/ lunes 15 de enero de 2024

Llegada del Tec de Monterrey transformó a Querétaro

Abrió en 1975 y se convirtió en pilar de la oferta educativa, además de un poderoso imán de la migración universitaria


“Una de las grandes fortalezas del Tec es su capacidad de transformación. En los últimos 80 años, el sistema ha ido evolucionando y adelantándose a los tiempos”, señala el Dr. Rodolfo Loyola Vera, quien se ha mantenido en el sistema ITESM a lo largo de casi cincuenta años. Es una virtud con la que también concuerda el Ing. Salvador Coutiño, quien por más de nueve años fue director del Campus Querétaro de esa institución, al asegurar: “Lo que distingue al Tec es su vanguardia educativa, su innovación. Nos ha costado mucho trabajo mantenernos como líderes y eso significa correr riesgos; todo aquel que innova, se la está jugando”.

Hace cuarenta y ocho años, en 1975, nacía la presencia del Tecnológico de Monterrey en Querétaro, gracias a la participación activa y apasionada de Jesús Oviedo Avendaño y Roberto Ruiz Obregón, quienes en compañía de otros empresarios queretanos habían fundado, poco más de un año antes, la asociación Educación Superior del Centro, ESCAC, que patrocina la aventura educativa en Querétaro de un sistema que cuenta ya con 26 campus y noventa mil estudiantes en todo el país.

La nueva unidad (así se denominaban antes de convertirse en campus) inició operaciones con 174 alumnos de preparatoria y 170 de profesional; hoy, esa institución imparte educación a más de 4 mil 700 alumnos, aproximadamente la mitad de los cuales vienen de otras partes del país y cuatrocientos del extranjero, en tres programas de preparatoria, 31 de profesional, 14 de maestría y uno de doctorado.

“El Tec es disruptivo y para eso se necesita ser valiente”, asegura Coutiño, quien también fue director del Campus León por nueve años y al concluir su responsabilidad al frente del Campus Querétaro se desempeñó como Director Nacional de Filantropía del ITESM.”En el Tec no se estudia solo para conseguir empleo, sino para generar empleos, y eso en nuestro país hace mucha falta”.

Egresado de Ingeniería en Sistemas Computacionales en el Campus Querétaro, que dirigiría con el tiempo, Coutiño recuerda que, desde siempre, el emprendimiento es una de las características esenciales que se inculcan al estudiante del Tec. “En la época de Calderón se decía que México buscaba emplear a un millón de mexicanos; y eso está bien, que las empresas que abren generen empleos, pero no es suficiente; hay que formar profesionistas que salgan al mundo a emprender”, sostiene convencido.

Recuerda la idea inicial del fundador del Tecnológico de Monterrey, don Eugenio Garza Sada, quien concibió a la institución con reglas que aún se mantienen, pese al paso del tiempo. “El Tec siempre está creciendo, de forma que no hay un solo centavo de utilidad que no se reinvierta; cada peso de ganancia se reinvierte en el Tec”, dice. “No se ve a la educación como un negocio, sino como una inversión social. Los egresados del Tec hacen cosas que generan valor en el mundo”.

Foto: Irais Sánchez | Diario de Querétaro


Para Coutiño Audiffred, el Tecnológico de Monterrey ha sabido mantenerse a la cabeza de la educación, ejerciendo un liderazgo con modelos educativos de su autoría que han ido evolucionando y que no sólo se ven desde el interior de la institución, sino también desde universidades internacionales. “Muchos egresados han generado empleos, no sólo en empresas, sino también en organizaciones sociales. Se trata de emprender para generar bienestar”.

Para él, otro tema a resaltar es el de la labor que el ITESM realiza en materia de investigación, una veta que no cuenta con recursos del Estado, como las universidades públicas, sino con apoyos filantrópicos, una de las áreas, por cierto, en la que desarrolló su trabajo para la institución en la que trabajó por décadas. Setecientos diez profesores del ITESM forman actualmente parte del Sistema Nacional de Investigación (SNI).

Para Loyola Vera, por su parte, a la apuesta al cambio en los modelos educativos de acuerdo a las épocas (el más reciente ha sido el Tec 21), y el contar siempre con la capacidad de anticiparse al futuro, el Tec de Monterrey suma la virtud de haber mantenido siempre un espíritu ciudadano, sin filias políticas o religiosas, “un espíritu laico, muy ciudadano, para ver la realidad desde un lugar en el sistema”.

El Campus Querétaro, ése que inició en 1975, ha sido uno de los más exitosos del país; su crecimiento ha sido notorio, tanto en oferta académica, como en número de alumnos e infraestructura. Así lo reconoce Loyola, quien ha sido uno de los ocho directores que ha tenido la institución aquí, entre los que se encuentra Rafael Rangel Sostman, quien a la postre se convertiría en rector del Sistema ITESM. “Particularmente, el Campus Querétaro ha tenido una gran evolución; de empezar siendo un campus pequeño, con tres carreras, a convertirse en uno muy atractivo a nivel nacional, e incluso internacional, apoyado por el contexto de Querétaro. El campus ha respondido muy bien a los retos que le presenta la ciudad”.

“No podría compararse la evolución del Campus Querétaro con cualquier otro en términos de desarrollo, a excepción de Monterrey, por supuesto”, sigue diciendo Loyola Vera; “su vocación de atraer alumnos de otras partes del país, con programas de becas sólidos, con un modelo de campus que resulta muy interesante de analizar”.

➡️ Si quieres recibir las noticias en tu Whatsapp, envía la palabra ALTA

Quien actualmente sigue siendo parte activa de Educación Superior del Centro, donde realiza una labor en pro de obtener recursos para el programa “Líderes del mañana”, que está captando talentos en riesgo de perderse y desarrollándolos, resalta la evolución del Campus Querétaro a la par de la propia ciudad. “Ha tenido la capacidad de estar en comunicación con su contexto y de ir respondiéndole”, reflexiona sobre el campus de la capital queretana. “Ha tenido la capacidad de aprender, de buscar nuevas formas. En Querétaro ha sido un factor de desarrollo muy importante”.

Salvador Coutiño, por su parte, se refiere a la presencia queretana del ITESM como un campus muy particular. “Tiene que ver con su ambiente estudiantil y su ambiente laboral”, sostiene; “tiene el tamaño ideal para que esto sea posible; es un ambiente único. La presencia de estudiantes foráneos es asombrosa, le da un toque especial y contribuye al ambiente estudiantil”.

Actualmente, el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey mantiene convenios de colaboración con 600 universidades en cincuenta países del mundo, lo que permite la presencia de más de siete mil estudiantes de su sistema estudiando en el extranjero.


“Una de las grandes fortalezas del Tec es su capacidad de transformación. En los últimos 80 años, el sistema ha ido evolucionando y adelantándose a los tiempos”, señala el Dr. Rodolfo Loyola Vera, quien se ha mantenido en el sistema ITESM a lo largo de casi cincuenta años. Es una virtud con la que también concuerda el Ing. Salvador Coutiño, quien por más de nueve años fue director del Campus Querétaro de esa institución, al asegurar: “Lo que distingue al Tec es su vanguardia educativa, su innovación. Nos ha costado mucho trabajo mantenernos como líderes y eso significa correr riesgos; todo aquel que innova, se la está jugando”.

Hace cuarenta y ocho años, en 1975, nacía la presencia del Tecnológico de Monterrey en Querétaro, gracias a la participación activa y apasionada de Jesús Oviedo Avendaño y Roberto Ruiz Obregón, quienes en compañía de otros empresarios queretanos habían fundado, poco más de un año antes, la asociación Educación Superior del Centro, ESCAC, que patrocina la aventura educativa en Querétaro de un sistema que cuenta ya con 26 campus y noventa mil estudiantes en todo el país.

La nueva unidad (así se denominaban antes de convertirse en campus) inició operaciones con 174 alumnos de preparatoria y 170 de profesional; hoy, esa institución imparte educación a más de 4 mil 700 alumnos, aproximadamente la mitad de los cuales vienen de otras partes del país y cuatrocientos del extranjero, en tres programas de preparatoria, 31 de profesional, 14 de maestría y uno de doctorado.

“El Tec es disruptivo y para eso se necesita ser valiente”, asegura Coutiño, quien también fue director del Campus León por nueve años y al concluir su responsabilidad al frente del Campus Querétaro se desempeñó como Director Nacional de Filantropía del ITESM.”En el Tec no se estudia solo para conseguir empleo, sino para generar empleos, y eso en nuestro país hace mucha falta”.

Egresado de Ingeniería en Sistemas Computacionales en el Campus Querétaro, que dirigiría con el tiempo, Coutiño recuerda que, desde siempre, el emprendimiento es una de las características esenciales que se inculcan al estudiante del Tec. “En la época de Calderón se decía que México buscaba emplear a un millón de mexicanos; y eso está bien, que las empresas que abren generen empleos, pero no es suficiente; hay que formar profesionistas que salgan al mundo a emprender”, sostiene convencido.

Recuerda la idea inicial del fundador del Tecnológico de Monterrey, don Eugenio Garza Sada, quien concibió a la institución con reglas que aún se mantienen, pese al paso del tiempo. “El Tec siempre está creciendo, de forma que no hay un solo centavo de utilidad que no se reinvierta; cada peso de ganancia se reinvierte en el Tec”, dice. “No se ve a la educación como un negocio, sino como una inversión social. Los egresados del Tec hacen cosas que generan valor en el mundo”.

Foto: Irais Sánchez | Diario de Querétaro


Para Coutiño Audiffred, el Tecnológico de Monterrey ha sabido mantenerse a la cabeza de la educación, ejerciendo un liderazgo con modelos educativos de su autoría que han ido evolucionando y que no sólo se ven desde el interior de la institución, sino también desde universidades internacionales. “Muchos egresados han generado empleos, no sólo en empresas, sino también en organizaciones sociales. Se trata de emprender para generar bienestar”.

Para él, otro tema a resaltar es el de la labor que el ITESM realiza en materia de investigación, una veta que no cuenta con recursos del Estado, como las universidades públicas, sino con apoyos filantrópicos, una de las áreas, por cierto, en la que desarrolló su trabajo para la institución en la que trabajó por décadas. Setecientos diez profesores del ITESM forman actualmente parte del Sistema Nacional de Investigación (SNI).

Para Loyola Vera, por su parte, a la apuesta al cambio en los modelos educativos de acuerdo a las épocas (el más reciente ha sido el Tec 21), y el contar siempre con la capacidad de anticiparse al futuro, el Tec de Monterrey suma la virtud de haber mantenido siempre un espíritu ciudadano, sin filias políticas o religiosas, “un espíritu laico, muy ciudadano, para ver la realidad desde un lugar en el sistema”.

El Campus Querétaro, ése que inició en 1975, ha sido uno de los más exitosos del país; su crecimiento ha sido notorio, tanto en oferta académica, como en número de alumnos e infraestructura. Así lo reconoce Loyola, quien ha sido uno de los ocho directores que ha tenido la institución aquí, entre los que se encuentra Rafael Rangel Sostman, quien a la postre se convertiría en rector del Sistema ITESM. “Particularmente, el Campus Querétaro ha tenido una gran evolución; de empezar siendo un campus pequeño, con tres carreras, a convertirse en uno muy atractivo a nivel nacional, e incluso internacional, apoyado por el contexto de Querétaro. El campus ha respondido muy bien a los retos que le presenta la ciudad”.

“No podría compararse la evolución del Campus Querétaro con cualquier otro en términos de desarrollo, a excepción de Monterrey, por supuesto”, sigue diciendo Loyola Vera; “su vocación de atraer alumnos de otras partes del país, con programas de becas sólidos, con un modelo de campus que resulta muy interesante de analizar”.

➡️ Si quieres recibir las noticias en tu Whatsapp, envía la palabra ALTA

Quien actualmente sigue siendo parte activa de Educación Superior del Centro, donde realiza una labor en pro de obtener recursos para el programa “Líderes del mañana”, que está captando talentos en riesgo de perderse y desarrollándolos, resalta la evolución del Campus Querétaro a la par de la propia ciudad. “Ha tenido la capacidad de estar en comunicación con su contexto y de ir respondiéndole”, reflexiona sobre el campus de la capital queretana. “Ha tenido la capacidad de aprender, de buscar nuevas formas. En Querétaro ha sido un factor de desarrollo muy importante”.

Salvador Coutiño, por su parte, se refiere a la presencia queretana del ITESM como un campus muy particular. “Tiene que ver con su ambiente estudiantil y su ambiente laboral”, sostiene; “tiene el tamaño ideal para que esto sea posible; es un ambiente único. La presencia de estudiantes foráneos es asombrosa, le da un toque especial y contribuye al ambiente estudiantil”.

Actualmente, el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey mantiene convenios de colaboración con 600 universidades en cincuenta países del mundo, lo que permite la presencia de más de siete mil estudiantes de su sistema estudiando en el extranjero.

Elecciones 2024

La Cuarta transformación llegará a Querétaro: "Chema"

Llama a la ciudadanía a no dejarse engañar ni manipular con información falsa en su contra y señaló que la guerra sucia proviene del equipo de Felipe Macías

Elecciones 2024

Se deslinda Reséndiz de altercado entre simpatizantes de Morena y PAN

Hizo un llamado a su equipo a no caer en provocaciones y pidió que la candidata del PAN a la presidencia, Guadalupe Montes, asuma su responsabilidad

Elecciones 2024

Plantea "Felifer" usar visor urbano digital

Se podrá visibilizar el plan y crecimiento territorial de la ciudad; pretende aplicarlo de ganar las elecciones

Local

Invitan a jóvenes a integrarse a la Formación Inicial de Policía

El programa ofrece tres perfiles distintos para los aspirantes que deberán tener entre 18 y 35 años. La convocatoria estará abierta hasta el 1 de julio

Deportes

Cosechan preseas en tiro deportivo

El equipo femenil se colgó la medalla de oro, además de dos de bronce en individuales con Sofía Sánchez y Mario Servín

Policiaca

Fatal desenlace en el Junípero Serra

El conductor del vehículo implicado quedó en calidad de detenido y fue enviado a la Fiscalía