/ miércoles 17 de abril de 2024

Laberinto Galería Urbana, un proyecto cultural emanado del barrio

El proyecto cultural comunitario es gestionado totalmente por artistas, gestores y vecinos


El pasado jueves 11 de abril, abrió sus puertas Laberinto Galería Urbana, un proyecto artístico cultural gestionado en su totalidad por artistas, gestores y vecinos del icónico barrio de San Francisquito, en la capital de Querétaro.

En entrevista exclusiva para BARROCO, Miguel “Palabras” Hidalgo, escritor y gestor cultural, explicó que Laberinto Galería Urbana “es un proyecto artístico cultural que lleva seis años gestándose. Nace de un movimiento social encabezado por las danzas concheras y vecinos del barrio de San Francisquito, con el fin de hacer frente al proceso de gentrificación que está latente en el barrio. Desde hace seis años nos hemos organizado en asambleas en donde, más que la propuesta, optamos por la propuesta”.

En la exposición inaugural, en la que destacan obras de Julio Castillo, de quien se cumplen veinte años de su fallecimiento este 2024, se presenta obra gráfica y plástica de distintas técnicas y disciplinas emanadas de artistas de la comunidad, uno de los aspectos más emblemáticos de su colección. “Pensamos que el arte y el barrio son herramientas prioritarias para poder estar creando y fortaleciendo los lazos comunitarios en el barrio. ¿Y qué nos permiten esos lazos comunitarios? Pues nos dan seguridad, nos permiten resolver los problemas que no resuelven los partidos políticos cada vez que vienen al barrio a pedir nuestro voto, cada vez que vienen aquí a decir que «son de aquí», pero no se les ve nunca. Sólo cuando sus intereses están de por medio”, comenta Hidalgo.

Con una nutrida participación, tanto los vecinos y visitantes, así como los colados y curiosos, fuimos recibidos con camote, tamales, agua de jamaica y hasta cerveza. Pero el mejor recibimiento fue el abrazo musical de Corazón de Mi Sierra, trío femenino de huapango.

La galería es el resultado de un proceso comunitario. De acuerdo con lo que señala nuestro entrevistado, “el proyecto ha avanzado con este movimiento. Es parte de la Casa del Gran Corazón, que comenzó en el número 9 de la calle Ciprés (como puntualmente dio cuenta DIARIO DE QUERÉTARO); posteriormente, junto con el Consejo Parroquial, logramos una casa de cultura al lado de la iglesia, en el 134. Y ahora, en este impulso de ir conquistando el territorio con el arte y la cultura, tenemos este nuevo espacio que se materializa después de seis años de lucha y organización”.

Foto: Cortesía / Carlos Campos



¿Han recibido apoyo por parte de alguna institución de gobierno?

No, aquí es importante mantener el esfuerzo comunitario. Aquí los compas de La Madriguera Gráfica, Base Lunar, el hermano de Julio Castillo, que vive aquí en el barrio, y varios otros artistas han estado colaborando muy de cerca en el movimiento, y han estado apoyando en el proyecto.

Además del trabajo de Julio Castillo, se exhibe obra de Acsa, Alix Yolitzin, Base Lunar, Caro Chávez, Erre, Fernanda Luna, Gráffica Urbana, Heczar, Mari Mariel, Mundo al Revés, Victoria Victoria, entre otros.

Anita Von Ballmoos, artista plástica y acordeonista, expresó que participar en este proyecto cultural “es muy emocionante. Acabo de conocerlos hace apenas dos meses, ha sido un cambio importante en mi vida: he conocido su arte en grabado, el tianguis y sus propuestas culturales. Me parece un proyecto muy importante”.

Radicada en México desde hace más de treinta años, la primera vez que Von Ballmoos vino al barrio de San Francisquito fue con Urban Sketchers, una comunidad internacional de artistas sin fines de lucro constituida en Washington. “Vinimos a dibujar al barrio, luego nos invitaron a un taller, un día después de que estuvimos dibujando, y me fascinó. Yo estudié arte hace muchos años, alguna vez hice grabado, pero en esta ocasión le agarré el gusto total, hizo un cambio en vida”, expresó la artista, quien expone en la galería cinco trabajos: Buenas noches, La pesca incidental, Camaleón mexicano, Las ánimas y Mantis religiosa.

El trabajo curatorial de Laberinto Galería Urbana fue un esfuerzo colaborativo, de acuerdo con Miguel “Palabras” Hidalgo, quien precisa: “El proyecto gráfico se denomina El Punto Gráfico, y el proyecto galerístico es el Proyecto Laberinto. Los dos los tenemos en este mismo espacio”.

Laberinto Galería Urbana está abierta al público de lunes a viernes de 5 de la tarde a 10 de la noche. Los sábados sólo por la mañana. Cuenta con tórculo y todo lo necesario para los artistas emergentes e independientes que necesiten imprimir.

En la planta alta de la galería destaca dicho tórculo que, aunque parece una instalación artística, es una de las maquinas que se utilizan para imprimir el trabajo gráfico. “Lo construimos nosotros, está hecho con parota y es único en su clase. La mayoría de los tórculos son de metal, este decidimos ensamblarlo con madera. Es parte del proyecto cultural general del Barrio de San Francisquito que, además del de madera, incluye talleres de futbol y de otras disciplinas y proyectos que están distribuidos en la comunidad, con el objetivo de fortalecer las alternativas artísticas, culturales y deportivas, y los lazos comunitarios del barrio”, nos cuenta Hidalgo.

Anteriormente, el inmueble donde se asienta la galería se utilizaba como punto de distribución de drogas. No obstante, fue la misma comunidad que decidió tomar el espacio, hacerlo propicio para el arte, la cultura y para reforzar estos proyectos.

➡️ Únete al canal de Diario de Querétaro en WhatsApp para no perderte la información más importante

¿Cuáles son las actividades que se vienen para la galería?

—Vamos a tener de manera permanente talleres de grabado, pintura, historia del Zapatismo, cursos de alfabetización para las personas que no saben leer ni escribir, entre otros —apunta Miguel “Palabras” Hidalgo, quien a la vez extiende la invitación a todas las personas—: para que conozcan la oferta cultural del barrio de San Francisquito. Tenemos un tianguis que se hace cada quince días, que ofrece distintas alternativas artísticas y culturales. Invitamos a toda la gente a que se acerque a conocernos, a conocer el otro arte, el que no es del Centro Histórico: las periferias también producen propuestas artísticas y culturales.

Laberinto Galería Urbana, proyecto cultural comunitario gestionado totalmente por artistas, gestores y vecinos, se ubica en la calle León Balderas número 3, casi esquina con Industria, en el corazón del barrio de San Francisquito, en la capital queretana.


El pasado jueves 11 de abril, abrió sus puertas Laberinto Galería Urbana, un proyecto artístico cultural gestionado en su totalidad por artistas, gestores y vecinos del icónico barrio de San Francisquito, en la capital de Querétaro.

En entrevista exclusiva para BARROCO, Miguel “Palabras” Hidalgo, escritor y gestor cultural, explicó que Laberinto Galería Urbana “es un proyecto artístico cultural que lleva seis años gestándose. Nace de un movimiento social encabezado por las danzas concheras y vecinos del barrio de San Francisquito, con el fin de hacer frente al proceso de gentrificación que está latente en el barrio. Desde hace seis años nos hemos organizado en asambleas en donde, más que la propuesta, optamos por la propuesta”.

En la exposición inaugural, en la que destacan obras de Julio Castillo, de quien se cumplen veinte años de su fallecimiento este 2024, se presenta obra gráfica y plástica de distintas técnicas y disciplinas emanadas de artistas de la comunidad, uno de los aspectos más emblemáticos de su colección. “Pensamos que el arte y el barrio son herramientas prioritarias para poder estar creando y fortaleciendo los lazos comunitarios en el barrio. ¿Y qué nos permiten esos lazos comunitarios? Pues nos dan seguridad, nos permiten resolver los problemas que no resuelven los partidos políticos cada vez que vienen al barrio a pedir nuestro voto, cada vez que vienen aquí a decir que «son de aquí», pero no se les ve nunca. Sólo cuando sus intereses están de por medio”, comenta Hidalgo.

Con una nutrida participación, tanto los vecinos y visitantes, así como los colados y curiosos, fuimos recibidos con camote, tamales, agua de jamaica y hasta cerveza. Pero el mejor recibimiento fue el abrazo musical de Corazón de Mi Sierra, trío femenino de huapango.

La galería es el resultado de un proceso comunitario. De acuerdo con lo que señala nuestro entrevistado, “el proyecto ha avanzado con este movimiento. Es parte de la Casa del Gran Corazón, que comenzó en el número 9 de la calle Ciprés (como puntualmente dio cuenta DIARIO DE QUERÉTARO); posteriormente, junto con el Consejo Parroquial, logramos una casa de cultura al lado de la iglesia, en el 134. Y ahora, en este impulso de ir conquistando el territorio con el arte y la cultura, tenemos este nuevo espacio que se materializa después de seis años de lucha y organización”.

Foto: Cortesía / Carlos Campos



¿Han recibido apoyo por parte de alguna institución de gobierno?

No, aquí es importante mantener el esfuerzo comunitario. Aquí los compas de La Madriguera Gráfica, Base Lunar, el hermano de Julio Castillo, que vive aquí en el barrio, y varios otros artistas han estado colaborando muy de cerca en el movimiento, y han estado apoyando en el proyecto.

Además del trabajo de Julio Castillo, se exhibe obra de Acsa, Alix Yolitzin, Base Lunar, Caro Chávez, Erre, Fernanda Luna, Gráffica Urbana, Heczar, Mari Mariel, Mundo al Revés, Victoria Victoria, entre otros.

Anita Von Ballmoos, artista plástica y acordeonista, expresó que participar en este proyecto cultural “es muy emocionante. Acabo de conocerlos hace apenas dos meses, ha sido un cambio importante en mi vida: he conocido su arte en grabado, el tianguis y sus propuestas culturales. Me parece un proyecto muy importante”.

Radicada en México desde hace más de treinta años, la primera vez que Von Ballmoos vino al barrio de San Francisquito fue con Urban Sketchers, una comunidad internacional de artistas sin fines de lucro constituida en Washington. “Vinimos a dibujar al barrio, luego nos invitaron a un taller, un día después de que estuvimos dibujando, y me fascinó. Yo estudié arte hace muchos años, alguna vez hice grabado, pero en esta ocasión le agarré el gusto total, hizo un cambio en vida”, expresó la artista, quien expone en la galería cinco trabajos: Buenas noches, La pesca incidental, Camaleón mexicano, Las ánimas y Mantis religiosa.

El trabajo curatorial de Laberinto Galería Urbana fue un esfuerzo colaborativo, de acuerdo con Miguel “Palabras” Hidalgo, quien precisa: “El proyecto gráfico se denomina El Punto Gráfico, y el proyecto galerístico es el Proyecto Laberinto. Los dos los tenemos en este mismo espacio”.

Laberinto Galería Urbana está abierta al público de lunes a viernes de 5 de la tarde a 10 de la noche. Los sábados sólo por la mañana. Cuenta con tórculo y todo lo necesario para los artistas emergentes e independientes que necesiten imprimir.

En la planta alta de la galería destaca dicho tórculo que, aunque parece una instalación artística, es una de las maquinas que se utilizan para imprimir el trabajo gráfico. “Lo construimos nosotros, está hecho con parota y es único en su clase. La mayoría de los tórculos son de metal, este decidimos ensamblarlo con madera. Es parte del proyecto cultural general del Barrio de San Francisquito que, además del de madera, incluye talleres de futbol y de otras disciplinas y proyectos que están distribuidos en la comunidad, con el objetivo de fortalecer las alternativas artísticas, culturales y deportivas, y los lazos comunitarios del barrio”, nos cuenta Hidalgo.

Anteriormente, el inmueble donde se asienta la galería se utilizaba como punto de distribución de drogas. No obstante, fue la misma comunidad que decidió tomar el espacio, hacerlo propicio para el arte, la cultura y para reforzar estos proyectos.

➡️ Únete al canal de Diario de Querétaro en WhatsApp para no perderte la información más importante

¿Cuáles son las actividades que se vienen para la galería?

—Vamos a tener de manera permanente talleres de grabado, pintura, historia del Zapatismo, cursos de alfabetización para las personas que no saben leer ni escribir, entre otros —apunta Miguel “Palabras” Hidalgo, quien a la vez extiende la invitación a todas las personas—: para que conozcan la oferta cultural del barrio de San Francisquito. Tenemos un tianguis que se hace cada quince días, que ofrece distintas alternativas artísticas y culturales. Invitamos a toda la gente a que se acerque a conocernos, a conocer el otro arte, el que no es del Centro Histórico: las periferias también producen propuestas artísticas y culturales.

Laberinto Galería Urbana, proyecto cultural comunitario gestionado totalmente por artistas, gestores y vecinos, se ubica en la calle León Balderas número 3, casi esquina con Industria, en el corazón del barrio de San Francisquito, en la capital queretana.

Elecciones 2024

Arturo Torres promete fuerza y orden

Mejorarán los programas sociales, dice el candidato a diputado local

Elecciones 2024

Alistan 25 camiones al cierre de Claudia Sheinbaum

La dirigente estatal de Morena, Benítez Estrada, señaló que los transportes serán pagados con recursos propios

Elecciones 2024

Lorena García prevé un triunfo de Xóchitl Gálvez

Clases medias y los jóvenes están dando vuelco, dice candidata a diputada federal

Círculos

Queretanos tienen ya a María Desatanudos

La advocación a la Santísima Virgen de la Inmaculada Concepción, tiene ya su capilla en la capital queretana. Conoce la historia y los poderosos milagros de esta divinidad

Local

Desmienten rumores de avionetas antilluvia

Las autoridades competentes mantienen un control estricto en el tema de la aviación, informó la Segob

Local

Entregan medallas “Atenas”

Ana Paola López Birlain, diputada presidenta de la Mesa Directiva y presidenta de la Comisión de educación y cultura de la LX Legislatura, destacó la importancia de promover el talento y la perseverancia