/ lunes 1 de julio de 2019

Cultura Tributaria

Aspectos fiscales en el Plan Nacional de Desarrollo


El Plan Nacional de Desarrollo es el documento en el que el Gobierno de México, explica cuáles son los objetivos prioritarios a cubrir durante el sexenio, en ello se entiende que el objetivo principal del mismo busca establecer y orientar todo el trabajo que realizarán los servidores públicos los próximos seis años, para lograr el desarrollo del país y el bienestar de los mexicanos, en ello se entiende que atendiendo al encargo que tiene el Estado, de conformidad con el artículo 26 de la Constitución, debe existir una planeación democrática del desarrollo nacional.

Ese encargo consiste precisamente organizar ese sistema que imprima solidez, dinamismo competitividad, permanencia y equidad al crecimiento de la economía para la independencia y la democratización política, social y cultural de la nación, así los programas de la Administración Publica Federal deben sujetarse obligatoriamente a este plan, así entonces se plantean principios rectores de la propuesta donde destacan honradez y honestidad; no al gobierno rico con pueblo pobre; al margen de la ley, nada, por encima de la ley, nadie; economía para el bienestar; el mercado no sustituye al Estado; por el bien de todos, primero los pobres; no dejar a nadie atrás, no dejar a nadie fuera; no puede haber paz sin justicia; el respeto al derecho ajeno es la paz; no más migración por hambre o por violencia; democracia significa el poder del pueblo; ética libertad y confianza.

Sin duda que en todos los aspectos hace falta de manera importante el que se destinen recursos suficientes para cubrir todos los programas y ello tiene como origen, precisamente lo que se recauda de contribuciones de los ciudadanos para posterior a ello, incluso exista una redistribución de la riqueza, así, la parte fiscal debe tener atención especial para eliminar cargas administrativas a los contribuyentes, que en muchos de los casos vienen a duplicar información o bien, por su complejidad generen más probabilidades de incumplimiento en esas obligaciones formales, que luego trascienden en multas que desequilibran financieramente o que generan la percepción de injusticia.

En ese aspecto fiscal se plantea una mayor vigilancia a la compra de facturas de operaciones inexistentes para darles efectos fiscales de deducción o acreditamiento que provocan una gran parte de evasión fiscal y que sin duda afecta a la sociedad en lo general, castigar al máximo las operaciones simuladas; debe hacerse una revisión en el impuesto sobre la renta para establecer medidas que incentiven el pago de este impuesto, que se reduzca la brecha entre la tasa legal establecida en la ley y la efectivamente pagada por los contribuyentes; sin duda que la simplificación administrativa ha sido tema durante muchos años en los planes de desarrollo, por hoy con el uso de las tecnologías de información, es perfectamente posible quitarle cargas a los ciudadanos, tomando en cuenta que la información en medios electrónicos que se proporciona de manera continua por las operaciones realizadas permite a las autoridades identificar patrones de comportamiento, además debe buscarse dar incentivos a los contribuyentes cumplidos para obtener beneficios en la prontitud de devoluciones, compensaciones y otros trámites que por hoy resultan por demás tardados; un aspecto importante planteado para ello es precisamente la eliminación de la contabilidad electrónica que ha venido causando un dolor de cabeza a los contribuyentes, tomando en cuenta que igualmente ya se tiene información mas que suficiente en la nube.

Comentarios: Sergio@ledezma-ledezma.com

Facebook: Sergio.ledezma.58

*Expresidente del Colegio de Contadores Públicos de Querétaro

Expresidente del la Federación de Colegios y Asociaciones de Profesionistas del Estado de Querétaro (FECAPEQ)

Aspectos fiscales en el Plan Nacional de Desarrollo


El Plan Nacional de Desarrollo es el documento en el que el Gobierno de México, explica cuáles son los objetivos prioritarios a cubrir durante el sexenio, en ello se entiende que el objetivo principal del mismo busca establecer y orientar todo el trabajo que realizarán los servidores públicos los próximos seis años, para lograr el desarrollo del país y el bienestar de los mexicanos, en ello se entiende que atendiendo al encargo que tiene el Estado, de conformidad con el artículo 26 de la Constitución, debe existir una planeación democrática del desarrollo nacional.

Ese encargo consiste precisamente organizar ese sistema que imprima solidez, dinamismo competitividad, permanencia y equidad al crecimiento de la economía para la independencia y la democratización política, social y cultural de la nación, así los programas de la Administración Publica Federal deben sujetarse obligatoriamente a este plan, así entonces se plantean principios rectores de la propuesta donde destacan honradez y honestidad; no al gobierno rico con pueblo pobre; al margen de la ley, nada, por encima de la ley, nadie; economía para el bienestar; el mercado no sustituye al Estado; por el bien de todos, primero los pobres; no dejar a nadie atrás, no dejar a nadie fuera; no puede haber paz sin justicia; el respeto al derecho ajeno es la paz; no más migración por hambre o por violencia; democracia significa el poder del pueblo; ética libertad y confianza.

Sin duda que en todos los aspectos hace falta de manera importante el que se destinen recursos suficientes para cubrir todos los programas y ello tiene como origen, precisamente lo que se recauda de contribuciones de los ciudadanos para posterior a ello, incluso exista una redistribución de la riqueza, así, la parte fiscal debe tener atención especial para eliminar cargas administrativas a los contribuyentes, que en muchos de los casos vienen a duplicar información o bien, por su complejidad generen más probabilidades de incumplimiento en esas obligaciones formales, que luego trascienden en multas que desequilibran financieramente o que generan la percepción de injusticia.

En ese aspecto fiscal se plantea una mayor vigilancia a la compra de facturas de operaciones inexistentes para darles efectos fiscales de deducción o acreditamiento que provocan una gran parte de evasión fiscal y que sin duda afecta a la sociedad en lo general, castigar al máximo las operaciones simuladas; debe hacerse una revisión en el impuesto sobre la renta para establecer medidas que incentiven el pago de este impuesto, que se reduzca la brecha entre la tasa legal establecida en la ley y la efectivamente pagada por los contribuyentes; sin duda que la simplificación administrativa ha sido tema durante muchos años en los planes de desarrollo, por hoy con el uso de las tecnologías de información, es perfectamente posible quitarle cargas a los ciudadanos, tomando en cuenta que la información en medios electrónicos que se proporciona de manera continua por las operaciones realizadas permite a las autoridades identificar patrones de comportamiento, además debe buscarse dar incentivos a los contribuyentes cumplidos para obtener beneficios en la prontitud de devoluciones, compensaciones y otros trámites que por hoy resultan por demás tardados; un aspecto importante planteado para ello es precisamente la eliminación de la contabilidad electrónica que ha venido causando un dolor de cabeza a los contribuyentes, tomando en cuenta que igualmente ya se tiene información mas que suficiente en la nube.

Comentarios: Sergio@ledezma-ledezma.com

Facebook: Sergio.ledezma.58

*Expresidente del Colegio de Contadores Públicos de Querétaro

Expresidente del la Federación de Colegios y Asociaciones de Profesionistas del Estado de Querétaro (FECAPEQ)

lunes 11 de noviembre de 2019

Cultura Tributaria

lunes 04 de noviembre de 2019

Cultura Tributaria

lunes 28 de octubre de 2019

Cultura Tributaria

lunes 21 de octubre de 2019

Cultura Tributaria

lunes 14 de octubre de 2019

Cultura Tributaria

martes 01 de octubre de 2019

Cultura Tributaria

lunes 23 de septiembre de 2019

Cultura Tributaria

lunes 02 de septiembre de 2019

Cultura tributaria - La discrepancia fiscal

Cargar Más