/ viernes 15 de marzo de 2024

Rebasa el IMSS atención de casos renales de 2023

Querétaro es una zona de alta prevalencia de la enfermedad, señala médico especialista


Saturnino Ramón Ruiz Salazar, médico especialista en trasplantes renales en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informó que en lo que va del año 2024 se ha brindado atención a 800 personas con problemas renales en Querétaro. Además, sobrepasando los casos de todo el año 2023.

"En promedio, atendemos a alrededor de 800 pacientes en terapia de disfunción renal con hemodiálisis en la unidad subrogada del IMSS en un año. Ya estamos cerca de los 800 en lo que va de dos meses. Querétaro es una zona con una alta prevalencia de enfermedad renal".

Uno de los mayores desafíos que enfrentan los pacientes con enfermedad renal en Querétaro es el acceso limitado a los servicios de salud, a decir de Ruiz Salazar, quien señaló que derivado de los costos o la cantidad de personas atendidas en un hospital, se merma la calidad de vida del paciente.

"El acceso a los servicios de salud es el principal desafío de los pacientes con enfermedades renales; hay muchos pacientes que no encuentran una institución pública o privada para llevar a cabo su tratamiento. Eso merma en la calidad de vida de los pacientes".

La enfermedad renal crónica en etapas avanzadas implica costos elevados para los pacientes, especialmente para aquellos que necesitan terapias de sustitución como la hemodiálisis. "Una sesión de hemodiálisis puede costar entre 6 y 8 mil pesos, lo cual representa una carga financiera considerable para la mayoría de los mexicanos, considerando el salario promedio", explicó.

Detalló que las principales causas de enfermedad renal crónica terminal incluyen la diabetes, la hipertensión, el sobrepeso, la obesidad y malformaciones de las vías urinarias. Además, se observa una mayor incidencia en mujeres, representando el 60% de los casos en comparación con el 40% en hombres.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Destacó que la clave fundamental para disminuir estos índices en la región es la prevención, especialmente para aquellos que presentan factores de riesgo. Subrayó la importancia de someterse a revisiones médicas periódicas para abordar eficazmente esta problemática.

"La parte más importante es la prevención. Nosotros les decimos a los pacientes que si tienen factores de riesgo tienen que hacerse estudios antes de que llegue la lesión renal, porque hay causas que son prevenibles. Mi recomendación es que se hagan un examen general para que puedan prevenir toda la evolución o consecuencias de una enfermedad renal".


Saturnino Ramón Ruiz Salazar, médico especialista en trasplantes renales en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informó que en lo que va del año 2024 se ha brindado atención a 800 personas con problemas renales en Querétaro. Además, sobrepasando los casos de todo el año 2023.

"En promedio, atendemos a alrededor de 800 pacientes en terapia de disfunción renal con hemodiálisis en la unidad subrogada del IMSS en un año. Ya estamos cerca de los 800 en lo que va de dos meses. Querétaro es una zona con una alta prevalencia de enfermedad renal".

Uno de los mayores desafíos que enfrentan los pacientes con enfermedad renal en Querétaro es el acceso limitado a los servicios de salud, a decir de Ruiz Salazar, quien señaló que derivado de los costos o la cantidad de personas atendidas en un hospital, se merma la calidad de vida del paciente.

"El acceso a los servicios de salud es el principal desafío de los pacientes con enfermedades renales; hay muchos pacientes que no encuentran una institución pública o privada para llevar a cabo su tratamiento. Eso merma en la calidad de vida de los pacientes".

La enfermedad renal crónica en etapas avanzadas implica costos elevados para los pacientes, especialmente para aquellos que necesitan terapias de sustitución como la hemodiálisis. "Una sesión de hemodiálisis puede costar entre 6 y 8 mil pesos, lo cual representa una carga financiera considerable para la mayoría de los mexicanos, considerando el salario promedio", explicó.

Detalló que las principales causas de enfermedad renal crónica terminal incluyen la diabetes, la hipertensión, el sobrepeso, la obesidad y malformaciones de las vías urinarias. Además, se observa una mayor incidencia en mujeres, representando el 60% de los casos en comparación con el 40% en hombres.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Destacó que la clave fundamental para disminuir estos índices en la región es la prevención, especialmente para aquellos que presentan factores de riesgo. Subrayó la importancia de someterse a revisiones médicas periódicas para abordar eficazmente esta problemática.

"La parte más importante es la prevención. Nosotros les decimos a los pacientes que si tienen factores de riesgo tienen que hacerse estudios antes de que llegue la lesión renal, porque hay causas que son prevenibles. Mi recomendación es que se hagan un examen general para que puedan prevenir toda la evolución o consecuencias de una enfermedad renal".

Local

Continuarán lluvias durante la noche del domingo: Protección Civil

Retiraron basura que obstruía el funcionamiento de rejillas en vialidades como avenida Cimatario, Paseo 5 de Febrero, y la calle Corregidora

Local

Expo Empleo Querétaro ofertará mil 500 vacantes

Serán 35 empresas las que estén reclutando personal, con perfiles de todos los niveles de escolaridad, desde primaria hasta licenciatura

Local

Hay 37 personas en situación de calle viviendo en drenes

Autoridades se han acercado a ellos para invitarlo a trasladarse al Hogar de Transición

Local

Albergues asistenciales del DIF van al 95% de su construcción

Centros darán cabida a mujeres embarazadas y sus familiares provenientes de comunidades alejadas de la capital queretana 

Policiaca

Fatal carambola deja un muerto y dos heridos en Paseo de la República

El fuerte impacto provocó que un auto marca Chevrolet, tipo Sonic, quedara destrozado, volcado

Local

Sequía avanza en Querétaro

La expectativa de una mejora en las condiciones hídricas no se ha cumplido, por lo que Querétaro se mantiene en una situación crítica