/ lunes 8 de julio de 2019

Cultura tributaria

La importancia de un buen asesor fiscal


Los contribuyentes en lo general se encuentran en la obligación especial de pagar sus contribuciones siempre de manera correcta y oportuna, partiendo de la premisa que en México nos encontramos en un sistema de autodeterminación de contribuciones, lo que implica que el sujeto obligado sea quien deba realizar todos los cálculos necesarios para conocer la cantidad que debe pagarse al fisco, de tal forma que esa autodeterminación implica un nivel de confianza del Estado hacia el contribuyente con la presunción inicial de que se esta haciendo de manera correcta.

En ese sistema de determinación es indispensable que se haga de conformidad con las leyes fiscales, por tanto es absolutamente necesaria la correcta aplicación y desde luego el conocimiento de las diversas disposiciones aplicables, en el caso de que no se realice de acuerdo a las leyes se enfrenta a las consecuencias del incumplimiento, que trasciende en infracción y consecuentemente en sanciones, además de el pago de recargos por el tiempo en que dejó de pagarse.

En el aspecto tributario debe atenderse de una manera muy especial a la integridad que como ciudadanos debemos mostrar en el cumplimiento de las obligaciones fiscales, consistentes en la obligación sustantiva de pagar, sin dejar a un lado las formales que consisten en presentar avisos, declaraciones y otros, con el resultado favorable de que entre más personas contribuyamos muchas más posibilidades de desarrollo colectivo existirán, sin duda es diversidad amplia de temas que conocer para el bien cumplir, así entonces debe tenerse en cuenta la existencia de un principio jurídico que reza que “la ignorancia de la ley no te exime de su cumplimiento”, ese principio es aplicable en todos los ámbitos de la vida diaria e históricamente se ha aplicado.

Se es sujeto obligado desde el momento en que nos ubicamos en la situación jurídica o de hecho que establecen las leyes, donde en realidad no importa la voluntad, sino que la conducta o el hecho este planteado en la ley, por ello, si alguien obtiene ingresos de pronto ya se es contribuyente del impuesto sobre la renta, en el momento de realizar gastos o erogaciones para consumo, ya se es sujeto del impuesto al valor agregado o de otras cargas, por ello, se debe estar atento en cada una de esas circunstancias.

Para el correcto cumplimiento, y en el entendido de que no todos tenemos el conocimiento de las leyes aplicables, es importante hacernos ayudar de profesionales que las estudian, así quien se realiza actividades empresariales principalmente debe asesorarse por quienes estén verdaderamente preparados en el tema, que constantemente se estén actualizando y que tengan una responsabilidad profesional ética; en ese entendido debe quedar claro que el mejor asesor no es el que ayuda a simplemente pagar menos, sino aquel que en efecto se logra que se pague menos pero siempre en un sentido de justicia y cumplimiento de la ley, aprovechando todos los beneficios legales que existen y no haciendo simulaciones, aprovechándose de errores para obtener un beneficio indebido en perjuicio del fisco, lo que trae a la postre un riesgo de comisión de delito y hasta de pena privativa de libertad.

No cumplir, y engañar, no nos hace más inteligentes, simplemente nos acerca mucho más al riesgo en cuanto las autoridades fiscales detecten esas conductas que en su momento pueden perjudicar financiera y personalmente a los contribuyentes, no hay justificaciones para no cumplir.

Comentarios: Sergio@ledezma-ledezma.com

Facebook: Sergio.ledezma.58

*Expresidente del Colegio de Contadores Públicos de Querétaro

Expresidente del la Federación de Colegios y Asociaciones de Profesionistas del Estado de Querétaro (FECAPEQ)

La importancia de un buen asesor fiscal


Los contribuyentes en lo general se encuentran en la obligación especial de pagar sus contribuciones siempre de manera correcta y oportuna, partiendo de la premisa que en México nos encontramos en un sistema de autodeterminación de contribuciones, lo que implica que el sujeto obligado sea quien deba realizar todos los cálculos necesarios para conocer la cantidad que debe pagarse al fisco, de tal forma que esa autodeterminación implica un nivel de confianza del Estado hacia el contribuyente con la presunción inicial de que se esta haciendo de manera correcta.

En ese sistema de determinación es indispensable que se haga de conformidad con las leyes fiscales, por tanto es absolutamente necesaria la correcta aplicación y desde luego el conocimiento de las diversas disposiciones aplicables, en el caso de que no se realice de acuerdo a las leyes se enfrenta a las consecuencias del incumplimiento, que trasciende en infracción y consecuentemente en sanciones, además de el pago de recargos por el tiempo en que dejó de pagarse.

En el aspecto tributario debe atenderse de una manera muy especial a la integridad que como ciudadanos debemos mostrar en el cumplimiento de las obligaciones fiscales, consistentes en la obligación sustantiva de pagar, sin dejar a un lado las formales que consisten en presentar avisos, declaraciones y otros, con el resultado favorable de que entre más personas contribuyamos muchas más posibilidades de desarrollo colectivo existirán, sin duda es diversidad amplia de temas que conocer para el bien cumplir, así entonces debe tenerse en cuenta la existencia de un principio jurídico que reza que “la ignorancia de la ley no te exime de su cumplimiento”, ese principio es aplicable en todos los ámbitos de la vida diaria e históricamente se ha aplicado.

Se es sujeto obligado desde el momento en que nos ubicamos en la situación jurídica o de hecho que establecen las leyes, donde en realidad no importa la voluntad, sino que la conducta o el hecho este planteado en la ley, por ello, si alguien obtiene ingresos de pronto ya se es contribuyente del impuesto sobre la renta, en el momento de realizar gastos o erogaciones para consumo, ya se es sujeto del impuesto al valor agregado o de otras cargas, por ello, se debe estar atento en cada una de esas circunstancias.

Para el correcto cumplimiento, y en el entendido de que no todos tenemos el conocimiento de las leyes aplicables, es importante hacernos ayudar de profesionales que las estudian, así quien se realiza actividades empresariales principalmente debe asesorarse por quienes estén verdaderamente preparados en el tema, que constantemente se estén actualizando y que tengan una responsabilidad profesional ética; en ese entendido debe quedar claro que el mejor asesor no es el que ayuda a simplemente pagar menos, sino aquel que en efecto se logra que se pague menos pero siempre en un sentido de justicia y cumplimiento de la ley, aprovechando todos los beneficios legales que existen y no haciendo simulaciones, aprovechándose de errores para obtener un beneficio indebido en perjuicio del fisco, lo que trae a la postre un riesgo de comisión de delito y hasta de pena privativa de libertad.

No cumplir, y engañar, no nos hace más inteligentes, simplemente nos acerca mucho más al riesgo en cuanto las autoridades fiscales detecten esas conductas que en su momento pueden perjudicar financiera y personalmente a los contribuyentes, no hay justificaciones para no cumplir.

Comentarios: Sergio@ledezma-ledezma.com

Facebook: Sergio.ledezma.58

*Expresidente del Colegio de Contadores Públicos de Querétaro

Expresidente del la Federación de Colegios y Asociaciones de Profesionistas del Estado de Querétaro (FECAPEQ)

lunes 02 de septiembre de 2019

Cultura tributaria - La discrepancia fiscal

lunes 26 de agosto de 2019

Cultura Tributaria

lunes 19 de agosto de 2019

Cultura Tributaria

lunes 05 de agosto de 2019

Cultura Tributaria

lunes 29 de julio de 2019

Cultura Tributaria

lunes 22 de julio de 2019

Cultura Tributaria

lunes 15 de julio de 2019

Cultura Tributaria

lunes 08 de julio de 2019

Cultura tributaria

Cargar Más