/ martes 11 de abril de 2023

Piden ampliar información del Acueducto III

Especialista considera importante socializar más el proyecto para que pueda haber un análisis correcto de su impacto

Hay poca información en torno a la creación del Acueducto III por parte de las autoridades estatales, lo que impide que haya un análisis concreto sobre la pertinencia del proyecto; así lo dio a conocer Manuel Pérez Cascajares, presidente de la Fundación Latinoamericana del Agua y la Vivienda Sostenible.

"A nivel estatal no nos dicen muchas cosas sobre el Acueducto III, no nos enteramos de la situación de trasvase y las consecuencias que esto tiene, principalmente en términos medioambientales. Tan sólo en Zimapán ya ha habido cierto problema por ese tema"; manifestó.

Y es que, para el experto, el tema del Acueducto va relacionado al concepto de trasvase, es decir, obras hidráulicas cuya finalidad es la de incrementar la disponibilidad de agua en una población desde una cuenca vecina, lo que genera diversas consecuencias precisas de analizar.

"Los trasvases siempre generan problema en la ecología y en el medio ambiente, por ejemplo, la principal fuente de abastecimiento de la Ciudad de México es un sistema de trasvase en Cutzamala en el Estado de México; usan esa agua y la desechan a través de aguas negras que son utilizadas para regar en el estado de Hidalgo".

Añadió que los sistemas hidráulicos se encuentran conectados, al grado en que en este sistema en Cutzamala se encuentra relacionado a la cuenca Lerma-Chapala; asimismo, refirió que las aguas que van desechando de la Ciudad de México van hacia las presas como Zimapán.

"Las situaciones de la presa son las que generan el agua del manantial El Infiernillo, llenan de agua aquí en Cadereyta, luego la dejan caer, y entonces es el agua que viene para acá. La utilizamos y vuelve otra vez a la cuenca Lerma-Chapala".

Te puede interesar leer: Defenderá Hidalgo su agua, no permitirá que la traigan a Querétaro

Detalló que las aguas que se utilizan en Querétaro, al igual que la de la Ciudad de México e Hidalgo, son llevadas para el riego en Guanajuato, por lo que es todo un recorrido que se realiza de cuenca en cuenca y los ciclos que se corresponden en torno al vital líquido.

"Estas obras hidráulicas son sumamente onerosas, se requiere mucho dinero para su mantenimiento, además de que las obras muchas veces están infladas, y no terminan de convencer a muchos sectores. Podríamos buscar más creatividad al momento de solucionar el tema del agua, como aprovechar las aguas pluviales".

➡️ Si quieres recibir las noticias en tu Whatsapp, envía la palabra ALTA

Hay poca información en torno a la creación del Acueducto III por parte de las autoridades estatales, lo que impide que haya un análisis concreto sobre la pertinencia del proyecto; así lo dio a conocer Manuel Pérez Cascajares, presidente de la Fundación Latinoamericana del Agua y la Vivienda Sostenible.

"A nivel estatal no nos dicen muchas cosas sobre el Acueducto III, no nos enteramos de la situación de trasvase y las consecuencias que esto tiene, principalmente en términos medioambientales. Tan sólo en Zimapán ya ha habido cierto problema por ese tema"; manifestó.

Y es que, para el experto, el tema del Acueducto va relacionado al concepto de trasvase, es decir, obras hidráulicas cuya finalidad es la de incrementar la disponibilidad de agua en una población desde una cuenca vecina, lo que genera diversas consecuencias precisas de analizar.

"Los trasvases siempre generan problema en la ecología y en el medio ambiente, por ejemplo, la principal fuente de abastecimiento de la Ciudad de México es un sistema de trasvase en Cutzamala en el Estado de México; usan esa agua y la desechan a través de aguas negras que son utilizadas para regar en el estado de Hidalgo".

Añadió que los sistemas hidráulicos se encuentran conectados, al grado en que en este sistema en Cutzamala se encuentra relacionado a la cuenca Lerma-Chapala; asimismo, refirió que las aguas que van desechando de la Ciudad de México van hacia las presas como Zimapán.

"Las situaciones de la presa son las que generan el agua del manantial El Infiernillo, llenan de agua aquí en Cadereyta, luego la dejan caer, y entonces es el agua que viene para acá. La utilizamos y vuelve otra vez a la cuenca Lerma-Chapala".

Te puede interesar leer: Defenderá Hidalgo su agua, no permitirá que la traigan a Querétaro

Detalló que las aguas que se utilizan en Querétaro, al igual que la de la Ciudad de México e Hidalgo, son llevadas para el riego en Guanajuato, por lo que es todo un recorrido que se realiza de cuenca en cuenca y los ciclos que se corresponden en torno al vital líquido.

"Estas obras hidráulicas son sumamente onerosas, se requiere mucho dinero para su mantenimiento, además de que las obras muchas veces están infladas, y no terminan de convencer a muchos sectores. Podríamos buscar más creatividad al momento de solucionar el tema del agua, como aprovechar las aguas pluviales".

➡️ Si quieres recibir las noticias en tu Whatsapp, envía la palabra ALTA

Elecciones 2024

Asegura "Felifer" que eliminará el graffiti de la ciudad

Dice que, de ganar, buscará que haya sanciones más severas contra quien dañe las propiedades

Elecciones 2024

Mueren en la sierra mil 400 cabezas de ganado

La situación se ha agravado en la temporada de estiaje, afirmó el alcalde de Jalpan con licencia, Efraín Muñoz "Payín"

Elecciones 2024

Promete "Chema" acabar con el cártel del agua

Señaló que de ganar la contienda, municipalizará el servicio de agua y la Conagua tomará posesión de los pozos de agua del municipio

Policiaca

Moto se estrella con auto en la libre a Celaya

Impactó en la puerta trasera del costado derecho del automóvil que era conducido por una mujer

En el ring

El Hijo del Santo se despedirá de la afición queretana

El 5 de octubre llegará el “enmascarado de plata” para protagonizar su última función, la cual se realizará en el Auditorio José María Arteaga

Celebridades

Fans defienden a Nelly Furtado tras críticas sobre su físico

Coincidiendo que a “sus 45 años luce espectacular” y lamentan que el body shaming continúe en pleno siglo XXI