/ miércoles 21 de noviembre de 2018

Acusan al municipio de pedir a parejas gay que se amparen para bodas civiles

Denuncian que el actual gobierno de la capital queretana no ha cumplido con su promesa de no solicitar amparos para celebrar este tipo de uniones

Organizaciones nacionales acusaron al municipio de Querétaro de cometer una grave regresión en materia de derechos humanos, por pedir a las parejas del mismo sexo tramitar amparos para registrar su unión civil, a pesar de que la administración municipal pasada registró 58 matrimonios igualitarios en la capital, lo que le valió el reconocimiento internacional de inclusión y se adhirió a la Red Latinoamericana de Ciudades Arcoíris.

Hasta ahora se tiene información de dos parejas a las que se les exigió tramitar un amparo para casarse en el Registro Civil, aunque sólo una de ellas entabló contacto con las organizaciones. La decisión municipal motivó el rechazo del Frente Queretano por el Derecho a la No Discriminación y a Favor del Estado Laico, así como las organizaciones nacionales Ahora, Movimiento Nacional por la Esperanza, la Coalición Mexicana LGBTTTIQ+ y el Frente Feminista Nacional.

Los voceros y representantes de las organizaciones mostraron documentos que comprueban que se pidieron reuniones con las autoridades del municipio de Querétaro desde el pasado 7 de noviembre, porque existía un compromiso público del alcalde Luis Bernardo Nava de no pedir el amparo para estos matrimonios, sin que hasta ahora se tenga una respuesta.

“Esto es inaceptable, como alcalde de todas y todos los queretanos tendría que dar una respuesta y poder dialogar esto. El problema no está en las alcaldías, el grave problema está en las legislaturas”, denunció Walter López, vocero del Frente Queretano, al referirse a la negativa de los diputados locales de modificar el código civil.

El activista Tadeo Rodríguez afirmó que hay un compromiso del grupo legislativo de Morena de presentar una nueva iniciativa antes de diciembre para modificar el código civil y permitir el matrimonio entre parejas del mismo sexo, pero en la pasada legislatura local hubo dos iniciativas de este tipo y no hubo avances.

“La tarea fuerte es del congreso local queretano, porque la ley es estatal y ellos son quienes deberían modificar”, aseguró Tadeo. Actualmente varias organizaciones promueven amparos en todo el país para obligar a las legislaturas locales a modificar los códigos civiles. En el caso de Querétaro desde hace un año se tramitaron 16 amparos y se ganaron 13.

Para ambos activistas, lo importante es que la legislatura local realice los cambios y entienda que es un asunto de derechos humanos, porque de acuerdo con Gisela Sánchez Díaz de León, la población de la diversidad sexual es de las más discriminadas y eso tiene un impacto importante en la salud.

“Son las personas más discriminadas, además están los crímenes de odio que se incrementan con estos discursos, el presidente (municipal) está discriminando”, acusó Gisela Sánchez.

A través de las organizaciones nacionales, una pareja de mujeres, que pretendía casarse este 1 de diciembre en Querétaro, registrará su unión en la Ciudad de México, para evitar tramitar el amparo.

Las activistas Aline Escalante y Lucero Alvarado subrayaron que estas medidas de apoyo no solucionan el problema de fondo, que es la discriminación que lleva a exigir que se tramiten amparos para las parejas del mismo sexo.

Organizaciones nacionales acusaron al municipio de Querétaro de cometer una grave regresión en materia de derechos humanos, por pedir a las parejas del mismo sexo tramitar amparos para registrar su unión civil, a pesar de que la administración municipal pasada registró 58 matrimonios igualitarios en la capital, lo que le valió el reconocimiento internacional de inclusión y se adhirió a la Red Latinoamericana de Ciudades Arcoíris.

Hasta ahora se tiene información de dos parejas a las que se les exigió tramitar un amparo para casarse en el Registro Civil, aunque sólo una de ellas entabló contacto con las organizaciones. La decisión municipal motivó el rechazo del Frente Queretano por el Derecho a la No Discriminación y a Favor del Estado Laico, así como las organizaciones nacionales Ahora, Movimiento Nacional por la Esperanza, la Coalición Mexicana LGBTTTIQ+ y el Frente Feminista Nacional.

Los voceros y representantes de las organizaciones mostraron documentos que comprueban que se pidieron reuniones con las autoridades del municipio de Querétaro desde el pasado 7 de noviembre, porque existía un compromiso público del alcalde Luis Bernardo Nava de no pedir el amparo para estos matrimonios, sin que hasta ahora se tenga una respuesta.

“Esto es inaceptable, como alcalde de todas y todos los queretanos tendría que dar una respuesta y poder dialogar esto. El problema no está en las alcaldías, el grave problema está en las legislaturas”, denunció Walter López, vocero del Frente Queretano, al referirse a la negativa de los diputados locales de modificar el código civil.

El activista Tadeo Rodríguez afirmó que hay un compromiso del grupo legislativo de Morena de presentar una nueva iniciativa antes de diciembre para modificar el código civil y permitir el matrimonio entre parejas del mismo sexo, pero en la pasada legislatura local hubo dos iniciativas de este tipo y no hubo avances.

“La tarea fuerte es del congreso local queretano, porque la ley es estatal y ellos son quienes deberían modificar”, aseguró Tadeo. Actualmente varias organizaciones promueven amparos en todo el país para obligar a las legislaturas locales a modificar los códigos civiles. En el caso de Querétaro desde hace un año se tramitaron 16 amparos y se ganaron 13.

Para ambos activistas, lo importante es que la legislatura local realice los cambios y entienda que es un asunto de derechos humanos, porque de acuerdo con Gisela Sánchez Díaz de León, la población de la diversidad sexual es de las más discriminadas y eso tiene un impacto importante en la salud.

“Son las personas más discriminadas, además están los crímenes de odio que se incrementan con estos discursos, el presidente (municipal) está discriminando”, acusó Gisela Sánchez.

A través de las organizaciones nacionales, una pareja de mujeres, que pretendía casarse este 1 de diciembre en Querétaro, registrará su unión en la Ciudad de México, para evitar tramitar el amparo.

Las activistas Aline Escalante y Lucero Alvarado subrayaron que estas medidas de apoyo no solucionan el problema de fondo, que es la discriminación que lleva a exigir que se tramiten amparos para las parejas del mismo sexo.

Local

Llegará a 24% ritmo de los contagios en agosto: Seseq

Este indicador no es elaborado por la secretaría de Salud del estado sino por otras instancias del gobierno estatal

Local

Aquí, 65% desprecia a AMLO

Con un 65% de desaprobación por parte de la ciudadanía, Querétaro es uno de los tres estados con “mayor desprecio” hacia el presidente Andrés Manuel López Obrador

Local

Hacen la diferencia 550 capitalinas

Luis Nava Guerrero, dio la bienvenida a 550 mujeres que se incorporaron al programa "Con Ellas, Hacemos la Diferencia"

Finanzas

Sucursales de Banco del Bienestar cuestan más de 2 mil 941 mdp

El Banco del Bienestar pago a las Fuerzas Armadas antes de cancelar el contrato de los cajeros automáticos

Política

Gobernadores gastan 900 mil pesos en Facebook

De los siete mandatarios que se publicitan, el de Baja California ha pagado hasta 800 mil pesos

Finanzas

Conago llevará a AMLO plan de infraestructura

La Conago incluirá el tema en la reunión de la próxima semana con el Presidente de la República

Sociedad

SNTE pide que revivan programa calderonista

El programa de Tecnologías Educativas desde su creación y hasta hasta 2017 entregó más de 301 computadoras a profesores de educación básica

Finanzas

Disruptores | Inversiones de bajo riesgo triunfan en la pandemia

Daniel Mizrahi, fundador de Propeler, señala que el mundo de la inversión empresarial no se ha detenido por la emergencia sanitaria

En el ring

Lucha libre mexicana se resiste a quedarse en la lona

El deporte más popular en el país detrás del fútbol, agrupa a entre 5,000 y 7,000 luchadores, la mayoría sin seguro ni pensión