/ miércoles 19 de octubre de 2022

“Si el cáncer de mama se detecta a tiempo, se cura”

El 19 de octubre, Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer de Mama, se exhibirán los retratos de 25 mujeres que se han unido a la campaña fotográfica Y no me rindo, para contar sus propias historias y promover la detección oportuna de esta enfermedad que afecta a 1 de cada 12 mujeres en el mundo

Amas de casa, estudiantes, docentes, ingenieras, artistas; mujeres de entre 24 y 80 años de edad que tienen en común a un enemigo silencioso, el cáncer de mama. Muchas de ellas son sobrevivientes de esta enfermedad que afecta a 1 de cada 12 mujeres en el mundo, y también hay quienes aún se encuentran en la lucha bajo la consigna Y no me rindo.

Ellas forman parte de una campaña fotográfica impulsada por la asociación Mujeres Unidas Contra el Cáncer de Mama (Muccam); que desde el 2018 y con el trabajo solidario del fotoperiodista queretano, Demian Chávez, le han puesto rostro a las cifras institucionales, para sensibilizar a la población y acabar con los mitos que existen en torno a este padecimiento.

“Los números sirven para las estadísticas, y las estadísticas para la política y las políticas públicas, pero no para las mujeres que lo están viviendo. Por muchos ceros que tenga un número, no va a impactar tanto al espectador como sí lo hace una historia”, dice el fotoperiodista.

La exposición se titula Y no me rindo, y este año se conforma por cerca de 60 fotografías que serán exhibidas en la galería perimetral de la Alameda Hidalgo este 19 de octubre; fecha en que se conmemora el Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer de Mama.

Este año participan alrededor de 25 mujeres, quienes junto al fotógrafo decidieron que narrarían sus historias en el agua, desnudas, mostrando sus cicatrices a las otras sin pudor y con orgullo, porque son huellas de su lucha y sus ganas de vivir. Son muestra de que los senos no hacen a una mujer, y que tener cáncer de mama no es sinónimo de muerte si se detecta de manera oportuna.

En los retratos, también hablan del autocuidado y empoderamiento, y es que tan solo las sesiones fotográficas implicaron un proceso de catarsis y apropiación del cuerpo, en las que muchas vuelven a mirarse.

“La primera sesión me impactó mucho emocionalmente. Cuando vi el resultado dije: ¡Wow! estoy aquí, estoy viva. Recuerdo que me vi como en una mini película, donde yo estaba luchando en el tratamiento”, dice Griselle Martínez, una joven queretana que fue diagnosticada a los 27 años, y que ahora a sus 31 es voluntaria de Muccam, y se dedica a compartir su testimonio con mujeres jóvenes, para derribar el mito de que el cáncer solo acecha a mayores de 40 años.

A lo largo del tiempo, las fotografías que componen a Y no me rindo, se han convertido en símbolos que muestran no solo las historias de las mujeres que aparecen ellas, sino también lo que muchas viven actualmente, de una forma real y dura como el cáncer mismo, asevera Demian Chávez.

Foto: Cortesía | Demian Chávez

“Las participantes no llegaron, posaron y se fueron; lo que hicieron fue llegar, contar su historia y a partir ella propusieron su propia fotografía. Algunas incluso traían props como flores, pelucas, implantes o algo que les pareciera simbólico de su lucha; muchas incluso llegaron acompañadas de alguien. Digamos que ninguna colección ha sido una producción ex profeso para hacer fotos bonitas, más bien han sido fotos duras y directas”.

Contrario a lo que se pensaría, agrega el fotógrafo, las exposiciones han recibido gran aceptación por parte de la sociedad; incluso funcionarias han roto el silencio para contar su propia experiencia, y se han sumado a la causa.

“Perdí los senos hace 12 años, me realicé una mastectomía bilateral radical por diferentes nódulos que estaba presentando, perdí la mitad del seno derecho, después perdí la mitad del seno izquierdo, volví a presentar nódulos…después de un año me tuvieron que volver a someter para quitar un cuarto de seno del lado izquierdo y del lado derecho.

“Tuve que aprender a quererme, a respetarme como mujer y a empezar a entender que Karina Castro no era un par de senos, que Karina Castro era una mujer guerrera, una mujer de fortaleza. Creo que cuando uno se cae hasta lo más profundo del pozo, cuando llora y se autolacera, es ahí cuando encontramos el verdadero poder”, compartió la ex presidenta del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Querétaro, en 2018, cuando se inauguró la primera colección de esta campaña. Ella también fue retratada por el fotoperiodista.

Aumentan los casos en Querétaro

“No solo trabajamos en octubre, lo hacemos todo el año porque desafortunadamente el cáncer de mama está presente los 365 días”, lamenta Margarita Carrasco, presidenta y cofundadora de Muccam, a lado de Leonor Macías y Guadalupe Fosado.

Desde que lograron constituirse como asociación en 2015, asevera que han visto aparecer más casos en el estado, y sobre todo en mujeres cada vez más jóvenes.

“Los casos aumentan día a día, y eso nos preocupa muchísimo porque cada vez son más mujeres jóvenes; a la semana la doctora Fosado incluye en el grupo de autoayuda por lo menos a dos, esto es preocupante porque quiere decir que el cáncer no se detiene, no se ha detenido, ni se detendrá desafortunadamente. Actualmente acompañamos a una joven de 29 años, que por un mal diagnóstico ya tiene metástasis en los huesos.

“Sabemos que el cáncer nunca lo vamos a detener, porque no se puede prevenir, pero sí se puede detectar a tiempo y eso es lo que nosotras tratamos, de disminuir los índices de mortalidad por ese terrible cáncer. Sabemos que por el simple hecho de ser mujeres ya es un factor de riesgo pero sabemos también que si el cáncer de mama se detecta a tiempo, se cura”, asegura la presidenta.

A lo largo de casi una década, Muccam ha acompañado a cerca de 250 mujeres, principalmente en grupos de autoayuda, debido a que han detectado que la parte emocional, afectiva y psicológica es fundamental para su recuperación, y es algo que poco han atendido las instituciones públicas.

También ofrecen información para la detección oportuna, así como asesoría y orientación médica y apoyo tanatológico a las mujeres y sus familias.

Foto: Cortesía | Demian Chávez

Con el tiempo, han logrado gestionar recursos para la compra de implantes externos y la reconstrucción mamaria, cuyo costo varía entre los 150 y 200 mil pesos; esto lo han logrado con el apoyo solidario de médicos y cirujanos plásticos, y de empresas como Gas Rosa, que este año donó 65 prótesis externas de mama.

“Fábrica de ropa Ilusión, de Diltex, también nos donó 100 prótesis externas de semillas y 50 brasieres especiales con cavidad para las prótesis, y se consiguieron cirugías reconstructivas [con el apoyo del Gobierno del Estado, a través del DIF Estatal] para otras 12 mujeres el año que entra, ya están en lista de espera”.

Aunque la campaña fotográfica Y no me rindo es lo más visible de la labor de esta asociación– que ha incentivado que más empresarios se sumen a la causa como donadores–, la presidenta asevera que todo el año organizan otras campañas de detección oportuna, así como charlas informativas para todos los sectores, incluyendo el sector privado.

Como asociación ahora buscan descentralizar el impacto de Muccam, y llegar a otros municipios, por lo que ya cuentan con un capítulo regional en San Juan del Río, y “queremos ampliarnos y abrirnos paso en Corregidora, Pedro Escobedo, El Marqués, Jalpan… para que esto que hacemos en Muccam se replique en otros municipios”.

Las personas o empresas interesadas en participar como donatarias, pueden contactar a la asociación a través de la página: http://muccam.org.mx/

A través de esta plataforma, y de la página oficial de Facebook @MuccamAC, se pueden conocer las actividades de la organización, así como recibir orientación sobre las campañas y servicios.

Foto: Cortesía | Demian Chávez

Situación en México

  • 14 mil casos nuevos al año
  • 85% de los casos no se detectaron a tiempo
  • 5 mil 700 muertes al año por cáncer de mama

¿Cómo prevenirlo?

  • Autoexploración mamaria cada mes a partir de los 20 años
  • Mastografías: mujeres mayores de 40 años a 49 años- bianuales y anuales en mujeres de 10 a 69 años
  • Exploración clínica de mama cada año en mujeres de 25 a 39 años de edad

Observa, toca y siente y pon atención en:

  • Coloración anormal
  • Hundimientos
  • Bolits o bultitos
  • Que se muevan
  • Salida de líquido de las mamas

Foto: Cortesía | Demian Chávez

Amas de casa, estudiantes, docentes, ingenieras, artistas; mujeres de entre 24 y 80 años de edad que tienen en común a un enemigo silencioso, el cáncer de mama. Muchas de ellas son sobrevivientes de esta enfermedad que afecta a 1 de cada 12 mujeres en el mundo, y también hay quienes aún se encuentran en la lucha bajo la consigna Y no me rindo.

Ellas forman parte de una campaña fotográfica impulsada por la asociación Mujeres Unidas Contra el Cáncer de Mama (Muccam); que desde el 2018 y con el trabajo solidario del fotoperiodista queretano, Demian Chávez, le han puesto rostro a las cifras institucionales, para sensibilizar a la población y acabar con los mitos que existen en torno a este padecimiento.

“Los números sirven para las estadísticas, y las estadísticas para la política y las políticas públicas, pero no para las mujeres que lo están viviendo. Por muchos ceros que tenga un número, no va a impactar tanto al espectador como sí lo hace una historia”, dice el fotoperiodista.

La exposición se titula Y no me rindo, y este año se conforma por cerca de 60 fotografías que serán exhibidas en la galería perimetral de la Alameda Hidalgo este 19 de octubre; fecha en que se conmemora el Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer de Mama.

Este año participan alrededor de 25 mujeres, quienes junto al fotógrafo decidieron que narrarían sus historias en el agua, desnudas, mostrando sus cicatrices a las otras sin pudor y con orgullo, porque son huellas de su lucha y sus ganas de vivir. Son muestra de que los senos no hacen a una mujer, y que tener cáncer de mama no es sinónimo de muerte si se detecta de manera oportuna.

En los retratos, también hablan del autocuidado y empoderamiento, y es que tan solo las sesiones fotográficas implicaron un proceso de catarsis y apropiación del cuerpo, en las que muchas vuelven a mirarse.

“La primera sesión me impactó mucho emocionalmente. Cuando vi el resultado dije: ¡Wow! estoy aquí, estoy viva. Recuerdo que me vi como en una mini película, donde yo estaba luchando en el tratamiento”, dice Griselle Martínez, una joven queretana que fue diagnosticada a los 27 años, y que ahora a sus 31 es voluntaria de Muccam, y se dedica a compartir su testimonio con mujeres jóvenes, para derribar el mito de que el cáncer solo acecha a mayores de 40 años.

A lo largo del tiempo, las fotografías que componen a Y no me rindo, se han convertido en símbolos que muestran no solo las historias de las mujeres que aparecen ellas, sino también lo que muchas viven actualmente, de una forma real y dura como el cáncer mismo, asevera Demian Chávez.

Foto: Cortesía | Demian Chávez

“Las participantes no llegaron, posaron y se fueron; lo que hicieron fue llegar, contar su historia y a partir ella propusieron su propia fotografía. Algunas incluso traían props como flores, pelucas, implantes o algo que les pareciera simbólico de su lucha; muchas incluso llegaron acompañadas de alguien. Digamos que ninguna colección ha sido una producción ex profeso para hacer fotos bonitas, más bien han sido fotos duras y directas”.

Contrario a lo que se pensaría, agrega el fotógrafo, las exposiciones han recibido gran aceptación por parte de la sociedad; incluso funcionarias han roto el silencio para contar su propia experiencia, y se han sumado a la causa.

“Perdí los senos hace 12 años, me realicé una mastectomía bilateral radical por diferentes nódulos que estaba presentando, perdí la mitad del seno derecho, después perdí la mitad del seno izquierdo, volví a presentar nódulos…después de un año me tuvieron que volver a someter para quitar un cuarto de seno del lado izquierdo y del lado derecho.

“Tuve que aprender a quererme, a respetarme como mujer y a empezar a entender que Karina Castro no era un par de senos, que Karina Castro era una mujer guerrera, una mujer de fortaleza. Creo que cuando uno se cae hasta lo más profundo del pozo, cuando llora y se autolacera, es ahí cuando encontramos el verdadero poder”, compartió la ex presidenta del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Querétaro, en 2018, cuando se inauguró la primera colección de esta campaña. Ella también fue retratada por el fotoperiodista.

Aumentan los casos en Querétaro

“No solo trabajamos en octubre, lo hacemos todo el año porque desafortunadamente el cáncer de mama está presente los 365 días”, lamenta Margarita Carrasco, presidenta y cofundadora de Muccam, a lado de Leonor Macías y Guadalupe Fosado.

Desde que lograron constituirse como asociación en 2015, asevera que han visto aparecer más casos en el estado, y sobre todo en mujeres cada vez más jóvenes.

“Los casos aumentan día a día, y eso nos preocupa muchísimo porque cada vez son más mujeres jóvenes; a la semana la doctora Fosado incluye en el grupo de autoayuda por lo menos a dos, esto es preocupante porque quiere decir que el cáncer no se detiene, no se ha detenido, ni se detendrá desafortunadamente. Actualmente acompañamos a una joven de 29 años, que por un mal diagnóstico ya tiene metástasis en los huesos.

“Sabemos que el cáncer nunca lo vamos a detener, porque no se puede prevenir, pero sí se puede detectar a tiempo y eso es lo que nosotras tratamos, de disminuir los índices de mortalidad por ese terrible cáncer. Sabemos que por el simple hecho de ser mujeres ya es un factor de riesgo pero sabemos también que si el cáncer de mama se detecta a tiempo, se cura”, asegura la presidenta.

A lo largo de casi una década, Muccam ha acompañado a cerca de 250 mujeres, principalmente en grupos de autoayuda, debido a que han detectado que la parte emocional, afectiva y psicológica es fundamental para su recuperación, y es algo que poco han atendido las instituciones públicas.

También ofrecen información para la detección oportuna, así como asesoría y orientación médica y apoyo tanatológico a las mujeres y sus familias.

Foto: Cortesía | Demian Chávez

Con el tiempo, han logrado gestionar recursos para la compra de implantes externos y la reconstrucción mamaria, cuyo costo varía entre los 150 y 200 mil pesos; esto lo han logrado con el apoyo solidario de médicos y cirujanos plásticos, y de empresas como Gas Rosa, que este año donó 65 prótesis externas de mama.

“Fábrica de ropa Ilusión, de Diltex, también nos donó 100 prótesis externas de semillas y 50 brasieres especiales con cavidad para las prótesis, y se consiguieron cirugías reconstructivas [con el apoyo del Gobierno del Estado, a través del DIF Estatal] para otras 12 mujeres el año que entra, ya están en lista de espera”.

Aunque la campaña fotográfica Y no me rindo es lo más visible de la labor de esta asociación– que ha incentivado que más empresarios se sumen a la causa como donadores–, la presidenta asevera que todo el año organizan otras campañas de detección oportuna, así como charlas informativas para todos los sectores, incluyendo el sector privado.

Como asociación ahora buscan descentralizar el impacto de Muccam, y llegar a otros municipios, por lo que ya cuentan con un capítulo regional en San Juan del Río, y “queremos ampliarnos y abrirnos paso en Corregidora, Pedro Escobedo, El Marqués, Jalpan… para que esto que hacemos en Muccam se replique en otros municipios”.

Las personas o empresas interesadas en participar como donatarias, pueden contactar a la asociación a través de la página: http://muccam.org.mx/

A través de esta plataforma, y de la página oficial de Facebook @MuccamAC, se pueden conocer las actividades de la organización, así como recibir orientación sobre las campañas y servicios.

Foto: Cortesía | Demian Chávez

Situación en México

  • 14 mil casos nuevos al año
  • 85% de los casos no se detectaron a tiempo
  • 5 mil 700 muertes al año por cáncer de mama

¿Cómo prevenirlo?

  • Autoexploración mamaria cada mes a partir de los 20 años
  • Mastografías: mujeres mayores de 40 años a 49 años- bianuales y anuales en mujeres de 10 a 69 años
  • Exploración clínica de mama cada año en mujeres de 25 a 39 años de edad

Observa, toca y siente y pon atención en:

  • Coloración anormal
  • Hundimientos
  • Bolits o bultitos
  • Que se muevan
  • Salida de líquido de las mamas

Foto: Cortesía | Demian Chávez

Finanzas

Crece empleo en Querétaro, suman un millón 70 mil 812 trabajadores

En comparación con el 2022, aumentó 74 mil 683 personas ,con una disminución en desempleo del 2.9%

Local

Andrea Perea asumirá la presidencia interina de Corregidora

El edil solicitará licencia ya que a partir del 1 de marzo iniciará el periodo de campañas electorales

Local

Acción Nacional deberá dialogar con Rivera: Vega

Luego de que desistiera de su interés de contender por la presidencia municipal de Querétaro bajo las siglas de Morena

Local

Alianza PRI-PAN es una estrategia electoral: Burgos

Aseveró que tanto el PRI como el PAN en Querétaro tienen una fuerte raíz en la preferencia electoral contra Morena

Futbol

Este martes los Gallos Blancos reciben al Atlético de San Luis

Todo listo para el “Clásico de la 57”, el partido está pactado a las 19 horas en el estadio Corregidora

Finanzas

Data centers generarán 10 mil mdd en Querétaro

En términos de inversión, por cada mega watts que se requiera utilizar son 7 millones de dólares: Del Prete