/ miércoles 21 de septiembre de 2022

Dinastía los Dragones de Oriente: un referente de la lucha libre queretana

Han hecho vibrar de emoción a chicos y grandes a lo largo de los años, siempre mostrando gran calidad y amor por este deporte


El deporte del pancracio en México está conformado por grandes dinastías luchísticas que han marcado grandes momentos en la historia del mismo y en Querétaro no es la excepción, una de ellas y la más importante es la de los Dragones de Oriente, la cual inició con doña Chuy, que fue quien inculcó el amor por este deporte, al ser una aficionada de hueso colorado, además las nuevas generaciones conformadas por hijos y sobrinos han continuado con el legado, demostrando que el amor por este deporte y la calidad, los llevan en las venas.

EL INICIO DE LA DINASTÍA

El gusto y amor por la lucha libre, se las inculcó a Dragón de Oriente I (Raúl Álvarez) y Dragón de Oriente II (David Álvarez) su madre, quién siempre fue muy aficionada a este deporte, por lo que poco a poco ellos iniciaron con su preparación, entrenando con los mejores profesores hasta que consiguieron su licencia como luchadores profesionales, un 15 de julio de 1985 y a partir de ahí iniciaron su andar en este deporte, aunque no lo hicieron con esos personajes, sino como Rey Cometa y Furia Dorada.

Doña Chuy, es la matriarca de esta dinastía luchística tan importante de nuestra entidad, gracias a su afición y pasión por la lucha libre. Foto: Hugo Arciniega | Diario de Querétaro

EL CAMBIO A DRAGONES DE ORIENTE

El cambio de personajes se dio luego de que tuvieran una serie de presentaciones en San Luis Potosí, en donde los anunciaban como los Dragones Orientales junto con el Asteroide (Marcelino Soto Valencia), por lo que les pidieron presentar con ese nombre en nuestra entidad, por lo que fueron anunciados como “Los Dragones del Oriente”, como una tercia, aunque cada uno con su nombre de luchador, el cual cambió para 1993, pues la comisión de box y lucha de aquel entonces expidió sus licencias como Dragón de Oriente I, II y III.

DRAGÓN DE ORIENTE II

David Álvarez, mejor conocido como Dragón de Oriente II señaló que sin duda su historia como luchador ha sido muy satisfactoria, pero destacó que la llegada de su hijo, Lobo Lafayette al ambiente de la lucha libre fue por la insistencia de los compañeros luchadores, pues no le gustaba mucho entrenar arriba del ring, pero demostró que era algo que traía de manera natural y se quedó dentro de la lucha libre, lo cual llena de orgullo a Dragón De Oriente II.

“Fue algo muy curioso el que mi hijo entrará a la lucha libre, porque a él no le gustaba entrenar, le gustaba la lucha porque era lo que veía, incluso cuando tenía 12 años lo metí a Karate, bajaba de entrenar en el Arteaga y se venía a esperarme, a ver los entrenamientos, hasta que lo empezaron a invitar, per por tanta insistencia de los compañeros se subió, sorprendió a todos, lo traía natural, estaba a punto de salir de la primaria y empezó a entrenar poquito, en la secundaria igual y ahí ya tuve que amarrarme las manos, porque salió muy bien de la escuela, con mucho orgullo digo que es uno de os mejores luchadores que hay en Querétaro, desaprovechado pero buen luchador”.

Dragón de Oriente II destacó la calidad que tiene su hijo. Foto: Iraís Sánchez | Diario de Querétaro

LOBO LAFAYETTE

Precisamente el continuador de esta historia del Dragón de Oriente II aseguró que al inicio no le llamaba la atención la lucha libre, a pesar de haber nacido en este ambiente y estar rodeado de ella, pero ver las lesiones y lo difícil que la pasaba su papá en algunas luchas lo tenia con cierto recelo, pero al final se vio envuelto por la magia de este bello deporte, luego de pisar un ring, además de reconocer que han decidido hacer su carrera alejados del nombre de sus padres, para demostrar que tienen la calidad y no triunfar solo por el nombre.

“A mí me gustaba la lucha libre, desde que nací he vivido alrededor de la lucha libre, pero he visto como sufrió mi padre, como llegaba lesionado, muchas cosas que era lo que inconscientemente me hacía no adentrarme a la lucha libre, pero cuando pise el ring, la magia de la lucha libre me envolvió, te apasionas, te enamoras de una disciplina que sigo llevando con mucho respeto, con gran amor. Ha sido difícil llevar a cuestas el legado, porque los mismos compañeros te lo hacen sentir, los Dragones de Oriente son un referente en la lucha libre en Querétaro y para cada uno de nosotros ha sido difícil por eso decidimos hacer nuestro camino muy alejado del nombre de nuestros padres, son unos zapatos bastantes grandes de llenar”.

Lobo Lafayette orgulloso de formar parte de esta dinastía, al inicio no quería ser luchador. Foto: Iraís Sánchez | Diario de Querétaro

ATÓMICO

El Atómico es un luchador que cuenta con 33 años de luchador profesional, que al igual que los Dragones de Oriente inició por afición a este deporte, inició a los 22 años a practicar este bello deporte, pero su unión con la familia de los Dragones del Oriente se dio al casarse con una hermana de estos gladiadores, sin embargo, siempre ha hecho su camino por su cuenta.

“Mi parentesco con los Dragones de Oriente, se dio casualmente, en una reunión de luchadores, conocí a la que ahora es mi esposa y es hermana de los Dragones de Oriente, tuvimos una relación de noviazgo de un año y medio y posteriormente vino el matrimonio y con eso se unieron los lazos luchísticos. Doña Chuy es una señora que le pone sabor a la lucha libre a donde quiera que va, porque en el tema de aficionados ella sería la numero uno porque se agarra su papel de aficionado a desquitar el boleto y es un orgullo pertenecer a esa familia de mi suegra y es una satisfacción”.

Atómico se unió a esta familia luchística, al casarse con una hermana de los Dragones de Oriente. Foto: Hugo Arciniega | Diario de Querétaro

GREMLIN

El más joven, pero con más experiencia es Gremlin, quién es hijo del Atómico, pues desde los cinco años ha estado arriba del encordado, con grandes figuras del cuadrilátero como acompañante o lo que se le conoce como “mascota”, para posteriormente a los 12 años conseguir su licencia como profesional, por lo que ya tiene prácticamente 20 años dentro de este deporte.

“Soy el Gremlin y pertenezco a la familia luchística más grande de Querétaro, también soy nieto de un gran luchador de la época de oro de la lucha libre queretana, como lo es el “Tarzán” Ramírez que es el papá de mi mamá, entonces toda mi familia es luchística, soy luchador desde que tengo cinco años de edad, empecé a entrenar a los 3 años, a los 5 años me empiezo a subir como acompañante de los luchadores, era como una mascota, a los 12 años consigo mi licencia profesional y estoy por cumplir en teoría 20 años dentro de la lucha libre. Es un orgullo que como familia podamos tener esta relación cordial a la par de la relación profesional en la que nos podemos dar con todo arriba del ring”.

Gremlin es el más joven de la dinastía, pero con más experiencia. Foto: Hugo Arciniega | Diario de Querétaro

ENFRENTAMIENTOS ENTRE ELLOS

Estos siete luchadores se han enfrentado infinidad de ocasiones arriba del encordado, demostrando siempre lo profesionales que son y dando lo mejor para tratar de salir con la victoria, lo que sin duda, agradece la afición que ha tenido la oportunidad de verlos en los distintos escenarios de nuestra entidad.

DRAGÓN DE ORIENTE I

Raúl Álvarez o Dragón de Oriente I, también ha tenido una historia destacada sobre los encordados, sin embargo, a últimas fechas se ha visto mermado en su salud, por lo que ha decidido alejarse de los encordados y de todo lo que envuelve el mundo de la lucha libre, para estar tranquilo, busca recuperarse para que sus seguidores lo vuelvan a ver como lo que era, un luchador entregado, con carisma y que siempre se ganaba el aplauso y cariño de los aficionados.

Es importante señalar que el incidente que lo marcó y en parte lo tiene alejado ahora de los encordados, fue el 12 de julio del 2011 en una lucha en la Arena Querétaro enfrentando a los Rayos Tapatíos, cuando en un tope hacia afuera del encordado se golpeó con la pata de una butaca de primera fila y se desprendió la piel de la cabeza, lo que en ese entonces lo dejo seis meses sin actividad, lesión que sin duda ha dejado muchas secuelas en este destacado gladiador.

HOMICIDA Y GALÁCTICO DRAGÓN

Los hijos de Dragón de Oriente I, son Homicida y Galáctico Dragón, quienes actualmente han formado una gran mancuerna dentro del ring, por lo que se han vuelto luchadores difíciles de derrotar, además de contar con muchos compromisos tanto dentro como fuera del estado, lo cual sin duda agradecen mucho, pues todo es gracias al cariño de los aficionados



El deporte del pancracio en México está conformado por grandes dinastías luchísticas que han marcado grandes momentos en la historia del mismo y en Querétaro no es la excepción, una de ellas y la más importante es la de los Dragones de Oriente, la cual inició con doña Chuy, que fue quien inculcó el amor por este deporte, al ser una aficionada de hueso colorado, además las nuevas generaciones conformadas por hijos y sobrinos han continuado con el legado, demostrando que el amor por este deporte y la calidad, los llevan en las venas.

EL INICIO DE LA DINASTÍA

El gusto y amor por la lucha libre, se las inculcó a Dragón de Oriente I (Raúl Álvarez) y Dragón de Oriente II (David Álvarez) su madre, quién siempre fue muy aficionada a este deporte, por lo que poco a poco ellos iniciaron con su preparación, entrenando con los mejores profesores hasta que consiguieron su licencia como luchadores profesionales, un 15 de julio de 1985 y a partir de ahí iniciaron su andar en este deporte, aunque no lo hicieron con esos personajes, sino como Rey Cometa y Furia Dorada.

Doña Chuy, es la matriarca de esta dinastía luchística tan importante de nuestra entidad, gracias a su afición y pasión por la lucha libre. Foto: Hugo Arciniega | Diario de Querétaro

EL CAMBIO A DRAGONES DE ORIENTE

El cambio de personajes se dio luego de que tuvieran una serie de presentaciones en San Luis Potosí, en donde los anunciaban como los Dragones Orientales junto con el Asteroide (Marcelino Soto Valencia), por lo que les pidieron presentar con ese nombre en nuestra entidad, por lo que fueron anunciados como “Los Dragones del Oriente”, como una tercia, aunque cada uno con su nombre de luchador, el cual cambió para 1993, pues la comisión de box y lucha de aquel entonces expidió sus licencias como Dragón de Oriente I, II y III.

DRAGÓN DE ORIENTE II

David Álvarez, mejor conocido como Dragón de Oriente II señaló que sin duda su historia como luchador ha sido muy satisfactoria, pero destacó que la llegada de su hijo, Lobo Lafayette al ambiente de la lucha libre fue por la insistencia de los compañeros luchadores, pues no le gustaba mucho entrenar arriba del ring, pero demostró que era algo que traía de manera natural y se quedó dentro de la lucha libre, lo cual llena de orgullo a Dragón De Oriente II.

“Fue algo muy curioso el que mi hijo entrará a la lucha libre, porque a él no le gustaba entrenar, le gustaba la lucha porque era lo que veía, incluso cuando tenía 12 años lo metí a Karate, bajaba de entrenar en el Arteaga y se venía a esperarme, a ver los entrenamientos, hasta que lo empezaron a invitar, per por tanta insistencia de los compañeros se subió, sorprendió a todos, lo traía natural, estaba a punto de salir de la primaria y empezó a entrenar poquito, en la secundaria igual y ahí ya tuve que amarrarme las manos, porque salió muy bien de la escuela, con mucho orgullo digo que es uno de os mejores luchadores que hay en Querétaro, desaprovechado pero buen luchador”.

Dragón de Oriente II destacó la calidad que tiene su hijo. Foto: Iraís Sánchez | Diario de Querétaro

LOBO LAFAYETTE

Precisamente el continuador de esta historia del Dragón de Oriente II aseguró que al inicio no le llamaba la atención la lucha libre, a pesar de haber nacido en este ambiente y estar rodeado de ella, pero ver las lesiones y lo difícil que la pasaba su papá en algunas luchas lo tenia con cierto recelo, pero al final se vio envuelto por la magia de este bello deporte, luego de pisar un ring, además de reconocer que han decidido hacer su carrera alejados del nombre de sus padres, para demostrar que tienen la calidad y no triunfar solo por el nombre.

“A mí me gustaba la lucha libre, desde que nací he vivido alrededor de la lucha libre, pero he visto como sufrió mi padre, como llegaba lesionado, muchas cosas que era lo que inconscientemente me hacía no adentrarme a la lucha libre, pero cuando pise el ring, la magia de la lucha libre me envolvió, te apasionas, te enamoras de una disciplina que sigo llevando con mucho respeto, con gran amor. Ha sido difícil llevar a cuestas el legado, porque los mismos compañeros te lo hacen sentir, los Dragones de Oriente son un referente en la lucha libre en Querétaro y para cada uno de nosotros ha sido difícil por eso decidimos hacer nuestro camino muy alejado del nombre de nuestros padres, son unos zapatos bastantes grandes de llenar”.

Lobo Lafayette orgulloso de formar parte de esta dinastía, al inicio no quería ser luchador. Foto: Iraís Sánchez | Diario de Querétaro

ATÓMICO

El Atómico es un luchador que cuenta con 33 años de luchador profesional, que al igual que los Dragones de Oriente inició por afición a este deporte, inició a los 22 años a practicar este bello deporte, pero su unión con la familia de los Dragones del Oriente se dio al casarse con una hermana de estos gladiadores, sin embargo, siempre ha hecho su camino por su cuenta.

“Mi parentesco con los Dragones de Oriente, se dio casualmente, en una reunión de luchadores, conocí a la que ahora es mi esposa y es hermana de los Dragones de Oriente, tuvimos una relación de noviazgo de un año y medio y posteriormente vino el matrimonio y con eso se unieron los lazos luchísticos. Doña Chuy es una señora que le pone sabor a la lucha libre a donde quiera que va, porque en el tema de aficionados ella sería la numero uno porque se agarra su papel de aficionado a desquitar el boleto y es un orgullo pertenecer a esa familia de mi suegra y es una satisfacción”.

Atómico se unió a esta familia luchística, al casarse con una hermana de los Dragones de Oriente. Foto: Hugo Arciniega | Diario de Querétaro

GREMLIN

El más joven, pero con más experiencia es Gremlin, quién es hijo del Atómico, pues desde los cinco años ha estado arriba del encordado, con grandes figuras del cuadrilátero como acompañante o lo que se le conoce como “mascota”, para posteriormente a los 12 años conseguir su licencia como profesional, por lo que ya tiene prácticamente 20 años dentro de este deporte.

“Soy el Gremlin y pertenezco a la familia luchística más grande de Querétaro, también soy nieto de un gran luchador de la época de oro de la lucha libre queretana, como lo es el “Tarzán” Ramírez que es el papá de mi mamá, entonces toda mi familia es luchística, soy luchador desde que tengo cinco años de edad, empecé a entrenar a los 3 años, a los 5 años me empiezo a subir como acompañante de los luchadores, era como una mascota, a los 12 años consigo mi licencia profesional y estoy por cumplir en teoría 20 años dentro de la lucha libre. Es un orgullo que como familia podamos tener esta relación cordial a la par de la relación profesional en la que nos podemos dar con todo arriba del ring”.

Gremlin es el más joven de la dinastía, pero con más experiencia. Foto: Hugo Arciniega | Diario de Querétaro

ENFRENTAMIENTOS ENTRE ELLOS

Estos siete luchadores se han enfrentado infinidad de ocasiones arriba del encordado, demostrando siempre lo profesionales que son y dando lo mejor para tratar de salir con la victoria, lo que sin duda, agradece la afición que ha tenido la oportunidad de verlos en los distintos escenarios de nuestra entidad.

DRAGÓN DE ORIENTE I

Raúl Álvarez o Dragón de Oriente I, también ha tenido una historia destacada sobre los encordados, sin embargo, a últimas fechas se ha visto mermado en su salud, por lo que ha decidido alejarse de los encordados y de todo lo que envuelve el mundo de la lucha libre, para estar tranquilo, busca recuperarse para que sus seguidores lo vuelvan a ver como lo que era, un luchador entregado, con carisma y que siempre se ganaba el aplauso y cariño de los aficionados.

Es importante señalar que el incidente que lo marcó y en parte lo tiene alejado ahora de los encordados, fue el 12 de julio del 2011 en una lucha en la Arena Querétaro enfrentando a los Rayos Tapatíos, cuando en un tope hacia afuera del encordado se golpeó con la pata de una butaca de primera fila y se desprendió la piel de la cabeza, lo que en ese entonces lo dejo seis meses sin actividad, lesión que sin duda ha dejado muchas secuelas en este destacado gladiador.

HOMICIDA Y GALÁCTICO DRAGÓN

Los hijos de Dragón de Oriente I, son Homicida y Galáctico Dragón, quienes actualmente han formado una gran mancuerna dentro del ring, por lo que se han vuelto luchadores difíciles de derrotar, además de contar con muchos compromisos tanto dentro como fuera del estado, lo cual sin duda agradecen mucho, pues todo es gracias al cariño de los aficionados


Local

Seguridad, reto de transporte: Canseco

Querétaro ocupa el sexto lugar en robo de carga, con incidencia principalmente en la carretera 57

Finanzas

Planea Finsa ampliar inversión en Querétaro

Demanda de inversionistas está sujeta a la disponibilidad de agua y energía en el estado

Local

Reciben apoyo social 700 mil queretanos

Se busca que los ciudadanos puedan acceder a servicios y recursos necesarios para mejorar su calidad de vida

Local

Ofrece diálogo Luis Humberto a manifestantes

Miembros de Morena indicaron que están dispuestos a participar en el diálogo, sin cambiar los cuatro ejes principales

Futbol

El futbol y el negocio de la plataformas de streaming

Las ligas más importantes del mundo, ahora son transmitidos por plataformas de paga o sistemas de cable, con un costo extra

Local

Se disparan las enfermedades sexuales: Salud

Casos de VIH han aumentado en un 15 por ciento, mientras que la sífilis ha experimentado un incremento del 40 por ciento