/ miércoles 5 de abril de 2023

Museo de Arte Sacro reaviva la tradición de la Cena Pascual hebrea

Cada año, el recinto abre sus puertas para acercar al público a este antiguo ritual que conmemora la liberación de los hebreos 


La famosa pintura La última cena de Leonardo da Vinci, muestra a Jesús rodeado por sus discípulos mientras comparte con ellos los últimos alimentos antes de morir; seguro pensarán en esta escena quienes escuchen hablar por primera vez de la Cena Pascual hebrea; una tradicional fiesta en la que se conmemora la liberación de los hebreos de la esclavitud en el antiguo Egipto.

La fiesta se realiza entre los meses de marzo y abril, periodo en que según la Biblia los israelitas emprendieron el éxodo hacia la tierra prometida bajo la guía de Moisés. En el ritual se acostumbra la ingesta de cordero –como símbolo del sacrificio de este animal para salvar a los judíos de la última plaga que mandó Dios a los egipcios–, y se come pan ácimo (sin levadura) en remembranza de aquél día en que el pueblo israelita estaba tan apurado en huir de su esclavitud, que la masa que llevaron consigo no tuvo el suficiente tiempo para fermentar.

Las hierbas amargas (a menudo rábanos o lechugas) representan la amargura de la esclavitud, y el apio sumergido en vinagre, las lágrimas de los israelitas esclavizados.

La Pascua–o Pésaj, en hebreo–es celebrada también por los cristianos, quienes más allá del éxodo, rememoran la Pasión y Resurrección de Jesucristo como “cordero de Dios” que “salva al hombre del pecado”; de ahí que en la pintura de Da Vinci no se observe carne de este animal entre los alimentos.

Aunque la cena pascual hebrea es una celebración que coincide con la Pascua cristiana, pocos la conocen en la comunidad judeocristiana mexicana; situación que ha motivado a instituciones como el Museo de Arte Sacro, a mostrar los aspectos culturales y espirituales de este ritual.

Como cada año, el recinto abrió sus puertas para hacer partícipe al público de esta experiencia que solo organizan una vez al año, y bajo la guia del vicario general de la Diócesis de Querétaro, José Martín Lara Becerril.

Foto: Donna Oliveros | Diario de Querétaro

Llamada también seder (orden), la cena consiste en un ritual de tres horas en el que se lee una Haggadah (narración del exilio de los hebreos y explicación del Pésaj), y se degusta cordero, hierbas amargas, pan ácimo, haroset (pasta dulce, hecha de manzanas, vino y nueces o frutos secos) y vino.

Antes de iniciar, a los invitados se les entrega una guía con el Ritual para la cena pascual hebrea, que se lee a la usanza judía, de derecha a izquierda.

Ritual para hacer comunidad

De acuerdo con el periodista Víctor Vázquez, la celebración de esta cena tiene dos momentos importantes: Haggadah (narración o discurso, en hebreo), compuesta por la narración del éxodo, y el Matzoh, en la que los panes ácimos son los protagonistas como símbolo del “sufrimiento y de la miseria con que el pueblo (judío) se alimentó”, detalla el texto guía.

"La celebración de la Pascua Hebrea es un rito poco conocido en el mundo católico; sin embargo, es una excelente catequesis que ayuda a preparar la Pascua Cristiana, y a disponer el corazón para una vivencia plena de este acontecimiento”, sostiene Martín Lara Becerril.

El Haggadah, a su vez, se compone de 14 momentos, ellos son:

  • Kadesh- Rito de luz y bendición sobre la primera copa de vino. Bendición sobre las ofrendas.
  • Urehas- Lavado de manos por parte del presidente.
  • Karpas- Un pedazo de apio rebanado que es mojado en vinagre, en jugo de limón o en agua salada y después se come.
  • Yahas- Se divide a la mitad el segundo pan ázimo; una mitad se queda junto con los otros ázimos y la otra mitad se esconde y se come después de la cena.
  • Maggid- Narración, en la recitación de Haggadah.
  • Rajats- Lavado de manos por parte de todos los participantes.
  • Motsi o Matzah- Bendición de los ácimos: se distribuye un pedazo del segundo para todos los comensales y se comen los dos pedazos juntos.
  • Maror- Hierbas amargas. Se moja una hoja de lechuga en el haroset y se come.
  • Korek- Un poco de hierba amarga con un pedazo del tercer ácimo son sumergidos en el haroset y se comen juntos.
  • Sulhan orek- Cena normal.
  • Sufun- Bendición por la comida que ha realizado y por la tercera compa de vino. Se abre la puerta.
  • Hallel- Alabanza. Se bendice la cuarta copa de vino. Se leen los Salmos de Aleluya y al final se bebe la cuarta copa de vino.
  • Nirsah- Aceptación. Conclusión mientras que elementos de la ofrenda tienen su propósito particular.
  • Tres matzot- El pan ácimo representa el pan de la miseria de la debilidad, de la impotencia como recuerdo de la esclavitud en Egipto.
  • Zeroa- Un pedazo de pierna de cordero rostizado representa el “brazo fuerte” con el que Dios sacó a su pueblo de Egipto, y representa con el hueso del cordero en recuerdo del animal sacrificado en el templo.
  • Betza- Huevo cocido como recuerdo de la ofrenda que tenía lugar en cada fiesta, símbolo de la eternidad de la vida, sin principio ni fin. Todo procede del huevo, lo cual simboliza la regeneración de la primavera y se ofrendaba la noche de Pascua en el Templo.
  • La copa mayor- En ofrenda a Elías, que se encuentra presente siempre en las fiestas hebreas y que de un momento a otro llegará portando la “Buena noticia” de la llegada del Mesías.
  • Haroset- Mezcla de manzanas, nuez o almendras, miel y un poco de vino y canela. La mezcla representa la arcilla que usaban los esclavos hebreos para la construcción de las pirámides y edificaciones del faraón.
  • Maror- Hierbas amargas: rábanos, lechugas, apio, etc. Representan el sufrimiento de los esclavos en Egipto; además, posiblemente simbolicen algunas plantas del desierto que pudieron ser comidas como ensaladas en el tiempo de sufrimiento.
  • Agua salada, vinagre o jugo de limón- Significa el recuerdo del paso al Mar Rojo, así como la amargura del agua del mar o de la esclavitud.
  • Las cuatro copas- Son simbólicas, indican la liberación de la esclavitud por medio de cuatro términos: a) los haré salir; b) los salvaré; c) los liberaré; d) los tomaré en posesión. Y en la quinta copa que es la que corresponde al profeta Elías, indica una liberación mesiánica; es decir, por esta salvación los llevaré al país.
  • Los cuatro pequeños- Que preguntan el sentido de esta celebración, representan todos los hombres que buscan a Dios.

➡️ Si quieres recibir las noticias en tu Whatsapp, envía la palabra ALTA

Además de conmemorar la liberación de los hebreos de la esclavitud Egipto, la Cena Pascual hebrea honra la fuerza, esperanza y triunfo sobre la adversidad de este pueblo. Además, hace del fuego, el cordero y el pan elementos fundamentales para hacer comunidad.



La famosa pintura La última cena de Leonardo da Vinci, muestra a Jesús rodeado por sus discípulos mientras comparte con ellos los últimos alimentos antes de morir; seguro pensarán en esta escena quienes escuchen hablar por primera vez de la Cena Pascual hebrea; una tradicional fiesta en la que se conmemora la liberación de los hebreos de la esclavitud en el antiguo Egipto.

La fiesta se realiza entre los meses de marzo y abril, periodo en que según la Biblia los israelitas emprendieron el éxodo hacia la tierra prometida bajo la guía de Moisés. En el ritual se acostumbra la ingesta de cordero –como símbolo del sacrificio de este animal para salvar a los judíos de la última plaga que mandó Dios a los egipcios–, y se come pan ácimo (sin levadura) en remembranza de aquél día en que el pueblo israelita estaba tan apurado en huir de su esclavitud, que la masa que llevaron consigo no tuvo el suficiente tiempo para fermentar.

Las hierbas amargas (a menudo rábanos o lechugas) representan la amargura de la esclavitud, y el apio sumergido en vinagre, las lágrimas de los israelitas esclavizados.

La Pascua–o Pésaj, en hebreo–es celebrada también por los cristianos, quienes más allá del éxodo, rememoran la Pasión y Resurrección de Jesucristo como “cordero de Dios” que “salva al hombre del pecado”; de ahí que en la pintura de Da Vinci no se observe carne de este animal entre los alimentos.

Aunque la cena pascual hebrea es una celebración que coincide con la Pascua cristiana, pocos la conocen en la comunidad judeocristiana mexicana; situación que ha motivado a instituciones como el Museo de Arte Sacro, a mostrar los aspectos culturales y espirituales de este ritual.

Como cada año, el recinto abrió sus puertas para hacer partícipe al público de esta experiencia que solo organizan una vez al año, y bajo la guia del vicario general de la Diócesis de Querétaro, José Martín Lara Becerril.

Foto: Donna Oliveros | Diario de Querétaro

Llamada también seder (orden), la cena consiste en un ritual de tres horas en el que se lee una Haggadah (narración del exilio de los hebreos y explicación del Pésaj), y se degusta cordero, hierbas amargas, pan ácimo, haroset (pasta dulce, hecha de manzanas, vino y nueces o frutos secos) y vino.

Antes de iniciar, a los invitados se les entrega una guía con el Ritual para la cena pascual hebrea, que se lee a la usanza judía, de derecha a izquierda.

Ritual para hacer comunidad

De acuerdo con el periodista Víctor Vázquez, la celebración de esta cena tiene dos momentos importantes: Haggadah (narración o discurso, en hebreo), compuesta por la narración del éxodo, y el Matzoh, en la que los panes ácimos son los protagonistas como símbolo del “sufrimiento y de la miseria con que el pueblo (judío) se alimentó”, detalla el texto guía.

"La celebración de la Pascua Hebrea es un rito poco conocido en el mundo católico; sin embargo, es una excelente catequesis que ayuda a preparar la Pascua Cristiana, y a disponer el corazón para una vivencia plena de este acontecimiento”, sostiene Martín Lara Becerril.

El Haggadah, a su vez, se compone de 14 momentos, ellos son:

  • Kadesh- Rito de luz y bendición sobre la primera copa de vino. Bendición sobre las ofrendas.
  • Urehas- Lavado de manos por parte del presidente.
  • Karpas- Un pedazo de apio rebanado que es mojado en vinagre, en jugo de limón o en agua salada y después se come.
  • Yahas- Se divide a la mitad el segundo pan ázimo; una mitad se queda junto con los otros ázimos y la otra mitad se esconde y se come después de la cena.
  • Maggid- Narración, en la recitación de Haggadah.
  • Rajats- Lavado de manos por parte de todos los participantes.
  • Motsi o Matzah- Bendición de los ácimos: se distribuye un pedazo del segundo para todos los comensales y se comen los dos pedazos juntos.
  • Maror- Hierbas amargas. Se moja una hoja de lechuga en el haroset y se come.
  • Korek- Un poco de hierba amarga con un pedazo del tercer ácimo son sumergidos en el haroset y se comen juntos.
  • Sulhan orek- Cena normal.
  • Sufun- Bendición por la comida que ha realizado y por la tercera compa de vino. Se abre la puerta.
  • Hallel- Alabanza. Se bendice la cuarta copa de vino. Se leen los Salmos de Aleluya y al final se bebe la cuarta copa de vino.
  • Nirsah- Aceptación. Conclusión mientras que elementos de la ofrenda tienen su propósito particular.
  • Tres matzot- El pan ácimo representa el pan de la miseria de la debilidad, de la impotencia como recuerdo de la esclavitud en Egipto.
  • Zeroa- Un pedazo de pierna de cordero rostizado representa el “brazo fuerte” con el que Dios sacó a su pueblo de Egipto, y representa con el hueso del cordero en recuerdo del animal sacrificado en el templo.
  • Betza- Huevo cocido como recuerdo de la ofrenda que tenía lugar en cada fiesta, símbolo de la eternidad de la vida, sin principio ni fin. Todo procede del huevo, lo cual simboliza la regeneración de la primavera y se ofrendaba la noche de Pascua en el Templo.
  • La copa mayor- En ofrenda a Elías, que se encuentra presente siempre en las fiestas hebreas y que de un momento a otro llegará portando la “Buena noticia” de la llegada del Mesías.
  • Haroset- Mezcla de manzanas, nuez o almendras, miel y un poco de vino y canela. La mezcla representa la arcilla que usaban los esclavos hebreos para la construcción de las pirámides y edificaciones del faraón.
  • Maror- Hierbas amargas: rábanos, lechugas, apio, etc. Representan el sufrimiento de los esclavos en Egipto; además, posiblemente simbolicen algunas plantas del desierto que pudieron ser comidas como ensaladas en el tiempo de sufrimiento.
  • Agua salada, vinagre o jugo de limón- Significa el recuerdo del paso al Mar Rojo, así como la amargura del agua del mar o de la esclavitud.
  • Las cuatro copas- Son simbólicas, indican la liberación de la esclavitud por medio de cuatro términos: a) los haré salir; b) los salvaré; c) los liberaré; d) los tomaré en posesión. Y en la quinta copa que es la que corresponde al profeta Elías, indica una liberación mesiánica; es decir, por esta salvación los llevaré al país.
  • Los cuatro pequeños- Que preguntan el sentido de esta celebración, representan todos los hombres que buscan a Dios.

➡️ Si quieres recibir las noticias en tu Whatsapp, envía la palabra ALTA

Además de conmemorar la liberación de los hebreos de la esclavitud Egipto, la Cena Pascual hebrea honra la fuerza, esperanza y triunfo sobre la adversidad de este pueblo. Además, hace del fuego, el cordero y el pan elementos fundamentales para hacer comunidad.


Local

Piden a dirigentes municipales aprender la lección electoral

Inician trabajos internos y proceso de reflexión del pasado proceso electoral del 2 de junio

Deportes

Atletas queretanos debutan en Juegos Olímpicos el 29 de julio

Los representantes de nuestra entidad, buscarán colgarse una medalla en París 2024

Local

Historias peregrinas | Su fe en la Virgen le salvó el matrimonio

María de Jesús caminó 14 años antes de la pandemia y ahora retoma la tradición con más fe

Local

Sale peregrinación de mujeres desde Querétaro al Tepeyac

La mañana de este sábado tomaron camino a la Carretera 57, escoltadas por oficiales de la Policía Municipal y de la Policía Estatal

Local

Bajan 16% casos de acoso: SESNSP

Penas por este delito van desde uno a tres años de prisión

Teatro

“Peter pan” llega hoy a Plaza Fundadores con teatro aéreo

El cielo será escenario de este relato fantástico en el que podremos ver una nave pirata cruzando el espacio aéreo para raptar a Campanilla