/ domingo 7 de noviembre de 2021

Primer ministro de Irak sale ileso de intento de asesinato con drones explosivos

Varios países, incluyendo Estados Unidos e Irán, condenaron el ataque, el primero de este tipo contra la residencia de Kazimi

El primer ministro de Irak, Mustafá al Kazimi, salió ileso de un intento de asesinato con drones explosivos contra su residencia en Bagdad en la madrugada del domingo, en una nueva escalada en la crisis política que atraviesa el país.

Varios países, incluyendo Estados Unidos e Irán, condenaron el ataque, el primero de este tipo contra la residencia de Kazimi, ubicada en la Zona Verde, un perímetro ultraprotegido que acoge también la embajada estadounidense.

El presidente estadounidense, Joe Biden, dijo sentirse "aliviado" al saber que el primer ministro "no resultó herido" y exigió que los autores del "ataque terrorista" sean juzgados.

El intento de asesinato contra el primer ministro iraquí fue llevado a cabo con "tres drones, dos de los cuales fueron derribados" por la guardia personal del primer ministro, indicaron dos fuentes de seguridad.

El tercero explotó su carga contra la residencia, hiriendo a dos guardaespaldas de Kazimi.

El ataque contra Kazimi, en el poder desde mayo de 2020, no fue reivindicado de inmediato. Kazimi pidió por Twitter poco después del ataque "calma y moderación de parte de todos, por el bien de Irak".

El presidente iraquí, Barham Saleh, denunció un "intento de derrocar el orden constitucional".

Irán llamó por su parte a "la vigilancia para descubrir los complots que amenazan la seguridad" en Irak, una alusión velada a Estados Unidos, cuyas relaciones con Teherán son muy tensas.

Países de la zona como Líbano, Siria, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudi, Jordania, Kuwait y la Liga Árabe también lo condenaron.

La misión de las Naciones Unidas en Irak condenó el ataque en "los términos más enérgicos", así como Francia, Reino Unido, la Unión Europea y la OTAN.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, condenó "enérgicamente" el ataque y pidió moderación.

- "Agresión cobarde" -

"Mi residencia ha sido blanco de una agresión cobarde. Estoy bien, gracias a Dios, así como quienes trabajan conmigo", declaró Kazimi en un corto video, en el que se le ve sentado en un escritorio.

En las fotos distribuidas por los servicios de Kazimi, se ve una puerta de madera y grabados tirados por el suelo, también las escaleras exteriores dañadas.

El influyente líder chiita Moqtada Sadr habló de un ataque "contra Irak y el pueblo iraquí".

Después del suceso, importantes fuerzas de seguridad se desplegaron en el interior y en los alrededores de la Zona Verde.

Las ofensivas contra la Zona Verde son recurrentes. El pasado domingo, tres cohetes estallaron en Mansur, un barrio cercano, sin causar heridos.

A menudo han tenido también como objetivo la embajada estadounidense. Los ataques con drones con bombas se han multiplicado en los últimos meses, especialmente contra los intereses estadounidenses, en Bagdad y Erbil.

- Tensión poselectoral -

El ataque contra Kazimi ocurre en un momento de tensión en Irak tras las elecciones legislativas del 10 de octubre y en plenas transacciones entre partidos en vistas a la formación de un gobierno.

La influyente coalición Hashd al Shaabi discute con vehemencia los resultados de esta votación, en la que su brazo político Alianza de la Conquista perdió numerosos escaños en el Parlamento, según resultados preliminares.

Los partidarios de esta coalición proiraní de antiguos grupos paramilitares ahora integrados en el Estado han iniciado protestas, con sentadas en las dos entradas de la Zona Verde.

Para Renad Mansur del centro de reflexión Chatham House, el ataque contra Kazimi está "relacionado con el proceso de formación del gobierno".

"Se ha vuelto una estrategia corriente para enviar advertencias a Kazimi y a Moqtada Sadr", dijo a la AFP.

La dirección de Hashd califica los comicios de "fraude" y "estafa". Pese a su hundimiento electoral, esta coalición seguirá siendo una influyente fuerza en el Parlamento.

Los resultados preliminares apuntan como ganador de las elecciones al líder chiita Moqtada Sadr, cuya corriente obtuvo más de 70 escaños de los 329 de la cámara.

El resultado definitivo de la votación debe publicarse en unas semanas.

El primer ministro de Irak, Mustafá al Kazimi, salió ileso de un intento de asesinato con drones explosivos contra su residencia en Bagdad en la madrugada del domingo, en una nueva escalada en la crisis política que atraviesa el país.

Varios países, incluyendo Estados Unidos e Irán, condenaron el ataque, el primero de este tipo contra la residencia de Kazimi, ubicada en la Zona Verde, un perímetro ultraprotegido que acoge también la embajada estadounidense.

El presidente estadounidense, Joe Biden, dijo sentirse "aliviado" al saber que el primer ministro "no resultó herido" y exigió que los autores del "ataque terrorista" sean juzgados.

El intento de asesinato contra el primer ministro iraquí fue llevado a cabo con "tres drones, dos de los cuales fueron derribados" por la guardia personal del primer ministro, indicaron dos fuentes de seguridad.

El tercero explotó su carga contra la residencia, hiriendo a dos guardaespaldas de Kazimi.

El ataque contra Kazimi, en el poder desde mayo de 2020, no fue reivindicado de inmediato. Kazimi pidió por Twitter poco después del ataque "calma y moderación de parte de todos, por el bien de Irak".

El presidente iraquí, Barham Saleh, denunció un "intento de derrocar el orden constitucional".

Irán llamó por su parte a "la vigilancia para descubrir los complots que amenazan la seguridad" en Irak, una alusión velada a Estados Unidos, cuyas relaciones con Teherán son muy tensas.

Países de la zona como Líbano, Siria, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudi, Jordania, Kuwait y la Liga Árabe también lo condenaron.

La misión de las Naciones Unidas en Irak condenó el ataque en "los términos más enérgicos", así como Francia, Reino Unido, la Unión Europea y la OTAN.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, condenó "enérgicamente" el ataque y pidió moderación.

- "Agresión cobarde" -

"Mi residencia ha sido blanco de una agresión cobarde. Estoy bien, gracias a Dios, así como quienes trabajan conmigo", declaró Kazimi en un corto video, en el que se le ve sentado en un escritorio.

En las fotos distribuidas por los servicios de Kazimi, se ve una puerta de madera y grabados tirados por el suelo, también las escaleras exteriores dañadas.

El influyente líder chiita Moqtada Sadr habló de un ataque "contra Irak y el pueblo iraquí".

Después del suceso, importantes fuerzas de seguridad se desplegaron en el interior y en los alrededores de la Zona Verde.

Las ofensivas contra la Zona Verde son recurrentes. El pasado domingo, tres cohetes estallaron en Mansur, un barrio cercano, sin causar heridos.

A menudo han tenido también como objetivo la embajada estadounidense. Los ataques con drones con bombas se han multiplicado en los últimos meses, especialmente contra los intereses estadounidenses, en Bagdad y Erbil.

- Tensión poselectoral -

El ataque contra Kazimi ocurre en un momento de tensión en Irak tras las elecciones legislativas del 10 de octubre y en plenas transacciones entre partidos en vistas a la formación de un gobierno.

La influyente coalición Hashd al Shaabi discute con vehemencia los resultados de esta votación, en la que su brazo político Alianza de la Conquista perdió numerosos escaños en el Parlamento, según resultados preliminares.

Los partidarios de esta coalición proiraní de antiguos grupos paramilitares ahora integrados en el Estado han iniciado protestas, con sentadas en las dos entradas de la Zona Verde.

Para Renad Mansur del centro de reflexión Chatham House, el ataque contra Kazimi está "relacionado con el proceso de formación del gobierno".

"Se ha vuelto una estrategia corriente para enviar advertencias a Kazimi y a Moqtada Sadr", dijo a la AFP.

La dirección de Hashd califica los comicios de "fraude" y "estafa". Pese a su hundimiento electoral, esta coalición seguirá siendo una influyente fuerza en el Parlamento.

Los resultados preliminares apuntan como ganador de las elecciones al líder chiita Moqtada Sadr, cuya corriente obtuvo más de 70 escaños de los 329 de la cámara.

El resultado definitivo de la votación debe publicarse en unas semanas.

Local

Al 100% de capacidad presa derivadora del Acueducto II

Garantizan un suministro constante de agua potable para la ciudad de Querétaro y la zona metropolitana

Local

Vecinos de Loma Dorada rechazan uso de suelo del 2018

Otra protesta por la gestión de Marcos Aguilar; el último día autorizó a la familia Cuanalo una torre de 48 metros 

Local

Diócesis de Querétaro catalogará obras de los templos

Buscan actuar de modo más eficiente luego de que sustrajeron la campaña de la colonia Insurgentes

Local

Van 67 casos positivos de dengue en Querétaro

Se han ejecutado acciones de control larvario al colocar abate en 27 mil 49 casas y 73 mil 398 depósitos

Local

Ofrecen Icateq, Cecati e Instituto de Artes y Oficios talleres para emprender

Buscan difundir la oferta con la que cuentan las instituciones de formación para el trabajo

Local

Historias peregrinas | Claudia Adriana cuida sus pies con 10 pares de tenis 

"Mientras esté el pie a gusto y sin ninguna ampolla todo está bien", mencionó Claudia, quien compartió que tiene 23 años de peregrinar