/ miércoles 24 de enero de 2024

Se extiende ambulantaje en el Centro Histórico

Algunos buscan la manera de ser abordados por clientela en puntos concurridos


Cada vez son más los vendedores ambulantes que trabajan en el Centro de la ciudad, principalmente en la avenida Zaragoza, mientras que en lugares como el exterior de la Alameda y el Jardín Guerrero acuden jóvenes, hombres y mujeres, con la intención de solicitar apoyo para supuestas asociaciones civiles.

En un sondeo realizado con peatones, éstos comentaron que a unos vendedores los quitaron, porque estaban, incluso, en la puerta de la Alameda, pero que luego vuelven cuando no los ven los inspectores de Comercio.

“Se ponen a platicar con los guardias que están en la puerta, y con ese pretexto ponen ahí su mercancía, como congeladas o dulces”, dijo Lorena, quien argumentó que es su pasada de todos los días.

Mencionó que había ocasiones en que los vendedores obstruían el acceso a la Alameda Hidalgo, porque es donde pasa mucha gente, pero que ya se los prohibieron.

Otro peatón comentó que igual las personas son abordadas por quienes venden tarjetas con saldo para el celular. “Un señor usaba altavoz y hasta molestaba, pero ya lo quitaron. Se sentaba en una de las bancas que están afuera de la Alameda”.

Y es que a pesar de los operativos por parte de personal de Comercio, los vendedores ambulantes pasan por todos lados. “No nos dicen nada, solamente que nos quedemos en un lugar fijo”, indicó José Antonio, quien agregó que se dedica a vender artesanía que él mismo elabora en su casa.

Uno de los espacios en donde más se observa la propagación del ambulantaje es en el Jardín Zenea, en Zaragoza, como es el exterior de la Alameda, y sobre la calle peatonal Francisco I. Madero.

Un hombre que atiende una paletería sobre esa misma pasada, argumentó que por lo regular no se ven operativos por parte de los inspectores del Municipio, bajo el argumento de que eso da mala imagen ante el turismo.

“Cuando ven que se quedan un rato en un lugar fijo, solamente les dicen que se muevan a otro lado, que no pueden quedarse ahí”, aseguró.

➡️ Si quieres recibir las noticias en tu Whatsapp, envía la palabra ALTA

Otro sitio en donde se observa un aumento en la cantidad de vendedores ambulantes es sobre la calle Luis Pasteur, donde hacen parada los camiones que bajan de Constituyentes con dirección a Zaragoza.

Donde menos se nota la afluencia de los vendedores es en el Jardín Corregidora y de alguna manera más controlado en la Plaza de Armas.



Cada vez son más los vendedores ambulantes que trabajan en el Centro de la ciudad, principalmente en la avenida Zaragoza, mientras que en lugares como el exterior de la Alameda y el Jardín Guerrero acuden jóvenes, hombres y mujeres, con la intención de solicitar apoyo para supuestas asociaciones civiles.

En un sondeo realizado con peatones, éstos comentaron que a unos vendedores los quitaron, porque estaban, incluso, en la puerta de la Alameda, pero que luego vuelven cuando no los ven los inspectores de Comercio.

“Se ponen a platicar con los guardias que están en la puerta, y con ese pretexto ponen ahí su mercancía, como congeladas o dulces”, dijo Lorena, quien argumentó que es su pasada de todos los días.

Mencionó que había ocasiones en que los vendedores obstruían el acceso a la Alameda Hidalgo, porque es donde pasa mucha gente, pero que ya se los prohibieron.

Otro peatón comentó que igual las personas son abordadas por quienes venden tarjetas con saldo para el celular. “Un señor usaba altavoz y hasta molestaba, pero ya lo quitaron. Se sentaba en una de las bancas que están afuera de la Alameda”.

Y es que a pesar de los operativos por parte de personal de Comercio, los vendedores ambulantes pasan por todos lados. “No nos dicen nada, solamente que nos quedemos en un lugar fijo”, indicó José Antonio, quien agregó que se dedica a vender artesanía que él mismo elabora en su casa.

Uno de los espacios en donde más se observa la propagación del ambulantaje es en el Jardín Zenea, en Zaragoza, como es el exterior de la Alameda, y sobre la calle peatonal Francisco I. Madero.

Un hombre que atiende una paletería sobre esa misma pasada, argumentó que por lo regular no se ven operativos por parte de los inspectores del Municipio, bajo el argumento de que eso da mala imagen ante el turismo.

“Cuando ven que se quedan un rato en un lugar fijo, solamente les dicen que se muevan a otro lado, que no pueden quedarse ahí”, aseguró.

➡️ Si quieres recibir las noticias en tu Whatsapp, envía la palabra ALTA

Otro sitio en donde se observa un aumento en la cantidad de vendedores ambulantes es sobre la calle Luis Pasteur, donde hacen parada los camiones que bajan de Constituyentes con dirección a Zaragoza.

Donde menos se nota la afluencia de los vendedores es en el Jardín Corregidora y de alguna manera más controlado en la Plaza de Armas.


Local

Apoyará Kuri a deudos de migrantes queretanos fallecidos en Florida

Se les brinda asesoría sobre los trámites que deben hacer ante las autoridades mexicanas y estadounidenses para la repatriación de los cuerpos

Finanzas

Data Centers buscan ubicación e infraestructura

Optan por instalarse en el estado por el bajo riesgo en desastres naturales y el apoyo de gobierno del estado, asegura Consejo 

Local

Pagará UAQ 4 millones de pesos al año

Tras formalizar acuerdo histórico con la CEA, la rectora Silvia Amaya señaló que la tarifa anual por estudiante será de 110.78 pesos

Elecciones 2024

Ofrece Monsalvo mejor seguridad

Candidato se comprometió a mejorar los espacios deportivos y recreativos en el fraccionamiento

Local

Pronostican temporada “alentadora” de lluvias

Se prevé que lleguen el mes próximo y contribuyan a subir el nivel de presas y bordos

Finanzas

Conectará One Stop Group al centro-bajío

Empresa llegará en máximo 40 días para ofrecer sus servicios de logística integral