/ domingo 12 de enero de 2020

Por el rescate de los bordados tradicionales de El Pueblito

Doña Manuela trabaja para preservar esta técnica a través de talleres que se imparten en "La Casa de las Artesanías"

El punto de cruz, una de las técnicas de bordado más antiguas y que es característica de las artesanas en El Pueblito actualmente está en desuso, es por eso que Manuela Villanueva Guerrero se dedica a difundir a las nuevas generaciones, sus conocimientos sobre el tema en "La Casa de las Artesanías" para preservar esta tradición.

Originaria de El Pueblito, es una de las pocas personas que sigue realizando este tipo de bordado que se volvió característico de la entidad, ya que era el que acostumbraban las mujeres para adornar su vestimenta diaria y que actualmente se encuentra en desuso, lo cual ha propiciado que ya no dediquen tiempo a esta laboriosa actividad.

“Manuelita”, como es conocida entre los habitantes, aprendió desde los trece años a bordar, y ahora da clases en “La Casa de las Artesanías”, frente al Santuario de la Virgen de El Pueblito, donde todos los días se presenta para seguir enseñando a sus alumnas esta técnica que dice “ya no muchas quieren hacer”.

“Yo me acuerdo cuando era chiquilla, veía que las viejitas hacían sus ‘naguitas’ de punto de cruz, para usar abajo de su falda de concha, (la falda normal), y la señora que me enseñó ya estaba muy viejita, se llamaba Matilde, me dijo que me iba a enseñar a hacer todo eso para que ya los hiciera yo”, recuerda.

Este bordado se utilizaba como adorno para ropa, servilletas para las tortillas de las fiestas, y como una forma de mostrar su destreza con la complejidad de los diseños que se hacían sin un patrón o una guía para realizarlos; sin embargo, en la actualidad debido a lo laborioso de su realización, pocas personas son quienes siguen desarrollando esta actividad, ya que aseguran no muchas personas quieren pagar lo justo por ese trabajo artesanal

Doña Manuela hace algunos años también comenzó a realizar muñecas con el traje tradicional de El Pueblito con el bordado de punto de cruz, de la cual dice no poder hacer muchas, ya que es un trabajo artesanal que requiere mucho tiempo por la complejidad de los bordados que se hacen a una escala mucho menor de lo habitual, y al dedicarse únicamente ella a la producción de estas, solo las hace sobre pedido o para algunos concursos de muñecas.

El punto de cruz, una de las técnicas de bordado más antiguas y que es característica de las artesanas en El Pueblito actualmente está en desuso, es por eso que Manuela Villanueva Guerrero se dedica a difundir a las nuevas generaciones, sus conocimientos sobre el tema en "La Casa de las Artesanías" para preservar esta tradición.

Originaria de El Pueblito, es una de las pocas personas que sigue realizando este tipo de bordado que se volvió característico de la entidad, ya que era el que acostumbraban las mujeres para adornar su vestimenta diaria y que actualmente se encuentra en desuso, lo cual ha propiciado que ya no dediquen tiempo a esta laboriosa actividad.

“Manuelita”, como es conocida entre los habitantes, aprendió desde los trece años a bordar, y ahora da clases en “La Casa de las Artesanías”, frente al Santuario de la Virgen de El Pueblito, donde todos los días se presenta para seguir enseñando a sus alumnas esta técnica que dice “ya no muchas quieren hacer”.

“Yo me acuerdo cuando era chiquilla, veía que las viejitas hacían sus ‘naguitas’ de punto de cruz, para usar abajo de su falda de concha, (la falda normal), y la señora que me enseñó ya estaba muy viejita, se llamaba Matilde, me dijo que me iba a enseñar a hacer todo eso para que ya los hiciera yo”, recuerda.

Este bordado se utilizaba como adorno para ropa, servilletas para las tortillas de las fiestas, y como una forma de mostrar su destreza con la complejidad de los diseños que se hacían sin un patrón o una guía para realizarlos; sin embargo, en la actualidad debido a lo laborioso de su realización, pocas personas son quienes siguen desarrollando esta actividad, ya que aseguran no muchas personas quieren pagar lo justo por ese trabajo artesanal

Doña Manuela hace algunos años también comenzó a realizar muñecas con el traje tradicional de El Pueblito con el bordado de punto de cruz, de la cual dice no poder hacer muchas, ya que es un trabajo artesanal que requiere mucho tiempo por la complejidad de los bordados que se hacen a una escala mucho menor de lo habitual, y al dedicarse únicamente ella a la producción de estas, solo las hace sobre pedido o para algunos concursos de muñecas.

Local

Comienza UAQ pruebas en animales de vacuna anti SARS-Cov 2

Se prevé que la fase preclínica dure aproximadamente tres meses, entre el inicio de la inoculación del antígeno y la evaluación de los resultados para garantizar su inocuidad y efectividad

Local

CNDH sí exhortó a aprobar bodas gay

Desde el año pasado, la DDH hizo un exhorto a la Legislatura local, al igual que la Universidad Autónoma de Querétaro para que se legisle al respecto

Local

También en seguridad privada hay caída

A partir de la pandemia por Covid-19 la demanda de servicios por parte del comercio como la industria se ha disminuido en 5%.

Local

Querétaro registra ocho mil 671 casos de Covid-19

Se dieron de alta sanitaria a 58 pacientes con lo que suman 7 mil 84

Policiaca

Se suicida un hombre en Ciudad del Sol

Terminó con su vida, al lesionarse en varias ocasiones con un arma punzo cortante en los brazos

Sociedad

México supera los 700 mil casos por Covid-19

Se registraron 2 mil 917 nuevos contagios y 204 nuevos decesos en las últimas 24 horas

Teatro

Levanta el telón Teatro de la Ciudad Esperanza Iris

Será el próximo 3 de octubre cuando el teatro reabra tras seis meses cerrado

Aderezo

Historia y receta del café de olla, una tradición prehispánica

Una bebida imprescindible en los pueblitos y en las fiestas tradicionales; además, cae muy bien en temporada de lluvia

Doble Vía

Sugerencias para comprar ropa en línea

Ante el auge del comercio online, te compartimos recomendaciones para que la experiencia sea más grata