/ domingo 9 de octubre de 2016

Símbolos y Libertad

Símbolos masónicos El simbolismo masónicosuele referirse, según Rafael L. de los Ríos, “al culto solar yal principio generativo de los antiguos egipcios”, así como a unpunto fijo del universo, el templo de Salomón o el misterioantiguo del arte de la construcción. Por eso sus signos serelacionan con el arte de edificar y con un conjunto de ideas oprincipio sobre el conocimiento de la cosmogonía del hombre. Lossímbolos y emblemas masónicos se pueden dividir y estudiar dedistintas formas. En esta exposición se analizarán algunos por:figuras geométricas, herramientas de albañilería, elementosarquitectónicos, religión, expresión corporal, indumentaria yaspectos revolucionarios.

El masón toma el símbolo como vehículo de conocimiento y nocomo objeto de culto. Además, estos símbolos materiales han sidocreados o adoptados de otros movimientos o prácticas ideológicasque se manifestaron durante las diversas etapas de la Antigüedad yla Modernidad.

Masonería: el origen de la palabraLingüísticamente, la palabra masonería es sinónimo defrancmasonería, y en este sentido, ambas voces se empleanindistintamente. El término procede de las palabras en francés:franco y maçon, que se traducen al inglés: free-massons, alitaliano: libero muratori, al alemán: Frey Maurer y al españolcomo “libre” y “albañil”. Conceptualmente, la EnciclopediaMasónica Alemana la define como “las actividad de hombresestrechamente unidos que, empleando símbolos tomados confrecuencia de la albañilería y la arquitectura, trabajan por elbienestar humano, luchando moralmente por ennoblecerse a sí mismosy a otros, a fin de formar una liga universal que se esfuerza porservir aunque sea, en pequeña escala”.

La masonería proclamaba libertad, progreso y civilización,como augurio del reinado de la razón, la fraternidad, la igualdad,y el bienestar de la humanidad. Existía, por un lado, una únicamasonería y por otro, muchas logias masónicas, distintas unas deotras en cuanto a su orientación teórica y variedad de ritos.

En los hechos históricos y en la conformación de las élitespolíticas dominantes en las revoluciones europeas ehispanoamericanas gestadas entre los siglos XVIII y XIX, lamasonería jugó un papel relevante.

Ésta es una asociación universal que cuenta con más de 500años de existencia y cuya presencia en la Nueva España data definales del siglo XVIII y principios del siglo XIX. Su historia hasido interpretada desde los liberales y progresistas como una“leyenda rosa” y los anti masones, han construido una imagennegativa que llevó a la “leyenda negra”; su estudio puedeabordarse a través de la organización interna, filosófica ehistórica.

Esta exposición pretende darla a conocer como formadora de unaideología que llevó al movimiento bélico que concluyó con elperiodo virreinal en territorio mexicano.

El arribo de la masonería a la NuevaEspaña

La masonería se introdujo en la Nueva España a finales delsiglo XVIII y principios del XIX, con las corrientes ideológicasque se dispersaron a través de la Ilustración y elEnciclopedismo, que pregonaban los derechos del hombre, lasoberanía popular y el principio de libertad.

Posteriormente, la declaración de independencia de los EstadosUnidos de Norteamérica, en 1776, difundió las ideas de autonomíaque influyeron en el pensamiento hispanoamericano, pues fue laprimera nación soberana de este continente. Asimismo, laRevolución Francesa, en 1789, impulsó el Enciclopedismo y elLiberalismo, que permitieron la difusión de estas ideas por Europay América.

Masones novohispanos Varios pudieron ser losmedios que permitieron la llegada de la masonería a territorionovohispano. Primero, la presencia de algunos virreyes; como elcaso de la comitiva de Juan Vicente de Güemes Pacheco de Padilla,1789-1794, segundo conde de Revillagigedo, conocido por surelación con la Revolución Francesa y simpatizante de lamasonería. Asimismo, con el séquito del virrey Juan O’donojú,en 1821, quien se distinguió por su pensamiento liberal que eraacompañado por algunos españoles jefes y oficiales masones queformaban las tropas expedicionarias, lo que permitió lapropagación de las logias escocesas por las provinciasmexicanas.

Con la aplicación de las bulas papales de Clemente XII en 1738y de Benedicto XIV en 1751, que prohibían la masonería en Españay sus colonias, se siguieron varios procesos inquisitoriales contramasones o personas que tuvieran alguna relación con ella. Entre1760 y 1795, por decreto, la Corona española se encargó devigilar e investigar a los que venían de Europa huyendo o yaradicados en Nueva España y se encontraban bajo sospecha.

Las primeras logias masónicas en Nueva EspañaDurante los últimos años del periodo novohispano, ocurrió lafundación discrecional de logias en la ciudad de México y otrasprovincias, cuyas infiltraciones demostraron cómo la ideologíamasónica sembró sus semilla en el pensamiento de criollos ypeninsulares, colaborando en la emancipación de la NuevaEspaña.

La masonería apareció formalmente en 1806 en la capitalnovohispana con la primera logia llamada Arquitectura Moral,fundada por Enrique Muñiz, regidor del ayuntamiento. Entre susmiembros primigenios figuraron Antonio Manuel Alejandro CosíoAcevedo Estrada y Lugo Alvarado, marqués de Uluapa, FranciscoPrimo de Verdad y Ramos, Miguel Betancourt, Ignacio Moreno y MiguelDomínguez, por mencionar algunos. En ella fueron iniciados MiguelHidalgo, Juan Aldama e Ignacio Allende en 1808.

En plena época de la lucha independentista se continuaronformando las logias que sirvieron de refugio a los conspiradores.El rito escocés se introdujo en 1813 con las tropasexpedicionarias españolas que venían a combatir a losinsurgentes, estableciéndose la segunda logia en Jalapa con elnombre de Caballeros Racionales.

Más tarde, entre 1815 y 1816, en la ciudad de México, seconformó la Gran Logia Masónica, con el español Felipe Martínezde Aragón, miembro de la audiencia como su gran maestre, con elapoyo de Fausto de Elhúyar, director de la Escuela de Minería, yde Manuel Codorniú.

Durante 1817, en la casa de los capellanes del conventocapitalino de Santa Teresa la Antigua, se reorganizó la masoneríamediante tres cartas patentes aprobadas desde Estados Unidos por laGran Logia de Luisiana. Otra logia que se formó en 1821 fue ElSol, por Manuel Codorniú, cuyo objetivo principal fue sostener elPlan de Iguala.

Crisis social y política en la Nueva EspañaEn 1808 surgieron una serie de detonantes que provocaron una crisissocial y política en Nueva España: la influencia de las ideasdemocráticas y liberales difundidas por filósofos como Diderot,Voltaire, Montesquieu, Rousseau y otros más, a través de obras olibros que llegaron a manos de novohispanos.

La marcada distinción de castas y la preferencia hacia lospeninsulares, despertó un sentimiento antiespañol, con lo cualnació una élite culta, representada por los criollos que tuvoacceso a la educación por medio de las órdenes religiosas yobtuvo un desarrollo político, cultural y económico, quedefendió sus raíces y condujo un movimiento de emancipación;además de la invasión francesa a España que provocó laabdicación de Carlos IV y Fernando VII en favor de NapoleónBonaparte.

A partir de este último hecho, el ayuntamiento de la ciudad deMéxico convocó a una junta de delegados, en la que el virreyIturrigaray, Francisco Primo de Verdad, siguiendo una idea liberal,propuso la formación de un gobierno provisional que hizoreaccionar a los peninsulares, uniéndose para encarcelar al virreyy demás integrantes de dicha junta.

La masonería en la guerra de IndependenciaBajo la mascarada de tertulias literarias, se efectuaron reunionesclandestinas en la ciudad de México y en distintas regiones delcentro del país, donde el pensamiento masónico guió los primerosbrotes de rebelión. De tal modo, las grandes logias de lamasonería trabajaron en Querétaro y luego se expandieron a SanMiguel el Grande, San Felipe, Salamanca, Irapuato, Celaya, San LuisPotosí y Guanajuato, donde elaboraron un plan de acción para laguerra de Independencia.

Las medidas impopulares de la Corona española para losnovohispanos, produjeron una crisis financiera que repercutió enla administración del virreinato. La explotación del trabajo y lafalta de derechos generaron un descontento, que se viomaterializado en las primeras conjuras.

Las ideas de soberanía e independencia expresadas por elayuntamiento de México, compartidas por oficiales yeclesiásticos, inspiraron a pequeños grupos de conjurados; talfue el caso de la conspiración de Valladolid que se dio endiciembre de 1809, encabezada por José María Michelena y JoséMaría García Obeso, quienes proponían crear una junta quegobernase a nombre de Fernando VII.

La conjuración fue descubierta gracias a la denuncia de uno delos asistentes y sus participantes fueron detenidos y puestos enprisión, pero en marzo de 1810 el virrey ordenó su libertad.

La conspiración de Querétaro En la zona delBajío comenzó a organizarse una conjura. Las reunionesclandestinas se trasladaron a la ciudad de Querétaro, donde sesumaron un grupo de letrados, pequeños comerciantes y algunosmilitares realistas, siendo encabezadas por el corregidor de laciudad Miguel Domínguez y su esposa, Josefa Ortiz; tambiénparticiparon los capitanes Ignacio Allende y Juan Aldama. Seinvitó al cura Miguel Hidalgo a incorporarse a la conspiración,quien aceptó por su inclinación a las ideas liberales.

El grupo conspirador pretendía alzarse en armas el 8 dediciembre de 1820 en San Juan de los Lagos, Jalisco; pero fuedenunciado el 9 de septiembre de ese año. Al día siguiente, supoel corregidor Domínguez que la conspiración había sidodescubierto, por lo que de inmediato lo comunicó a su esposa,quien a su vez, previno a los conspiradores.

Así, Hidalgo promovió el levantamiento de indígenas, mestizosy criollos en contra de españoles ricos. En la mañana del 15 deseptiembre de 1810, mandó tocar las campanas de la parroquia parallamar a misa. Su llamado es conocido como “El Grito deDolores”, comenzando la primera etapa insurgente denominada comoiniciación. Posteriormente, el grueso del ejército rebelde fuederrotado el 17 de enero de 1811 por Felix María Calleja en labatalla de Puente de Calderón. En Coahuila, el 21 de marzo delmismo año, fueron capturados Hidalgo y Allende y conducidos aChihuahua, donde los juzgaron y fusilaron. El pensamientode Morelos La lucha continuó en una segunda etapa de 1811a 1815, denominada de organización, en la que asumió el mandoJosé María Morelos y Pavón, conocido por su pensamientopolítico y su gran hazaña en el sitio de Cuautla. Convocó alCongreso de Anahuac, que dotó al movimiento insurgente de un marcolegal propio.

El 15 de septiembre de 1813, formó el Congreso de Chilpancingo,que lo eligió como el generalísimo encargado de las facultades delos poderes Ejecutivo y Judicial. En ese misma sesión se hizopúblico el documento conocido como los “Sentimientos de laNación” y asumió el nombramiento de “Siervo de la Nación”.Es muy probable que ese conjunto de ideas estuvieran influidas porla masonería.

Los Guadalupes: su relación con la insurgenciaAlgunos consideran a la sociedad secreta de los Guadalupes como unade las primeras logias masónicas que se establecieron en NuevaEspaña; mientras otros refieren que esa organización no se puedeconsiderar como tal sino sólo como una secta o grupo políticoclandestino. Sin embargo, estuvo bien organizado, realizóproselitismo entre sus distintos adeptos y apoyó a losinsurgentes. A la muerte de Hidalgo, Ignacio López Rayón pudomantener el fuego de la insurgencia y propuso un marco legal con laredacción de un primer proyecto de constitución política y lacreación de la Suprema Junta Nacional Americana, que sirvió comocentro del movimiento y consenso sobre los puntos tratados en elprimer consejo de Zitácuaro. Asimismo, recibió el apoyo de gruposcomo la sociedad de los Guadalupes, la cual plasmó las ideas deindependencia americana y sirvió de vínculo del comunicaciónentre los insurgentes. A partir de 1814, los independentistassufrieron terribles derrotas ante las fuerzas realistas, quetenían la orden de acabar con sus enemigos visibles y ocultos, enparticular el grupo de los Guadalupes, que sufrió persecución yrepresión, tanto de la Iglesia como del gobierno. Felix MaríaCalleja formó un grupo de sicarios cuyo objetivo era capturarlos yremitirlos a España, medida que logró disminuir su actuación yque suspendieran sus actividades con el retorno de Fernando VII altrono español. Su origen Tras el Grito deDolores, los insurgentes se extendieron por varias regiones, así,la formación de una Junta Nacional sirvió para mantenerconexiones con los partidarios de la independencia, por lo quesurgió la idea de constituir una organización activa y secretaque sirviera de medio de unión. En 1811 se formó la sociedad delos Guadalupes, integrada por abogados, eclesiásticos,propietarios, comerciantes y algunos nobles, que apoyaron comocolaboradores, espias y corresponsales. Tomaron forma plena al añosiguiente con la logia llamada El Águila, que se convirtióposteriormente en la logia de los Guadalupes, la cual funcionó enla ciudad de México y Puebla. Sus comunicacionesLa correspondencia entre insurgentes y Guadalupes inició desde laciudad de México y otras poblaciones hacia todos los rumbos delpaís. Se realizó por medio de comunicaciones concretas, mediantepseudónimos, dirigidas a una persona en particular y en losinformes generales que se manejaban, en seguridad y secreto, porclaves que se trasmitieron a varios jefes insurgentes, como es elcaso de las cartas dirigidas a López Rayón, Morelos y Matamoros.Para la transmisión de mensajes, correos y cartas se emplearon losperiódicos, panfletos y circulares. Los partidarios de laindependencia y los Guadalupes se dedicaron a proveer a losinsurgentes de tintas e impresos con el fin de difundir supensamiento e ideario político, retomando en la redacción denuevas constituciones. La insurgencia creó ciertos periódicoscomo: El Despertador Americano, El Correo Americano del Sur y elpropio diario de los Guadalupes, el Ilustrador Americano, quecontenía noticias políticas, económicas, culturales einternacionales y cuya publicación comenzó el 28 de octubre de1813 y terminó el 12 de enero de 1814.

Sus otras labores Los Guadalupes se abocaron aotras actividades como recomendar a los caudillos a personasperseguidas por su actitud patriótica, tramitar permisosadministrativos, salvoconductos o pasaportes a los simpatizantesque deseaban pasar al campo insurgente y aconsejar a los miembrosdel movimiento sobre el proceder frente a determinados problemasque debían resolver. Tal fue el caso de la Junta de Zitácuaro, elrescate de ciertos colaboradores y las tácticas militares frenteal enemigo.

La consumación de la Independencia de MéxicoTras la derrota de José María Morelos y Francisco Javier Mina, elmovimiento se redujo a una “guerra de guerrillas” queencabezaron Nicolás Bravo y Vicente Guerrero en la Sierra Madredel Sur. El regreso de Fernando VII al poder, alentó el cambio depostura de las élites al verse afectados en sus intereses. Laaristocracia y el clero decidieron apoyar la independencia de NuevaEspaña, para lo cual, buscaron aliarse con la resistenciainsurgente. La autoridad virreinal había encarado a Agustín deIturbide eliminar a Vicente Guerrero. Sin embargo, a principios de1821, ambos proclamaron el Plan de Iguala que convocaba a la uniónde todas las facciones insurgentes. Al paso de tres días, sefirmó el Tratado de Córdoba, por Iturbide, Guerrero y el virreyJuan de O’Donojú, dando paso a la entrada del EjércitoTrigarante a la Ciudad de México. Finalmente, la emancipación seconsumó el 27 de septiembre de 1821, con la firma del acta deindependencia. En adelante, en el México Independienteaparecerían otras logias donde sobresalieron los ritos escocés yyorkino con una tendencia política distinta a la del rito nacionalmexicano.

Cédula de conclusión El pensamiento liberalde la masonería se nutrió de la corriente ideológica de lailustración y el enciclopedismo y así forjó su actitud políticaen contra del estado absolutista. Las revoluciones liberales, comola francesa y la norteamericana y la invasión napoleónica aEspaña, despertaron la conciencia de las élites ilustradas paraconducir el estallido de movimientos emancipadores en América.Naturalmente, la independencia de México no fue solamente unproducto del pensamiento masón, sino un fenómeno propiciado porlos representantes del Antiguo Régimen como la Iglesia y lamonarquía absoluta, tras largos siglos de sujeción sufridos porla sociedad novohispana.

Símbolos masónicos El simbolismo masónicosuele referirse, según Rafael L. de los Ríos, “al culto solar yal principio generativo de los antiguos egipcios”, así como a unpunto fijo del universo, el templo de Salomón o el misterioantiguo del arte de la construcción. Por eso sus signos serelacionan con el arte de edificar y con un conjunto de ideas oprincipio sobre el conocimiento de la cosmogonía del hombre. Lossímbolos y emblemas masónicos se pueden dividir y estudiar dedistintas formas. En esta exposición se analizarán algunos por:figuras geométricas, herramientas de albañilería, elementosarquitectónicos, religión, expresión corporal, indumentaria yaspectos revolucionarios.

El masón toma el símbolo como vehículo de conocimiento y nocomo objeto de culto. Además, estos símbolos materiales han sidocreados o adoptados de otros movimientos o prácticas ideológicasque se manifestaron durante las diversas etapas de la Antigüedad yla Modernidad.

Masonería: el origen de la palabraLingüísticamente, la palabra masonería es sinónimo defrancmasonería, y en este sentido, ambas voces se empleanindistintamente. El término procede de las palabras en francés:franco y maçon, que se traducen al inglés: free-massons, alitaliano: libero muratori, al alemán: Frey Maurer y al españolcomo “libre” y “albañil”. Conceptualmente, la EnciclopediaMasónica Alemana la define como “las actividad de hombresestrechamente unidos que, empleando símbolos tomados confrecuencia de la albañilería y la arquitectura, trabajan por elbienestar humano, luchando moralmente por ennoblecerse a sí mismosy a otros, a fin de formar una liga universal que se esfuerza porservir aunque sea, en pequeña escala”.

La masonería proclamaba libertad, progreso y civilización,como augurio del reinado de la razón, la fraternidad, la igualdad,y el bienestar de la humanidad. Existía, por un lado, una únicamasonería y por otro, muchas logias masónicas, distintas unas deotras en cuanto a su orientación teórica y variedad de ritos.

En los hechos históricos y en la conformación de las élitespolíticas dominantes en las revoluciones europeas ehispanoamericanas gestadas entre los siglos XVIII y XIX, lamasonería jugó un papel relevante.

Ésta es una asociación universal que cuenta con más de 500años de existencia y cuya presencia en la Nueva España data definales del siglo XVIII y principios del siglo XIX. Su historia hasido interpretada desde los liberales y progresistas como una“leyenda rosa” y los anti masones, han construido una imagennegativa que llevó a la “leyenda negra”; su estudio puedeabordarse a través de la organización interna, filosófica ehistórica.

Esta exposición pretende darla a conocer como formadora de unaideología que llevó al movimiento bélico que concluyó con elperiodo virreinal en territorio mexicano.

El arribo de la masonería a la NuevaEspaña

La masonería se introdujo en la Nueva España a finales delsiglo XVIII y principios del XIX, con las corrientes ideológicasque se dispersaron a través de la Ilustración y elEnciclopedismo, que pregonaban los derechos del hombre, lasoberanía popular y el principio de libertad.

Posteriormente, la declaración de independencia de los EstadosUnidos de Norteamérica, en 1776, difundió las ideas de autonomíaque influyeron en el pensamiento hispanoamericano, pues fue laprimera nación soberana de este continente. Asimismo, laRevolución Francesa, en 1789, impulsó el Enciclopedismo y elLiberalismo, que permitieron la difusión de estas ideas por Europay América.

Masones novohispanos Varios pudieron ser losmedios que permitieron la llegada de la masonería a territorionovohispano. Primero, la presencia de algunos virreyes; como elcaso de la comitiva de Juan Vicente de Güemes Pacheco de Padilla,1789-1794, segundo conde de Revillagigedo, conocido por surelación con la Revolución Francesa y simpatizante de lamasonería. Asimismo, con el séquito del virrey Juan O’donojú,en 1821, quien se distinguió por su pensamiento liberal que eraacompañado por algunos españoles jefes y oficiales masones queformaban las tropas expedicionarias, lo que permitió lapropagación de las logias escocesas por las provinciasmexicanas.

Con la aplicación de las bulas papales de Clemente XII en 1738y de Benedicto XIV en 1751, que prohibían la masonería en Españay sus colonias, se siguieron varios procesos inquisitoriales contramasones o personas que tuvieran alguna relación con ella. Entre1760 y 1795, por decreto, la Corona española se encargó devigilar e investigar a los que venían de Europa huyendo o yaradicados en Nueva España y se encontraban bajo sospecha.

Las primeras logias masónicas en Nueva EspañaDurante los últimos años del periodo novohispano, ocurrió lafundación discrecional de logias en la ciudad de México y otrasprovincias, cuyas infiltraciones demostraron cómo la ideologíamasónica sembró sus semilla en el pensamiento de criollos ypeninsulares, colaborando en la emancipación de la NuevaEspaña.

La masonería apareció formalmente en 1806 en la capitalnovohispana con la primera logia llamada Arquitectura Moral,fundada por Enrique Muñiz, regidor del ayuntamiento. Entre susmiembros primigenios figuraron Antonio Manuel Alejandro CosíoAcevedo Estrada y Lugo Alvarado, marqués de Uluapa, FranciscoPrimo de Verdad y Ramos, Miguel Betancourt, Ignacio Moreno y MiguelDomínguez, por mencionar algunos. En ella fueron iniciados MiguelHidalgo, Juan Aldama e Ignacio Allende en 1808.

En plena época de la lucha independentista se continuaronformando las logias que sirvieron de refugio a los conspiradores.El rito escocés se introdujo en 1813 con las tropasexpedicionarias españolas que venían a combatir a losinsurgentes, estableciéndose la segunda logia en Jalapa con elnombre de Caballeros Racionales.

Más tarde, entre 1815 y 1816, en la ciudad de México, seconformó la Gran Logia Masónica, con el español Felipe Martínezde Aragón, miembro de la audiencia como su gran maestre, con elapoyo de Fausto de Elhúyar, director de la Escuela de Minería, yde Manuel Codorniú.

Durante 1817, en la casa de los capellanes del conventocapitalino de Santa Teresa la Antigua, se reorganizó la masoneríamediante tres cartas patentes aprobadas desde Estados Unidos por laGran Logia de Luisiana. Otra logia que se formó en 1821 fue ElSol, por Manuel Codorniú, cuyo objetivo principal fue sostener elPlan de Iguala.

Crisis social y política en la Nueva EspañaEn 1808 surgieron una serie de detonantes que provocaron una crisissocial y política en Nueva España: la influencia de las ideasdemocráticas y liberales difundidas por filósofos como Diderot,Voltaire, Montesquieu, Rousseau y otros más, a través de obras olibros que llegaron a manos de novohispanos.

La marcada distinción de castas y la preferencia hacia lospeninsulares, despertó un sentimiento antiespañol, con lo cualnació una élite culta, representada por los criollos que tuvoacceso a la educación por medio de las órdenes religiosas yobtuvo un desarrollo político, cultural y económico, quedefendió sus raíces y condujo un movimiento de emancipación;además de la invasión francesa a España que provocó laabdicación de Carlos IV y Fernando VII en favor de NapoleónBonaparte.

A partir de este último hecho, el ayuntamiento de la ciudad deMéxico convocó a una junta de delegados, en la que el virreyIturrigaray, Francisco Primo de Verdad, siguiendo una idea liberal,propuso la formación de un gobierno provisional que hizoreaccionar a los peninsulares, uniéndose para encarcelar al virreyy demás integrantes de dicha junta.

La masonería en la guerra de IndependenciaBajo la mascarada de tertulias literarias, se efectuaron reunionesclandestinas en la ciudad de México y en distintas regiones delcentro del país, donde el pensamiento masónico guió los primerosbrotes de rebelión. De tal modo, las grandes logias de lamasonería trabajaron en Querétaro y luego se expandieron a SanMiguel el Grande, San Felipe, Salamanca, Irapuato, Celaya, San LuisPotosí y Guanajuato, donde elaboraron un plan de acción para laguerra de Independencia.

Las medidas impopulares de la Corona española para losnovohispanos, produjeron una crisis financiera que repercutió enla administración del virreinato. La explotación del trabajo y lafalta de derechos generaron un descontento, que se viomaterializado en las primeras conjuras.

Las ideas de soberanía e independencia expresadas por elayuntamiento de México, compartidas por oficiales yeclesiásticos, inspiraron a pequeños grupos de conjurados; talfue el caso de la conspiración de Valladolid que se dio endiciembre de 1809, encabezada por José María Michelena y JoséMaría García Obeso, quienes proponían crear una junta quegobernase a nombre de Fernando VII.

La conjuración fue descubierta gracias a la denuncia de uno delos asistentes y sus participantes fueron detenidos y puestos enprisión, pero en marzo de 1810 el virrey ordenó su libertad.

La conspiración de Querétaro En la zona delBajío comenzó a organizarse una conjura. Las reunionesclandestinas se trasladaron a la ciudad de Querétaro, donde sesumaron un grupo de letrados, pequeños comerciantes y algunosmilitares realistas, siendo encabezadas por el corregidor de laciudad Miguel Domínguez y su esposa, Josefa Ortiz; tambiénparticiparon los capitanes Ignacio Allende y Juan Aldama. Seinvitó al cura Miguel Hidalgo a incorporarse a la conspiración,quien aceptó por su inclinación a las ideas liberales.

El grupo conspirador pretendía alzarse en armas el 8 dediciembre de 1820 en San Juan de los Lagos, Jalisco; pero fuedenunciado el 9 de septiembre de ese año. Al día siguiente, supoel corregidor Domínguez que la conspiración había sidodescubierto, por lo que de inmediato lo comunicó a su esposa,quien a su vez, previno a los conspiradores.

Así, Hidalgo promovió el levantamiento de indígenas, mestizosy criollos en contra de españoles ricos. En la mañana del 15 deseptiembre de 1810, mandó tocar las campanas de la parroquia parallamar a misa. Su llamado es conocido como “El Grito deDolores”, comenzando la primera etapa insurgente denominada comoiniciación. Posteriormente, el grueso del ejército rebelde fuederrotado el 17 de enero de 1811 por Felix María Calleja en labatalla de Puente de Calderón. En Coahuila, el 21 de marzo delmismo año, fueron capturados Hidalgo y Allende y conducidos aChihuahua, donde los juzgaron y fusilaron. El pensamientode Morelos La lucha continuó en una segunda etapa de 1811a 1815, denominada de organización, en la que asumió el mandoJosé María Morelos y Pavón, conocido por su pensamientopolítico y su gran hazaña en el sitio de Cuautla. Convocó alCongreso de Anahuac, que dotó al movimiento insurgente de un marcolegal propio.

El 15 de septiembre de 1813, formó el Congreso de Chilpancingo,que lo eligió como el generalísimo encargado de las facultades delos poderes Ejecutivo y Judicial. En ese misma sesión se hizopúblico el documento conocido como los “Sentimientos de laNación” y asumió el nombramiento de “Siervo de la Nación”.Es muy probable que ese conjunto de ideas estuvieran influidas porla masonería.

Los Guadalupes: su relación con la insurgenciaAlgunos consideran a la sociedad secreta de los Guadalupes como unade las primeras logias masónicas que se establecieron en NuevaEspaña; mientras otros refieren que esa organización no se puedeconsiderar como tal sino sólo como una secta o grupo políticoclandestino. Sin embargo, estuvo bien organizado, realizóproselitismo entre sus distintos adeptos y apoyó a losinsurgentes. A la muerte de Hidalgo, Ignacio López Rayón pudomantener el fuego de la insurgencia y propuso un marco legal con laredacción de un primer proyecto de constitución política y lacreación de la Suprema Junta Nacional Americana, que sirvió comocentro del movimiento y consenso sobre los puntos tratados en elprimer consejo de Zitácuaro. Asimismo, recibió el apoyo de gruposcomo la sociedad de los Guadalupes, la cual plasmó las ideas deindependencia americana y sirvió de vínculo del comunicaciónentre los insurgentes. A partir de 1814, los independentistassufrieron terribles derrotas ante las fuerzas realistas, quetenían la orden de acabar con sus enemigos visibles y ocultos, enparticular el grupo de los Guadalupes, que sufrió persecución yrepresión, tanto de la Iglesia como del gobierno. Felix MaríaCalleja formó un grupo de sicarios cuyo objetivo era capturarlos yremitirlos a España, medida que logró disminuir su actuación yque suspendieran sus actividades con el retorno de Fernando VII altrono español. Su origen Tras el Grito deDolores, los insurgentes se extendieron por varias regiones, así,la formación de una Junta Nacional sirvió para mantenerconexiones con los partidarios de la independencia, por lo quesurgió la idea de constituir una organización activa y secretaque sirviera de medio de unión. En 1811 se formó la sociedad delos Guadalupes, integrada por abogados, eclesiásticos,propietarios, comerciantes y algunos nobles, que apoyaron comocolaboradores, espias y corresponsales. Tomaron forma plena al añosiguiente con la logia llamada El Águila, que se convirtióposteriormente en la logia de los Guadalupes, la cual funcionó enla ciudad de México y Puebla. Sus comunicacionesLa correspondencia entre insurgentes y Guadalupes inició desde laciudad de México y otras poblaciones hacia todos los rumbos delpaís. Se realizó por medio de comunicaciones concretas, mediantepseudónimos, dirigidas a una persona en particular y en losinformes generales que se manejaban, en seguridad y secreto, porclaves que se trasmitieron a varios jefes insurgentes, como es elcaso de las cartas dirigidas a López Rayón, Morelos y Matamoros.Para la transmisión de mensajes, correos y cartas se emplearon losperiódicos, panfletos y circulares. Los partidarios de laindependencia y los Guadalupes se dedicaron a proveer a losinsurgentes de tintas e impresos con el fin de difundir supensamiento e ideario político, retomando en la redacción denuevas constituciones. La insurgencia creó ciertos periódicoscomo: El Despertador Americano, El Correo Americano del Sur y elpropio diario de los Guadalupes, el Ilustrador Americano, quecontenía noticias políticas, económicas, culturales einternacionales y cuya publicación comenzó el 28 de octubre de1813 y terminó el 12 de enero de 1814.

Sus otras labores Los Guadalupes se abocaron aotras actividades como recomendar a los caudillos a personasperseguidas por su actitud patriótica, tramitar permisosadministrativos, salvoconductos o pasaportes a los simpatizantesque deseaban pasar al campo insurgente y aconsejar a los miembrosdel movimiento sobre el proceder frente a determinados problemasque debían resolver. Tal fue el caso de la Junta de Zitácuaro, elrescate de ciertos colaboradores y las tácticas militares frenteal enemigo.

La consumación de la Independencia de MéxicoTras la derrota de José María Morelos y Francisco Javier Mina, elmovimiento se redujo a una “guerra de guerrillas” queencabezaron Nicolás Bravo y Vicente Guerrero en la Sierra Madredel Sur. El regreso de Fernando VII al poder, alentó el cambio depostura de las élites al verse afectados en sus intereses. Laaristocracia y el clero decidieron apoyar la independencia de NuevaEspaña, para lo cual, buscaron aliarse con la resistenciainsurgente. La autoridad virreinal había encarado a Agustín deIturbide eliminar a Vicente Guerrero. Sin embargo, a principios de1821, ambos proclamaron el Plan de Iguala que convocaba a la uniónde todas las facciones insurgentes. Al paso de tres días, sefirmó el Tratado de Córdoba, por Iturbide, Guerrero y el virreyJuan de O’Donojú, dando paso a la entrada del EjércitoTrigarante a la Ciudad de México. Finalmente, la emancipación seconsumó el 27 de septiembre de 1821, con la firma del acta deindependencia. En adelante, en el México Independienteaparecerían otras logias donde sobresalieron los ritos escocés yyorkino con una tendencia política distinta a la del rito nacionalmexicano.

Cédula de conclusión El pensamiento liberalde la masonería se nutrió de la corriente ideológica de lailustración y el enciclopedismo y así forjó su actitud políticaen contra del estado absolutista. Las revoluciones liberales, comola francesa y la norteamericana y la invasión napoleónica aEspaña, despertaron la conciencia de las élites ilustradas paraconducir el estallido de movimientos emancipadores en América.Naturalmente, la independencia de México no fue solamente unproducto del pensamiento masón, sino un fenómeno propiciado porlos representantes del Antiguo Régimen como la Iglesia y lamonarquía absoluta, tras largos siglos de sujeción sufridos porla sociedad novohispana.

Local

Continuarán lluvias durante la noche del domingo: Protección Civil

Retiraron basura que obstruía el funcionamiento de rejillas en vialidades como avenida Cimatario, Paseo 5 de Febrero, y la calle Corregidora

Local

Expo Empleo Querétaro ofertará mil 500 vacantes

Serán 35 empresas las que estén reclutando personal, con perfiles de todos los niveles de escolaridad, desde primaria hasta licenciatura

Local

Hay 37 personas en situación de calle viviendo en drenes

Autoridades se han acercado a ellos para invitarlo a trasladarse al Hogar de Transición

Local

Albergues asistenciales del DIF van al 95% de su construcción

Centros darán cabida a mujeres embarazadas y sus familiares provenientes de comunidades alejadas de la capital queretana 

Policiaca

Fatal carambola deja un muerto y dos heridos en Paseo de la República

El fuerte impacto provocó que un auto marca Chevrolet, tipo Sonic, quedara destrozado, volcado

Local

Sequía avanza en Querétaro

La expectativa de una mejora en las condiciones hídricas no se ha cumplido, por lo que Querétaro se mantiene en una situación crítica