asegurando que luego de una jornada de ocho horas, logran reunir cerca de $700 pesos, que bien les sirve para pagar sus pasajes a Querétaro, transportar la marimba en taxi de colonia a colonia, y sobrellevar los gastos del mes.

"Si la gente no va a la música, la música va a la gente", dice un marimbero chiapaneco tras culminar con su repertorio en una colonia aledaña al Centro Histórico. Ante la imposibilidad de continuar con su labor en restaurantes y eventos privados por la pandemia, el músico decidió salir de casa con su instrumento, para alegrar con su música las calles de Querétaro, San Juan del Río y El Marqués a cambio de una cooperación voluntaria.

Su nombre es Juan Alberto Girón, y es originario de Huixtla, Chiapas. Hace 13 años emigró al municipio de San Juan del Río, Querétaro para probar suerte con su música, una labor que ha permanecido en su familia por más de cinco generaciones.

Antes de la pandemia, Juan Alberto formaba parte de una agrupación de marimberos, quienes se dedicaban a amenizar las tardes de aquellos comensales que decidían degustar un poco del sur del país, desde las mesas del restaurante Zandunga.

Sin embargo, tras declararse la contingencia sanitaria, y luego de suspenderse todas las actividades públicas en apego a los lineamientos de la Secretaría de Salud, Juan Alberto decidió viajar a su tierra natal, para conseguir su propia marimba con lauderos locales y trabajar de manera independiente por las calles de Querétaro.

Hacerlo no ha sido tarea fácil, confiesa el músico, pues tan solo el instrumento pesa entre 45 y 60 kilos, y su estructura es muy delicada; se tiene que trasladar con movimientos suaves y protegerse de la lluvia, pues el contacto directo con el agua podría provocar la hinchazón de las maderas y su subsecuente desafinación. Así que en plena temporada de lluvias, el marimbero carga con bolsas, hules espuma y demás aditamentos para proteger su marimba durante el trayecto.

“Cuido mucho que no se moje el instrumento, porque si llegara a pasar, la madera se va desafinando poco a poco y con el tiempo hay que renovarla. Y no es cualquier madera, es hormiguillo natural, se da allá por Chiapas, Veracruz, Oaxaca, Tabasco…”, explica, detallando que el precio de una marimba renovada oscila entre 15 y 17 mil pesos, y nueva entre 25 y 30 mil pesos.

Para alivianar la jornada, desde hace tres meses hace mancuerna con Adrián Valerio Aguilar, quien además de ayudarle a mover la marimba y a pasar el bote de monedas por ventanas y puertas, interpreta el güiro al ritmo de los boleros, danzones, cumbias, norteñas y chachachás que Juan Alberto interpreta con gran maestría.

La dupla que se hace llamar "Marimba estrella de Chiapas", llega todos los días a las 10:00 horas a la central de Querétaro, y de ahí se dirige al último punto recorrido para retomar su camino.

Por la fragilidad y peso de la marimba, al terminar su jornada los músicos encargan el instrumento de percusión en alguna de las casas visitadas.

“Como no traemos carro pues lo vamos encargando. Claro que primero verificamos que a la gente le gusta esta música, y si es así, les preguntamos si tienen un lugarcito, si la marimba se puede quedar una noche”, relata.

Afortunadamente, dice, a mucha gente le sigue gustando la música de marimba. Basta con que Juan Alberto toque los primeros acordes de una canción para que los vecinos se asomen por sus ventanas con cara de asombro. Los menos tímidos incluso se animan a salir de sus casas para cantar y bailar al ritmo del Al son de la marimba, Las chiapanecas, La llorona, Dios nunca muere y algunos otros clásicos.

Con tapabocas y guardando sana distancia, los músicos atienden amablemente a todas las peticiones de su público, quien con monedas e incluso despensa, agradece a los artistas por traer un pedacito del sur al Bajío, por su concierto itinerante y sus acordes al pasado.

“Si les gusta nuestra música, nuestro arte, no dejen de apoyarnos con lo que puedan, lo que sea: despensa o de manera monetaria. Nosotros con gusto le tocamos la música”, expresa el marimbero con una sonrisa, asegurando que luego de una jornada de ocho horas, logran reunir cerca de $700 pesos, que bien les sirve para pagar sus pasajes a Querétaro, transportar la marimba en taxi de colonia a colonia, y sobrellevar los gastos del mes.

Policiaca

Balean a sujeto por viejas rencillas

Los hechos ocurrieron en la colonia El Retablo donde testigos refirieron que la víctima arribó caminando a un predio, donde solicitó auxilio

Local

Transforman la vida de 12 mil personas de la capital

A través del Programa Tejiendo Comunidades de Paz, apoyan a personas que enfrentan diversas problemáticas sociales

Gossip

Kalimba dará su primer concierto en streaming

El público fue el encargado de elegir las canciones para lo que será un concierto íntimo con arreglos nuevos que recorren toda su historia musical

Sociedad

En riesgo, tratado de agua México-EU: SRE

EU podría renunciar al acuerdo de 1944 y dejar sin regulación la repartición en los ríos Bravo y Colorado

Deportes

Michael Jordan va al automovilismo

El ex astro de la NBA, será propietario de una escudería junto con el piloto Denny Hamlin

Gossip

Paty Manterola descubre su lado espiritual

La actriz y cantante habla sobre la sensibilidad que le ha permitido conseguir sus objetivos

Cultura

David Lynch recibe homenaje virtual en Festival de Cine de Guanajuato

El director nominado al Oscar participó a la distancia al Festival Internacional de Cine Guanajuato, donde pidió por un mundo de paz y ofreció su amor a nuestro país

Gossip

A sus 21 años de edad, Leon Leiden ya tiene su propia disquera

Cantante, compositor, instrumentista y productor, estos son algunos de los cargos actuales de Leon

Gossip

Con iniciativa Ya Es Hora MX, van contra el hostigamiento en la industria musical

La iniciativa Ya Es Hora MX, en conjunto con The Boston Center y ocho casas productoras dan a conocer los ejes principales de este proyecto que busca darle solución a casos de acoso en la industria