/ miércoles 20 de marzo de 2024

Hamlet según Cantinflas: La Fábrica lleva el cantinfleo shakesperiano a escena

Alonso Barrera, director y dramaturgo de la obra Ser o no ser… ¡Ahí está el detalle!, solicitó permiso a Tita Marbez, quien posee los derechos de Cantinflas, para realizar este homenaje a uno de los personajes más icónicos de la época del Cine de Oro Mexicano


El teatro tiene la bella particularidad de que nos permite enamorarnos de nuestras historias favoritas una y otra vez, sin que estas pierdan el factor sorpresa de la primera vez. Cada visita a los recintos garantiza una experiencia única, lo que incita a los amantes de este arte a sentirse atraídos fin de semana tras fin de semana.

Y la fascinación no solo recae en la belleza de enamorarte una y otra vez de los clásicos; sino también en la posibilidad de redescubrirlos con las propuestas innovadoras que cada director aporta. Particularmente en esta ocasión Alonso Barrera, dramaturgo y director de La Fábrica Teatro, convoca al público queretano a descubrir nuevamente un clásico shakespeariano bajo la mirada y narración de Cantinflas, el emblemático personaje de Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes.

Se trata de Ser o no ser, ahí está el detalle, un proyecto escénico que combina la dramaturgia de William Shakespeare con el léxico de una película protagonizada por Mario Moreno.

La obra cuenta con las actuaciones de Manuel Naredo y Leo Kosta como Claudio; Rommina Reynoso como Ofelia; Brenda Santiago como Gertrudis; Christian Lugo como Polonio; Pedro Morales como Horacio; Bony Barrera como Rosencrantz Francisco; Josúe García como Guildestern y Bernardo; David Rendón como Laertes y Arlequín; y en el papel protagónico, el imitador de Mario Moreno, José Veláiz, dándole vida a Hamlet.

Ser o no ser, ahí está el detalle no solo es una propuesta escénica innovadora y poco usual, sino que la anécdota de cómo nació el proyecto merece su propio momento bajo el reflector. “[Esta historia] tiene un caminar muy muy largo. Hace dos años estaba manejando por la Ciudad de México con mi familia, y en un crucero nos encontramos a José Veláiz trabajando. Este encuentro fue para mí como una visión de Cantinflas, frente a mis ojos estaba este chico que hablaba, actuaba y se veía igual al icónico personaje. En ese momento nació en mí la inquietud de trabajar con él, ¿en qué? No tenía la menor idea, pero ya lo había decidido, quería a José Veláiz en mi teatro”, expresó el director en entrevista con este periódico.

“Entonces un día me encontraba platicando con alguien sobre cómo sería Hamlet contextualizado en México, a lo que yo dije la frase: ‘ser o no ser…ahí está el detalle’ y justo en ese instante fue que se conectaron las dos cosas. Siento que luego el cerebro va cocinando a fuego lento las ideas hasta que finalmente es momento de que cobre sentido. Para mí ya estaba decidido el proyecto, con José necesitaba hacer a un Cantinflas como Hamlet”, agregó el director.

Foto: Hugo Arciniega / Diario de Querétaro

Un año y medio después de aquel primer encuentro, el dramaturgo intentó encontrar al imitador sin mucho éxito. Visitó aquél crucero en varias ocasiones, y el artista callejero no aparecía por ningún lado.

Fue a través de un reportaje que le hicieron a José Veláiz para un canal de televisión en la Ciudad de México, que Barrera por fin dio con su nombre y con contactos en común en las redes sociales.

“Total, me pasaron su contacto de teléfono, le escribo y le eché todo un rollo enorme, explicándole de ‘oye, me encantaría hacer un Hamlet contigo, somos una compañía de teatro de Querétaro y esta es nuestra propuesta’, y entonces me pone en su respuesta: ‘muy bien chato’. No, no, no, José es alguien sumamente especial”, aseveró el director.

Para la realización de esta obra de teatro, Alonso Barrera tuvo que presentarle el proyecto a Tita Marbez, esposa del difunto Mario Arturo Moreno Ivanova –hijo de Mario Moreno–, puesto que ella posee actualmente los derechos de autor sobre el personaje. De acuerdo con el director, la propuesta fue del agrado de la heredera universal de la marca Cantinflas y sin ponerles tantos ‘peros’, accedió a permitirle a La Fábrica Teatro trabajar con el universo creado por Mario Moreno en este cantinfleo shakesperiano.

Pese a que el giro cómico es la aparición de Cantinflas en escena, la obra posee la esencia narrativa y riqueza de lenguaje como toda obra de William Shakespeare, solo con un toque de la esencia y picardía mexicana. “Yo no quería que fuera una versión embarrada de Hamlet, no. Yo quería trabajar escena por escena la historia de Hamlet con su propio giro al final”, señaló Barrera.

Foto: Hugo Arciniega / Diario de Querétaro

El barrendero del mal humor

José Veláiz tiene aproximadamente 10 años imitando al personaje de Cantinflas en honor a Mario Moreno, y describe su labor como la de un barrendero. “Yo trabajo en un crucero como barrendero y mi finalidad es barrer el mal humor de la Ciudad de México con mi trabajo de imitación”, expresa José Veláiz.

Ser o no ser, ahí está el detalle es el primero que Veláiz asume sobre los escenarios y para él ha sido todo un desafío afrontar esta nueva experiencia. “Es todo un honor para mí el tener la oportunidad de trabajar con los grandes talentos de La Fábrica. No soy actor, pero hago mi mayor esfuerzo para dar lo mejor de mí. Este proyecto me llenó mucho de emoción porque era un homenaje a Don Mario Moreno, y yo iba a tener la oportunidad de encabezarlo. Así que me dije a mí mismo que esta era una oportunidad que me daba la vida, y tenía que aprovecharla”, agregó.

➡️ Únete al canal de Diario de Querétaro en WhatsApp para no perderte la información más importante

Para el imitador, el mayor legado que dejó Mario Moreno a la sociedad mexicana fue la cantinfleada. “Siempre vamos a cantinflear y al final de cuenta decimos la verdad, pero a veces como que enredamos las cosas para que la gente no sienta de forma tan directa lo que les queremos decir”, explicó.

Podrán ver la forma que José Veláiz –o Cantinflas– se roba el reflector y las carcajadas los viernes y sábados de aquí hasta mayo. La cita para todas las funciones es a las 21:00 horas. Las entradas generales tienen un precio de 300 pesos, mientras que para grupos de cuatro o más personas, cada entrada tiene un costo de 250 pesos. Sin embargo, el director Alonso Barrera señaló que los lectores del DIARIO DE QUERÉTARO que hayan leído esta nota y la mencionen al apartar sus boletos, se llevarán un precio especial. Todos los accesos se reservan al 442 325 8829 o al 442 779 3977, también a través de su Facebook o Instagram.

Foto: Hugo Arciniega / Diario de Querétaro


El teatro tiene la bella particularidad de que nos permite enamorarnos de nuestras historias favoritas una y otra vez, sin que estas pierdan el factor sorpresa de la primera vez. Cada visita a los recintos garantiza una experiencia única, lo que incita a los amantes de este arte a sentirse atraídos fin de semana tras fin de semana.

Y la fascinación no solo recae en la belleza de enamorarte una y otra vez de los clásicos; sino también en la posibilidad de redescubrirlos con las propuestas innovadoras que cada director aporta. Particularmente en esta ocasión Alonso Barrera, dramaturgo y director de La Fábrica Teatro, convoca al público queretano a descubrir nuevamente un clásico shakespeariano bajo la mirada y narración de Cantinflas, el emblemático personaje de Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes.

Se trata de Ser o no ser, ahí está el detalle, un proyecto escénico que combina la dramaturgia de William Shakespeare con el léxico de una película protagonizada por Mario Moreno.

La obra cuenta con las actuaciones de Manuel Naredo y Leo Kosta como Claudio; Rommina Reynoso como Ofelia; Brenda Santiago como Gertrudis; Christian Lugo como Polonio; Pedro Morales como Horacio; Bony Barrera como Rosencrantz Francisco; Josúe García como Guildestern y Bernardo; David Rendón como Laertes y Arlequín; y en el papel protagónico, el imitador de Mario Moreno, José Veláiz, dándole vida a Hamlet.

Ser o no ser, ahí está el detalle no solo es una propuesta escénica innovadora y poco usual, sino que la anécdota de cómo nació el proyecto merece su propio momento bajo el reflector. “[Esta historia] tiene un caminar muy muy largo. Hace dos años estaba manejando por la Ciudad de México con mi familia, y en un crucero nos encontramos a José Veláiz trabajando. Este encuentro fue para mí como una visión de Cantinflas, frente a mis ojos estaba este chico que hablaba, actuaba y se veía igual al icónico personaje. En ese momento nació en mí la inquietud de trabajar con él, ¿en qué? No tenía la menor idea, pero ya lo había decidido, quería a José Veláiz en mi teatro”, expresó el director en entrevista con este periódico.

“Entonces un día me encontraba platicando con alguien sobre cómo sería Hamlet contextualizado en México, a lo que yo dije la frase: ‘ser o no ser…ahí está el detalle’ y justo en ese instante fue que se conectaron las dos cosas. Siento que luego el cerebro va cocinando a fuego lento las ideas hasta que finalmente es momento de que cobre sentido. Para mí ya estaba decidido el proyecto, con José necesitaba hacer a un Cantinflas como Hamlet”, agregó el director.

Foto: Hugo Arciniega / Diario de Querétaro

Un año y medio después de aquel primer encuentro, el dramaturgo intentó encontrar al imitador sin mucho éxito. Visitó aquél crucero en varias ocasiones, y el artista callejero no aparecía por ningún lado.

Fue a través de un reportaje que le hicieron a José Veláiz para un canal de televisión en la Ciudad de México, que Barrera por fin dio con su nombre y con contactos en común en las redes sociales.

“Total, me pasaron su contacto de teléfono, le escribo y le eché todo un rollo enorme, explicándole de ‘oye, me encantaría hacer un Hamlet contigo, somos una compañía de teatro de Querétaro y esta es nuestra propuesta’, y entonces me pone en su respuesta: ‘muy bien chato’. No, no, no, José es alguien sumamente especial”, aseveró el director.

Para la realización de esta obra de teatro, Alonso Barrera tuvo que presentarle el proyecto a Tita Marbez, esposa del difunto Mario Arturo Moreno Ivanova –hijo de Mario Moreno–, puesto que ella posee actualmente los derechos de autor sobre el personaje. De acuerdo con el director, la propuesta fue del agrado de la heredera universal de la marca Cantinflas y sin ponerles tantos ‘peros’, accedió a permitirle a La Fábrica Teatro trabajar con el universo creado por Mario Moreno en este cantinfleo shakesperiano.

Pese a que el giro cómico es la aparición de Cantinflas en escena, la obra posee la esencia narrativa y riqueza de lenguaje como toda obra de William Shakespeare, solo con un toque de la esencia y picardía mexicana. “Yo no quería que fuera una versión embarrada de Hamlet, no. Yo quería trabajar escena por escena la historia de Hamlet con su propio giro al final”, señaló Barrera.

Foto: Hugo Arciniega / Diario de Querétaro

El barrendero del mal humor

José Veláiz tiene aproximadamente 10 años imitando al personaje de Cantinflas en honor a Mario Moreno, y describe su labor como la de un barrendero. “Yo trabajo en un crucero como barrendero y mi finalidad es barrer el mal humor de la Ciudad de México con mi trabajo de imitación”, expresa José Veláiz.

Ser o no ser, ahí está el detalle es el primero que Veláiz asume sobre los escenarios y para él ha sido todo un desafío afrontar esta nueva experiencia. “Es todo un honor para mí el tener la oportunidad de trabajar con los grandes talentos de La Fábrica. No soy actor, pero hago mi mayor esfuerzo para dar lo mejor de mí. Este proyecto me llenó mucho de emoción porque era un homenaje a Don Mario Moreno, y yo iba a tener la oportunidad de encabezarlo. Así que me dije a mí mismo que esta era una oportunidad que me daba la vida, y tenía que aprovecharla”, agregó.

➡️ Únete al canal de Diario de Querétaro en WhatsApp para no perderte la información más importante

Para el imitador, el mayor legado que dejó Mario Moreno a la sociedad mexicana fue la cantinfleada. “Siempre vamos a cantinflear y al final de cuenta decimos la verdad, pero a veces como que enredamos las cosas para que la gente no sienta de forma tan directa lo que les queremos decir”, explicó.

Podrán ver la forma que José Veláiz –o Cantinflas– se roba el reflector y las carcajadas los viernes y sábados de aquí hasta mayo. La cita para todas las funciones es a las 21:00 horas. Las entradas generales tienen un precio de 300 pesos, mientras que para grupos de cuatro o más personas, cada entrada tiene un costo de 250 pesos. Sin embargo, el director Alonso Barrera señaló que los lectores del DIARIO DE QUERÉTARO que hayan leído esta nota y la mencionen al apartar sus boletos, se llevarán un precio especial. Todos los accesos se reservan al 442 325 8829 o al 442 779 3977, también a través de su Facebook o Instagram.

Foto: Hugo Arciniega / Diario de Querétaro

Local

Arredondo dice que sí podría dejar la dirigencia del PRI

Tras señalamientos de priistas de que debe dejar la dirigencia del tricolor una vez que rinda protesta como diputada federal

Local

Celebran aniversario 96 de creación de Policía Federal de Caminos

Oficiales en retiro constituyen una asociación para mantener "viva" la institución

Local

Autoridades del CBTIS 118 se pronuncian ante el presunto fraude 

Eduardo Ortega, director del plantel escribió un post desde su página oficial en Facebook para fijar la postura del centro educativo 

Local

Promueven una tenencia responsable de mascotas, en El Marqués

Propietarios tuvieron la oportunidad de resolver dudas y recibir orientación sobre el manejo adecuado de sus animales

Cine

¡No te quedes fuera del concurso de pitching de DOQUMENTA!

La convocatoria del concurso está dirigido a creadores de cine originarios o residentes de Querétaro y estará abierta hasta el 15 de julio

Policiaca

Conductor lesionado tras choque en la 500

Un camión de transporte de personal se vio involucrado en el percance y también presentó daños