/ miércoles 1 de julio de 2020

Vuelta a la naturaleza

Vitral

El camino a seguir no puede ser solamente el de darle vueltas y vueltas para ver qué fármaco se encuentra o qué vacuna ayuda a salir del problema del Covid-19. Es lamentable que la opción médica preventiva no se impulse con toda la fuerza posible por parte de gobiernos y medios de comunicación. No basta sólo con mensajes aislados por ahí, perdidos entre la avalancha de información existente, debe ser una campaña a nivel de política de Estado en donde se informe a la población acerca de aspectos tan relevantes para la salud pública como la alimentación, el ejercicio, la relajación, el manejo de las emociones, el fortalecimiento del aparato inmunológico, respirar aire puro, caminar.

La cuestión de la alimentación es fundamental, dejar de comer comida chatarra, de beber refrescos, de consumir harinas refinadas y tanta carne, es básico para tener salud. Hay que promover con más fuerza la alimentación sana, las frutas, verduras y semillas. Es lamentable observar que en estas fechas, en que los niveles de fallecimientos y contagios por Covid-19 aumentan exponencialmente, vemos desfilar en las calles gente con enormes botellas de refresco y comida chatarra, y en las carnicerías largas filas para comprar carne. Si es lo que les gusta comer, cuando menos deberían reducirle en un porcentaje importante y con eso se ayudarían a ellos mismos, a la sociedad y al planeta. La Tierra se vería muy beneficiada, dado que el consumo de carne es de los factores que más provocan el calentamiento global.

Es el tiempo perfecto para repasar a los grandes maestros del naturismo. Ésta es una ciencia que observa, plantea una hipótesis, experimenta, comprueba y conforma un cuerpo teórico. El naturismo es un conocimiento que sólo se mueve tras bambalinas, sin reconocimiento oficial, y que para muchos sólo se trata de supercherías. Sin embargo, el naturismo está vivo y actuante en todo el mundo y de diferentes formas. Ahora, para enfrentar la pandemia, es tiempo de rescatarlo, estudiarlo, promoverlo y practicarlo a fondo. Sin duda, vendrá a ser una respuesta poderosa para enfrentar este problema.

El estudio del naturismo debe acometerse con seriedad, profundidad y profesionalismo, entendiendo que solamente uno mismo es responsable del cuidado de su salud y que sólo en la fuerza de la naturaleza que cada quien posea será posible el retorno a la salud. Se requiere de una visión histórica de la evolución de la medicina naturista, para ello hay que revisar la vida y planteamientos de los grandes naturópatas que han existido. Un libro, un clásico que nos ayudará a ello es el de La salud por la naturaleza de Rafael Lezaeta Pérez-Cotapos, hijo del eminente naturista Manuel Lezaeta Acharán, fundador de la Doctrina Térmica. Don Manuel también es autor de otro clásico del naturismo: La medicina natural al alcance de todos.

Tristemente, el ser humano parece haber olvidado de dónde viene y cuál es su origen. Venimos de la naturaleza, hemos evolucionado con ella, cada una de las células que componen nuestro cuerpo han sido diseñadas por la evolución. Sin embargo, nuestra mente se ha autoengañado pensando que somos un ente aparte, que podemos y debemos dominar y someter a la naturaleza a nuestro arbitrio. Es una equivocación mayúscula, y no comprendemos que nuestra salud o enfermedad están ligadas a qué tanto estamos apegados a lo natural, o qué tanto nos hemos alejado de ello. En cada paso que damos en falso, propiciamos la enfermedad, y creemos que es un especialista técnico el que nos va a devolver la salud perdida, sin entender que la salud se gesta cada día, cada hora, cada momento.

Es increíble e insólito que tantos millones de personas crean que pueden recuperar su salud con una pastilla, una inyección, una vacuna, una cirugía, como si la salud fuera una cosa mecánica que puede recuperarse componiendo un órgano dañado o mutilando el cuerpo. Se ha perdido la noción hipocrática de la unidad fundamental del organismo. No se puede conseguir la salud parcializando el cuerpo y atacando al órgano supuestamente enfermo. La salud es una cuestión orgánica integral. Ya lo señalaba Hipócrates: que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento.

Respecto al Covid-19 es absurdo y fraudulento hacer creer que en unos meses se tendrá el fármaco milagroso, la vacuna salvadora, para combatir la pandemia. Es tramposo hacerle creer a la gente que su salud cuelga de una pastilla o de una inyección, sin que tomen conciencia de que la salud se gesta a cada instante, y que comiendo de la manera en que se come, sumidos en atmósferas absolutamente contaminadas, expuestos a tantos químicos que degeneran en el cuerpo, y llevando una vida insana, encerrados en oficinas, sin apenas hacer ejercicio, sin recibir la luz del sol ni el aire fresco, se pueda estar sano. Se trata de un engaño colosal.

Cada quien afortunadamente está en su derecho de elegir la opción médica que más le convenza, pero, sin duda, es vital que cuanto antes la gente conozca y pueda discernir acerca de las propuestas que el naturismo tiene para vivir sano y seguro. Que en esa búsqueda adquieran las poderosas ideas del cuerpo teórico-conceptual que el naturismo brinda.

El naturismo se conforma de un caudal de conceptos nacidos de la naturaleza misma y de todas las relaciones del planeta tierra con el resto del cosmos. El naturismo te hace consciente de ello, y en la práctica enseña a respetar la vida, la naturaleza, los animales y a los seres humanos. La riqueza de sus conceptos está al alcance de todos, son asequibles, posibles, practicables, y transforman la vida total de quien los lleva a cabo. Transforman la mente, el cuerpo, el alma y el espíritu de quien los practica, y dan el conocimiento para saber que somos parte del todo, que nos debemos a él. Así, la vida social y personal del practicante queda transformada y llena de paz, tranquilidad, conciencia, salud, alegría y amor para enfrentar la pandemia o lo que venga. No hay nada mejor que el regreso a la vida natural y a las prácticas de la medicina naturista.

https://escritosdealfonsofrancotiscareno.blogspot.com

El camino a seguir no puede ser solamente el de darle vueltas y vueltas para ver qué fármaco se encuentra o qué vacuna ayuda a salir del problema del Covid-19. Es lamentable que la opción médica preventiva no se impulse con toda la fuerza posible por parte de gobiernos y medios de comunicación. No basta sólo con mensajes aislados por ahí, perdidos entre la avalancha de información existente, debe ser una campaña a nivel de política de Estado en donde se informe a la población acerca de aspectos tan relevantes para la salud pública como la alimentación, el ejercicio, la relajación, el manejo de las emociones, el fortalecimiento del aparato inmunológico, respirar aire puro, caminar.

La cuestión de la alimentación es fundamental, dejar de comer comida chatarra, de beber refrescos, de consumir harinas refinadas y tanta carne, es básico para tener salud. Hay que promover con más fuerza la alimentación sana, las frutas, verduras y semillas. Es lamentable observar que en estas fechas, en que los niveles de fallecimientos y contagios por Covid-19 aumentan exponencialmente, vemos desfilar en las calles gente con enormes botellas de refresco y comida chatarra, y en las carnicerías largas filas para comprar carne. Si es lo que les gusta comer, cuando menos deberían reducirle en un porcentaje importante y con eso se ayudarían a ellos mismos, a la sociedad y al planeta. La Tierra se vería muy beneficiada, dado que el consumo de carne es de los factores que más provocan el calentamiento global.

Es el tiempo perfecto para repasar a los grandes maestros del naturismo. Ésta es una ciencia que observa, plantea una hipótesis, experimenta, comprueba y conforma un cuerpo teórico. El naturismo es un conocimiento que sólo se mueve tras bambalinas, sin reconocimiento oficial, y que para muchos sólo se trata de supercherías. Sin embargo, el naturismo está vivo y actuante en todo el mundo y de diferentes formas. Ahora, para enfrentar la pandemia, es tiempo de rescatarlo, estudiarlo, promoverlo y practicarlo a fondo. Sin duda, vendrá a ser una respuesta poderosa para enfrentar este problema.

El estudio del naturismo debe acometerse con seriedad, profundidad y profesionalismo, entendiendo que solamente uno mismo es responsable del cuidado de su salud y que sólo en la fuerza de la naturaleza que cada quien posea será posible el retorno a la salud. Se requiere de una visión histórica de la evolución de la medicina naturista, para ello hay que revisar la vida y planteamientos de los grandes naturópatas que han existido. Un libro, un clásico que nos ayudará a ello es el de La salud por la naturaleza de Rafael Lezaeta Pérez-Cotapos, hijo del eminente naturista Manuel Lezaeta Acharán, fundador de la Doctrina Térmica. Don Manuel también es autor de otro clásico del naturismo: La medicina natural al alcance de todos.

Tristemente, el ser humano parece haber olvidado de dónde viene y cuál es su origen. Venimos de la naturaleza, hemos evolucionado con ella, cada una de las células que componen nuestro cuerpo han sido diseñadas por la evolución. Sin embargo, nuestra mente se ha autoengañado pensando que somos un ente aparte, que podemos y debemos dominar y someter a la naturaleza a nuestro arbitrio. Es una equivocación mayúscula, y no comprendemos que nuestra salud o enfermedad están ligadas a qué tanto estamos apegados a lo natural, o qué tanto nos hemos alejado de ello. En cada paso que damos en falso, propiciamos la enfermedad, y creemos que es un especialista técnico el que nos va a devolver la salud perdida, sin entender que la salud se gesta cada día, cada hora, cada momento.

Es increíble e insólito que tantos millones de personas crean que pueden recuperar su salud con una pastilla, una inyección, una vacuna, una cirugía, como si la salud fuera una cosa mecánica que puede recuperarse componiendo un órgano dañado o mutilando el cuerpo. Se ha perdido la noción hipocrática de la unidad fundamental del organismo. No se puede conseguir la salud parcializando el cuerpo y atacando al órgano supuestamente enfermo. La salud es una cuestión orgánica integral. Ya lo señalaba Hipócrates: que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento.

Respecto al Covid-19 es absurdo y fraudulento hacer creer que en unos meses se tendrá el fármaco milagroso, la vacuna salvadora, para combatir la pandemia. Es tramposo hacerle creer a la gente que su salud cuelga de una pastilla o de una inyección, sin que tomen conciencia de que la salud se gesta a cada instante, y que comiendo de la manera en que se come, sumidos en atmósferas absolutamente contaminadas, expuestos a tantos químicos que degeneran en el cuerpo, y llevando una vida insana, encerrados en oficinas, sin apenas hacer ejercicio, sin recibir la luz del sol ni el aire fresco, se pueda estar sano. Se trata de un engaño colosal.

Cada quien afortunadamente está en su derecho de elegir la opción médica que más le convenza, pero, sin duda, es vital que cuanto antes la gente conozca y pueda discernir acerca de las propuestas que el naturismo tiene para vivir sano y seguro. Que en esa búsqueda adquieran las poderosas ideas del cuerpo teórico-conceptual que el naturismo brinda.

El naturismo se conforma de un caudal de conceptos nacidos de la naturaleza misma y de todas las relaciones del planeta tierra con el resto del cosmos. El naturismo te hace consciente de ello, y en la práctica enseña a respetar la vida, la naturaleza, los animales y a los seres humanos. La riqueza de sus conceptos está al alcance de todos, son asequibles, posibles, practicables, y transforman la vida total de quien los lleva a cabo. Transforman la mente, el cuerpo, el alma y el espíritu de quien los practica, y dan el conocimiento para saber que somos parte del todo, que nos debemos a él. Así, la vida social y personal del practicante queda transformada y llena de paz, tranquilidad, conciencia, salud, alegría y amor para enfrentar la pandemia o lo que venga. No hay nada mejor que el regreso a la vida natural y a las prácticas de la medicina naturista.

https://escritosdealfonsofrancotiscareno.blogspot.com

Local

Obligatorio el uso de cubrebocas en la capital queretana

Aprueba el ayuntamiento las medidas de seguridad sanitarias remitidas por la Seseq, que contemplan las restricciones de honorarios, aforos y actividades

Local

Arranca segunda entrega de apoyo a usuarios de Qrobús

En esta ocasión será solo para personas adultas mayores y personas con discapacidad, ya que los estudiantes toman clases a distancia

Local

Sandra Albarrán con aroma a candidata

El dirigente estatal del PRI, aseguró que es un “gran activo” para el partido, aunque no reveló si será considerada como posible candidata al gobierno del estado

Local

Diputados analizan el paquete económico para el 2021

Será antes del 15 de diciembre, cuando los diputados locales aprueben el paquete económico para el 2021

Policiaca

Bomberos sofocan incendio en La Obrera

Vecinos alertaron a las autoridades, a través de una la línea de emergencias 911, acudiendo al lugar personal de Protección Civil y Bomberos de Querétaro

Mundo

Perú vive su momento más crítico en últimos 100 años

El nuevo presidente peruano Francisco Sagasti admitió que su país vive el momento más crítico en un siglo golpeado por una crisis política, la recesión y una devastadora pandemia

Gossip

Here Comes The Kraken ofrecerá concierto online y ¡te regalamos un acceso!

La banda de deathcore mexicano, Here Comes The Kraken, se unirá a los conciertos bajo el concepto de irrepetible, con el que ofrecerán un show “Desde el origen”

Ciencia

Telescopio Gaia entrega su tercer mapa

Gaia revelará un catálogo de más de 1.800 millones de objetos celestes de nuestra galaxia

Policiaca

Tiran a motociclista en el puente de Campo Militar

Aparatoso accidente se registró esta tarde, en la avenida Universidad y 5 de Febrero, entre un camión y un motociclista