/ lunes 13 de enero de 2020

Cultura Tributaria

El buen contribuyente


Ser buen contribuyente no implica pagar más, sino pagar solamente lo que se debe entregar, pero para ello los contribuyentes debemos de estar atentos cada vez más en conocer los derechos y obligaciones que en el aspecto tributario tenemos, con el objetivo fundamental de no pagar más de lo que corresponde, ocupándonos en consecuencia de conocer la forma en que se calculan, las reglas para ello y los riesgos que se tienen ante el incumplimiento; la forma de pagar menos impuestos de manera legal, es en principio la aplicación correcta de la ley, atendiendo a que en ello hay contribuyentes que calculan sus impuestos y otros a los que se los calculan quienes les hacen los pagos, como en el caso de los trabajadores y efectúan la retención correspondiente para pagarlo al fisco mediante una declaración.

Por el lado de la autoridad, la forma de ayudar al ciudadano a ser un buen contribuyente estriba en el cumplimiento de la obligación que establece la legislación para que se proporcione a los contribuyentes toda la asistencia necesaria para el mejor entendimiento de las disposiciones fiscales, y desde luego el correlativo derecho del contribuyente a ser informado y asistido por las autoridades fiscales en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias, así como del contenido y alcance de las mismas; en ello también debe observarse que en el momento de fiscalizar la autoridad debe cumplir con todas las reglas que la ley impone para el ejercicio de sus facultades y con ello no caer en arbitrariedad alguna en ningún momento.

Atendiendo al decálogo del buen contribuyente que ha recomendado el Servicio de Administración Tributaria –SAT- el ciudadano debe estar atento en estar siempre localizado en el domicilio que ha dispuesto para los efectos fiscales, procurando en todo tiempo que cumpla con las características que se requieren para que califique como domicilio fiscal, en el caso de las personas físicas que realicen actividades empresariales, el local en que se encuentre el principal asiento de sus negocios, en otros casos el local que utilicen para el desempeño de sus actividades; en el caso de las personas morales residentes en el país el local en donde se encuentre la administración principal del negocio, en el caso de residentes en el extranjero el local donde se encuentre la administración principal del negocio en el país y otros supuestos especiales.

Presentar todas las declaraciones de manera correcta y en tiempo, permitirá que se cuente con la opinión positiva del cumplimiento de obligaciones y además evita contingencias entre otras, la cancelación de los sellos o certificados digitales que sirven para poder emitir los comprobantes fiscales digitales, además de disminuir el riego de caer en infracciones y desde luego la imposición de la sanción económica.

Debe evitarse a como de lugar comprar o vender comprobantes fiscales digitales, con ello se cae en evasión fiscal al dar efectos fiscales a esas operaciones inexistentes dejando en un grave riesgo al contribuyente que lo hace, ello debido a que en caso de no se demuestre la verdadera realización deberán pagarse los impuestos que se dejaron de pagar adicionado con los recargos, actualización y multas; pero más aún este tipo de conductas son delictivas y por tanto la sanción consiste en prisión que puede ir de tres a nueve años.

Una parte fundamental para ser buen contribuyente es el ser transparente y honesto en la información que se proporciona, declarar todos los ingresos, actos o actividades, cumpliendo también con todos los requisitos que la ley exija para las erogaciones y deducciones, con ello pagar bien y solamente lo justo, asesorarse con un profesional que se encuentre actualizado constantemente en la materia fiscal.

Comentarios: Sergio@ledezma-ledezma.com

Facebook: Sergio.ledezma.58

*Expresidente del Colegio de Contadores Públicos de Querétaro

Expresidente del la Federación de Colegios y Asociaciones de Profesionistas del Estado de Querétaro (FECAPEQ)

El buen contribuyente


Ser buen contribuyente no implica pagar más, sino pagar solamente lo que se debe entregar, pero para ello los contribuyentes debemos de estar atentos cada vez más en conocer los derechos y obligaciones que en el aspecto tributario tenemos, con el objetivo fundamental de no pagar más de lo que corresponde, ocupándonos en consecuencia de conocer la forma en que se calculan, las reglas para ello y los riesgos que se tienen ante el incumplimiento; la forma de pagar menos impuestos de manera legal, es en principio la aplicación correcta de la ley, atendiendo a que en ello hay contribuyentes que calculan sus impuestos y otros a los que se los calculan quienes les hacen los pagos, como en el caso de los trabajadores y efectúan la retención correspondiente para pagarlo al fisco mediante una declaración.

Por el lado de la autoridad, la forma de ayudar al ciudadano a ser un buen contribuyente estriba en el cumplimiento de la obligación que establece la legislación para que se proporcione a los contribuyentes toda la asistencia necesaria para el mejor entendimiento de las disposiciones fiscales, y desde luego el correlativo derecho del contribuyente a ser informado y asistido por las autoridades fiscales en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias, así como del contenido y alcance de las mismas; en ello también debe observarse que en el momento de fiscalizar la autoridad debe cumplir con todas las reglas que la ley impone para el ejercicio de sus facultades y con ello no caer en arbitrariedad alguna en ningún momento.

Atendiendo al decálogo del buen contribuyente que ha recomendado el Servicio de Administración Tributaria –SAT- el ciudadano debe estar atento en estar siempre localizado en el domicilio que ha dispuesto para los efectos fiscales, procurando en todo tiempo que cumpla con las características que se requieren para que califique como domicilio fiscal, en el caso de las personas físicas que realicen actividades empresariales, el local en que se encuentre el principal asiento de sus negocios, en otros casos el local que utilicen para el desempeño de sus actividades; en el caso de las personas morales residentes en el país el local en donde se encuentre la administración principal del negocio, en el caso de residentes en el extranjero el local donde se encuentre la administración principal del negocio en el país y otros supuestos especiales.

Presentar todas las declaraciones de manera correcta y en tiempo, permitirá que se cuente con la opinión positiva del cumplimiento de obligaciones y además evita contingencias entre otras, la cancelación de los sellos o certificados digitales que sirven para poder emitir los comprobantes fiscales digitales, además de disminuir el riego de caer en infracciones y desde luego la imposición de la sanción económica.

Debe evitarse a como de lugar comprar o vender comprobantes fiscales digitales, con ello se cae en evasión fiscal al dar efectos fiscales a esas operaciones inexistentes dejando en un grave riesgo al contribuyente que lo hace, ello debido a que en caso de no se demuestre la verdadera realización deberán pagarse los impuestos que se dejaron de pagar adicionado con los recargos, actualización y multas; pero más aún este tipo de conductas son delictivas y por tanto la sanción consiste en prisión que puede ir de tres a nueve años.

Una parte fundamental para ser buen contribuyente es el ser transparente y honesto en la información que se proporciona, declarar todos los ingresos, actos o actividades, cumpliendo también con todos los requisitos que la ley exija para las erogaciones y deducciones, con ello pagar bien y solamente lo justo, asesorarse con un profesional que se encuentre actualizado constantemente en la materia fiscal.

Comentarios: Sergio@ledezma-ledezma.com

Facebook: Sergio.ledezma.58

*Expresidente del Colegio de Contadores Públicos de Querétaro

Expresidente del la Federación de Colegios y Asociaciones de Profesionistas del Estado de Querétaro (FECAPEQ)

lunes 30 de marzo de 2020

Cultura Tributaria

lunes 23 de marzo de 2020

Cultura Tributaria

lunes 09 de marzo de 2020

Cultura Tributaria

lunes 02 de marzo de 2020

Cultura Tributaria

lunes 24 de febrero de 2020

Cultura Tributaria

lunes 17 de febrero de 2020

Cultura Tributaria

lunes 10 de febrero de 2020

Cultura tributaria

lunes 27 de enero de 2020

Cultura tributaria

lunes 20 de enero de 2020

Cultura Tributaria

Cargar Más