/ lunes 5 de agosto de 2019

Cultura Tributaria

Cumplir correctamente las obligaciones fiscales


La obligación de contribuir que tenemos todos los mexicanos, conlleva una serie de cargas, en primer término la obligación sustantiva de pagar, pero de manera lateral encontramos las obligaciones formales, que consisten principalmente en inscribirse en el registro federal de contribuyentes, presentar declaraciones, avisos de cambio de domicilio, estar localizados en todo tiempo; el correcto cumplimiento de estas obligaciones disminuye los riesgos de ser molestado por las autoridades fiscales para las revisiones correspondientes.

Ser buen contribuyente no implica pagar más, sino pagar solamente lo que se debe entregar, pero para ello los contribuyentes debemos de estar atentos cada vez más en conocer los derechos y obligaciones que en el aspecto tributario tenemos, con el objetivo fundamental de no pagar más de lo que corresponde, ocupándonos en consecuencia de conocer la forma en que se calculan, las reglas para ello y los riesgos que se tienen ante el incumplimiento.

Para el cumplimiento, nos encontramos de manera general en un sistema de autodeterminación de contribuciones, lo que implica que, corresponde al contribuyente el cálculo de sus impuestos y por tanto el cumplimiento de las obligaciones formales, en puntos especiales, estas contribuciones son calculadas por terceros, como es el caso de quienes perciben ingresos por sueldos y salarios, donde quien los calcula, retiene y entera son los empleadores, igualmente ocurre en el caso particular de los notarios, en algunos actos le deja también esas obligaciones.

En los dos casos, en la autodeterminación o cuando se nos asigna la obligación de calcularles a otros, debemos de ser verdaderamente cuidadosos en el conocimiento de las reglas aplicables ya que en el caso de no hacerlo correctamente trae como consecuencia el pago de actualización, recargos y multas que pueden llegar a desequilibrar financieramente al contribuyente, además de la exigencia de las cantidades que debieron pagarse.

La forma de pagar menos impuestos de manera legal, es en principio la aplicación correcta de la ley, debe recordarse que el impuesto sobre la renta tiene por objeto gravar los ingresos de los contribuyentes, pero para su cálculo se define la base sobre la que se ha de calcular, siendo generalmente lo que resulta de restar a los ingresos obtenidos, todas las deducciones permitidas por la ley, así como los conceptos que la ley considera como exentos; en ello debe tenerse cuidado que la ley plantea conceptos que se pueden deducir, pero también puede llegar a indicar montos máximos y requisitos, así que cuando se tiene el cuidado suficiente de que la realidad coincida con lo planteado por la ley, se esta cumpliendo de manera correcta.

Los que deben de determinar la contribución de manera directa deben tomar en consideración que el punto de partida es contar en todo tiempo con los medios para demostrar que efectivamente se realizaron algunas operaciones y sobre todo que se cumple con los requisitos establecidos en la ley, en el momento de considerar deducciones o exenciones debe cuidarse de no incumplir con la naturaleza de los conceptos permitidos por la ley, evitando caer en simulaciones, engaños o aprovechamiento de errores en perjuicio del fisco. Finalmente, me permito invitarles a sugerir algún tema o tópico de su interés, para con gusto abordarlo.

Comentarios: Sergio@ledezma-ledezma.com

Facebook: Sergio.ledezma.58

*Expresidente del Colegio de Contadores Públicos de Querétaro

Expresidente del la Federación de Colegios y Asociaciones de Profesionistas del Estado de Querétaro (FECAPEQ)

Cumplir correctamente las obligaciones fiscales


La obligación de contribuir que tenemos todos los mexicanos, conlleva una serie de cargas, en primer término la obligación sustantiva de pagar, pero de manera lateral encontramos las obligaciones formales, que consisten principalmente en inscribirse en el registro federal de contribuyentes, presentar declaraciones, avisos de cambio de domicilio, estar localizados en todo tiempo; el correcto cumplimiento de estas obligaciones disminuye los riesgos de ser molestado por las autoridades fiscales para las revisiones correspondientes.

Ser buen contribuyente no implica pagar más, sino pagar solamente lo que se debe entregar, pero para ello los contribuyentes debemos de estar atentos cada vez más en conocer los derechos y obligaciones que en el aspecto tributario tenemos, con el objetivo fundamental de no pagar más de lo que corresponde, ocupándonos en consecuencia de conocer la forma en que se calculan, las reglas para ello y los riesgos que se tienen ante el incumplimiento.

Para el cumplimiento, nos encontramos de manera general en un sistema de autodeterminación de contribuciones, lo que implica que, corresponde al contribuyente el cálculo de sus impuestos y por tanto el cumplimiento de las obligaciones formales, en puntos especiales, estas contribuciones son calculadas por terceros, como es el caso de quienes perciben ingresos por sueldos y salarios, donde quien los calcula, retiene y entera son los empleadores, igualmente ocurre en el caso particular de los notarios, en algunos actos le deja también esas obligaciones.

En los dos casos, en la autodeterminación o cuando se nos asigna la obligación de calcularles a otros, debemos de ser verdaderamente cuidadosos en el conocimiento de las reglas aplicables ya que en el caso de no hacerlo correctamente trae como consecuencia el pago de actualización, recargos y multas que pueden llegar a desequilibrar financieramente al contribuyente, además de la exigencia de las cantidades que debieron pagarse.

La forma de pagar menos impuestos de manera legal, es en principio la aplicación correcta de la ley, debe recordarse que el impuesto sobre la renta tiene por objeto gravar los ingresos de los contribuyentes, pero para su cálculo se define la base sobre la que se ha de calcular, siendo generalmente lo que resulta de restar a los ingresos obtenidos, todas las deducciones permitidas por la ley, así como los conceptos que la ley considera como exentos; en ello debe tenerse cuidado que la ley plantea conceptos que se pueden deducir, pero también puede llegar a indicar montos máximos y requisitos, así que cuando se tiene el cuidado suficiente de que la realidad coincida con lo planteado por la ley, se esta cumpliendo de manera correcta.

Los que deben de determinar la contribución de manera directa deben tomar en consideración que el punto de partida es contar en todo tiempo con los medios para demostrar que efectivamente se realizaron algunas operaciones y sobre todo que se cumple con los requisitos establecidos en la ley, en el momento de considerar deducciones o exenciones debe cuidarse de no incumplir con la naturaleza de los conceptos permitidos por la ley, evitando caer en simulaciones, engaños o aprovechamiento de errores en perjuicio del fisco. Finalmente, me permito invitarles a sugerir algún tema o tópico de su interés, para con gusto abordarlo.

Comentarios: Sergio@ledezma-ledezma.com

Facebook: Sergio.ledezma.58

*Expresidente del Colegio de Contadores Públicos de Querétaro

Expresidente del la Federación de Colegios y Asociaciones de Profesionistas del Estado de Querétaro (FECAPEQ)

lunes 14 de octubre de 2019

Cultura Tributaria

martes 01 de octubre de 2019

Cultura Tributaria

lunes 23 de septiembre de 2019

Cultura Tributaria

lunes 02 de septiembre de 2019

Cultura tributaria - La discrepancia fiscal

lunes 26 de agosto de 2019

Cultura Tributaria

lunes 19 de agosto de 2019

Cultura Tributaria

lunes 05 de agosto de 2019

Cultura Tributaria

Cargar Más