/ viernes 3 de junio de 2022

Artivismo radical y teoría encarnada contra la homofobia

Lechedevirgen Trimegisto lleva la política anal al performance

Durante siglos, lo anal ha encarnado los tabúes de las sociedades occidentales, se le ha relacionado con lo prohibido, lo indecente y lo diabólico, y las prácticas, cuerpos e identidades que han girado alrededor de ello han sido siempre estigmatizadas.

Es por esta razón que Lechedevirgen Trimegisto ha creado Anal revamp, un nuevo perfomance con el que busca narrar toda una historia de lo anal que no ha sido contada, y hacer frente a la homofobia desde nuevas narrativas de disidencia sexual.

Anal revamp se presentará hoy, a las 20:00 horas, en el Museo de la Ciudad. La entrada es completamente gratuita.

“Voy a hacer una revisión de diferentes momentos históricos donde el ano ha protagonizado bastantes cuestiones problemáticas”, adelanta el artista. En el relato, articula conceptos como el osculum infame, un beso negro con el que las brujas sellaban su pacto con el demonio; el pecado nefando, que condenaba la sodomía como un acto contranatural solo comparable al bestialismo, y los enemas rituales, “que eran utilizados por los mayas en tiempos prehispánicos, usando por ejemplo pulque y otras sustancias alucinógenas. Hay toda una historia de lo anal que no ha sido contada y que permanece en tabú y es lo que estoy recuperando para este trabajo”, asevera.

Asimismo, el proyecto retoma aportaciones de autores como Paul B. Preciado (Terror Anal: apuntes sobre los primeros días de la revolución sexual, 2009); Sejo Carrascosa y Javier Sáez (Por el Culo: Políticas Anales, 2011) y Paco Vidarte (Ética Marica: Proclamas libertarias para una militancia LGTBQ, 2007), mismas que el artista encarna y lleva al público través de un desdoblamiento en escena.

“Vamos a jugar con ese imaginario de lo prohibido, de lo que está oculto (…) Lo que hice fue articular lo que se ha escrito sobre esto (política anal) y transformarlo en una pieza de performance. Lo que hago no es solo hablar de esto en forma teórica sino encarnarlo (…) Es una estrategia que empecé a hacer desde Inferno Varieté, que es otro proyecto donde a través del performance busco que la gente caiga en cuenta de estas cuestiones en sus propios cuerpos y vidas, y eso creo que es muy valioso cuando sucede”.

Y es que de acuerdo con Lechedevirgen Trimegisto, a través de estas nuevas narrativas se combaten la heteronormatividad y la masculinidad hegemónica, así como los prejuicios homofóbicos que continúan cobrando vidas.

“Creo que si hubiera una educación sexual integral, en donde también se hablara de lo anal, tendríamos avances sociales en pro de una sociedad con muchos menos prejuicios, y también se le quitaría esta carga homofóbica que hay en torno al cuerpo y la sexualidad.”

“Mucho del rechazo hacia mi trabajo tenía que ver con homofobia”

Lechedevirgen considera que Anal revamp, es también un regreso sobre sus propios pasos como artista. Y es que, al principio de su carrera, recuerda que mucha gente criticó su trabajo y lo catalogó como “todo menos arte” por abordar la política anal desde un contenido explícito.

“Cuando inicié a hacer performance en Querétaro, hace ya más de 10 años, regularmente se criticaba mi trabajo y se le quitaba importancia por su contenido explícito. Se decía que yo solamente quería llamar la atención, particularmente con este tema de las políticas anales, y porque en mi trabajo incluía penetración anal de diferente índole”.

“Eso me molestaba mucho porque era una visión reduccionista, lo que hacía era sintetizar mi trabajo en un solo aspecto y de hecho, por eso mismo lo invalidaban, decían que no se entendía como algo artístico sino como `otra cosa´”.

El artista dice que Anal revamp es su “venganza simbólica” a ese pasado, ya que luego de las críticas hacia su trabajo se alejó un tiempo de los temas relacionados con género y sexualidades. Y ahora vuelve con una reflexión renovada sobre sus proyectos iniciales, de ahí el revamp.

“Yo creo que mucho del rechazo hacia mi trabajo tenía que ver con homofobia, y en aquél momento lo atribuí más bien como que mi trabajo no era lo suficiente (…) En un principio sí que me afectó, al grado que con el paso del tiempo me alejé totalmente de la cuestión de género y sexualidades, luego regresé como péndulo; pero esa fue la razón por la cual diseñé Anal revamp, el revamp como una metáfora, por un lado, de lo vampírico, y por otro lado, con la idea de una reconstrucción, hasta como de una especie de `rebranding´, como una nueva vida a eso mismo que yo empecé a hacer”.

El lado vampiresco de este performance, agrega, tiene que ver con su estética actual, en la que entrecruza las sexualidades con el horror.

“Creo que los vampiros son una figura en la sociedad que tienen que ver principalmente con la vida y la muerte, y han sido entendidos como figuras liminales entre una y otra, siento que es también el espacio que ocupamos muchas de las disidencias sexuales porque estamos constantemente en este riesgo entre la vida y la muerte. Entonces para mí la figura del vampiro reivindica estas monstruosidades nocturnas”.


Durante siglos, lo anal ha encarnado los tabúes de las sociedades occidentales, se le ha relacionado con lo prohibido, lo indecente y lo diabólico, y las prácticas, cuerpos e identidades que han girado alrededor de ello han sido siempre estigmatizadas.

Es por esta razón que Lechedevirgen Trimegisto ha creado Anal revamp, un nuevo perfomance con el que busca narrar toda una historia de lo anal que no ha sido contada, y hacer frente a la homofobia desde nuevas narrativas de disidencia sexual.

Anal revamp se presentará hoy, a las 20:00 horas, en el Museo de la Ciudad. La entrada es completamente gratuita.

“Voy a hacer una revisión de diferentes momentos históricos donde el ano ha protagonizado bastantes cuestiones problemáticas”, adelanta el artista. En el relato, articula conceptos como el osculum infame, un beso negro con el que las brujas sellaban su pacto con el demonio; el pecado nefando, que condenaba la sodomía como un acto contranatural solo comparable al bestialismo, y los enemas rituales, “que eran utilizados por los mayas en tiempos prehispánicos, usando por ejemplo pulque y otras sustancias alucinógenas. Hay toda una historia de lo anal que no ha sido contada y que permanece en tabú y es lo que estoy recuperando para este trabajo”, asevera.

Asimismo, el proyecto retoma aportaciones de autores como Paul B. Preciado (Terror Anal: apuntes sobre los primeros días de la revolución sexual, 2009); Sejo Carrascosa y Javier Sáez (Por el Culo: Políticas Anales, 2011) y Paco Vidarte (Ética Marica: Proclamas libertarias para una militancia LGTBQ, 2007), mismas que el artista encarna y lleva al público través de un desdoblamiento en escena.

“Vamos a jugar con ese imaginario de lo prohibido, de lo que está oculto (…) Lo que hice fue articular lo que se ha escrito sobre esto (política anal) y transformarlo en una pieza de performance. Lo que hago no es solo hablar de esto en forma teórica sino encarnarlo (…) Es una estrategia que empecé a hacer desde Inferno Varieté, que es otro proyecto donde a través del performance busco que la gente caiga en cuenta de estas cuestiones en sus propios cuerpos y vidas, y eso creo que es muy valioso cuando sucede”.

Y es que de acuerdo con Lechedevirgen Trimegisto, a través de estas nuevas narrativas se combaten la heteronormatividad y la masculinidad hegemónica, así como los prejuicios homofóbicos que continúan cobrando vidas.

“Creo que si hubiera una educación sexual integral, en donde también se hablara de lo anal, tendríamos avances sociales en pro de una sociedad con muchos menos prejuicios, y también se le quitaría esta carga homofóbica que hay en torno al cuerpo y la sexualidad.”

“Mucho del rechazo hacia mi trabajo tenía que ver con homofobia”

Lechedevirgen considera que Anal revamp, es también un regreso sobre sus propios pasos como artista. Y es que, al principio de su carrera, recuerda que mucha gente criticó su trabajo y lo catalogó como “todo menos arte” por abordar la política anal desde un contenido explícito.

“Cuando inicié a hacer performance en Querétaro, hace ya más de 10 años, regularmente se criticaba mi trabajo y se le quitaba importancia por su contenido explícito. Se decía que yo solamente quería llamar la atención, particularmente con este tema de las políticas anales, y porque en mi trabajo incluía penetración anal de diferente índole”.

“Eso me molestaba mucho porque era una visión reduccionista, lo que hacía era sintetizar mi trabajo en un solo aspecto y de hecho, por eso mismo lo invalidaban, decían que no se entendía como algo artístico sino como `otra cosa´”.

El artista dice que Anal revamp es su “venganza simbólica” a ese pasado, ya que luego de las críticas hacia su trabajo se alejó un tiempo de los temas relacionados con género y sexualidades. Y ahora vuelve con una reflexión renovada sobre sus proyectos iniciales, de ahí el revamp.

“Yo creo que mucho del rechazo hacia mi trabajo tenía que ver con homofobia, y en aquél momento lo atribuí más bien como que mi trabajo no era lo suficiente (…) En un principio sí que me afectó, al grado que con el paso del tiempo me alejé totalmente de la cuestión de género y sexualidades, luego regresé como péndulo; pero esa fue la razón por la cual diseñé Anal revamp, el revamp como una metáfora, por un lado, de lo vampírico, y por otro lado, con la idea de una reconstrucción, hasta como de una especie de `rebranding´, como una nueva vida a eso mismo que yo empecé a hacer”.

El lado vampiresco de este performance, agrega, tiene que ver con su estética actual, en la que entrecruza las sexualidades con el horror.

“Creo que los vampiros son una figura en la sociedad que tienen que ver principalmente con la vida y la muerte, y han sido entendidos como figuras liminales entre una y otra, siento que es también el espacio que ocupamos muchas de las disidencias sexuales porque estamos constantemente en este riesgo entre la vida y la muerte. Entonces para mí la figura del vampiro reivindica estas monstruosidades nocturnas”.


Finanzas

Crece 20% proyectos de vivienda vertical, en Querétaro

Detalló que hace dos años había 90 planes y actualmente son 130

Local

Marzo, por segunda ocasión es el mes más caluroso

Varios municipios de Querétaro están en una situación alarmante al encontrarse en sequía excepcional

Local

Querétaro registra mil 24 casos de picadura de alacrán

El estado se posiciona en el lugar número 12 a nivel nacional

Local

Gana el Tec de Monterrey apoyo para investigación

Equipo de investigación da una “segunda vida” a los residuos de la industria mezcalera

Cine

Filmarían en Querétaro 10 películas este año

En el estado hay más de 20 productoras locales; 2023 fue inédito al concretarse 6 proyectos

Local

Fin de semana caluroso en Querétaro y zona metropolitana

En contraste, en la Sierra Gorda existe una probabilidad de 90 por ciento de lluvia