/ jueves 8 de abril de 2021

Diego Glazer exhibirá obra inédita en Aldama Fine Art

Con una narrativa pictórica nueva, Diego Glazer inaugurará “Hemisferios/hemispheres” el próximo 14 de abril

Hace tiempo, mientras recorría su exposición en Galería Libertad, Diego Glazer coincidió en la sala con la reconocida crítica de arte, Avelina Lésper y el galerista, José Ignacio Aldama, quienes impresionados por su calidad artística, concedieron al pintor, exhibir su propuesta en Aldama Fine Art, ubicada en Ciudad de México.

Tras este afortunado encuentro, el artista expondrá el próximo 14 de abril: “Hemisferios/hemispheres”; una colección constituida por 16 piezas inéditas y 10 más trabajadas a lo largo de los últimos tres años, en las que, por primera vez, el artista deja de lado la perfección y la técnica del realismo, para centrar su atención en la emocionalidad y el vínculo estético que se genera con el espectador que resalta la dualidad entre lo humano y lo divino, haciendo guiños estéticos inspirados en la mitología griega.

“Tratar de aterrizar algo propio, algo que sea reconocible como mío, ha sido un largo proceso”, refirió Glazer a Diario de Querétaro sobre su nuevo proyecto, que de acuerdo con él, se caracteriza por poseer una composición de atmósferas muy íntimas y genuinas.

Por otro lado, señaló que la colección se compone de escenarios etéreos que hacen guiños a lo onírico, buscando que el público se adentre entre el lienzo y las pinceladas, siendo la nostalgia un elemento rector de esta obra.

Nueva figurativa

Actualmente, Glazer forma parte de un colectivo de pintores realistas en Querétaro llamado “Nueva figurativa”, la cual es integrada por artistas como Alejandro Vázquez, Raúl Campo, Ignacio de Jesús, Alfredo Lara, Manuel Lomelí y Zaira Ascencio, quienes se encuentran trabajando en una exposición colectiva, en la que cada uno está interviniendo y recreando obras maestras, con una reinterpretación especial, individual y buscando el momento y espacio ideal para presentar esta magna obra.

Diego Glazer es un destacado pintor realista, nacido en Omaha, Nebraska y abrazado por la tierra queretana desde su infancia. El pintor considera que se encuentra en un momento prolífero de su carrera, con una indagación artística que le ha permitido explorarse en distintas técnicas y estilos, sumergiéndose en el paisajismo, en el retrato, la figura humana y la naturaleza, combinando elementos y capturando en sus obras,escenas completas con un lenguaje plástico cada vez más contundente.

Luego de entregarse por completo a su vocación pictórica e incursionar en el estudio de las en artes visuales en el Instituto Allende de San Miguel de Allende, Guanajuato; eligió Florencia, Italia, como destino para deconstruirse como artista y aprender – en la Angel Academy of Art–, los métodos académicos y artísticos de la escuela de pintura europea del siglo XIX, de donde surgieran los máximos exponentes del arte figurativo y realista.

Querétaro en el realismo

Al ser cuestionado respecto al quehacer pictórico realista en el estado, Diego asegura que en Querétaro hay talento y hay ganas y que muchos jóvenes están creando y están trabajando y lo están haciendo bien: “La práctica perfecta hace la perfección”, puntualizó, haciendo una distinción muy especial respecto a una concepción equivocada de que la práctica hace la perfección, lo cual, no necesariamente es una regla, porque se puede pasar toda una vida practicando corrientes artísticas de todo y de nada, y si los artistas no tienes acceso a una formación especializada en su vocación o aspiración, será muy difícil que lleguen a explotar toda su capacidad.

La clave, asegura, está en practicar bien, para alcanzar el nivel deseado: “Un joven pintor que quiere ser un buen pintor realista y que entea a una escuela donde se pinta arte conceptual o abstracto no va a adquirir las herramientas que realmente necesita”.

No obstante, el autor considera que hay buenos intentos y hay buenas iniciativas en el estado, que poco a poco van tomando fuerza y retomando técnicas clásicas del realismo – como pintura al carboncillo y figura humana–, que permiten que el talento emerja, crezca en Querétaro y no tenga que emigrar al extranjero para formarse, como en su caso: “Creo que el movimiento artístico en Querétaro va por muy buen camino”.

Hace tiempo, mientras recorría su exposición en Galería Libertad, Diego Glazer coincidió en la sala con la reconocida crítica de arte, Avelina Lésper y el galerista, José Ignacio Aldama, quienes impresionados por su calidad artística, concedieron al pintor, exhibir su propuesta en Aldama Fine Art, ubicada en Ciudad de México.

Tras este afortunado encuentro, el artista expondrá el próximo 14 de abril: “Hemisferios/hemispheres”; una colección constituida por 16 piezas inéditas y 10 más trabajadas a lo largo de los últimos tres años, en las que, por primera vez, el artista deja de lado la perfección y la técnica del realismo, para centrar su atención en la emocionalidad y el vínculo estético que se genera con el espectador que resalta la dualidad entre lo humano y lo divino, haciendo guiños estéticos inspirados en la mitología griega.

“Tratar de aterrizar algo propio, algo que sea reconocible como mío, ha sido un largo proceso”, refirió Glazer a Diario de Querétaro sobre su nuevo proyecto, que de acuerdo con él, se caracteriza por poseer una composición de atmósferas muy íntimas y genuinas.

Por otro lado, señaló que la colección se compone de escenarios etéreos que hacen guiños a lo onírico, buscando que el público se adentre entre el lienzo y las pinceladas, siendo la nostalgia un elemento rector de esta obra.

Nueva figurativa

Actualmente, Glazer forma parte de un colectivo de pintores realistas en Querétaro llamado “Nueva figurativa”, la cual es integrada por artistas como Alejandro Vázquez, Raúl Campo, Ignacio de Jesús, Alfredo Lara, Manuel Lomelí y Zaira Ascencio, quienes se encuentran trabajando en una exposición colectiva, en la que cada uno está interviniendo y recreando obras maestras, con una reinterpretación especial, individual y buscando el momento y espacio ideal para presentar esta magna obra.

Diego Glazer es un destacado pintor realista, nacido en Omaha, Nebraska y abrazado por la tierra queretana desde su infancia. El pintor considera que se encuentra en un momento prolífero de su carrera, con una indagación artística que le ha permitido explorarse en distintas técnicas y estilos, sumergiéndose en el paisajismo, en el retrato, la figura humana y la naturaleza, combinando elementos y capturando en sus obras,escenas completas con un lenguaje plástico cada vez más contundente.

Luego de entregarse por completo a su vocación pictórica e incursionar en el estudio de las en artes visuales en el Instituto Allende de San Miguel de Allende, Guanajuato; eligió Florencia, Italia, como destino para deconstruirse como artista y aprender – en la Angel Academy of Art–, los métodos académicos y artísticos de la escuela de pintura europea del siglo XIX, de donde surgieran los máximos exponentes del arte figurativo y realista.

Querétaro en el realismo

Al ser cuestionado respecto al quehacer pictórico realista en el estado, Diego asegura que en Querétaro hay talento y hay ganas y que muchos jóvenes están creando y están trabajando y lo están haciendo bien: “La práctica perfecta hace la perfección”, puntualizó, haciendo una distinción muy especial respecto a una concepción equivocada de que la práctica hace la perfección, lo cual, no necesariamente es una regla, porque se puede pasar toda una vida practicando corrientes artísticas de todo y de nada, y si los artistas no tienes acceso a una formación especializada en su vocación o aspiración, será muy difícil que lleguen a explotar toda su capacidad.

La clave, asegura, está en practicar bien, para alcanzar el nivel deseado: “Un joven pintor que quiere ser un buen pintor realista y que entea a una escuela donde se pinta arte conceptual o abstracto no va a adquirir las herramientas que realmente necesita”.

No obstante, el autor considera que hay buenos intentos y hay buenas iniciativas en el estado, que poco a poco van tomando fuerza y retomando técnicas clásicas del realismo – como pintura al carboncillo y figura humana–, que permiten que el talento emerja, crezca en Querétaro y no tenga que emigrar al extranjero para formarse, como en su caso: “Creo que el movimiento artístico en Querétaro va por muy buen camino”.

frontpage

Detienen a par de sujetos con auto robado

Se pusieron agresivos con los policías, pero fueron sometidos

Local

Raquel Ruiz implementará un programa deportivo y cultural

Durante una visita en la delegación de Santa Rosa Jáuregui, en el municipio de Querétaro, Ruiz de Santiago platicó con mujeres que le externaron su preocupación por el crecimiento de inseguridad en la zona

Local

Evidente la violencia hacia la mujer en Querétaro: Mary Ibarra

La candidata del PES recorrió Avenida de la Luz, en la delegación Félix Osores y platicó con locatarios y vecinos de esta zona de la capital, corroborando falta de apoyos

Cultura

Trabajadores del INAH Querétaro exigen mejores condiciones laborales

A través de un comunicado oficial, los trabajadores dieron a conocer la situación que viven

Política

En debate | Biométricos para telefonía móvil

El registro del número de una línea telefónica móvil en el Padrón Nacional de Usuarios será obligatorio para el usuario con sus datos personales y biométricos

Aderezo

A cocinar canciones

Gabriela Ruiz lanzó Siempre Carmela, un proyecto que lleva la comida de sus restaurantes a domicilio y luego apostó por los lives en redes sociales.

Local

Penélope Ramírez presenta candidatos del PT

Waltter López encabezará la candidatura a la presidencia municipal de Querétaro

Círculos

Carlos Armando Caballero, descansa en paz, pionero de la radio en México y en Querétaro

Hoy la familia y colegas del medio dieron a conocer la triste noticia, que el fundador de la XEXE 10.90 de AM e Integra en la frecuencia 92.7 de FM “El Valor de tu Voz”, dejó de existir por causas naturales a los 98 años

Mundo

CIA planeó asesinar a Fidel y Raúl Castro en dos ocasiones, revelan documentos

Se trataba de un complot para fingir un accidente en un vuelo entre Praga y La Habana y otro vinculado a la invasión de Bahía de Cochinos, de 1961