/ martes 2 de enero de 2024

Aeropuerto Internacional de Querétaro conectó a la industria aeroespacial

El periodo 2001-2006 fue clave para la construcción de lo que hoy es uno de los clústers más exitosos del país

El Aeropuerto Internacional de Querétaro y la empresa Bombardier fueron el ancla para el sector aeroespacial en el estado; el primer espacio se realizó por una petición ciudadana para conectar a la entidad con el mundo, y la industria fue resultado de una casualidad que detonó el crecimiento económico.

Fue en el plan estatal de desarrollo 1997-2003 en el que se estableció la construcción del espacio aeroportuario como necesidad para el desarrollo de la entidad. Y fue el 28 de noviembre de 2004 cuando comenzó operaciones.

Al respecto, el exgobernador, Ignacio Loyola Vera, quien estaba al frente del gobierno cuando se desarrolló el proyecto, señaló que con la construcción que inició en 2001 buscaron conectar al estado a nivel nacional e internacional.

El espacio tuvo una inversión, considerando el valor actual de la moneda, de 857 millones de pesos, que consistió en la compra de 700 hectáreas, la construcción de una pista para una terminal aérea, torre de control, las vialidades ubicadas al interior, la zona de rodaje, zona de rescate, y un estacionamiento.

Dicho terreno se ubica en las comunidades de Navajas y Coyotillos en el municipio de El Marqués, y Viborillas en el municipio de Colón. El AIQ se ubica a 10 kilómetros de la carretera 57 y a 1 kilómetro del primer cruce ferroviario de la Ciudad de México hacia el norte, en la que opera la empresa ferroviaria Kansas City.

“Esta idea nace de una petición ciudadana, muchos queretanos queríamos tener nuestro propio aeropuerto y no había otra forma de salir a otras partes del mundo sino ibas a la Ciudad de México. Y hoy por hoy es una realidad, se puede viajar al mundo desde Querétaro y esto se debe ir ampliando y creciendo en el tiempo”, refirió.

Recalcó que el nombre con el que inició el espacio es Aeropuerto Intercontinental de Querétaro, ya que con esto buscaban que hubiera vuelos directos del estado a Europa o Asia, lo cual estaba sustentado en estudios que hicieron previo a la construcción del mismo.

En un inicio se había diseñado un aeropuerto de carga, el cual ha crecido hasta posicionarse en el segundo lugar de carga a nivel nacional, aunque si se resuelven cuestiones de movilidad y energía podría llevar al primer lugar, afirmó el exgobernador.

“Tenemos las vías férreas ahí cerquita, la principal carretera de este país y una pista y un aeropuerto que puede dar servicio para muchos años más”, dijo.

Sin embargo, refirió que había un rechazo general, tanto por ciudadanos como inversionista, al proyecto pues afirmaban que sería un “elefante blanco” que no funcionaría.

“El Aeropuerto se planeó no solamente como una idea del gobernador, sino que se hizo un estudio por más de un año para determinar el mejor lugar, también se hicieron estudios y planos para hacer la mejor pista que pudiera haber en ese entonces, que es de concreto hidráulico, y que a la fecha ya tiene 20 años y no tiene ninguna reparación”, mencionó.

Un ejemplo del crecimiento de este espacio es que en 2015 se realizaron 29 mil 54 operaciones, de las cuales el 35.1% fueron comerciales y 64.9% civiles. Y transitaron 508 mil 975 pasajeros. Mientras que en 2022 se realizaron 50 mil operaciones y recibieron un millón 172 mil 169 pasajeros.

Respecto al volumen de carga en 2015 alcanzó 22 mil 945 toneladas, en 2022 crecieron hasta 73 mil toneladas.

Además, actualmente operan seis aerolíneas comerciales con 20 rutas nacionales e internacionales.

Tras realizarse el proyecto, Loyola Vera realizó viajes a Canadá para dialogar con los directivos de Bombardier sobre la posibilidad de arribar al estado, además acudió a España para convencer a la línea área Iberia para que tuviera una base en la entidad.

“Hoy por hoy se van dando las cosas porque Querétaro es un estado atractivo para la inversión, un estado atractivo que vive en paz, que tiene gente que sabe trabajar y está calificada para hacerlo, entonces es obra de los queretanos y de la genta que ha decidido irse a vivir ahí”, mencionó.

Enfatizó que desde la planeación se consideró que alrededor del AIQ se construiría un clúster aeronáutico, ya que en la entidad se desarrollaba el sector automotriz.

“Sí vimos un proyecto, en donde era posible crecer, donde el estado iba a tener muchos beneficios y de hecho también se planeó que fueron un clúster aeronáutico en cuanto a inversión y fabricación”, mencionó.

ATERRIZA BOMBARDIER

En esa zona aterrizó la empresa Bombardier, que aunque se instaló provisionalmente en El Marqués en 2006, después afianzó el clúster aeroespacial en la zona del aeropuerto.

La empresa emplea equipos altamente capacitados para fabricar componentes estructurales para los principales aviones comerciales de la compañía, en los que está incluido el fuselaje trasero de todos los aviones globales.

En 2021 cuando cumplieron 15 años en el estado destacaron que contaban con mil 200 trabajadores que realizan la fabricación de componentes aeronáuticos de clase mundial, así como los sistemas complejos para los aviones ejecutivos Challenger y Global de Bombardier, entre los que están el fuselaje trasero del Global 7500. aeronave.

Pero la historia de la empresa canadiense con Querétaro se remonta a 2003, cuando el ahora alcalde de Tequisquiapan, Antonio Mejía Lira presidía la Comisión de Gobernación, Administración Pública y Asuntos Electorales del Congreso Local, ya que con ese cargo realizó un foro para reformas que impulsarían en el estado. Y una de las conferencias la realizó Carlos Eduardo Represas de Almeida, quien era secretario Ejecutivo de Bombardier en el mundo.

“En esa charla me pasan un recadito, en el que Renato López (entonces secretario de Desarrollo Sustentable) me dice que si pudiera platicar con el entonces gobernador (Francisco Garrido Patrón) unos minutos en Palacio de Gobierno, y le digo: “Ningún inconveniente”. Me dijo el ponente que tenía el margen de algunos minutos para poder dialogar con el gobernador… y así se empieza a entablar esa relación”, rememoró.

El edil subrayó que Querétaro no estaba considerado dentro de los cuatro estados de interés para la inversión de Bombardier en México; sin embargo, a través de ese primer contacto comenzaron las pláticas para que la empresa llegara al estado.

“Con la visión, y hábilmente, el gobernador, y yo de enlace, pues empujamos para que primero Querétaro estuviera en el interés y en el ojo de la empresa inversora, es decir, la que iba a invertir que era Bombardier, que se interesara en Querétaro y así fue”, explicó.

Mejía Lira recordó algunos puntos que impulsaron la inversión de la empresa en el país, y tiene que ver con la familia Represas, quienes residen en Tequisquiapan, así como aspectos de legales, jurídicos y sociales, además de lo que ofreció el estado para su arribo.

“Eso fue realmente un éxito para todo el estado de Querétaro, y yo diría que, para el país, porque de ser una empresa de este tamaño a prácticamente residir e invertir en Querétaro, y se convirtió en la empresa ancla de todo lo aeroespacial en ese momento. Hizo una gran inversión y fue la primera empresa en ese rubro que se convirtió en una empresa ancla para que llegaran más empresas… así fue”, indicó.

La entidad tuvo un antes y después con la llegada de dicha empresa, debido a que fue la palanca para el nuevo desarrollo de Querétaro en el sector aeroespacial y en el desarrollo económico, afirmó Mejía Lira.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Hago una valoración muy positiva: la verdad es que hemos tenido gobiernos muy acertados, gobiernos muy buenos, que han mantenido estabilidad, que han mantenido el desarrollo y que, sin duda, debo decirte que el que Bombardier haya llegado a Querétaro fue un antes y un después”, enfatizó.

La empresa continúa con sus planes de expansión, tan solo en 2022 anunciaron que ampliarán sus operaciones en Querétaro en los próximos 3 a 5 años, lo que implica 800 nuevos empleos para la zona, los cuales estarán enfocados en el sector aeroespacial, pero ahora también para el sector de tecnología de la información y ciberseguridad para la empresa.

Después de 17 años en el que se sentaron las bases de la industria aeroespacial, el clúster aeroespacial tuvo ventas por 1.43 billones de dólares, cifra que representa un récord histórico, así como 8 mil 732 empleos.

El Aeropuerto Internacional de Querétaro y la empresa Bombardier fueron el ancla para el sector aeroespacial en el estado; el primer espacio se realizó por una petición ciudadana para conectar a la entidad con el mundo, y la industria fue resultado de una casualidad que detonó el crecimiento económico.

Fue en el plan estatal de desarrollo 1997-2003 en el que se estableció la construcción del espacio aeroportuario como necesidad para el desarrollo de la entidad. Y fue el 28 de noviembre de 2004 cuando comenzó operaciones.

Al respecto, el exgobernador, Ignacio Loyola Vera, quien estaba al frente del gobierno cuando se desarrolló el proyecto, señaló que con la construcción que inició en 2001 buscaron conectar al estado a nivel nacional e internacional.

El espacio tuvo una inversión, considerando el valor actual de la moneda, de 857 millones de pesos, que consistió en la compra de 700 hectáreas, la construcción de una pista para una terminal aérea, torre de control, las vialidades ubicadas al interior, la zona de rodaje, zona de rescate, y un estacionamiento.

Dicho terreno se ubica en las comunidades de Navajas y Coyotillos en el municipio de El Marqués, y Viborillas en el municipio de Colón. El AIQ se ubica a 10 kilómetros de la carretera 57 y a 1 kilómetro del primer cruce ferroviario de la Ciudad de México hacia el norte, en la que opera la empresa ferroviaria Kansas City.

“Esta idea nace de una petición ciudadana, muchos queretanos queríamos tener nuestro propio aeropuerto y no había otra forma de salir a otras partes del mundo sino ibas a la Ciudad de México. Y hoy por hoy es una realidad, se puede viajar al mundo desde Querétaro y esto se debe ir ampliando y creciendo en el tiempo”, refirió.

Recalcó que el nombre con el que inició el espacio es Aeropuerto Intercontinental de Querétaro, ya que con esto buscaban que hubiera vuelos directos del estado a Europa o Asia, lo cual estaba sustentado en estudios que hicieron previo a la construcción del mismo.

En un inicio se había diseñado un aeropuerto de carga, el cual ha crecido hasta posicionarse en el segundo lugar de carga a nivel nacional, aunque si se resuelven cuestiones de movilidad y energía podría llevar al primer lugar, afirmó el exgobernador.

“Tenemos las vías férreas ahí cerquita, la principal carretera de este país y una pista y un aeropuerto que puede dar servicio para muchos años más”, dijo.

Sin embargo, refirió que había un rechazo general, tanto por ciudadanos como inversionista, al proyecto pues afirmaban que sería un “elefante blanco” que no funcionaría.

“El Aeropuerto se planeó no solamente como una idea del gobernador, sino que se hizo un estudio por más de un año para determinar el mejor lugar, también se hicieron estudios y planos para hacer la mejor pista que pudiera haber en ese entonces, que es de concreto hidráulico, y que a la fecha ya tiene 20 años y no tiene ninguna reparación”, mencionó.

Un ejemplo del crecimiento de este espacio es que en 2015 se realizaron 29 mil 54 operaciones, de las cuales el 35.1% fueron comerciales y 64.9% civiles. Y transitaron 508 mil 975 pasajeros. Mientras que en 2022 se realizaron 50 mil operaciones y recibieron un millón 172 mil 169 pasajeros.

Respecto al volumen de carga en 2015 alcanzó 22 mil 945 toneladas, en 2022 crecieron hasta 73 mil toneladas.

Además, actualmente operan seis aerolíneas comerciales con 20 rutas nacionales e internacionales.

Tras realizarse el proyecto, Loyola Vera realizó viajes a Canadá para dialogar con los directivos de Bombardier sobre la posibilidad de arribar al estado, además acudió a España para convencer a la línea área Iberia para que tuviera una base en la entidad.

“Hoy por hoy se van dando las cosas porque Querétaro es un estado atractivo para la inversión, un estado atractivo que vive en paz, que tiene gente que sabe trabajar y está calificada para hacerlo, entonces es obra de los queretanos y de la genta que ha decidido irse a vivir ahí”, mencionó.

Enfatizó que desde la planeación se consideró que alrededor del AIQ se construiría un clúster aeronáutico, ya que en la entidad se desarrollaba el sector automotriz.

“Sí vimos un proyecto, en donde era posible crecer, donde el estado iba a tener muchos beneficios y de hecho también se planeó que fueron un clúster aeronáutico en cuanto a inversión y fabricación”, mencionó.

ATERRIZA BOMBARDIER

En esa zona aterrizó la empresa Bombardier, que aunque se instaló provisionalmente en El Marqués en 2006, después afianzó el clúster aeroespacial en la zona del aeropuerto.

La empresa emplea equipos altamente capacitados para fabricar componentes estructurales para los principales aviones comerciales de la compañía, en los que está incluido el fuselaje trasero de todos los aviones globales.

En 2021 cuando cumplieron 15 años en el estado destacaron que contaban con mil 200 trabajadores que realizan la fabricación de componentes aeronáuticos de clase mundial, así como los sistemas complejos para los aviones ejecutivos Challenger y Global de Bombardier, entre los que están el fuselaje trasero del Global 7500. aeronave.

Pero la historia de la empresa canadiense con Querétaro se remonta a 2003, cuando el ahora alcalde de Tequisquiapan, Antonio Mejía Lira presidía la Comisión de Gobernación, Administración Pública y Asuntos Electorales del Congreso Local, ya que con ese cargo realizó un foro para reformas que impulsarían en el estado. Y una de las conferencias la realizó Carlos Eduardo Represas de Almeida, quien era secretario Ejecutivo de Bombardier en el mundo.

“En esa charla me pasan un recadito, en el que Renato López (entonces secretario de Desarrollo Sustentable) me dice que si pudiera platicar con el entonces gobernador (Francisco Garrido Patrón) unos minutos en Palacio de Gobierno, y le digo: “Ningún inconveniente”. Me dijo el ponente que tenía el margen de algunos minutos para poder dialogar con el gobernador… y así se empieza a entablar esa relación”, rememoró.

El edil subrayó que Querétaro no estaba considerado dentro de los cuatro estados de interés para la inversión de Bombardier en México; sin embargo, a través de ese primer contacto comenzaron las pláticas para que la empresa llegara al estado.

“Con la visión, y hábilmente, el gobernador, y yo de enlace, pues empujamos para que primero Querétaro estuviera en el interés y en el ojo de la empresa inversora, es decir, la que iba a invertir que era Bombardier, que se interesara en Querétaro y así fue”, explicó.

Mejía Lira recordó algunos puntos que impulsaron la inversión de la empresa en el país, y tiene que ver con la familia Represas, quienes residen en Tequisquiapan, así como aspectos de legales, jurídicos y sociales, además de lo que ofreció el estado para su arribo.

“Eso fue realmente un éxito para todo el estado de Querétaro, y yo diría que, para el país, porque de ser una empresa de este tamaño a prácticamente residir e invertir en Querétaro, y se convirtió en la empresa ancla de todo lo aeroespacial en ese momento. Hizo una gran inversión y fue la primera empresa en ese rubro que se convirtió en una empresa ancla para que llegaran más empresas… así fue”, indicó.

La entidad tuvo un antes y después con la llegada de dicha empresa, debido a que fue la palanca para el nuevo desarrollo de Querétaro en el sector aeroespacial y en el desarrollo económico, afirmó Mejía Lira.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Hago una valoración muy positiva: la verdad es que hemos tenido gobiernos muy acertados, gobiernos muy buenos, que han mantenido estabilidad, que han mantenido el desarrollo y que, sin duda, debo decirte que el que Bombardier haya llegado a Querétaro fue un antes y un después”, enfatizó.

La empresa continúa con sus planes de expansión, tan solo en 2022 anunciaron que ampliarán sus operaciones en Querétaro en los próximos 3 a 5 años, lo que implica 800 nuevos empleos para la zona, los cuales estarán enfocados en el sector aeroespacial, pero ahora también para el sector de tecnología de la información y ciberseguridad para la empresa.

Después de 17 años en el que se sentaron las bases de la industria aeroespacial, el clúster aeroespacial tuvo ventas por 1.43 billones de dólares, cifra que representa un récord histórico, así como 8 mil 732 empleos.

Local

Lluvia sólo mojó la arena del Extoraz

La tormenta tropical “Alberto” azotó con fuerza al semidesierto queretano, trayendo con él una esperanza para cientos de familias que esperaban desde hace meses el agua 

Finanzas

Murieron 1.4 millones de mipymes en 5 años

Respecto a los apoyos financieros que recibieron durante la pandemia, las MiPymes lo ocuparon principalmente para la adquisición de insumos

Local

Compraría la Sedesoq 15 camiones escolares

No hay planes de incrementar el número de unidades para los municipios de la sierra

Local

Espacio sin techo causó inundación en La Cruz

Este incidente permitió identificar áreas para mejorar el sistema de drenaje y la cobertura del estacionamiento: Oriana López

Local

Dan a telesecundarias 640 pantallas digitales

Se busca una mejora continua de la calidad educativa y el acceso a herramientas tecnológicas interactivas avanzadas para todos los estudiantes

Literatura

Realizan antología poética de Francisco Cervantes Vidal

Previamente, la obra del poeta queretano había sido recopilada en 1997 por el Fondo de Cultura Económica bajo el título Cantado para Nadie.